Se apiadan de él tras pedir que se dejara morir en África al Padre Pajares

Un perro llamado Excalibur saca a la luz el asimétrico sentido de la piedad de algunos

La decisión de sacrificar al perro de la enfermera contagiada por ébola ha destapado el asimétrico sentido de la piedad de una parte de la sociedad española. En Twitter el tema #SalvemosaExcalibur (así se llama el perro) reunía anoche más de 230.000 tuiteos. Una página de Facebook suma ya más de 47.000 fans con el título “Salvemos a Excalibur”. Y una petición en Change.org reunía en pocas horas más de 216.000 firmas para salvar animal.

Información útil: cuáles son los síntomas y las vías de transmisión del virus del ébola
En España se propaga una enfermedad contagiosa tan alarmante como el ébola

Una petición que equipara a un perro con su dueño

El texto de la petición no duda en equiparar la vida del perro con la de un ser humano al afirmar que “es mucho más facil aislarlo o ponerlo en cuarentena igual que han hecho con el marido de la víctima”. Ni siquiera la enfermera contagiada ha merecido tantas muestras de solidaridad como su perro. Es inútil explicar a quienes piensan así que la OMS contempla el sacrificio de animales como forma para evitar la extensión de la epidemia. Es inútil intentar explicarles que hacer guardar cuarentena a un perro es mucho más complicado y encierra muchos más riesgos que poner en cuarentena a un hombre, y que sólo éste -por su condición humana- merece el riesgo que supone el proceso para el personal sanitario. Es inútil pedir coherencia a los que en muchos casos defienden en nombre de la libertad la matanza de más de 100.000 seres humanos inocentes al año con el aborto, y luego lloran por un perro. Empieza a ser casi providencial que una sociedad así, que mata a sus hijos por nacer, se esté empujando a sí misma a un suicidio demográfico que va a tener muy graves consecuencias en el futuro. La historia nos demuestra cómo las sociedades decadentes acaban por destruirse a sí mismas. Da la sensación de que ése es el camino que ha tomado la nuestra, surfeando sobre una ola de estupidez.

Lloran por el perro tras mostrar su desprecio por el Padre Pajares

En el extremo más visible de esa decadencia, en Twitter era fácil encontrarse ayer con usuarios que pedían salvar al perro, pero que en agosto pidieron que se dejase morir de ébola en África al médico y sacerdote español Miguel Pajares, fallecido a causa del ébola en agosto tras ser repatriado a España. Que la mascota de una infectada por ébola suponga un riesgo para los seres humanos es algo que les da igual a los que nos alertaron del riesgo que corría España por la citada repatriación. Para algunos merece la pena correr riesgos por un perro, pero no por un misionero que pasó 30 años ayudando a los más pobres. Ciertos “piadosos” progres me decían ayer en Twitter que el misionero sabía a lo que se arriesgaba, pero el perro no. O dicho de otra forma: “el misionero enfermó por ayudar a los pobres, que se fastidie y que se muera en África. ¡Pero pobre perrito!” Ya parece que el misionero habría merecido más consideración si fuese ateo y hubiese dedicado su vida a salvar perros y no a cuidar a pobres africanos. A este grado de imbecilidad, de indignidad y de vileza ha llegado buena parte de la sociedad española, que aún se escandaliza de que haya políticos que son un vivo reflejo de su corrupción moral.

Los perros ya muestran más amor por los humanos que muchos humanos

A mí me encantan los perros. Se puede decir de ellos que son los animales más serviciales que hay, capaces de seguir a sus amos hasta la tumba cuando éstos fallecen. De hecho, empiezo a pensar que por regla general los perros demuestran más amor por el ser humano que muchos miembros de nuestra propia especie. Pero a diferencia de dichos miembros, no comparto esa línea de pensamiento débil según la cual hay que sentir por las mascotas tanta piedad como por los seres humanos, a menos que éstos sean niños por nacer o misioneros católicos, claro, en cuyo caso cualquier atisbo de piedad se va a hacer puñetas. Y podríamos añadir más ejemplos. Una movilización como la que ayer concitó Excalibur no la han merecido en España los hombres, mujeres y niños atrozmente asesinados por los terroristas del Estado Islámico en Irak y Siria. Remitiéndome al citado portal de participación ciudadana de inspiración progre, en un mes una petición de ayuda a los cristianos de Irak en Change.org consiguió 90.000 firmas menos que la de ayer en favor de la citada mascota en unas pocas horas. Para encontrarse con una campaña con más apoyo hay que irse a la que lanzó Aleteia en el portal conservador CitizenGO, que ha reunido más de 294.000 firmas desde el 24 de julio.

