En EEUU animalistas han empezado a comparar a los que beben leche con nazis

Hoy van a por los toreros, y mañana irán a por los que beben leche y comen carne

El pasado sábado murió el torero español Iván Fandiño a causa de una cornada, durante una corrida de toros en Francia. Inmediatamente muchos animalistas se lanzaron a celebrar su muerte.

No sólo toreros: el animalismo también va contra científicos, pescadores, ganaderos…
El animalismo y el marxismo cultural: una muy interesante entrevista a Álex Lachhein

Contra los toros pero a favor de matar a hijos por nacer

Los energúmenos no dudaron en llamar “asesino” al torero, tal vez olvidando que un asesino es aquel que matar con alevosía, ensañamiento o por una recompensa a un ser humano. Se da la circunstancia de que muchos de los que llaman “asesino” al torero no tienen inconveniente alguno en llamar “derecho” al asesinato de hijos por nacer en el vientre materno.

Brutal paliza de animalistas contra un torero en Cádiz

Ayer también se conoció la brutal paliza recibida por otro torero a manos de un grupo de animalistas, que le reconocieron cuando comía en un restaurante en Zahara de los Atunes (Cádiz). Los agresores le llamaron “hijo de puta”, “criminal” y “asesino de mierda”. Al escuchar los insultos, la mujer que acompañaba al torero salió a tomar el aire a causa de un ataque de ansiedad. El torero vio como los animalistas agarraban por el pelo a la mujer y salió en su ayuda, momento en que le agredieron a él, requiriendo atención médica a causa de los golpes recibidos.

Científicos, ganaderos y pescadores, también en el punto de mira

Estos dos episodios son sólo los últimos de un fenómeno cada vez más preocupante: la violencia de los animalistas, un grupo de gente que está actuando como una secta peligrosa, agrediendo a todos los que no comparten sus patrañas. La excusa hoy es llamar “asesinos” a los toreros, pero pronto no se limitarán a eso. Recordemos que el animalismo ha puesto también en su punto de mira a científicos, ganaderos y pescadores, a los que acusan de lucrarse con el sufrimiento y la muerte de animales. Si el animalismo prohibiese esas actividades morirían muchos seres humanos, ya no sólo por las necesidades alimenticias de la población -es imposible alimentar a un país como es debido prescindiendo de la leche, de la carne y del pescado-, sino también porque la experimentación con animales es imprescindible para lograr avances médicos en la lucha contra enfermedades, como ha recordado la Confederación de Sociedades Científicas.

Según PACMA consumir leche es ‘cruel’; PETA dice que es propio de nazis

Tampoco tardarán en verse señalados no ya los productores de leche, carne y pescado, sino también los consumidores. El Partido Animalista (PACMA) de España ha llegado a afirmar que “el consumo de animales supone la muerte de miles de millones de éstos en todo el mundo”. Recordemos, sin ir más lejos, que el año pasado, el PACMA rompió cualquier posibilidad de acuerdo con Podemos porque Pablo Iglesias se había comido una langosta. En España grupos animalistas ya se han manifestado para pedir que se prohiba ordeñar a las vacas. No es un caso aislado dentro del animalismo. En su web, el PACMA afirma: “Tendemos a pensar que consumir leche es menos cruel que comer carne, pero la realidad es otra”. El pasado mes de abril en Estados Unidos se produjo una sonada polémica cuando los animalistas de PETA equipararon a quienes beben leche con los nazis. Por si no bastaba con eso, ese mismo mes PETA arremetió contra Nintendo acusándole de promover el consumo de leche de vaca en un videojuego. Imaginemos lo que puede llegar a pasar si esta secta ideológica sigue creciendo y si no ponemos freno de una vez a sus disparates.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.300

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Nicole

    Idea por un proyecto de ley:
    Un grupo no puede imponer a otra persona o grupo sus ideas.

