Han muerto al intentar rescatar al participante en una prueba deportiva

Mueren tres guardias civiles en un rescate, y como no iban a salvar a un cura, ¿no importa?

Hoy han muerto en el cumplimiento de su deber tres miembros de la Guardia Civil: el Capitán Emilio Pérez Peláez y el Teniente Marcos Antonio Benito Rodríguez, ambos del Servicio Aéreo, y José Martínez Conejo, Especialista en Montaña. Han perdido la vida cuando intentaban rescatar a un participante del XIII Raid Picos de Europa, una competición de montaña.

Llamazares pidió ‘humanidad’ para el etarra Bolinaga, pero se la niega al Padre Pajares
En España se propaga una enfermedad contagiosa tan alarmante como el ébola

La muerte de estos tres héroes es una muestra del espíritu que informa a la Guardia Civil: estar dispuesto a arriesgar la propia vida para proteger y salvar la de los demás. El pasado 8 de agosto la cuenta oficial de la Benemérita en Twitter publicaba que el Servicio de Montaña de la Guardia Civil salvó a 343 personas en 227 intervenciones en los meses de junio y julio. Pongo sobre estas líneas el vídeo difundido por la Guardia Civil en su canal de Youtube, dando cuenta de estos datos. Según informó el Instituto armado, estos rescates suponen un incremento del 19,38% respecto de los que se realizaron en el mismo periodo del año anterior. Muchas de esas operaciones se llevan a cabo en sitios de difícil acceso y en condiciones muy arriesgadas, que obligan a los agentes a poner en peligro sus propias vidas para cumplir sus misiones. Pero esto rara vez es noticia, porque los miembros de la Guardia Civil cumplen su misión con un loable sentido del deber y respondiendo a un afán de servir a España que se plasma muy bien en los letreros que lucen las entradas de sus cuarteles: “todo por la Patria”. La Guardia Civil se tiene ganado, con todo derecho, el enorme prestigio que tiene entre los españoles.

Yo no estoy por la labor de pedir cuentas a quien se ve en el trance de ser rescatado. Cualquiera puede verse en una situación así y lo evidente es que salvar una vida humana es algo que merece todo los esfuerzos posibles. Y esto vale tanto para un rescate en alta montaña como cuando la vida que se intenta rescatar es la de, por ejemplo, un misionero que se pasó más de medio siglo ayudando y curando a los más necesitados en África. Eso sí, no deja de llamarme la atención el silencio que guardan hoy ante esta triste noticia los que clamaron contra la operación para repatriar al Padre Pajares, enfermo de ébola. Nadie murió, ni cayó enfermo, ni tan siquiera hubo nadie que sufriese un solo rasguño por salvar a aquel héroe. Como en otras ocasiones, los miembros del Ejército del Aire y de los servicios sanitarios que le atendieron corrieron riesgos, no cabe duda, pero cumplieron con su deber como lo habrían hecho con cualquier otra persona. Sin embargo, algunos miserables hicieron campaña contra aquella repatriación, sembrando el alarmismo, alertando sobre posibles contagios entre la población, e incluso pidiendo cuentas por su coste. Hoy, insisto, callan ante la muerte de tres guardias civiles no cuando iban a rescatar a África a un sacerdote que estuviese ayudando a los más necesitados, sino cuando iban a rescatar a una persona que participaba en una competición deportiva. Hoy los que clamaban contra el rescate del Padre Pajares no tienen nada que decir, por lo visto, sobre el alto precio pagado por la Guardia Civil y por las familias de los fallecidos en el intento de rescatar a un montañero. ¿Es, tal vez, porque las vidas de tres guardias civiles les importan mucho menos que el coste del vuelo y los cuidados que recibió el citado sacerdote? ¿O es que simplemente como no es un cura el rescatado, el asunto les trae sin cuidado?

Mi abrazo a las familias y a los compañeros de los fallecidos. Descansen en paz.

¡Viva la Guardia Civil!

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. No, Elentir, es peor. No sólo es que este individuo (Llamazares quiero decir), negara a un sacerdote esta ayuda que cualquier país con los medios suficientes presta sin vacilar a cualquiera de sus ciudadanos. Es que, estos tres guardias civiles a los que Dios ha de tener en su gloria, y que seguro que no preguntaron la afiliación política del que iban a rescatar ni su currículum; han sido vilipendiados por un concejal socialista de El Coronil (@JeronimoGJ), un municipio de Sevilla, y miembro de la ejecutiva provincial sevillana en tiwtter. Quiero decir que el silencio de ese LLamazares es clamoroso como bien dices; pero es aún peor la actuación de este individuo que, aunque parezca imposible, es alcalde.

  2. Hugo

    Descansen en paz. Alli donde van están no se pueden escuchar los rebuznos de los políticos miserables. Un ambrazo para los que quedan aquí que serán los que más sufren en estos momentos.

  3. Lo he visto, Schwan. Menudo miserable el tipo ése. Desde luego, si en la Guardia Civil tienen a algunas de las mejores personas de España, parece que en el PSOE se esfuerzan por captar a las peores.

  4. He dedicado una de mis novelas (‘Serene Maiden’ en Amazon) a la Guardia Civil que gano un premio literario pero como esta en ingles y nadie en Galicia lee ingles quedo en el olvido.

  5. Espectador

    La muerte de cualquier persona (terroristas y otros miserables excluidos de ese título) es siempre lamentable, pero la de los que dan su vida intentando ayudar a los demás: bomberos, rescatadores, médicos, misioneros, … lo es especialmente.

    Mi más sentido pésame a las familias de esos héroes.

  6. Meandmycircunstances

    Efectivamente y tambien en que esa banda solo capta a lo peor,no hay mas que escuchar al nuevo “secretario”.¡Malditos sean!.

  7. Es cierto que el presupuesto de Defensa ha bajado mucho y eso lo están pagando los militares en muchos sentidos. No obstante, creo que la Guardia Civil depende de Interior. En todo caso, el helicóptero accidentado era un MBB Bö-105, un buen helicóptero pero ya antiguo. En todo caso, dadas las circunstancias del accidente, no creo que se pueda atribuir lo ocurrido a la antigüedad del aparato.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.