"La Movida lo que pasa es que era una especie de movimiento gay", comenta

David Summers (Hombres G) machaca la corrección política en una entrevista

Acabo de leer la entrevista sin desperdicio que le hacen en ElMundo.es a David Summers, el vocalista de uno de los grupos españoles más emblemáticos de los 80: los Hombres G.

Los Hombres G en Bayona
Espectacular rapapolvo del actor Manuel Manquiña a la izquierda y al nacionalismo

Sólo he ido a un concierto de este grupo, en agosto de 2010 en Bayona (podéis ver las fotos aquí). Allí hice la foto que encabeza estas líneas. Repasaron sus éxitos y algunas canciones nuevas, ante un lugar abarrotado con sus fans de toda la vida (ya mamás) y sus hijas. Unas y otras se sabían de memoria las canciones. Bastaba que el grupo dejase de tocar unos segundos para que siguiesen ellas solas. Los Hombres G nunca ha sido mi grupo predilecto de los 80 (siempre he sido más fan de Los Secretos y de Los Limones), y ni siquiera estaba entre mis favoritos. Pero llega un momento, con el paso del tiempo, en que incluso aquellos grupos que menos apreciabas han pasado a ser recuerdos de una ya lejana infancia (con 41 tacos empiezas a darte cuenta de que los recuerdos de juventud tienen ya dos décadas, uff…). Me acuerdo de escuchar “Venezia” y “Sufre mamón” en el autobús del colegio (siempre nos ponían los 40 Principales): causaban sensación.

Los Hombres G podrían ser una banda de pijos, pero viendo lo que ha venido después, y sobre todo la ola de ñoñería ideológica (corrección política, la llaman) que nos invade, los temas de los 80 acaban siendo un desahogo. Es lo que tiene vivir en una sociedad monoideológica en la que si no piensas como te dicta la religión progre te señalan con un montón de palabras-policía que comienza con un “ultra-” o acaban con un “-fóbico”. Y ya no hay que irse a temas relacionados con la ideología de género. Hoy en día, en España, canciones como ésta serían impensables:

Hoy en la entrevista, cuando a David le preguntan por qué les echaron de la movida, él contesta sin cortarse un pelo: “porque vendimos medio millón de discos y eso no encajaba. Por envidia. La Movida lo que pasa es que era una especie de movimiento gay. Era muy gay. Nosotros no nos sentíamos ahí. Nunca hemos sido gays. No nos sentíamos en ese ambiente“. El entrevistador -metido de lleno en su papel de censor de lo políticamente incorrecto- le reprocha al cantante la frase “voy a vengarme de ese marica” en la canción de “Sufre mamón”. Y contesta David:

Nos acusaron de homófobos. Yo flipé, pero de eso me di cuenta años después. También un día, como hace 10 años, estábamos tocando en México y oímos que un grupo se había quejado de que había un grupo homófobo en el Festival. ¡Cómo! ¡Por qué! Claro, ya empezaba la tontería de la corrección política y eso.

Hace ya tiempo que en las noticias de ese y otros diarios digitales me convencí de que lo más pegado a la realidad no está en el texto redactado por el periodista, sino en los comentarios de los lectores:

Puretilla: “Hay que tener c…..s para decir esto en un mundo de lo ridículamente correcto. Toda mi admiración.”

Leopold69: “Jajaja, el tipo no tiene miedo diciendo eso de los gays. A algunos les han metido en la carcel por mucho menos, para eso esta la dictadura de lo politicamente correcto!”

AUSSIE: “Aunque no eran santos de mi devoción, me alegro de oír sus palabras. Lo que me fastidia es que decir la verdad sea incorrecto para un sector cada vez más dominante, me refiero a la progresía y al lobby Gay que todo lo impregna. Eso si, que se olvide de hacer bolos donde mande el rojerío.”

opinandoestoy: “Ole, ole y ole. Me encanta la gente que habla sin tapujos.Es lo que tiene no depender de nadie ni deberle nada a nadie.”