La piedad con el perro como disfraz de otra cosa

Ante la terrible y patética realidad que revelan estas cifras, abortistas que se apiadan de un perro y no de seres humanos aún nos dirán aquello de que a los provida no nos importan los ya nacidos. Sinceramente, me da la sensación de que a ellos no les importan otros seres humanos -nacidos o por nacer- que no sean ellos mismos. Y es que al final la legítima piedad por un animal acaba siendo, para algunos, una forma de disfrazar su falta de piedad por sus semejantes, una carencia que aumenta a medida que se extiende esa filosofía materialista según la cual las personas no tenemos más que un valor meramente instrumental, y carecemos por completo de cualquier dimensión trascendente que nos distinga en esencia de las bestias, a las que hemos de tratar como iguales o incluso como superiores cuando la vida de ciertos seres humanos resulte, para algunos, más prescindible que la de un perro.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Hare

    La verdad es que a mí también me llamo la atención, leyendo en los foros de la prensa, que se quiera correr riesgos por un perro pero no por un humano. Supongo que hay que tener perro para entenderlo

  2. Emismo

    El problema, a parte de ese desafecto hacia la vida humana, es la falta de información, clara y precisa, sobre el asunto. Otra lamentable actuación del Gobierno.

  3. Supongo que se trata de una reacción desesperada ante la impotencia: Ya que no está en nuestras manos hacer (casi) nada en el tema ébola, y no podemos confiar en el gobierno, políticos y demás “responsables”, abanderamos con desesperación la única causa que sí está a nuestro alcance: intentar defender al perro

    Conste que también me repugna la falta de coherencia de tanto “defensor de la vida”. Conste que yo tengo dos perros y los quiero con locura. Yo hubiera preferido una analítica y en su caso proceder al sacrificio… pero eso no es lo que se pide en twitter o en change.org

    El caso es que ante la desesperanza y la falta de un liderazgo o al menos de información es lógico que muchos, en lugar de informarse y actuar racionalmente, prefieran abanderar una causa y hacerla suya.

    Y no: la coherencia no es algo que se estile hoy en día. Diría que hasta está mal vista

  4. ARC

    Don Hare: yo tengo perra y no lo entiendo.
    Es buena, inteligente y fiel, pero si mantenerla con vida puede poner en riesgo a otros seres humanos, con todo el dolor de mi corazón, la sacrifico.
    Soy de esos seres moralmente deformes y éticamente reprobables y viles que sintiendo respeto por los animales, valoro mucho más la vida de una persona.
    Ya veo que empezamos a ser especie en peligro de extinción, pero me temo que, al contrario que al tigre blanco, no sólo nadie nos va a proteger sino que, al menor síntoma de ébola, nos sacrificarán por deformes morales, éticamente viles y altamente nocivos para la salud.

  5. Pablo

    GRANDISIMO ARTICULO.

  6. Emismo

    Elentir, da por hecho que el sacrificio del perro es la única alternativa, al menos la única segura. Yo tengo bastante ignorancia en el tema, hay informaciones contradictorias, expertos que dicen que no pueden transmitir el virus y otros que no lo pueden asegurar. Hay falta de información por parte de los responsables, algo que se echa mucho de menos.
    Por lo demás, el artículo chapó, como suele acostumbrar.

  7. Nife

    Efectivamente los perros aman más al ser humano que muchos humanos a sus congéneres. Esto lo sabemos todos los que tenemos perros. Yo estoy apenadísima por el pobre Excalibur y su dueño pero entiendo que dadas las circunstancias sacrificarlo es seguramente la decisión más prudencial. Espero que se lo oculten a la mujer enferma hasta que sane (esperemos que sane) ya que le causará un dolor y estrés que no le ayudará precisamente.

