Los padres gallegos prefieren para sus hijos una enseñanza bilingüe o en castellano

Ayer la Xunta dio a conocer los resultados de la encuesta que hizo hace mes y medio a los padres gallegos sobre el idioma en el que deseaban que sus hijos cursaran las asignaturas troncales. Los resultados han sido un espaldarazo a la posición de Galicia Bilingüe en defensa de la libertad de idioma. Si el Decreto 124/2007 imponía que se impartieran en gallego las asignturas troncales y al menos el 50% (con posibilidad de llegar al 100%) del total de materias, esta encuesta revela que los padres gallegos manifiestan una preferencia mayoritaria por el castellano en educación primaria y secundaria, mientras que en infantil y en ciclos formativos gana por mayoría el modelo bilingüe.

A más participación, mayor apuesta por el castellano

Eso sí, hay datos que me gustaría comentar. El primero de ellos es la participación. La web nacionalista Vieiros titula que opinó “poco más de la mitad de los padres” (un “poco más” de un 57%, es decir, más cerca del 60% que del 50), en un mal disimulado intento de ningunear los resultados de la encuesta. El caso es que basta con ir a las tablas de resultados para observar estos datos:

  • La participación se elevó al 70,1% en infantil, donde gana el modelo bilingüe (53,2%) seguido del castellano (37%) a la hora de que los hijos aprendan a leer y escribir, frente a sólo un 8,7% de padres que eligen el gallego.
  • La participación fue del 75,7% en primaria, donde la mayoría de los padres (un 37,6%) opta por el castellano, seguido de un 26,6% bilingüe y un 17% la mayoría en castellano. Las opciones menos elegidas han sido todas en gallego (12,5%) y la mayoría en gallego (5,8%).
  • La participación fue del 38,4% en secundaria, donde también gana el castellano (aunque por menos, un 33,8%), seguido del bilingüe (24,3%). La opción sólo en gallego consigue su segundo mejor resultado con un 18,1% (menos de la quinta parte de los padres).
  • En ciclos formativos es donde más abstención hubo: sólo participó el 33,1% de los padres. Es ahí donde el gallego obtiene su mejor resultado, el 25,1%, pero menos de la mitad de la opción bilingüe que obtiene un 52%, y a no mucha distancia del castellano (22,6%).

Tenemos, así pues, que las opciones en castellano y bilingüe han conseguido sus mejores resultados en los ciclos donde ha habido más participación, mientras que los ciclos con más abstención son aquellos en los que la opción del gallego consigue más apoyos. ¿Se habrán leído los datos en Vieiros?

Por otra parte, ¿se habrán dado cuenta los nacionalistas de que, con independencia de su elección, los gallegos no respaldan la enseñanza monolingüe en gallego que quisieron imponer por decreto el BNG y sus monaguillos del PSOE?

Los padres prefieren libros en castellano o bilingües

Hay otro dato, además, que es muy significativo y que se relaciona directamente con la invitación de Galicia Bilingüe a los padres a que compren los libros de texto en el idioma que ellos elijan. En la encuesta se ha preguntado a los padres por su preferencias lingüísticas en lo que respecta a libros de texto y material didáctico. Éstos son los resultados:

  • En primaria la mayoría de los padres (34,7%) prefiere libros de texto sólo en castellano, seguido de castellano y gallego (28,5%) y la mayoría en castellano (19,4%). Muy por encima de sólo en gallego (10,5%) y la mayoría en gallego (6,3%).
  • En secundaria la mayoría de los padres (un 33%) también quiere los libros sólo en castellano, seguido de castellano y gallego (24,3%) y sólo gallego (18,1%). Quedan en último lugar las opciones de la mayoría en castellano (15,7%) y la mayoría en gallego (8,4%).
  • En ciclos formativos gana la opción bilingüe (38,3%), seguida de sólo en castellano (17,3%) y sólo en gallego (15,8%). Quedan por detrás las opciones mayoría en gallego (14,8%) y mayoría en castellano (13,6%).

Esto evidencia que las preferencias de los padres gallegos en cuanto a libros de texto son totalmente distintas de los dictados políticos. Hay que recordar que el PSOE y el BNG sólo ofrecían gratis a las familias los libros en gallego, y aún ahora el PP ha criticado a Galicia Bilingüe por invitar a los padres a comprar los libros en el idioma que elijan.

