El candidato de Vox a la alcaldía de Madrid reivindica el derecho a la vida

Ortega Smith saca de quicio a los progres defendiendo una de las más nobles causas

Entre la prepotencia de la izquierda y la tibieza de gran parte de la derecha, llevamos tantos años dejándonos imponer mentiras que defender la verdad se ha convertido en un motivo de escándalo.

Argumentos científicos en contra del aborto
Por fin más de dos millones de españoles volvemos a tener voz en las instituciones

“No existe un derecho al aborto: existe un derecho a la vida”

Ayer Javier Ortega Smith, candidato de Vox a la alcaldía de Madrid, hizo unas declaraciones sobre el aborto que suscribo completamente:

Sobre su propio cuerpo una mujer puede decidir. Una mujer puede decidir si se corta el pelo, si se corta las uñas, claro que sí, ése es su cuerpo, pero es que cuando has engendrado una vida ya no es tu cuerpo, es un ser vivo independiente, y si mi compañera Rocío se estaba refiriendo, como entiendo que es así, al supuesto derecho a terminar con una vida ajena, pues siempre les tendremos que recordar varias cosas. En primer lugar, que no existe un derecho al aborto: existe un derecho a la vida, que nosotros vamos a ayudar a esas mujeres que se sienten en el terrorífico drama de verse abocadas -a veces por cuestiones económicas, a veces por abandono o a veces por la falta de información- les vamos a ayudar a que puedan traer al mundo una vida, y vamos a hacer todo lo posible para lograr que las mafias que viven y los lobbys que viven del aborto se les termine ese negocio sangriento. Sí coincido con Rocío Monasterio en una cosa: que las mujeres tiene derecho a hacer con su cuerpo aquello que crean más conveniente, pueden comer más, pueden comer menos, pueden cuidarse, pueden cortarse el pelo, pueden cortarse las uñas… Lo que creemos que no es un derecho es acabar con la vida de un ser inocente como es el niño que llevas en tu interior”.

Aquí el vídeo en el que se le escucha pronunciando estas palabras:

Una verdad incómoda que pone rabiosos a los progres

Como ocurre cada vez que alguien defiende una verdad incómoda, ayer muchos internautas izquierdistas se pusieron rabiosos ante esta declaración, dirigiendo todo tipo de insultos a Ortega, y algunos medios progres manipularon sus palabras para ridiculizarle. Mal que les pese, lo que ha dicho Ortega Smith es la verdad: nadie tiene derecho a acabar con una vida humana inocente, y aún menos una madre con la de su hijo por nacer. Que mucha gente haya asumido como normal esa barbaridad es, sin duda alguna, uno de los mayores dramas morales de nuestro tiempo.

Y digo “dramas morales” por un motivo. La ciencia demuestra claramente que la vida humana empieza en la concepción, así que por mucho que se empeñen en mentir algunos, abortar es, en términos científicos, matar a un ser humano. Negar su humanidad e incluso negar que se trate de un ser vivo, como hacen muchos abortistas, es una de las mentiras más infames de nuestra época, porque esa mentira tiene como fin justificar la muerte de inocentes. Lo que queda claro es que la ciencia por sí sola no sirve de nada si una sociedad se deja envenenar por una mentira. A menudo nos creemos en la cima de los tiempos y presumimos de nuestro progreso y nuestras comodidades, pero olvidamos que el progreso tecnológico no implica necesariamente un progreso ético y moral. Ninguna sociedad es inmune al egoísmo, y menos aún si pone su comodidad por encima de todo, incluso de los más inocentes e indefensos.

Los 24 diputados de Vox también darán voz a quienes no la tienen

En una sociedad como la nuestra hacen falta voces valientes que defiendan esa verdad incómoda que algunos quieren enterrar, tras habernos intoxicado con décadas de mentiras. Ahora ya tenemos 24 voces más dispuestas a defender esa verdad en el Congreso: los diputados de Vox. Para mí es un motivo de alegría y de esperanza, y un motivo también para animarse todavía más a dar la batalla de las ideas por aquellos que no pueden defenderse y que ni siquiera tienen voz para reivindicar su derecho a vivir. Una de las causas más nobles que hay en la vida es la defensa de los más débiles, y entre ellos están los hijos e hijas por nacer, y las cito aparte a ellas no por sonar progre, sino porque las feministas suelen olvidar que el aborto mata a multitud de niñas por nacer: ¿en qué cabeza cabe apoyar eso en nombre de los derechos de las mujeres?

Foto: Vox

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sharovarov

    En lugar de decir “lo que creemos que no es un derecho…” quizás habría que cambiarlo en el futuro por “lo que creemos que no debe ser un derecho…”. Lo digo por lo que ya se está viendo por ahí: un Estado de USA pretende que en su Constitución se reconozca, precisamente como un derecho, el aborto. De momento es acertada la frase de Javier Ortega, pero quizás en el futuro…

    Anoche me encontré con un vídeo -no tiene que ver con el aborto-, de Ortega Smith donde los “demócratas” hacen de las suyas: “Intervención de Javier Ortega en el Pleno del Ayuntamiento de Jaén”.

  2. Eduard

    Cualquier duda sobre VOX en cuestiones de vida se me han marchado con las declaraciones de Javier Ortega y de Rocío Monasterio. Han hablado clarísimo.

    Me han sorprendido muy gratamente… de hecho en algún momento de la campaña electoral de las Elecciones Generales pensé que esquivaban el tema.

  3. Jorge

    He recordado un párrafo de Chesterton en su libro “Herejes” que me resulta profética visto lo que está pasando en el mundo con el aborto. Dice así…

    “En torno a cualquier mesa inocente, tomando un té, es fácil oír a un hombre decir: «La vida no merece la pena». Lo aceptamos como quien acepta la afirmación de que el día es soleado. Nadie piensa que eso pueda repercutir gravemente en el hombre o en el mundo. Y, sin embargo, si esas palabras fueran ciertas, el mundo se pondría patas arriba. A los asesinos les concederían medallas por librar a los hombres de la vida, a los bomberos se los denunciaría por impedir la muerte; los venenos se usarían como medicinas; se llamaría a los médicos cuando la gente se sintiera bien, las sociedades filantrópicas serían erradicadas como hordas de asesinos. Y, sin embargo, nunca especulamos sobre si ese pesimista fortalece o desorganiza la sociedad, pues estamos convencidos de que las teorías no importan.”

    Pues bien, en algún momento la sociedad se ha puesto de acuerdo en afirmar que “Abortar no es acabar con una vida humana” y las bárbaras consecuencias de tal afirmación ya las sabemos todos.

  4. Sharovarov

    Para mí el aborto es, sin duda, el mayor horror de España.
    A Vox no le he oído hablar del tiempo que lleva el Tribunal Constitucional sin pronunciarse. Lo que hay que hacer con el TC es…mejor me callo.

  5. Jandro

    Grandísimo Ortega Smith. Da gusto oír a un partido que tiene este asunto tan claro y que lo expresa sin tapujos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.