  8. El Tíol Bastón

    Pues sí, a mí también me vino a la mente lo mismo cuando vi la alerta para firmar por el dichoso perrito, así que no lo hice. Lo más lógico que se me vino a la mente fue que, ya que los perros, en la opinión de esa gente, son tan buenos y tan inteligentes, y las personas tan malas y tan burdas, que fueran otros perros los que firmaran por él. Con la que está cayendo, yo, en mi estupidez, ya tengo bastante con hacer lo que esté de mi mano con intentar salvar a otras personas, no nos vayamos a extinguir por memos.

  9. Centello

    Un pequeño inciso; la OMS aconseja el sacrificio de los animales…infectados. A este perro le van a dar pasaporte, si no se lo han dado ya, sin hacerle el más minimo estudio. A mí la verdad me asusta cada vez mas este asunto. Con esto del perro da la impresion de que no hacen mas que dar palos de ciego.

  10. pilar

    Discrepo de vuestras opiniones. La gente decide ayudar al perro porque está absolutamente indefenso. Las personas que no tienen mascotas, o que tratan a sus animales de cualquier manera, no consiguen procesar que para los demás sus animales sean como miembros de la familia, pero es así. Y cualquier psiquiatra os dirá que es una muestra de cordura emocional que una persona prefiera a su perro antes que a un desconocido. Por otra parte, yo apoyé que se trajeran a ambos misioneros, y cualquiera que haya leído el infierno que vivió la hermana Melgar debería reconocer la necesidad de un trato digno para TODOS. Sois vosotros los que caeis en la trampa que denunciais: como pensais que esta protesta es política no la secundais, a pesar de que sea justo pedir que no les arrebataran al perro sin más. Este país da pena por eso: ya no se piensa en lo que es justo y correcto, dino sobre los colores de unos y otros. Estamos mal, eh.

  11. Alm

    Me parece increible que los partidarios de sacrificar a un perro sin sabee si tiene ebola no se planteen que, sin disponee de esa información, no se pueda descartar si ese perro, a su vez, no ha podido contagiar a otros perros e incluso a sus dueños…no, lo mejor es sacrificarlo e incinerarlo sin saber y así seguur tapando este asunto…

  12. Maite

    Los animalistas que mencionáis no desprecian la vida humana, mas bien reivindican el derecho de un animal por ser un ser vivo.
    Todos formamos parte de un ecosistema, pero sólo el hombre se cree con derecho sobre los demás. Solo hay que ver las cifras de maltrato animal en España.
    Los humanos no somos superiores ni tenemos mas derecho. Años atras fue la exclavitud y hoy son los animales.

    Ama, respeta y se te corresponderá.

  13. Elisa

    Sólo una duda Elentir…¿y qué te parecen los gatos y demás animales? 😛

  14. Leticia

    La verdad es que no se ni por donde empezar..

    Es obvio que están asustados y no saben como reaccionar, el perro lleva saliendo 10 días a la calle, vosotros me diréis, quizás lo mejor es sacrificar a todos los perros a la redonda. (rezar que no os toque a ver que pensáis los que tenéis perro)

    Pero bueno, al fin y al cabo se hace a diario de manera discreta, en España se sacrifican una cantidad de perros y gatos descomunal en las perreras. Esto los “animalistas” lo sufren a diario, así que no es nuevo.

    El principal problema es que la primera y única solución dada ha sido sacrificarlo, sin análisis, sin consultar a la OMS, ni al Colegio de Veterinarios, ni a ningún experto. Teniendo en cuenta que está aislado, no hay nadie en el domicilio, hay mucha prisa por matarlo ya.

    El único científico a nivel mundial que ha hecho un estudio de Ebola en el que se implican perros, ha reclamado que no se le mate, es digno de estudio y podría ser algo pionero para la investigación. Pueden leer la noticia en el Mundo. (http://elpais.com/elpais/2014/10/07/ciencia/1412701500_432789.html)

  15. Emismo: “Yo tengo bastante ignorancia en el tema, hay informaciones contradictorias, expertos que dicen que no pueden transmitir el virus y otros que no lo pueden asegurar.”

