China es el mayor emisor de dióxido de carbono: un 30% del total mundial

Lo datos que no nos cuentan los ecologistas: deberían dar la murga a China y no a España

Hoy ha empezado en Madrid la Cumbre del Clima de la ONU, que se celebra en España por invitación del socialista Pedro Sánchez y que tendrá un coste para los españoles de 86 millones de euros.

Los desastres ecológicos del comunismo que ahora se propone salvar el planeta
El planeta sólo era una excusa: Greta Thunberg revela la agenda ideológica que lleva a España

Pedro Sánchez considera ‘fanático’ a un premio Nobel de Física

De momento, lo que ya hemos podido averiguar es que los españoles vamos a tener que pagar mucho más que eso para que Sánchez pueda presumir de ecologismo ante otros líderes mundiales. Para empezar, ha exigido un mayor compromiso con la descarbonización, lo que podría significar el cierre de las centrales térmicas que aún quedan en España, el despido de sus empleados y el paro para los transportistas que dependen de ellas (en Puentes de García Rodríguez, en La Coruña, donde Endesa ha anunciado el cierre de una central térmica, ya ha habido protestas, porque el pueblo, si desaparece la central, se va directamente al garete). Sánchez también ha insultado a los que cuestionan la tesis del cambio climático provocado por el hombre, llamándoles «fanáticos». Entre esos «fanáticos», como él los llama, podría citar al premio Nobel de Física Ivar Giaver, que considera el alarmismo climático como una «nueva religión», y a cientos de científicos más que discrepan de las tesis de la ONU al respecto.

España ha pasado a importar energía de Francia (nuclear) y Marruecos (carbón)

Hay muchas cosas que los ecologistas no dirán en esta cumbre, porque provocarían mucho rechazo, empezando por las consecuencias que está teniendo el ecocatastrofismo para España. Para empezar, el cierre progresivo de centrales términas y nucleares en nuestro país ha significado que desde 2016 hemos pasado de exportar energía eléctrica a importarla, en parte porque las energías renovables tienen un inconveniente: dependen de las condiciones meteorológicas. Un parque eólico necesita viento para funcionar y una central fotovoltaica necesita luz solar. Por otra parte, que nuestro país cierre centrales térmicas y nucleares no significa que se deje de contaminar para obtener esa energía. España importa una cantidad considerable de energía de Francia, que a diferencia de nosotros tiene una amplica red de centrales nucleares. Así mismo, a finales del año pasado, España empezó a importar energía a Marruecos procedente de una nueva central térmica recién inaugurada, invirtiendo así el saldo energético entre ambos países (Marruecos solía importar energía de España, ahora es al revés). Las centrales marroquíes juegan con ventaja ya que no pagan derechos de emisiones de CO2 como las europeas.

El coste de la agenda ecologista en la factura de la luz

A lo anterior hay que añadir que los costes de producción de las llamadas renovables son mayores y están encareciendo más y más la factura de la luz en nuestros hogares, además de tener un coste astronómico para todos los contribuyentes. Para que nos hagamos una idea, la apuesta de Zapatero con las energías renovables nos ha costado ya unos 85.000 millones de euros a todos los españoles y podría llegar a alcanzar los 200.000 millones. Algunos se están forrando con este negocio a costa de una creciente presión fiscal sobre los contribuyentes. Esto no hay economía que lo aguante. Para que nos hagamos una idea, uno de los países que más presume de ecologismo en Europa, Alemania, es también el país que más electricidad produce con carbón, y no le queda más remedio porque su empeño en cerrar centrales nucleares y su apuesta por las energías renovables ha conllevado un considerable aumento de los precios de la electricidad en el país. Tener satisfechos a los ecologistas está encareciendo las vidas de las familias europeas. ¿Y para qué? ¿Los efectos son tan relevantes como para conllevar tantos sacrificios?

China es el país que más contamina del mundo con mucha diferencia

Para que nos hagamos una idea de lo insignificante que es el papel de Europa en esa lucha sin cuartel que el ecologismo ha declarado contra el llamado cambio climático antropogénico, basta con señalar que China es actualmente el país que más dióxido de carbono arroja a la atmósfera, un 30% del total: emite más que Estados Unidos, India, Rusia y Japón juntos, y más del doble que la suma de los 28 países de la Unión Europea. Mientras aquí la izquierda, comunistas incluidos, se dedican a culpar al capitalismo de los problemas del clima, la dictadura comunista china tiene el río más contaminado del mundo (el Linfen) y es el que más plástico vierte a los océanos: 3,53 millones de los 8,8 millones de toneladas de plástico que se vierten a los mares cada año proceden del gigante asiático. Mientras aquí en España los ecologistas consiguen que se vayan al paro los trabajadores de las centrales térmicas y de todas sus empresas dependientes, China acumula el 50,5% del consumo mundial de carbón y es responsable del 46,4% de la producción mundial de ese mineral. Así que si los ecologistas fuesen coherentes, estarían montando sus cumbres climáticas en China y organizando manifestaciones de protesta ante las embajadas de esa dictadura. ¿Por qué no lo hacen? ¿Tal vez porque incordiar a un gobierno comunista no entra dentro de la hoja de ruta antiliberal y anticapitalista de la izquierda ecologista?

