Participan 21 patrullas de las Fuerzas Armadas Españolas y del Ejército Portugués

Las fotos del Concurso de Patrullas 2017 de la BRILAT: la prueba militar más dura de España

Esta mañana dio comienzo el XVI Concurso de Patrullas de la Brigada “Galicia” VII (BRILAT) del Ejército de Tierra, considerada como la prueba más duras de nuestras Fuerzas Armadas.

Fotos del Concurso de Patrullas de la BRILAT en 2016 · 2015 · 2014
Fotos: Una exposición en Pontevedra de los vehículos y los materiales que usa la BRILAT

La partida se hace a las 8:00 horas desde el embarcadero de Tuy, donde empieza el Camino Portugués a Santiago de Compostela. El objetivo es recorrer el camino entre ambas ciudades -un total de 120 kilómetros- en un tiempo máximo de 34 horas y 40 minutos incluyendo el tiempo dedicado a las distintas pruebas. 32 horas para curbrir el recorrido, 2 de descanso obligatorio y los 40 minutos de tiempo de neutralización. Este año participan un total de 21 patrullas:

  • Diez patrullas de la BRILAT (dos de ellas mixtas).
  • Dos patrullas de la Brigada “Aragón” I.
  • Una patrulla del Regimiento de Infantería “Garellano” Nº45, procedente de Munguía (Vizcaya) y encuadrado en la Brigada “Guzmán El Bueno” X.
  • Una patrulla del Grupo de Caballería Ligero Acorazado “Reyes Católicos” II de La Legión, encuadrado en la Brigada de la Legión (BRILEG).
  • Una patrulla de la Brigada “Extremadura” XI.
  • Una patrulla de la Primera Bandera Paracaidista “Roger de Flor” de la Brigada Paracaidista (BRIPAC), procedente de Paracuellos de Jarama (Madrid).
  • Una patrulla del Regimiento de Artillería de Campaña nº11 (RACA 11), encuadrado en el Mando de Artillería de Campaña, procedente de Castrillo del Val (Burgos).
  • Una patrulla del Tercio Norte de la Infantería de Marina, procedente de Ferrol.
  • Una patrulla del Tercio de Armada de la Infantería de Marina, procedente de San Fernando (Cádiz).
  • Una patrulla de la Escuadrilla de Honores del Grupo de Seguridad (GRUSEG) de la Agrupación del Cuartel General del Ejército del Aire.
  • Una patrulla del 2º Batalhão de Infantaria, Regimento de Infantaria Nº 14, Brigada de Intervenção del Exército Português (es el único participante extranjero de este año).

Cuando llegué al embarcadero de Tuy aún no eran las 8 de la mañana y todas las patrullas ya estaban formadas.

Éste es el primer Concurso de Patrullas que dirige el General de Brigada Antonio Romero Losada como nuevo jefe de la BRILAT. El general dirigió unas breves palabras de ánimo a los participantes.

La primera patrulla en salir fue la del Regimiento de Artillería de Campaña nº11 (RACA 11), procedente de Castrillo del Val (Burgos).

El azor de la BRILAT se hizo fotos con casi todas las patrullas, sin perder ni un detalle.

Aquí le vemos con la patrulla del Tercio Norte de la Infantería de Marina, al comienzo del Camino Portugués. Curiosamente, el azor de la BRILAT extiende las alas cada vez que posa para una foto. ¡Qué presumido! 🙂

Los portugueses de la Brigada de Intervenção ya son veteranos en el concurso. Estuvieron el año pasado y hoy fueron recibidos con mucha cordialidad por sus colegas españoles, que les dedicaron aplausos al comenzar su camino. Me encanta esta buena vecindad entre españoles y portugueses.

Otros veteranos del concurso son los infantes de Marina del TEAR. Hoy empezaron el camino a la carrera.

Los miembros de la Escuadrilla de Honores del Grupo de Seguridad (GRUSEG) del Cuartel General del Ejército del Aire se estrenan hoy en este concurso, que a mí me conste. Les deseo un buen camino.

Como de costumbre, la Banda de Guerra de la BRILAT amenizó el inicio del concurso con música militar y música tradicional gallega (e incluso con una versión medio militar y medio gallega del “Submarino amarillo” de los Beatles).

Aquí vemos a una de las patrullas de la BRILAT bajando desde la Corredera de Tuy. Los efectos de la fatiga empezaban a notarse (cosas de hacer el Camino Portugués corriendo). Y lo que les queda por delante…

Tras abandonar el casco urbano de Tuy, las patrullas se dirigen por la carretera PO-342 hacia la zona del Puente de las Fiebres. Aquí vemos a una de las patrullas mixtas de la BRILAT en esa carretera.

Los chicos del GRUSEG del Ejército del Aire tras coger el camino al Puente de las Fiebres. La cara de sufrimiento del soldado que iba al frente lo dice todo. Eso sí, no soltaba ni una queja.

Los legionarios dirigiéndose al Puente de las Fiebres. Sonriendo como si acabasen de empezar el camino.

Otra de las patrullas mixtas de la BRILAT, tomándose el camino con muy buen humor.

Esta patrulla de la BRILAT se cruzó con tres jóvenes peregrinas españolas, a las que saludaron y que les desearon un buen camino. “Muy guapas, ¿eh?”, le dijo un brilatero a sus compañeros. Incluso en plena competición siempre queda tiempo para los piropos, jeje. 🙂

Una de las dos patrullas de la Brigada “Aragón” I que participan en el concurso de este año, bajando hacia el Puente de las Fiebres, en Tuy.

La patrulla de la Bandera Roger de Flor de la Brigada Paracaidista (BRIPAC), atravesando el Puente de las Fiebres, en Tuy.