Los gallegohablantes también rechazan la imposición

Hay otro detalle que me ha llamado la atención, pues se refiere a uno de los proyectos más polémicos de los que pusieron en marcha el PSOE y el BNG: las Galescolas, escuelas infantiles pagadas con dinero público y cuyo único idioma escolar era el gallego. Éstas son las preferencias de los padres gallegos con hijos en educación infantil:

  • Un 58,8% de los padres afirma que la lengua inicial de sus hijos es el castellano, frente a sólo un 20,8% que habla gallego y un 19,6% que -según sus padres- tienen ambas lenguas como iniciales.
  • Un 59,3% de los padres afirma que sus hijos hablan con ellos en castellano, frente a sólo un 20,1% que lo hace en gallego y un 19,8% que utiliza ambas lenguas.
  • Un 53,2% de los padres prefieren que sus hijos empiecen a escribir en gallego y castellano, seguidos de un 37% que prefiere el castellano y sólo un 8,7% que prefiere el gallego.

Significativamente, tenemos que sólo un 8,7% de los padres muestran su preferencia por el modelo lingüístico impuesto por las Galescolas. No llega ni la décima parte de los padres gallegos. Curiosamente, aunque la quinta parte de los niños habla en gallego, la mayoría de los padres gallegohablantes prefieren que sus hijos aprendan a leer y escribir en castellano ya sea de forma exclusiva o simultánea con el gallego.

En resumen, que por mucho que los nacionalistas y los socialistas se empeñen en tachar de “gallegófobos” a quienes pedimos algo tan legítimo y democrático como que los padres puedan elegir con total libertad, también los gallegohablantes muestran su disconformidad con el modelo monolingüe en gallego de las Galescolas. Es el dato que mejor revela el rechazo que provoca la imposición lingüística incluso entre los gallegohablantes.

Galicia Bilingüe sintoniza con la sociedad: los políticos no

Desde luego, estos resultados confirman que Galicia Bilingüe ha sabido sintonizar con la sociedad gallega mucho mejor que los políticos, y eso a pesar de todas las presiones que sufrieron los padres para que respondiesen al dictado de los nacionalistas.

Ahora la pelota está en el tejado de los políticos y les toca a ellos retratarse. Algunos, como el PSOE y el BNG, ya han empezado a detilar unas dosis de cinismo muy propias de quienes han pisoteado las libertades de los gallegos invocando para ello conceptos como “derechos” o incluso “convivencia”.

La Galicia oficial demuestra su alejamiento de la Galicia real

El caso es que esta encuesta no sólo evidencia el rechazo de los padres gallegos al Decreto de imposición aprobado por PSOE y BNG, sino también el nulo resultado que han tenido los planes de “normalización” del gallego, unos planes orientados desde hace décadas a crear una ficción lingüística y a promover un “intervencionismo idiomático” que sólo han servido para que unos cuantos convirtiesen la lengua gallega en un negocio, y para que las esferas oficiales se alejen por completo de la realidad social del pueblo gallego en materia idiomática.

Eso sí, tengo especial curiosidad por saber qué hará el PP. Galicia Bilingüe ya advirtió que esta encuesta, pese a ser un paso positivo, no es lo que prometió Núñez Feijóo, una promesa que sigue incumplida. ¿Se arriesgará ahora el presidente de la Xunta a seguir aparcando los compromisos que adquirió con sus votantes y a ignorar la opinión de los padres, sólo para complacer a unos minoritarios grupos de presión nacionalistas que desprecian sin rodeos los derechos y libertades de los gallegos?

