Los políticos siguen primando a las asociaciones que les resultan más 'cómodas'

Feijóo, que en 9 años no ha recibido a Galicia Bilingüe, sí que recibe a Societat Civil Catalana

El presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, ha viajado a Galicia y fue recibido este domingo por el presidente de esta comunidad, Alberto Núñez Feijóo, del Partido Popular.

Libertad lingüística: ¿permitirías que un político decidiese cómo deben vestir tus hijos?
El pasteleo de PSC, PP y SCC ya roza el absurdo: condenan que se pida prisión para un golpista

Feijóo recibe a una entidad catalana sin presencia en Galicia…

El presidente gallego no sólo ha recibido al dirigente de SCC, sino que se ha hecho una foto con él y la ha publicado en su cuenta de Twitter este lunes (de hecho, es lo único que ha publicado hoy Feijóo en esa cuenta). La foto la ha retuiteado SCC en su cuenta de Twitter esta mañana. El presidente de SCC también fue recibido ayer por Pedro Puy, portavoz del PP en el Parlamento de Galicia, y por Miguel Ángel Santalices, presidente de esa cámara. Además, también ha sido invitado a la Radio Galega. El recibimiento por todo lo alto que le ha brindado el PP de Galicia a SCC es especialmente sorprendente si tenemos en cuenta que esa asociación, creada en 2014, no tiene presencia en esta comunidad. De hecho, según declaró ayer Rosiñol en una entrevista en La Voz de Galicia, ni siquiera tienen proyectado expandirse a otras regiones.

… pero no recibe a una asociación gallega como es Galicia Bilingüe

La asociación que sí tiene presencia en la comunidad gallega es Galicia Bilingüe, entidad fundada en 2007 y que preside Gloria Lago. Pero curiosamente, en los nueve años que lleva Feijóo en el gobierno gallego nunca ha recibido a Galicia Bilingüe. Tampoco hay constancia alguna de que esta asociación gallega haya sido recibida ni por el presidente del Parlamento de Galicia ni por el portavoz del PP en esa cámara. Este trato tan diferenciado resulta sorprendente si tenemos en cuenta que Galicia Bilingüe y SCC coinciden en su rechazo al nacionalismo y su apoyo al bilingüismo. ¿Qué es lo que diferencia a ambas entidades para que reciban un trato institucional tan desigual?

Galicia Bilingüe denunció el engaño electoral de Feijóo en 2009

La respuesta a este enigma podemos encontrarla en las hemerotecas. En 2009 Feijóo prometió libertad lingüística si ganaba las elecciones del 1 de marzo. Las ganó por mayoría absoluta, y en abril de ese año dijo que la libertad lingüística llegaría en el curso siguiente. Pero pasaron los meses y a finales de ese año, en plenas vacaciones de Navidad, Feijóo cambió su promesa de libertad lingüística por un “modelo trilingüe”, en el que los políticos siguen decidiendo por las familias. Este modelo se aprobó en mayo de 2010 mediante el llamado “Decreto de plurilingüismo”. Muchos gallegos que habíamos votado al PP en aquellas elecciones nos sentimos estafados. Ante lo ocurrido, Galicia Bilingüe hizo lo que una asociación cívica e independiente debe hacer en estos casos: Gloria Lago denunció el “engaño” electoral del PP. Lejos de renunciar a sus principios, la asociación ha seguido con su labor de defensa de la libertad de idioma, recibiendo por ello el desprecio del PP, y en 2017 Galicia Bilingüe, junto a otras entidades, puso en marcha Hablamos Español, una plataforma para promover una Iniciativa Legislativa Popular que reclama, entre otras cosas, la libre elección de lengua en las escuelas.

SCC, una entidad mucho más “cómoda” para los políticos que Galicia Bilingüe

Entre las entidades colaboradoras de Hablamos Español figura Societat Civil Catalana, de lo que se debería deducir que SCC también defiende la libre elección de lengua. Sin embargo, la posición de SCC en el tema de la lengua no es nada clara. SCC tiene en su seno a miembros del PP, de Cs y del PSC. Tanto el PP como Cs defienden el trilingüismo, y el PSC apoya la inmersión en catalán. Esto ha llevado a SCC muchas veces a un discurso ambiguo en la cuestión de la lengua. En 2015 dirigentes de SCC pidieron una Ley de Lenguas que oficializase el catalán, el gallego y el vascuence en toda España, es decir, que el español dejase de ser la lengua común para tener, en la práctica, cuatro lenguas nacionales. Un completo sinsentido que generó críticas dentro del entorno de esa entidad. Ayer mismo, en la citada entrevista en La Voz de Galicia, José Rosiñol afirmaba: “Nosotros defendemos que se cumpla la ley catalana que recoge la exigencia del 25% de las horas lectivas en castellano”. Un modelo que nada tiene que ver con la libre elección de lengua. Lo que demuestra esa ambigüedad y esos cambios de discurso es que SCC es una entidad mucho más “cómoda” que Galicia Bilingüe para la clase política. Esto también lo demostró SCC el pasado mes de octubre, cuando primero quiso desmovilizar a los catalanes que ya se estaban manifestando contra el golpe separatista, y luego se puso al frente de la movilización para descafeinarla y hacerla más agradable para los grandes partidos. La recompensa la estamos viendo ahora.

(Foto: Twitter @FeijooGalicia)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Laura

    Estructuras serviles al poder, con dinero, y que bajo la apariencia de recoger el disgusto ciudadano, lo manipulan para dirigirlo. Me huele a que trabajan para el independentismo. En su publicidad hacen hincapie de que que solo les interesa Cataluña. A mi me interesa mi patria España.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.