Delirante manifiesto de 'Queremos Galego' pidiendo un gallego 'onmipresente'

Según los nacionalistas gallegos el español en Galicia es lengua ‘ajena’, como el inglés

Hoy se celebra en mi comunidad natal el Día de las Letras Gallegas. Con esta excusa grupos nacionalistas suelen manifestarse para reiterar su empeño de usar la lengua como pretexto para imponer un proyecto de ingeniería social. Este año han vuelto a manifestarse convocados por la plataforma ‘Queremos Galego’, una de las organizaciones que han apoyado a los violentos que agredieron a Galicia Bilingüe con el pretexto de “defender el gallego”.

Por un galego en liberdade
El nacionalismo acepta ‘defender el gallego’ como pretexto para agredir al discrepante
La TVG prohíbe recoger las opiniones de los gallegos que hablen en español

Dicen que el español y el inglés son lenguas “impuestas y ajenas” en Galicia

Aquí puedes leer el manifiesto de esa plataforma que se ha leído hoy en las manifestaciones que los nacionalistas han celebrado en varias ciudades gallegas. El texto no tiene desperdicio, y es una auténtica demostración de talibanismo lingüístico que deja a los gallegos hispanohablantes como extranjeros en su propia tierra. Traduzco a continuación algunas partes significativas:

“El gallego es nuestra lengua. Galicia tiene una lengua suya que es el gallego. Por esto, no podemos tolerar que en nuestro país, hoy, el español, con la ayuda del Inglés, se utilice como su sepulturero.”

Cualquiera que lea esta majadería se imagina al español (una lengua que escriben con minúscula, mientras al “Inglés” le dan categoría de nombre propio) con su colega anglosajón luchando por enterrar en una fosa al gallego. Pero no. En las administraciones regional y locales de Galicia sólo se usa el gallego, con muy contadas excepciones. Los rótulos sólo están en gallego, las señales también, al igual que los impresos con los que los ciudadanos tenemos que cumplimentar cualquier trámite. Y esto en una comunidad con dos lenguas oficiales -español y gallego-, en la que los hablantes de ambas pagamos impuestos por igual. Pero sigamos con el disparatado manifiesto de “Queremos Galego”:

“Hasta el Estatuto de Autonomía, que ya tiene 33 anos, declara que el Gallego es la lengua propia de Galicia. En buena lógica, ya que es así, está en su casa y no precisa permiso de las otras, impuestas y ajenas, para moverse libremente por las diversas estancias.”

Para empezar, un apunte: cuando citan el Artículo 5 de dicho Estatuto, los nacionalistas siempre se limitan a la parte que les conviene, el punto 1, pero olvidan los tres puntos siguientes:

2. Los idiomas gallego y castellano son oficiales en Galicia y todos tienen el derecho de conocerlos y usarlos.
3. Los poderes públicos de Galicia garantizarán el uso normal y oficial de los dos idiomas y potenciarán la utilización del gallego en todos los órdenes de la vida pública, cultural e informativa, y dispondrán los medios necesarios para facilitar su conocimiento.
4. Nadie podrá ser discriminado por razón de la lengua.

Dicho esto, sin ningún rubor, “Queremos Galego” equipara al español -lengua oficial en Galicia- con el inglés, y califica a ambas como lenguas “impuestas y ajenas”. De risa. Para empezar, me pregunto quién ha impuesto en Galicia el inglés, más allá de la obligación establecida por los políticos de distintos partidos de que estudiemos este idioma en las escuelas. De la lectura del manifiesto de “Queremos Galego” cualquiera podría pensar que tropas británicas o estadounidenses llegaron a Galicia a imponer el idioma de Shakespeare, pero va a ser que no, al margen de la confusión que hagan algunos entre sus desvaríos antiimperialistas y la realidad, claro. Pero además, he de decir que yo, como muchos gallegos, somos descendientes de familias gallegas hispanohablantes. En mi caso, que a mí me conste, el español viene siendo la lengua hablada por mis antepasados paternos y maternos desde al menos hace 4 generaciones, antes incluso del franquismo. Que en Galicia se hable el español es algo natural, pues desde que España existe, Galicia ha formado parte de ella, siendo de hecho el destino de numerosos peregrinos que acudían a Santiago hablando las más diversas lenguas, que han enriquecido durante siglos el patrimonio cultural de Galicia.