    “Este estudio sugiere que los perros pueden ser infectados por el virus de Ebola y que la supuesta infección es asintomática.”
    http://wwwnc.cdc.gov/eid/article/11/3/pdfs/04-0981.pdf

    Publicado en marzo de 2005 y recogido en la web del Centro de Control de Enfermedades de EEUU.

    Pilar: “La gente decide ayudar al perro porque está absolutamente indefenso.”

    Y los niños por nacer vienen equipados con chalecos antibalas y con un curso de boxeo, claro, por eso gente que apoya el aborto se lanza a pedir que salven al perro.

    Pilar: “cualquier psiquiatra os dirá que es una muestra de cordura emocional que una persona prefiera a su perro antes que a un desconocido.”

    ¿Esa “cordura emocional” incluye a los que desprecian la vida de un misionero y piden salvar a un perro? Aquí van algunos ejemplos: https://pbs.twimg.com/media/BzbGX3XCIAAnu7L.jpg:large

    Alm: “… no se pueda descartar si ese perro, a su vez, no ha podido contagiar a otros perros e incluso a sus dueños”

    ¿Esto es un argumento para salvar al perro?

    Maite: “Los animalistas que mencionáis no desprecian la vida humana, mas bien reivindican el derecho de un animal por ser un ser vivo. (…) Los humanos no somos superiores ni tenemos mas derecho.”

    Es decir, que reivindican una absoluta majadería. Sólo el hombre es titular de derechos. Una mosca es un ser vivo y no tiene ningún derecho. Lo mismo con vacas, culebras, caballitos de mar, cangrejos o chinches. Ninguno tiene derechos. Los derechos son humanos, Maite. Y sí, somos superiores a los animales, por eso tenemos inteligencia, hablamos, tenemos libertad de obrar contra nuestros instintos, etc. Me parece increíble tener que explicarle esto a alguien que sabe escribir, cosa que no sabe hacer ningún animal.

    Y ya no te digo que las personas tenemos más derechos que los animales porque sería aceptar una falacia: la de que los animales tienen derechos. No los tienen. Podrán ser objeto de protección, pero los animales no tienen derecho a la vida, ni libertad de expresión, ni libertad religiosa, ni derecho de manifestación…

    Por favor: basta ya de majaderías.

    Elisa, como ya te he dicho en Twitter, no me desagradan los gatos y demás animales mientras no estén en mi casa.

    Leticia, ¿pretendes que se consulte a la OMS y al Colegio de Veterinarios si hay que sacrificar un perro? ¿Es una broma? En España tenemos autoridades sanitarias para algo.

    Y por cierto, he puesto más arriba en este comentario el enlace al estudio que El País atribuye al doctor Leroy, aunque lo hiciese en compañía de otros ocho científicos, y cito lo que dice el propio estudio al respecto de la posibilidad de contagio entre perros. ¿Vamos a tener que consultar a este señor cada vez que tengamos que sacrificar a un perro que ha convivido con una persona infectada con ébola?

  16. Pacococo

    Lo que yo veo es que el gobierno no tiene ni idea y tiene que demostrar a la opinión pública que hace algo y a alguna cabeza pensante se le ocurrió lo del perro.

    Ahora si lo sacrifican sacarán un montón de expertos para justificarlo y si no dirán que ellos son muy sensibles a la opinión pública.

    Entiendo que sacrificar al perro porque hay que hacer algo es una guarrada, pero estamos tan acostumbrados a guarradas, que una más…

    La sociedad tiene un problema y gordo. Si la sociedad se moviliza por un perro, que está bien y no se moviliza por un niño, que está mejor y si la sociedad considera un derecho eliminar niños por nacer, es que la sociedad tiene un serio problema, pero muy serio.

  17. lila

    Después de todo el dispositivo que se organizó en la casa, creo que poco costaba analizar al perro. Hay que pensar que si la enfermera se recupera se llevará un disgusto horroroso al ver lo que le pasó a su perro, ya lo dijo su marido ayer. Coincido con Juan Antonio, no se trata de preferir a un animal a un ser humano, se trata de intentar poder hacer algo positivo. Yo defendí que se trajera a los dos religiosos, pero también creo que ha habido poca sensibilidad hacia los sentimientos de los dueños del perro, que ya bastante tienen.

