Steve Jobs: adiós a un genio

Ésta es la imagen que la web de Apple ha mostrado hace una hora para dar la noticia del fallecimiento de su fundador, Steve Jobs, tras una dura batalla contra el cáncer. Escribo esto desde mi MacBook Pro y con mi iPhone 4 al alcance de la mano, así que tengo motivos para estar agradecido a este hombre, pues ha revolucionado mi relación con la tecnología.

Jobs fundó Apple hace 35 años junto con Steve Wozniak. Lo que surgió de un garaje es hoy la mayor compañía del mundo según su valor de mercado. Ya sólo con sus equipos móviles -el iPod, el iPhone y el iPad- Apple gana más dinero que Microsoft con todos sus productos juntos, algo que parecía imposible hace años, cuanto tener un Mac era cosa de friquis. Steve Jobs era ciertamente un genio capaz de ir más allá de las ideas de otros en torno a la tecnología y su integración en nuestra vida cotidiana. Ésa es la clave del éxito de Apple.

Siempre digo que quienes no han visto funcionar un Mac no saben lo que es disponer de un entorno de trabajo ágil, sencillo y práctico, que a mí personalmente me ha facilitado mucho mi trabajo como diseñador web y gráfico. En lo que respecta al iPhone, poco hay que descubrir pues este terminal hizo que ya en 2008 Apple se convirtiera en la mayor distribuidora de smartphones del mundo. Como hizo en su momento con el Mac y con el iPod -y como haría más tarde con el iPad-, Jobs consiguió revolucionar el mercado de móviles, generando una nueva generación de dispositivos cuyo sello distintivo es una gran pantalla táctil y una facilidad de uso que hasta ahora no había tenido ningún móvil.

En fin, sirva esta entrada como homenaje a ese genio al que hoy despedimos. Espero que tras su marcha Apple sea capaz de mantener el estilo de su fundador en sus nuevos productos. Ése sería el mejor homenaje que le puede rendir la firma de Cupertino. Por mi parte, cierro estas líneas con la excelente lección magistral que dio Steve Jobs en la Universidad de Stanford hace seis años, un año después de que le diagnosticaran el cáncer que le ha llevado a la otra vida. Este discurso es una buena referencia para quienes en estos tiempos de crisis aún mantienen el espíritu emprendedor:

“Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir a tu corazón.”

Descanse en paz.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Marcial

    Un genio en un gran país.
    Descanse con Dios.

  2. Jandro

    Sentía simpatía por él, por todo lo que su batalla contra el cáncer supone de superación, y más aún cuando, a pesar de ello, seguía al pie del cañón llevando a Apple a lo más alto. Descanse en paz.

  3. Hoy somos miles de millones los que sentimos esta pérdida, no solo por su enorme labor para unir al mundo con su tecnología, sino porque a pesar de ser uno de los mayores empresarios del mundo, nunca perdió el norte de su realidad como ser humano.
    Con esa rase: “Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir a tu corazón.”, ha demostrado que si era tan grande como empresario, más aún lo era como persona.

    R.I.P.

  4. Adiós Steve

  5. Karenil

    ¿Cómo sería hoy el mundo si la madre de Jobs no lo hubiese dado en adopción?
    ¿Cuántos genios estarán siendo eliminados antes de nacer?

  6. Y no sólo genios tal como los entiende la sociedad, también personas normales y corrientes cuya genialidad -bendita genialidad- es sacarle una sonrisa a alguien algún mal día, o ser sacrificados padres de familia, o tantos otros héroes anónimos que hay en nuestra sociedad.

  7. Karenil

    Totalmente de acuerdo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.