La ultraizquierda ataca la libertad de expresión de los demócratas en Barcelona

Revientan un acto de crítica al marxismo en el aniversario de la caída del Muro de Berlín

Ayer muchos recordamos que un 9 de noviembre de 1989 vimos caer el Muro de Berlín, y con él empezó a derrumbarse un régimen totalitario que violó los derechos humanos durante décadas.

Lo coherente es prohibir a quienes prohíben todos los demás partidos allí donde mandan
‘Antifascismo’: el oscuro origen de un burdo disfraz para el matonismo de ultraizquierda

Los nostálgicos del Muro de Berlín imponen de nuevo su censura

Parece que algunos añoran aquel régimen opresivo en el que no había libertad para discrepar de la ideología marxista. Basta con ver lo ocurrido ayer en Barcelona. A última hora de la tarde estaba previsto celebrar en el Círculo Ecuestre una conferencia de crítica al marxismo, con dos ponentes argentinos de ideología liberal-conservadora: Agustín Laje y Nicolás Márquez, coautores de «El Libro Negro de la Nueva Izquierda». Sin embargo, unos intolerantes, convocados por los separatistas de los CDR y Arran -de ideología comunista-, impidieron la celebración del acto.

Los ultraizquierdistas lanzaron botellas, huevos y piedras

El ataque a la libertad de expresión, ante la total inacción de la Policía Catalana, se hizo acompañado de amenazas y lanzamiento de botellas, huevos y piedras por parte de los matones de ultraizquierda, según ha denunciado la asociación HazteOir.org, que ha mostrado en un vídeo en el que se escucha a los ultraizquierdiatas cantando «vamos a quemar la Conferencia Episcopal»:

Ante estos ataques y en vista de la pasividad de los Mozos de Escuadra -que permitieron a los ultraizquierdistas cercar el sitio e impedir el paso al público-, el Círculo Ecuestre decidió cancelar el acto treinta minutos antes de la hora prevista de inicio. Finalmente, se celebró una tertulia en el hotel en el que se alojaban los conferenciantes (puedes ver el vídeo pulsando aquí).

Unos matones que tienen cómplices que se sientan en las instituciones

El mensaje que esos matones quieren transmitir es claro: nos están diciendo que hay ideologías que no se pueden criticar, y si las contradecimos nos arriesgamos a ser apedreados. Esta violencia es intolerable en un país democrático, y los delincuentes que actúan de esa forma deberían ser perseguidos con todo el peso de la ley. Y es que tanto esos matones como sus cómplices -que se sientan en las instituciones a votar nuestras leyes y cobran por ello abultados sueldos públicos que pagamos todos- están consiguiendo que ciudades como Barcelona se parezcan cada vez más al Berlín Oriental: sitios sin libertad para discrepar. Seguramente es lo que llevaban décadas soñando ciertos políticos que no han tenido reparo alguno en confesar abiertamente que lamentaron la caída del Muro y del régimen soviético. ¿Cuánto duraría en el cargo un político que lamentase la caída del nazismo? ¿Por qué se toleran esas manifestaciones de nostalgia de unas dictaduras que han matado a más de 100 millones de personas?

Ya va siendo hora de derribar los nuevos muros que ha levantado la izquierda

Luego se extrañarán del auge de Vox, un partido que crece porque muchos españoles ya estamos hartos de la dictadura de la ideología de género, de la censura de la corrección política y de los atropellos del feminismo radical, y también hartos de una derecha cobarde que ha renunciado a dar la batalla de las ideas a la izquierda, asumiendo gran parte de sus patrañas ideológicas. Como resultado de ello, se han levantando nuevos muros -esta vez políticos, legales, educativos y mediáticos- para impedirnos discrepar de la izquierda: ya va siendo hora de derribarlos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Eduard

    Acabo de ver el reportaje de TV3 (9:30 am, 10/11) sobre el incidente: «…unos 500 jóvenes se concentraron ante el Círculo Ecuestre donde se iba a llevar a cabo una charla organizada por la organización ultra-católica Hazte Oir». Acaba el reportaje diciendo algo así como que miembros de ambos bandos dialogaron pacíficamente. El reportaje de TV3 ha sido infame pero eso es lo normal. Lo peor, de largo, ha sido el comportamiento de la Policía. No tiene nombre. Me ha llenado de rabia. Evitan una charla, lanzan huevos (esto sí lo muestran en TV3), botellas… y los violentos consiguen evitar la charla y ni un detenido. Me voy a desayunar, a ver si se me va el mosqueo.

  2. Drociano

    Es lo normal, en Oviedo la policía hizo un cordón que impidió a la chusma boicotear a las mismas personas su conferencia. En Barcelona los mossos (sus mandos) no quieren ni la razón, ni la libertad de expresión, ni el bien común, ni nada que sea humano y aceptable; ellos están a su bola, mandan, prohiben, escrachan, y nadie les pone límites. El límite son ellos y nadie más.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.