  18. maria cristina

    No se trata de discriminar la piedad. Es que un ser humano tiene (muchas veces, y lamentablemente, no siempre) un cierto grado de libertad con el que no cuenta un animal. Los perros, las mascotas en general, viven a nuestro arbitrio, comen lo que les damos, sufren y pasan hambre con nosotros, o viven como ricos. En todo y para todo dependen de nosotros. Y por eso mismo son vulnerables, y no pueden hacer oir sus derechos, que los tienen. A no ser exhibidos en zoologicos deteriorados, a no tener que servir de distracción a las personas, a no tener que trabajar como bestias de carga, a no intervenir en competencias deportivas, etc. Ninguno de esos derechos se respeta a ciencia cierta. Por eso lo que les pasa despierta esos sentimientos en las personas. Como sin duda también sufrimos por la enfermera y esperamos que se cure, y su marido, y si familia.Y por eso también aceptamos que se repatriara al cura, para que pudiera ser atendido. En fin, es mi opinión, nada más. La piedad debería extenderse, no circunscribirse.

  19. Los animales son objetos de Derecho, no sujetos. Un delfín no tiene “derecho” a no servir de distracción. Podrá haber leyes que restrinjan a sus propietarios usarlos para ese fin, pero un delfín no es sujeto de Derecho. Yo no puedo coger y quemar un árbol en medio del monte, pero no porque el árbol tenga derecho a la vida, sino porque es la propiedad de alguien, o una propiedad pública. Un árbol es objeto de derecho y la ley puede establecer que sea protegido en determinadas circunstancias, pero eso no significa que un árbol tenga derechos, como tampoco los tienen un perro, una cucaracha, un calamar o una vaca.

  20. ajc103

    Hoy es un día triste, de esos en los que me da vergüenza vivir en España. Hoy han sacrificado a Excalibur, el perro de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería contagiada de ébola, después de que cientos de miles de personas alzaran la voz para defenderlo, después de que las redes sociales ardieran de indignación por la trágica suerte de este ser indefenso, después de que se movilizara gente delante de la casa para impedirlo y de que artistas y famosos prestaran su mediático apoyo a la mascota. Y ahora, una vez consumado el lamentable sacrificio, cientos de miles de personas claman al cielo indignadas por la injusticia, lloran desconsoladas por la pérdida de una vida inocente y sienten que algo va mal en este país, que algo falla.

    Y a esos cientos de miles de personas sólo les puedo decir una cosa: tenéis razón. Algo va mal. Algo falla.

    Porque algo va mal en este país, realmente mal, cuando se pone la vida de un perro por delante de la de toda una población, y algo falla cuando se prefiere correr el riesgo de contagio humano antes que sacrificar a un animal expuesto. Porque “No se sabía si estaba infectado, deberían haberle hecho pruebas” o “Podrían haberlo puesto en cuarentena”, son frases disfrazadas de sentimentalismo de postal que muestran un desprecio absoluto por la vida de los científicos que tendrían que llevar a cabo esas pruebas o por la de los encargados de cuidar y alimentar al perro durante su encierro cautelar. Sí, si se hicieran las cosas bien no tendrían por qué contagiarse, es cierto, pero si se hicieran las cosas bien, Teresa Romero tampoco se habría contagiado. Y se contagió, pese al equipo, pese a los protocolos. Por eso, con toda la pena del mundo, es preferible sacrificar a un animal antes que correr el riesgo de que las cosas vuelvan a no salir bien (como tienden a salir en este país) y más personas acaben infectadas.

    Algo va mal cuando la gente pide más responsabilidades por los errores que han llevado a la muerte de un perro antes que por los que han llevado a una persona a contagiarse, y algo falla cuando se aplauden comentarios partidarios de dar un tratamiento a Excalibur pero de haber dejado morir en Sierra Leona a Manuel García Viejo, cuando decir que se mate a una persona (por mal que caiga, por incompetente que sea) está mejor visto que decir que se sacrifique a un perro potencialmente peligroso.