  2. Sharovarov

    Quizás habría que prohibir el disco “Atom Heart Mother”, de los Pink Floyd, que tiene una vaca -o varias-, en la portada, lo cual, creo yo, no debería de ser la causa de su prohibición (esas vacas no están siendo ordeñadas). Ahora bien, hay una canción que se llama “Alan´s Psychedelic Breakfast” donde se puede escuchar a alguien preparándose el desayuno -se pueden percibir sonidos como el de un grifo, probablemente el de unos cereales cayendo en un recipiente, el de una sartén friendo…En definitiva, creo que habría que investigar cómo se hizo esa canción, y, sobre todo, saber si ese desayuno incluía también leche, lo cual, lógicamente, sí que sería un motivo para prohibir dicho disco. El disco tiene ya 47 años, pero bueno, si ahora se demuestra que en ese desayuno había leche, está claro que habría que prohibirlo por incitar al nazismo.

  3. Javier Peres

    Varias puntualizaciones

    PETA se equivoca al denunciar a los “nazis” como maltratadores de animales. Precisamente durante el III Reich se dictaron leyes en defensa de la naturaleza y de los animales, leyes muy avanzadas para su tiempo. El propio Hitler era un vegetariano reputado.

    Por otra parte, se puede despreciar a la ultra izquierda, como hago yo, y al mismo tiempo estar en contra de un espectáculo tan sanguinario como las corridas de toros. Si tanta pena les da de los toreros muertos, que no les dejen torear, a fin de cuentas es por su bien. Por otra parte, salvo contadisimas excepciones, el riesgo que corre el torero es mínimo, siempre rodeado de subalternos y enfrentado a un animal asustado y sin contacto previo con un capote. Tal y como están las cosas es más peligroso salir a montar en bicicleta por carretera.

    Y otra cosa, muchos vegetarianos lo somos no sólo por amor a los animales, sino porque la dieta carnívora nos parece poco sana.

    P.D. También soy antiabortista

  4. A mí tampoco me gustan las corridas de toros, pero a diferencia de los animalistas, me limito a no ir. Me parece mal que las pretendan prohibir, y peor aún que llamen “asesinos” a los toreros y les agredan.

    En cuanto a la dieta vegetariana, por supuesto, me parece muy respetable, aunque no la comparta. Lo que me echa para atrás es que algunos nos la quieran imponer diciéndonos que es “cruel” comer carne…

  5. jam, bcn

    Una amiga mía, vegetariana, decía que no le gustaba comer cadáveres (lo que es estrictamente cierto). Ponía como referencia las películas de zombies (lo cual es una exageración de tres pueblos p’allá).

    Esto, que puede ser pintoresco y simpático cuando tienes 18 años, con 40 años no pasa de ser una soberana gili*****. Se pueden dar multitud de argumentos sin llegar al punto friki. Pero ese punto, los de pacma y peta lo sobrepasaron hace ya tiempo.

  6. jam, bcn

    Leo en la noticia enlazada de la manifa en Barna que las “Feministas contra la explotación de nuestras compañeras” estiman que el consumo de lácteos es Machismo. O sea, “compañeras vacas” (mola mucho eso, pero se han olvidadoo de ovejas y cabras), y eso del machismo… LOL

    De verdad, cuando uno piensa que en España no cabe un tonto más, aún te sorprenden. Va a ser cierto que la estupidez humana (o, al menos, de algunos individuos humanos) tiende a infinito. 😉

  7. asertus

    Sí, es cuestión de tiempo, recordad siempre el gran post de Taleb. ¡Siempre el más intolerante gana!

    Más aún cuando tienen agenda y apoyo político.

    https://medium.com/incerto/the-most-intolerant-wins-the-dictatorship-of-the-small-minority-3f1f83ce4e15

    Además, ya se han visto las intenciones de la ONU de que comamos insectos. La carne buena se reservará para los que manden.

    http://www.publico.es/ciencias/onu-quiere-comamos-insectos.html

  8. atraval

    El caso de esta ¿gente?…es “IR A POR TODOS” y CONTRA TODOS. Los animales les importa una mierda; la vida les importa una mierda. Son “depredadores” del hombre en sí mismo.