Un paranoico alegato nacionalista contra la globalización

El aislacionismo lingüístico que predican los nacionalistas es lo más opuesto a la historia de rica diversidad cultural de Galicia. Un aislacionismo que “Queremos Galego” predica en su manifiesto con palabras como éstas:

“Amigas y amigos, el tiempo actual no es propicio para la existencia de Galicia y de su signo principal, la lengua gallega, porque la globalización pretende arrasar con toda diferencia que ose desafiar la hegemonía del imperial dominante. No los vamos a complacer. No tenemos la menor voluntad de suicidio ni de resignación.”

Esta expresión de paranoia ideológica resulta cómica teniendo en cuenta que nunca en toda la historia de Galicia se habían invertido tantos recursos económicos, tantas normas y tantos esfuerzos como los que se invierten ahora para promover, beneficiar e incluso privilegiar el uso de la lengua gallega, incluso a costa de lesionar los derechos de casi la mitad de la población de Galicia, que tiene como lengua de uso habitual el español. Desconozco si lo que pretende “Queremos Galego” es meter a Galicia en un condón gigante para aislarla del mundo y garantizar así que el español y el inglés no se oigan ni remotamente del Padornelo para acá, pero esa impresión es la que da leer los disparates que lanza en la parte final de su manifiesto.

‘Queremos Galego’ otorga a la lengua gallega cualidades divinas

En dicha parte deja bien claro qué entiende por ‘normalización’: “una lengua normal es una lengua ubicua, omnipresente”. Con esto “Queremos Galegos” atribuye a la lengua gallega características divinas, pues el único onmipresente, es decir, que está en todas partes, es Dios. Me pregunto si dicha plataforma emprenderá una campaña de oración para reclamar a Dios que ceda su puesto a la lengua gallega… “Queremos Galego” insiste en esta idea de una forma que ya roza lo cómico:

Debe ser la lengua obxecto de uso y de defensa todos los días del año en todos los lugares y momentos, porque no es un adorno o una pieza cultural: es nuestro ser y precisa de una defensa cívica y de un amor colectivo y de una movilización social tan potente como la que dedicamos a otros asuntos que tienen que ver con el dinero, con el trabajo o con derechos conquistados.”

Con esto, “Queremos Galego” se descubre, definitivamente, como un “Queremos Impoñer o Galego”. Nos dice, sin rodeos, que tenemos el deber de hablar el gallego en todo momento y lugar. Y nos lo dice, insisto, en un mundo globalizado en el que uno cada día, por lo menos en el ámbito laboral, suele usar al menos dos idiomas para relacionarse con otras personas. Me pregunto si estos tipos quieren hacer de Galicia una réplica de la Albania de Enver Hoxha… Y cómo pretenden llegar a esa meta. Porque puede que al lector se le haya pasado por alto un detalle, pero para disfrazar esa pretensión totalitaria emplean el mismo reclamo, la defensa del gallego, que ya han usado para justificar las agresiones a Galicia Bilingüe. Una vez han concedido a la lengua gallega características divinas, justifican su imposición por cualquier medio, con un fundamentalismo fanático digno de islamistas. En este sentido, es un acierto que Alfonso de la Vega atribuya hoy a estos lunáticos el propósito de imponer una “sharia lingüística”.

¿Quiénes son los que hacen daño de verdad al gallego?

Por mi parte, insisto en lo que vengo denunciando desde este blog: los que hacen daño al gallego son los que se apropian de él para intentar excluir a los demás de la condición de gallegos, tratándonos como extranjeros en nuestra propia tierra: en la tierra de nuestros padres, abuelos y bisabuelos, en muchísimos casos. Los que hacen daño al gallego son los que apelan a él como pretexto para agredir a los que discrepan, como ya señalé ayer, ensuciando la lengua con su burda justificación de la violencia contra los que nos limitamos a pedir algo tan elemental y democrático como que haya libertad de elección de lengua en una comunidad con dos idiomas oficiales, igual que ocurre en otras democracias. Los que hacen daño al gallego son los que lo usan como reclamo para vivir de la subvención, transmitiendo la idea de que este idioma con tantos siglos a sus espaldas es incapaz de sostenerse si no es a costa del saqueo constante de recursos públicos pagados por todos los contribuyentes. Los que hacen daño al gallego son los que lo deforman por motivos ideológicos, intentando asimilarlo al portugués y alejándolo de la lengua hablada en la calle y en el rural, en aras de un diferencialismo frente al español que llega al absurdo de eliminar términos tradicionalmente gallegos por el mero hecho de parecerse o ser idénticos a los de la lengua de Cervantes. Los que hacen daño al gallego, en fin, son los que quieren que dejemos de tratarlo como una herramienta de comunicación para que lo adoremos como a un dios, en una nueva religión en la que los nacionalistas aspiran a ser los imanes que nos dictarán cómo tenemos que vivir para ser genuinamente gallegos.