En la zona de las Gándaras, en Porriño, se instaló un punto de avituallamiento con este VAMTAC ST-5 de la BRILAT. A cada soldado se le proporcionó un botellín de agua y un plátano para reponer fuerzas.

La siguiente foto os puede dar una idea del esfuerzo físico que están haciendo. Llevaban dos horas de camino. Obsérvese la espalda del soldado español de la izquierda. Estos puntos de avituallamiento evitan que los soldados acaben deshidratados.

Y además de agua y comida, los soldados reciben ánimos de sus compañeros:

Deseo un buen camino a todos los participantes y que lleguen bien a Santiago.

ACTUALIZADO 02:30H: Esta tarde he estado en dos de los tramos del Concurso de Patrullas de la BRILAT en Pontevedra. Paso a mostraros algunas de las fotos que he hecho allí. Empiezo con el paso de rápel en el puente de Monteporreiro, en Pontevedra. Junto al puente la BRILAT instaló un pequeño campamento.

Para esta prueba la BRILAT suele colgar del puente una gran bandera de España; este año colgó dos. 🙂 Aquí vemos a un miembro de una de las patrullas de la BRILAT durante el descenso.

El descenso es arriesgado, pues el borde del puente es redondeado. La BRILAT cuida la seguridad de esta prueba con esmero, poniendo a disposición de los patrulleros cascos y cuerdas de seguridad. Aquí vemos a tres miembros de la patrulla de la BRIPAC.

Tras el descenso en rápel, las patrullas se caminan río abajo por el margen sur del río Lérez, dirigiéndose a una de las pruebas más difíciles: el paso a nado del río. Aquí vemos a una de las patrullas de la BRILAT en el momento de lanzarse al agua. Un miembro de esta patrulla se quedó rezagado -hay que tener en cuenta que llevan horas de camino y están fatigados-, y un compañero se lanzó al río a ayudarle. Aquí no se deja a ningún compañero atrás.

Dos lanchas zodiac del Batallón de Zapadores de la BRILAT vigilan a los nadadores, a fin de ayudar en caso de que sea menester.

“Aquí la necesidad no es infamia”. Algunos soldados llegaban reventados al lado norte del río Lérez. La marea estaba alta y les empujaba río abajo. Aquí vemos a miembros de la patrulla de la BRIPAC ayudando a un compañero. Su gesto de dolor habla por sí solo.

Una vez llegan al lado norte del río, todos los miembros de la patrulla tienen que entrar en un espacio cuadrado para que pare el tiempo, incluyendo sus pertrechos. Aquí vemos a la patrulla de la BRIPAC en el momento de la llegada.

Aquí la patrulla del RACA 11 cruzando el Lérez. La marea alta y la corriente del río lo ponían muy difícil.

Los miembros del RACA 11 también tuvieron que ayudar a un compañero que estaba exhausto. Los sanitarios de la BRILAT se acercaron hasta allá (controlaron en todo momento que los nadadores llegaban bien). Las muestras de compañerismo eran realmente emocionantes.

Un oficial de la Brigada de Intervenção del Ejército portugués siguiendo el paso de sus compatriotas. “Direita”, les gritaba desde la orilla, para indicar a sus compañeros cómo luchar contra la corriente del río.

Los portugueses al terminar el paso del río. Sus caras joviales de la mañana se han tornado serias por el cansancio, pero como los españoles, no se quejan. Hoy me he sentido, una vez más, orgulloso de nuestros vecinos de frontera.

Esta patrulla mixta de la BRILAT fue una de las más aclamadas por el público. La forman un hombre y cinco mujeres. El hijo de una de ellas llevaba horas en la orilla norte del río preguntando, a cada patrulla que llegaba al río, si aquella era la de su mamá. Tendríais que ver su cara de emoción cuando ella llegó a la meta.

De las patrullas a las que vi pasar el río, estas chicas estuvieron entre las mejores. Se veía claramente como se las llevaba la corriente, pero no se rindieron. Lo hicieron más rápido que otras patrullas masculinas.

Al llegar al lado norte del río, sus caras de agotamiento eran estremecedoras.

Si queréis haceros una idea del sufrimiento que estaban viviendo, mirad los pies de la patrullera de la derecha. Pobriña… 🙁

Al alcanzar el cuadrado de llegada lo celebraron con apretones de manos y abrazos. Superar esta prueba tan bien como lo hicieron es para descubrirse ante ellas. Desde luego, la BRILAT puede sentirse orgullosa de estas chicas.

Tras el paso del río, el camino continuaba. A estas horas de la madrugada las patrullas seguirán el Camino de Santiago en plena noche.

En fin, a lo mejor a alguien le podrá parecer extraño que le dedique una entrada tan exhaustiva a este concurso. Es lo mínimo que puedo hacer. Éste es mi pequeño homenaje a los hombres y mujeres que participan en esta dura prueba, asumiendo enormes sacrificios, callándose ante el dolor y tratando de superarse a sí mismos hasta límites que no imaginamos muchos de nosotros, los civiles a los que ellos protegen. Animarse a participar en esta prueba ya es un acto de valor. Tanto los que lleguen a Santiago como los que se queden por el camino pueden llevar la cabeza bien alta. Por lo que a mí respecta, me siento orgulloso de estos soldados. Lo que más vale de nuestras Fuerzas Armadas no son los medios materiales, por muy caros que sean, sino ellos. Como escribió Calderón de la Barca en sus famosos versos,

“porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho
que el pecho adorna al vestido.”

Os dejo con un álbum de 240 fotos de varios tramos de este concurso que he publicado en mi cuenta de Flickr:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.100

Comentarios (Facebook):

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]