  9. pacococo

    Yo incluiría estas cosas dentro de la ingeniería social, no tengo muy claro el fin que pretenden, pero al prohibir cosas, se crea un sentimiento de sumisión muy útil para los que mandan.

    Algunos de los argumentos que esgrimen contra los toros son falsos, en realidad todo el discurso se fija en parte de los aspectos, lo cual supone una manipulación. Además apela a los sentimientos más que a los hechos. muy goebelsiano, diría yo.

    Vistos los comentarios deduzco que no habéis leído el enlace que puse ayer, de haberlo hecho, los comentarios los hubierais hecho de otra forma. Leedlo, que aunque sea un poco largo, aclara muchas cosas, entre otras esto que se trata hoy.

  10. pacococo

    Por cierto, lo cruel es dejar a un animal con la ubres llenas de leche. Y si ordeñas, ¿qué es mejor, tirar la leche o beberla? Para estos es mejor tirarla a pesar de la cantidad de hambrientos que hay en el mundo.

    Tal vez ellos piensen que para acabar con el hambre en el mundo lo mejor es eliminar a los hambrientos.

  11. Lorenzo

    Ya que ha salido el tema, puntualizando yo también.

    Se puede estar en contra de los toros, pero teniendo buen cuidado de documentarse antes para no decir tonterías.

    Si alguien piensa, como Javier Peres, que “el riesgo que corre el torero es mínimo”, le aconsejo que se ponga con un capote delante de un toro. Aunque me vale con una vaquilla.

    Supongo que ese comentario, como la inmensa mayoría de los que se hacen en contra de la tauromaquia, es producto de la ignorancia, así que voy a dar algunos datos sobre ese “mínimo riesgo”.

    Durante el siglo XX y en lo que llevamos de siglo XXI, han muerto más de ciento treinta toreros a causa de las embestidas de ganado bravo, incluyendo matadores, novilleros, subalternos y picadores. Aparte todos aquellos que han quedado impedidos, lisiados o con pérdida de algún órgano.

    Hay que tener en cuenta, además, que hoy en día no hay más muertes gracias a los adelantos de la medicina, tanto en conocimientos como en medios técnicos y medicamentos.

    En mis años como aficionado han muerto Paquirri, Yiyo, Pepe Cáceres, Víctor Barrio, el Pana, el novillero Motta (los tres últimos el año pasado) y Fandiño. También los subalternos Campeño, Montoliú, Soto Vargas y el picador J.A. Muñoz.

    Nimeño y el Chano quedaron parapléjicos; Julio Robles y Adrián Gómez, tetrapléjicos; Macareno y Bote, cojos; José Manuel Soto perdió una pierna; Lucio Sandín y Padilla, un ojo; Franco Cadena y Luis de Pauloba, media cara, más los que tuvieron que retirarse por culpa de la gravedad de una cornada como, por ejemplo, Ángel Luis Prados.

    A este panorama habría que añadir las innumerables cornadas y lesiones de diferente gravedad. En algunas, los toreros se han librado de morir por los pelos gracias a la intervención de los médicos o a la suerte (cornadas en el cuello, femoral…).

    Un ejemplo del “mínimo riesgo” podría ser Antonio Ferrera, torero en activo, que ha sufrido treinta y cinco cornadas.

    En fin, no pretendo con esto que nadie se aficione a los toros, pero sí que por lo menos se opine con fundamento y respeto.

  12. jam, bcn

    Pacococo, lo que se expresa en el pedagógico artículo que enlazas es una idea que ya reflejaba E.Fromm en, creo que era, “Miedo a la libertad”. La esencia de la idea es que, mientras la mayor parte de una población es conformista y pasiva, los cambios se deben a minorías, vamos a decir, “geniales” o “visionarias”, a las cuales se debería todo el progreso humano, precisamente por perder el miedo a pensar, hablar y obrar de forma diferente a la de su entorno. Aunque Fromm era menos divertido, y quizá menos claro en su exposición.

    Pero hablo de memoria, y podría equivocarme. A ver si esta tarde saco un rato, y puedo comrpobarlo. Un saludo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]