(Foto: X. Cea – El Correo Gallego)

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Manuel Roson

    Buenos Aires, 17/05/2014.-
    Sres. El Entir: Si para los nacionalistas gallegos, el “español” en Galicia es una lengua extranjera, como lo es el inglès; deberìan de informarse mejor; pues Galicia radica en España, y el idioma “comùn” y “oficial” del Estado Español, es pues el “español”, que se habla “oficialmente” en todo el Reino de España, y con algunas “diferencias lingûìsticas” en naciones que en otros tiempos fueron “dominios de ultramar de España”. / Serìa una “verdadera làstima” que los nacionalistas gallegos se queden “fuera” del habla de identidad nacional que para España es el “español”. Pero para no volverse locos, ni volvernos locos a los no gallegos, esta historia de la lengua de identidad regional y/o provincial, se terminò siglos yà, cuando se impuso a las demàs lenguas de la Penìnsula Ibèrica el “CASTELLANO”. Por lo tanto señores nacionalistas gallegos, no dèis màs vueltas con estas cosas del lenguaje, que a nadie le importa y que lamentablemente hay otros problemas màs importantes y acuciantes que deben ser tratados ahora con la mayor celeridad, para el bien de toda España. /

  2. Manuel. Tienes toda la razón pero desgraciadamente el radicalismo nacionalista gallego tiene mucho poder tanto dentro del ámbito político como en los medios de comunicación. La Unión Europea, con buena intención, hace años no solo reconoció a todos los idiomas minoritarios (no me acuerdo cuantos son) pero los declaró algo así como ‘patrimonio cultural’ y con el derecho a la protección y promulgación. Están, naturalmente, incluidos el Catalán, el Euskera y el Gallego. Desde entonces, todos estos movimientos se aprovecharon y comenzaron su campaña ‘política’ nacionalista usando el idioma como un ‘arma letal’. Ahora con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, todos estos politiquillos nacionalistas (y hay una buena cantidad de ellos) se están aprovechando para hacer propaganda en nombre de la ‘Nación’, en este caso ‘Galiza’. ¿No es, mas o menos algo así Elentir?

  3. James, ese uso del idioma ya había empezado mucho antes. Llevan muchos años viviendo de ese cuento, usándolo para imponernos a todos sus patrañas identitarias. Lo que pasa en que en Galicia cada vez más gente está harta de tanta chorrada, y de que en plena crisis, asfixiados como estamos a impuestos y con recortes en sanidad y otros ámbitos, se esté dedicando un dineral al negocio del idioma. Por eso estos tipos montan estos numeritos, para defender su tinglado particular. El idioma no es más que un pretexto.

  4. pacococo

    No se puede razonar ni con quien no quiere ni con quien no tiene inteligencia.

    Un grupo de amiguetes monta un lo que sea y van a trincar la subvención y como esto de los idiomas está de moda, pues montan como seña de identidad el idioma y eso les justifica todos los disparates que puedan hacer.

    Y lo primero es justificar el futuro gobierno tiránico que pudieran montar. De momento ya apuntan maneras con la imposición por la fuerza de sus ideas (por llamarlo de alguna manera a lo que producen las dos neuroras defectuosas que tienen).

    La culpa, como siempre de los sucesivos gobiernos que no sólo miran para otro lado, sino que les dan las subvenciones y les ríen las gracias.

    En todas las regiones hay un porcentaje más o menos grande de personas cuya lengua materna es el español, por tanto hablar de lenguas exclusivas es un disparate. Incluso en vascongadas el idioma común es el español y muy poca gente habla alguno de los dialectos del vascuence y como eso es un lío, se inventaron un idioma que salvo en la televisión autonómica no lo habla nadie.

