¿Es mejor someternos a ETA para así no incomodar a los asesinos?

“… no puede esclavo ser, pueblo que sabe morir”. Esto lo escribió en 1866 el poeta liberal Bernardo López García en su famosa Oda al dos de mayo.

Con esas palabras, el poeta jienense ensalzaba el valor y el sacrificio de aquellos que ante un enemigo capaz de acabar con sus vidas, prefirieron combatir al invasor a vivir como esclavos de Napoleón, animando con su ejemplo a toda España y convirtiendo a nuestra nación en la tumba de los sueños imperiales del corso. Me pregunto qué dirían los Héroes del Dos de Mayo si viesen lo barata que están vendiendo su libertad no pocos de sus descendientes, y no ante una formidable fuerza militar extranjera, sino ante una banda de asesinos.

Para obtener una coartada moral a su claudicación ante ETA, la propaganda socialista ha hecho circular la máxima de que lo más importante es que ETA no mate, y que para lograr ese objetivo vale cualquier medio, incluso ceder a los asesinos para que no cometan atentados. Como ya comenté aquí el viernes pasado, esa fórmula no es nueva: ya la empleó Neville Chamberlain ante Hitler en 1938 para intentar aplacar al tirano nazi a costa de poner a sus pies Renania, los Sudetes y Austria. Lo que ocurrió después es lo que siempre pasa cuando uno intenta apaciguar a unos asesinos totalitarios a base de concederles lo que piden: que entonces los criminales se crecen y piden más. En el caso de Hitler, ocupó también Checoslovaquia y sólo encontró una respuesta bélica por parte de Francia y el Reino Unido cuando invadió también Polonia. Para entonces, Alemania ya tenía a sus pies a media Europa, por lo que tuvieron que sucederse seis duros años de guerra para acabar con él.

Algunos no aprenden de la historia, y creyéndose los inventores de la rueda, se empeñan en intentar una y otra vez una fórmula fracasada y humillante como la del apaciguamiento. La rebaja moral que suele alfombrar esta fórmula hace que muchos de sus protagonistas acepten las falacias de los apaciguadores y olviden que hay algo peor que morir combatiendo a unos asesinos totalitarios: convertirse en sus esclavos por miedo a morir. Ese miedo es el que engrasa las maquinarias de toda dictadura, y no las engrasa con paz ni bonitas palabras, sino con sangre. Porque aceptar esa fórmula implica someterse a los asesinos y tener que satisfacer todas sus exigencias -siempre en aras del miedo a que vuelvan a matar- y además aceptar, tácitamente, que quienes combaten a los criminales serán los culpables si éstos matan, pues conocían las consecuencias de plantar cara a los apóstoles del terror. Con ello los apaciguadores liberan a los terroristas de su responsabilidad sobre sus propios crímenes, contribuyendo aún más a doblegar a la sociedad ante los totalitarios.

A eso es a lo que nos llevan quienes se han tirado años acusando a las víctimas de no querer la paz o de preferir que ETA mate, cuando lo que piden las víctimas es Justicia y que se cumpla la ley, persiguiendo a quienes se valen de la amenaza y del asesinato para imponernos a todos sus caprichos. Este miserable apaciguamiento que ha emprendido toda la cúpula del Estado, desde el gobierno a la oposición y pasando por la Corona, a lo único que va a contribuir es a liberar de su responsabilidad a los terroristas y a endosárnosla a quienes nos negamos a que nuestro país se dobleque ante ETA. Si después del 20 de noviembre el gobierno salido de las urnas no mantiene la política cobarde de Zapatero ante los asesinos, no tardarán algunos en acusar a ese gobierno de no querer la paz y de provocar que ETA vuelva a matar. Es la burda transferencia de culpa con la que disfrazan su cobardía y su complicidad quienes prefieren apaciguar a los asesinos totalitarios a combatirlos. Yo tengo muy claro que no quiero vivir en una nación que hinque la rodilla en el suelo como si tuviese una deuda con ETA. No quiero vivir en un pueblo que sea esclavo de las exigencias de unos miserables asesinos. Lo que quiero y exijo es que se haga Justicia, se haga cumplir la ley y se derrote a los asesinos, pues ésa es la obligación del gobierno para con los españoles y, en concreto, para con las numerosas personas que han sido víctimas de los crímenes de ETA.

Este sábado, sal a la calle a pedir Justicia:

Este sábado las víctimas de ETA nos esperan en Madrid para pedir Justicia
Madrid, 29 de octubre a las 13h: sal a la calle contra la impunidad y por la justicia
Banners para difundir en la red la concentración del 29-O. ¡Pásalo!
VCT 29-O: El vídeo

Entradas sobre la nueva farsa etarra:

No estamos presenciando el final del terrorismo, sino otro chantaje de ETA
La clase política cree a ETA. El pueblo no. ¿Quién nos representa?
Según Mariano Rajoy no existimos
Ahora si desconfías de ETA eres un ‘ultra’
Batasuna evidencia el engaño de ETA y algunos medios lo ocultan
Los proetarras resumen el chantaje lanzado por ETA: ‘sin amnistía no hay paz’
Si crees que ETA ha renunciado al terrorismo, te propongo un reto
La traducción del comunicado de ETA
ETA ya sabía en 2004 como sacar tajada de la mayor debilidad de ZP
Una recopilación de las mentiras del gobierno sobre su negociación con ETA

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Fantástico articulo.

    En cuanto a la pregunta de la entrada, yo respondería con otra: ¿Ha sido mejor someterse los libios a Gadafi para no incomodarle?. Si ganan el PSOE y ETA, tendremos una Libia, con emigraciones, muertes -incluidas las de sus borregos que les votan- y miseria.

    Los que votan PSOE y ETA, no tienen idea de lo que hacen, ahora todo es guay porque viven en sus casas mantenidos, inluso los que trabajan perderán el trabajo, porque las empreas desaparecerán la no haber consumidores con dinero para comprar.

    El nazismo al ser terrorista, es la miseria plagada de asesinatos y hambre. La historia hay que recordarla, y pensar ¿a mi no me va a tocar eso? ¿es que las victimas del nazismo eran diferentes? ¿en que?. Desde el 11M muchos progres no creian lo que les advertiamos. Pues que se preparen.

  2. MR (Monárquico y Republicano)

    Pues hay quien aún sostiene que la invasión napoleónica debiera haber tenido éxito… No, si yo agradezco que quieran salvarme del oscurantismo, pero entiendo que el españolito preguntara si, por favor, el Sr. Libertador podría pagar la consumición que se bebió, dejar de tocarle el trasero a mi mujer y retirarme la bayoneta de la garganta…
    También está bien que quieran librarme del terrorismo, pero después de hacerme parecidas preguntas a las del españolito de hace dos siglos, no querrán que esté encima agradecido. Los etarras, a la cárcel. Y el mal gobierno, también.

  3. Ameles

    Así que este gobierno socialista dice que lo más importante es que ETA no mate… ¡qué cinismo! estos mismos que aprobaron una ley para matar seres humanos en el vientre de su madre.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.