Documentos:

Dossier de prensa de la Xunta de Galicia con los resultados de la encuesta a los padres gallegos (PDF)
Nota de Galicia Bilingüe sobre la consulta de la Xunta a los padres (PDF)

Artículos relacionados:

La mayoría de los padres vinculamos “idioma” con “utilidad” y no con “identidad”, por Juan Julio Alfaya
¿Y ahora qué?, por Pablo Molina
Feijóo, ahora te toca a ti, por Manuel Romero
Nuevo varapalo al fascismo gallego, por Balian
Los fans de la imposición quieren impedir a los padres comprar los libros en castellano, por Elentir
La Xunta hace una encuesta y los nacionalistas dictan las respuestas, por Elentir

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Antonio Herrero

    Si Feijoo buscaba una “excusa” en que basar su promesa electoral, ya la tiene. Ahora no valen “excusas” para no cumplirla. Hala, Feijoo, haz caso a la mayoría que te votó, para que hicieras lo que prometiste hacer dentro de los cien días. Y quede claro mi respeto absoluto por el idioma gallego. Pero sin imposiciones lingüísticas, optando libremente por uno, por otro, o por los dos.

  2. Y eso que iba manipulada, jejeje.

    Saludos.

  3. Coido que e enquisa estivo en todo momento condicionada polos comisarios políticos dos diversos apéndices que ten o Bloque prá deconstrucción do idioma e a súa falaz deriva cara ó portugués.
    E moita xente, por non se singularizar fixo o que lle pareceu máis prudente: absterse.
    Sei de xente que falaba un galego bonito, harmonioso, normal, que como consecuencia de ter pasado polas probas do Diktatt, polos diversos plans normativos impostos polos enxeñeiros das almas do Bloque, aínda que parece moito decir; sei de xente, digo, que de falare unha lingua con melodía pasou a falare o galegués de merda creado polo Bloque, ora fose pra aprobare, ora por seren actualmente xentes da Administración.
    O problema non se resolve se non se acaba coa Mesa e as súas atribuciós, se non se deroga o DNL, e se non se neutraliza, dalgún xeito, a nefasta influencia da RAG, que actuou en todo este tema do “cambio de alma do pobo pretendido polo Bloque” como auténtica soplapollas, traidora ó noso depósito cultural.
    Defendámo-lo bilingüismo voluntario galego-castelao, nunca galegués/galizo-castelao. O galegués debe morrer pra que este pobo non morra.
    Saúdos.

  4. Envieiche un comentario bastante longo, pero vexo que non entrou. Non sei por qué. Xesús.

  5. Antonio

    Creo que ya sabemos lo que hará el PP a la vista de las declaraciones de su secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo:
    «Nuestra obligación es cambiar esta situación en la que la lengua propia gallega no se valora lo suficiente», dijo.

    http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2009/07/31/00031249039205089707132.htm

    Saludos.

  6. Xesús, o teu comentario pillouno o sistema antispam do blog, xa o desbloqueei.

    Antonio, me pregunto a qué está esperando Feijóo para cesar a Anxo Lorenzo. Aquí el problema no es que se valore insuficientemente el gallego, sino que se pisotea la libertad de los padres para elegir la educación que desean para sus hijos. Ya está bien de poner a los idiomas por encima de las personas.

  7. Espectador

    Lo que no acabo de entender es como se compaginan estos resultados con el que en las elecciones muchos voten al Bloque o al PSOE que apoyan el monolinguismo.

    ¿Son masoquistas y votan en contra de sus intereses y los de sus hijos? ¿No saben lo que votan? ¿Les da igual?

    ¿Puede alguien explicármelo?

  8. Espectador, piensa que durante cuatro años el PSOE y el BNG han tenido a su servicio tanto las cadena públicas autonómicas de radio y TV (Radio Galega y TVG) como las subvenciones regionales para “comprar” la obediencia de los medios privados. Pocos medios se han atrevido a criticar en Galicia lo que estaba pasando con el gobierno de Touriño y Quintana, de ahí que mucha gente haya seguido votándoles.

  9. ramon

    Ayer estuve en Villamartín de Valdeorras en la XIII Ruta das Covas. Como no-gallego que soy, aprendí el nombre de verlo escrito en los carteles del pueblo. Cuando empiezo a hablar con la gente, todo el mundo lo decía en español:”Ruta de las Cuevas”. Quitando a un joven nacionalista, con su indumentaria característica, todo el mundo hablaba en español. O sea, el gallego sólo existe en los carteles de las calles. ¿Por qué esa hipocresía política? A poco que hablas con cualquiera, te dice que aunque son gallegos que quieren para sus hijos la educación en español.
    Un saludo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.