Foto: Kevin Frayer. Un hombre empujando un triciclo cerca de una central eléctrica a carbón en la provincia de Shanxi, China.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. llllllllllll

    La teoría astronómica de los paleoclimas se utiliza para explicar los tres ciclos simultáneos de los ‎climas en los tiempos geológicos. Uno de los más grandes astrónomos modernos, el serbio ‎Milutin Milankovic, demostró durante la Primera Guerra Mundial que tres factores influyen sobre ‎el clima según la posición de la Tierra ante el Sol: la excentricidad de la órbita terrestre, la ‎inclinación del eje de rotación de la Tierra y la rotación alrededor de ese eje. Desde aquella ‎época, esa teoría fue verificada mediante el estudio de los llamados “testigos de hielo” o “núcleos ‎de hielo”

    https://www.voltairenet.org/article208147.html?__cf_chl_jschl_tk__=60d07524a8d1176487537a44ba7004cfffd29600-1575313025-0-ASyGFGpqvJUrwafDpBxevTiPYBWsd-FivLxQB7UyYok26aYDFMcLhCmZPN64yWvVNNP4WcPJg-ffU9SOFUnIB1FqJTflPHLinDuaHcC4wWOgPtGkKJH4SJxES7uoITIbLHnQtyr4gUmKZT03HMvFZ5p7jtx0vJap9pouQqChiMFwWnT83cDfORnYk2IR_-zO7cCvWttAwhPE8t1dXOry_DXn0d5k3hpQGzfeNjT6aq4gVjsDjWY7V6fXJDIj5huQ1lMwrejsPTSATwVMTGYtmRsfaRuui4tZQ10QXnu_BLsN

  2. Alvaro

    Hablando de renovables, supongo que no está de más recordar que la vida útil de los aerogeneradores ronda los 20 o 30 años, lo que viene a ser la mitad que la de otros tipos de centrales:

    https://www.energias-renovables.com/eolica/que-20-anos-no-es-nadaa–20160614

    Y, como el boom de las renovables vino con Zapatero, dentro de nada buena parte del parque eólico instalado habrá alcanzado esa edad:

    https://www.evwind.com/2019/07/10/la-vida-util-de-los-aerogeneradores-se-aproximara-a-los-25-anos-en-2030/

    En los dos artículos que enlazo (que no tienen nada de particular, solo han salido de los primeros al buscar información sobre la vida útil de los aerogeneradores, buscando sin éxito otro artículo que leí hace tiempo) se apuesta por la extensión de la vida útil de los generadores, por encima de la sustitución por unos nuevos. Aun así, entiendo que esta extensión tendrá un coste considerable (debido a la cantidad de piezas de desgaste que puedan haberse degradado en exceso cumplida su vida útil), aparte de la fracción de molinos que resulten irrecuperables por los daños estructurales que puedan haber sufrido.

    Y claro, estos costes que van a sobrevenir dentro de poco… ¿Quien los pagará? ¿A que no adivinan?

    Un saludo.

  3. Eduard

    De acuerdo. Sólo un par de comentarios. En Francia el 75% de la electricidad generada proviene de nucleares gracias a sus casi 60 centrales nucleares frente al 20% en España gracias a sus 7 centrales. Para combatir el cambio climático (de acuerdo a la hipótesis que relaciona las emisiones de CO2 antropogénico con el calentamiento global) las nucleares son ideales ya que producen energía barata y no emiten CO2. Como energía de transición y para una electrificación del sistema energético español la energía nuclear habría sido una muy buena alternativa si lo que se quiere es no emitir CO2.
    Indicar que la cantidad neta de electricidad que España importa de Francia supone un porcentaje muy muy pequeño del total consumido en España y lo hace en momentos muy puntuales. De hecho en España tenemos una capacidad instalada excesiva pues hay centrales de gas natural (ciclo combinado) infrautilizadas. Eso sí, son de gas natural que, para producir electricidad, primero debe quemarse produciendo CO2.
    Con Marruecos, aunque en momentos puntuales nos suministra electricidad, somos exportadores netos.

  4. Luis Carlos

    Esto lo he encontrado en twitter:

    Hola
    @Irene_Montero_

    De las 100 empresas que producen el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, las 10 primeras emiten casi el 40%

    Casi todo ese TOP 10 más contaminante (China Coal, Saudi Aramco, Gazprom, Iranian Oil, etc) son EMPRESAS PÚBLICAS.

    Saludos

  5. Alfonso

    Solamente una aclaración el CO2 no es un contaminante.
    Es el gas de la vida, sin el no habría vida en la tierra.
    Y nosotros lo producimos al respirar.
    Y un comentario, los modelos del clima se hicieron simplificando los datos y suponiendo unos influjos con un papel determinante del CO2, se usaron los datos precedentes de unos pocos años para calibrarlos y desde entonces esos modelos, en su parte predictiva cada vez se alejan más de la realidad. Pero aún suponiendo que son reales, que aumente la temperatura no han demostrado que sea malo y no bueno.
    Antes al calentamiento medieval se le llamaba optimo climático, porque aumentaron las cosechas, lo mismo con el imperio romano, y otros periodos anteriores
    Mucho peor es una glaciación por ejemplo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.