fieri: “Totalmente de acuerdo David, soy de esa generación disfrute horrores con vuestra música y sigo disfrutando y tienes toda la razón en tus afirmaciones, esa tan llevada y traída movida, era excluyente con todos aquellos que de alguna manera tuvieran un pensamiento ó modo de vida distinto, a como ellos pensaban que debía de ser !!!! , es decir, progresia radical y de izquierdaaaaaa, todo lo que no fuera así , no era movida, eran fachas y pijos !!!!, la normalidad no existía, ó se era una cosa u otra!!!”

troglosil: “Bien David! Lo que aluciono es que nos asombremos porque alguien tenga una opinion sobre los gays y su movida restrictiva. Lo que ha dicho es lo mismo que diria ahora un trabajador de Telecinco heterosexual (¿o alguien duda de que Telecinco da puntos extra por tener una determinada condicion sexual?) . El problema es que si dice eso un trabajador de Telecinco no duraria ni cinco minutos.”

Y esto es sólo una muestra… El tema de la homosexualidad no es la única chorrada que le apunta a David el entrevistador: “¿No te planteas cambiar los títulos en plan ‘Sufre mamón y mamona’ o ‘Los chicos y las chicas cocodrilo’? Piensa que la frase ‘devuélveme a mi chica’ cosifica a la mujer”. ¿Te imaginas a alguien diciéndole a una chica que decir “mi chico” es cosificar a los hombres? A este grado de estupidez hemos llegado. La respuesta de David: “Que no, que no, no me planteo nada. Me da igual lo que piense la gente.” Con un par. Y es que hoy hay que tenerlos bien puestos hasta para decir las cosas más obvias. O mejor dicho, hay que tener un par precisamente para decir esas cosas. Las otras, las más variadas majaderías -en especial las relacionadas con la entrepierna- ya tienen hoy en día a hordas de cerebros lavados dispuestos a defenderlas sin correr ningún riesgo.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    “Dejad que las niñas se acerquen a mí”, otro título políticamente incorrecto de Hombres G; la de “Matar a Castro” me parece muy mala. Desde el año 1985 empecé a comprar El País, y recuerdo que cada semana -creo que eran los sábados-, publicaban la lista de “Los 40 principales”. Creo que durante los ochenta no llegué a tener a ningún grupo español como favorito; entre los extranjeros, creo que los Pet Shop Boys fueron el primer grupo del que fui, si no seguidor, sí “seguidorcillo”. La canción que más me gusta de ellos es una que hicieron con otra cantante.

    Aunque no me gusta mucho, a veces veo “Pasapalabra”. Hace pocos días, en una prueba que hay musical, pusieron la canción “Los chicos con las chicas”, de Los Bravos; en cuanto supe la canción que era, pensé “seguro que no pasan a la siguiente canción sin decir nada en contra del título”. Y por supuesto, acerté: actuó el presentador-comisario político del régimen para poner las cosas en su sitio.

  2. Sharovarov

    Compré El País, sobre todo, desde el verano de 1985, cuando aún tenía 12 años, hasta inicios de los noventa. No vayáis a pensar que todavía lo compro, ¡por Dios! Como diría más o menos Elentir, “El País está en las antípodas de mis ideas”.
    La canción a la que me refería: “What have i done to deserve this?”.

  3. jam, bcn

    Los HombresG nunca fueron santo de mi devoción, pero sí de mi hermana, de modo que tuve que escuchar la colección de cassetes enterita; y sí, eran divertidos… y nada más. En aquel momento, era un grupo de pop ligero con algún toquecito de rock and roll, apto para las niñas… y yastá.
    Ahora, hoy día las reinterpretaciones… las carga el diablo. Suerte que los ridículamente correctos son una pandilla de ignorantes que no saben inglés, sino nos j**ían el jazz, el blues, el rock and roll y hasta a Halford. ;-)

  4. jam, bcn

    Con el paso de los años te das cuenta de actitudes profundamente equivocadas en la propia juventud; pensamiento crítico, evolución, crecimiento. Otros se reafirman en lo que pensaban con 15 años: ni evolución, ni crecimiento, ni pensamiento. Entiendo que D.Summers al menos piensa, y tiene el valor de defenderse de lo ridículamente correcto. ¡Bravo por él!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]