    Imagino la extrañeza que deben sentir en otros paises cuando ven noticias de este tipo, pensarán que estamos locos.

    Y por supuesto para estos inutiles, siempre será preferible el inglés al español, faltaría más.

    Elentir, tú que sabes donde buscar, sería interesante encontrar las subvenciones que reciben estos tipos, seguro que nos sorprenderemos, si es que nos queda algo de capacidad de sorpresa.

  5. Alfonso

    Soy castellanohablante pero mis padres, tíos y abuelos maternos y paternos eran y son gallegohablantes, dudo mucho que se sintieran discriminados por ello. Va siendo hora de desmitificar : http://libertadlinguistica.com/index.php?option=com_content&view=article&id=82:el-paraiso-poliglota-entrevista-a-juan-ramon-lodares&catid=1&Itemid=42

  6. Alfonso

    La “riqueza” cultural hay que pagarla. Por ejemplo, en el año 1995 la cadena pública BBC le costaba al contribuyente británico 34 mil millones de pesetas. La BBC difunde programas en inglés por todo el mundo. Ese mismo año, las cadenas autonómicas de TV le costaban al contribuyente español 65 mil millones de pesetas. Según tengo entendido, la televisión que emite en euskera se financia con 14 mil millones de pesetas para audiencias anuales que escasamente superan el millón de personas. Un libro le cuesta al editor en España un tercio más de euros de lo que le costaría en Francia, Alemania, Italia o Gran Bretaña, porque aquí el editor tiene que hacer cinco ediciones del mismo texto, dado que nuestra “riqueza” cultural y lingüística impide que el libro de Murcia sirva para Alicante. Ni entro, ni salgo, en si tales gastos son imprescindibles, sólo digo que el camino del plurilingüismo es caro. Dentro de varias generaciones es algo que los catalanes tendrán que reclamárselo a los políticos nacionalistas. Un problema es que quieren dirigir por ley la planificación de la sociedad y esto no se puede hacer. Es posible que en dos generaciones nos vamos a encontrar con gente que no sabe hablar bien ni catalán ni español, que serán semilingües. Y el catalán va a ser un idioma que sólo sabrán hablar en las clases bajas. Eso no va a ser bueno para Cataluña.

  7. Alfonso

    El anterior comentario era un interesante fragmento de una entrevista al fallecido Ramón Lodares.

  8. Muy bueno Alfonso. Se que la BBC también tiene emisión en el idioma gales para Gales pero no es una emisora autónoma. Forma parte del conjunto de la BBC. No tengo idea del coste.

  9. Juan Español Español

    ¿Y para cuando implantamos la revolución del sentido común?. Porque se han hecho unas cuantas, pero falta esta.

    ¿Cuando acabaremos con esta casta que nos domeña?. Que nos doblega, y que vive muy bien a nuestra costa, mientrsa a TÍ, que te lo curras, te fríen a impuestos, en castellano, en gallego, en catalán, en vascuence, en bable, en fabla, en fala, en panocho, en valencino, en alicantino, en aranés, en leonés, no se cuantas lenguas más, y hasta en cheli si me apuras.

    Mientras sigamos con este Estado será imposible, porque se lo han montado de tal manera que dando al burro la zanahoria de la “libertad de expresión”, y “el poder hablar en libertad” ya parece que todos somos demócratas.

    Que pringaillos somos.

    Y ahora nos sale el Feijoo proponiendo a FELIPE GONZALEZ como adalid de “nose-que-programa-sobre-la-financiación-autonomica-porque-es-un-experto”.

    Propone al individuo que ha germinado en su época de gobierno, en su “régimen”, la mayor época de corrupción generalizada en la Historia de España. Propone al ser corrupto “defensor-de-los-pobres” que tiene una mansión al lado del Rey de Marruecos.

    El oriundo cántabro devenido en sevillano por mor de la emigración del lechero de su padre a la capital bética, seguro que es capaz de llevar la bandera de los de “Queremos galego” con harta satisfacción y como símbolo de la “unidad de los pueblos solidarios.

    Eso sí, al día siguiente se come una mariscada con su amiguete el Slim en Méjico, o en Sudáfrica, por ejemplo.

    Esto es de locos.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.