    Algo va mal cuando tanta gente se lamenta por un perro cuando más de 15.000 son sacrificados cada año y muchos más malviven abandonados o hacinados en perreras, y algo falla cuando la hipocresía se pasea luciendo el vestido nuevo del emperador, porque -reconozcámoslo- casi nadie de los que se han sumado a esta campaña para defender a Excalibur, colgándose medallas de sensibilidad y bondad, va a perder un minuto de sueño por su muerte, ni mañana va a ceder una parte de su tiempo o de su sueldo para ayudar a otros animales necesitados, ni mucho menos personas. Porque ninguno de los que se llenan la boca de los derechos de los animales, de su inocencia y su indefensión, de su amor desinteresado y puro pagado con crueldad por la mísera raza humana, habría movido un sólo dedo si la mascota hubiera sido una chinchilla.

    Algo va mal, realmente mal, cuando un solo muerto en Europa importa más que cientos en África y, sobretodo, algo falla cuando tiene más acogida una campaña para salvar a un animal de morir sacrificado que cualquiera para salvar a miles de niños de morir de hambre.

    Efectivamente, tal y como dijo Gandhi, un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales. Y a día de hoy, en ese juicio, o nos declaran hipócritas o imbéciles.

  21. Maria

    Yo no creo hubiera que abandonar a los misioneros, aunque ellos sí estaban infectados y no habia dudas. Y creo que en parte el miedo surge cuando se confirma que estas infectado seas perro o humano. Es entonces, cuando nadie quiere tenerte cerca y se genera el rechazo. Y sino que se lo pregunten a los enfermos de SIDA. Pero tampoco creo que fuera imperativo asesinar a Excalibur sin saber si estaba infectado o no. Creo que todos los seres vivos tienen derecho a la vida, sean humanos o no. Y que nos creemos dioses y verdugos. Por supuesto que NO merece la pena que un veterinario enferme por atender a un perro. Pero igual que Teresa se ofrecio voluntaria como profesional que es, para atender a los misioneros que sí estaban infectados, porque seguramente ama su profesion, ¿Creen que tal vez no habia gente especializada en el sector veterinario que con el equipo necesario hubiera querido tener en quarentena a Excalibur? ¿Por que una enfermera puede ofrecerse voluntaria para cuidar un enfermo de ebola y aún veterinario se le niega que decida si quiere hacerle una analitica a un perro que PODRIA estar infectado O NO de ebola. Creo que igual que hay que hacer un seguimiento de las personas que han estado en contacto con Teresa, la auxiliar contagiada, para evitar nuevos posible contagios… Excalibur ha estado paseando, dejando fluidos y jugando con otros perritos… Si le hubieran hecho la prueba a Excalibur ahora sabriamos si se nos puede ir de las manos o no y algunos dormiriamos mas tranquilos. Porque yo no entiendo, pero segun dicen algunos expertos, el virus puede sobrevivir fuera del organismo hasta 48 horas. Si en el futuro surgen personas contagiadas y dicen en las noticias: No se sabe cual ha sido la fuente de contagio, no se sorprendan.

  22. María: “Pero tampoco creo que fuera imperativo asesinar a Excalibur sin saber si estaba infectado o no. Creo que todos los seres vivos tienen derecho a la vida, sean humanos o no.”

    Entonces, ¿tú eres cómplice de un crimen cada vez que comes carne de vaca o de cerdo? ¿Soy yo un criminal cada vez que mato a un mosquito? Y si corto una planta, ¿soy un asesino? Todos son seres vivos.

    En serio: con esta historia del perro estoy leyendo cosas que me dejan realmente alucinado. O algunas personas no piensan bien lo que escriben antes de escribirlo, o tienen que pasarlo muy mal en un mundo que está a años luz de sus peculiares deseos de atribuir derechos humanos a todo ser viviente. Lo paradójico es que en esta sociedad se niegan esos derechos a seres humanos como los niños por nacer, y a la vez se pretende otorgar esos derechos a los animales. Esto ya es de locos.

  23. Desgraciadamente, algunos amantes de los perros se han dejado arrastrar por la emoción sin reflexionar racionalmente.

  24. Rafael Morales

    Magnífico artículo Elentir, totalmente de acuerdo.

  25. Jandro

    Sé que no es el tema, en el que no puedo estar más de acuerdo contigo, Elentir, y pido disculpas, pero:

    ¿Alguien sabe qué tipo de seguimiento se les ha hecho a los pacientes que ocuparon la ambulancia que ocupó Teresa Romero después de que esta fuera trasladada al hospital (ya con síntomas) sin las mínimas medidas de seguridad y sin que desinfectaran el vehículo? ¿Están esos pacientes bajo vigilancia? Porque no lo he oído ni leído.

  26. Jandro

    Ah, y ojo con el periodismo más irresponsable. En El País:

    http://goo.gl/WqO4Vx

    Increíble.

  27. Hugo

    Sabado por la tarde en Coruña junto a los antiguos juzgados había dos transeuntes pidiendo dinero apoyados en panfletos a cuenta de este can. No me tenían buena pinta así que veis algo similar ateción que pueden ser un par de estafadores. A esto hemos llegado por un perro. Que bajo ha caido la humanidad.

  28. Elisa

    A ver, orden, a mí el perro también me da pena, pero era lo correcto y único que se le podía hacer, porque el virus en realidad es una zoonosis, es decir, en realidad el virus está “diseñado” para contagiar a animales, y en concreto a ciertas especies de mamíferos, cuando pasa de su reservorio natural que son los ya sonados murciélagos de la fruta (los cuales son asintomáticos y no presentan la enfermedad, ya que cuánto un patógeno esté más especializado en un ser a infectar, menos daño le hace porque se juega también su supervivencia, como no está adaptado a humanos, por eso es tan virulento) que ha traspasado la llamada “barrera de especie” e infecta a primates, y la ha vuelto a pasar a nosotros, por tanto, el virus en realidad infecta a ciertos mamíferos, y ahora a nosotros, y el virus se infecta a los humanos mediante contacto directo y continuado con animales que estén infectados, a los cuáles los síntomas y reacciones pueden variar tanto hasta el punto de ser asintomáticos.
    Eso por una parte, la otra, al perro no se le podía hacer NADA ya que aquí no hay laboratorios veterinarios (ni médicos o laboratorios de Microbiología) de nivel P4, que es el máximo de bioseguridad, a un hombre se le puede controlar desde un P3 extremando las precauciones al máximo, a un perro no, ya que hay que entrar a alimentarlo, limpiarle (que se sepa no hay pañales para ellos), etc, etc, no hay centro para poder tratarlo ni hacerle la cuarentena, en el perro de EEUU sí porque tienen unos 6 laboratorios capacitados para ello. Lo mismo el perro puede que haya estado infectado, pero como sus tiempos de incubación y manifestación de la enfermedad son distintos, lo mismo lo manifiesta y es contagioso cuando ya se haya controlado todo esto. Total, que el sacrificio era el mal menor, por mucho que duela, además, ya habíamos cometido demasiados fallos y cubierto de gloria como para ahora esperar los resultados del perro y no saber qué hacer con él en el caso de infección, porque además un perro es un foco de infección muy grande: orina por todas partes de la calle, se encuentra a un conocido/desconocido y le empieza a lamer, te puede echar saliva encima…etc, y si ya otros animales se contagian pues ahí sí que hay un exterminio serio de animales, por no decir al peligro que nos exponemos nosotros mismos.
    En definitiva, me gustaría añadir que España DEBERÍA tener un laboratorio P4, ya que sería una inversión importante y necesaria en I+D+i y nos pondría entre los importantes de investigación y búsquedas de curas, pero claro, si lo haces te lincharan porque quieres construir uno y la cantidad de cultivos de microorganismos peligrosos que habría…si no te linchan por un lado, es por el otro.
    Espero haberme explicado suficientemente bien y que se haya entendido todo.
    P.D.: hace unos años hubo otro brote de ébola en Gabón e investigaron con los animales de la aldea, entre salvajes como domésticos, y 54 perros aparecieron con anticuerpos específicos contra el virus, lo que quiere decir que seguramente el virus se contagia a los perros.

  29. Elisa

    Y por cierto, no todo “animal” es un mamífero, como dice Elentir, ni siquiera llegan a ser la mayoría de animales que existen…la mayoría que existen son artrópodos, que son las moscas, mosquitos, cucarachas, escorpiones, arañas…bichos que normalmente nadie duda en matar, así que más que “animalistas” se nombren como “mamiferistas”, y a veces ni eso…¿por qué quién no duda en matar ratas si tienen en su casa? Un saludo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.