Consideran que la Generalidad catalana ha perdido su carácter de autoridad

Las asociaciones de jueces abren la puerta para el Artículo 155 de la Constitución en Cataluña

Cuatro asociaciones españolas de jueces, de distintas tendencias ideológicas, han publicado hoy un valiente comunicado común en relación al golpe separatista del Parlamento de Cataluña.

El cartel del referéndum separatista conduce a una vía muerta en una estación franquista
Llenan de banderas españolas el Facebook de la podemita que las quitó del Parlamento catalán

Los ciudadanos no están obligados a cumplir las leyes separatistas

El comunicado está firmado por la Asociación Profesional de la Magistratura (la organización mayoritaria de los jueces españoles), la Asociación Francisco de Vitoria, Jueces para la Democracia y el Foro Judicial Independiente. La nota de las asociaciones de jueces recuerda que los ciudadanos “no están obligados a cumplir” las leyes separatistas aprobadas recientemente por los partidos independentistas en el Parlamento de Cataluña y que ya han sido suspendidas por el Tribunal Constitucional. Recuerdan que dichas normas “no tienen valor vinculante alguno” y que los funcionarios “tienen la obligación de actuar conforme a la Constitución y a la legalidad constitucional”, y que tanto ellos como el resto de los ciudadanos encontrarán “amparo y respuesta en los Juzgados y Tribunales” ante todo intento de imponerles esas normas inconstitucionales.

Sin citarlo, los jueces abren la puerta para aplicar el Artículo 155

Pero lo más interesante del comunicado es donde dice lo siguiente: “Una autoridad que conscientemente se rebela contra la norma constitucional que la legitima, pierde el carácter de autoridad y no tiene que ser obedecida”. Dicho sea de otra forma: la Generalidad se ha situado en la rebelión a la legalidad constitucional y con ello ha perdido su condición de autoridad legítima. Con esta declaración, y aunque no lo citan, los jueces abren la puerta a la aplicación del Artículo 155 de la Constitución, que dejaría en suspenso la autonomía catalana. Recordemos que dicho artículo se refiere a la posibilidad de que “una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España”. En su comunicado las asociaciones judiciales dejan claro que consideran que ya se está dando esta situación.

Por su interés reproduzco a continuación el comunicado completo (las negritas son mías):

Cuando se pretende desconocer lo evidente, es preciso comenzar por recordar lo básico.

Los ciudadanos y los poderes públicos, todos sin excepción, están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico que la misma ampara. Solo el respeto a la Constitución y a los principios y valores que propugna garantiza la convivencia democrática. Fuera de la Constitución y de los cauces que prevé no hay legalidad ni Estado de Derecho.

La Justicia, como Poder del Estado, emana del conjunto del pueblo español, único sujeto de la soberanía nacional, y se administra por jueces y juezas, magistrados y magistradas independientes y sujetos únicamente a la Constitución y a la ley.

No corresponde a los miembros del Poder Judicial interpretar la historia ni resolver conflictos políticos, pero sí ejercer la función jurisdiccional, cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución y la ley, para garantizar los derechos fundamentales y las libertades públicas de todas las personas.

La aprobación por el Parlamento de Cataluña de las denominadas Ley 19/2017, de 6 de septiembre, del Referéndum de Autodeterminación y Ley 20/2017, de 7 de septiembre, de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República, suspendidas por el Tribunal Constitucional, carece por tanto de eficacia alguna para alterar el sistema constitucional descrito al situarse fuera del marco que sustenta su propia autoridad, como recuerda el propio Tribunal.

En consecuencia, las mencionadas normas no tienen valor vinculante alguno y nuestro deber, como Poder Judicial, es no aplicarlas, como tampoco las disposiciones reglamentarias o administrativas que pudieran derivarse de ellas.

Los ciudadanos y ciudadanas no están obligados a cumplir dichas Leyes ni las normas dictadas en su desarrollo. Por su parte, los funcionarios públicos tienen la obligación de actuar conforme a la Constitución y a la legalidad constitucional, cumpliendo las resoluciones judiciales y prestando la colaboración requerida para su ejecución. Unos y otros encontrarán amparo y respuesta en los Juzgados y Tribunales ante cualquier actuación encaminada a aplicar o imponer disposiciones suspendidas o declaradas nulas.

Una autoridad que conscientemente se rebela contra la norma constitucional que la legitima, pierde el carácter de autoridad y no tiene que ser obedecida. La desobediencia que desprecia las normas jurídicas que protegen la disidencia, no es un acto heroico sino totalitario.

En el desarrollo de su difícil labor, los jueces y juezas que ejercen la potestad jurisdiccional en la Comunidad Autónoma de Cataluña cuentan con todo el apoyo y cobertura institucional, material y moral del conjunto de la Judicatura española de la que forman parte.

En Madrid, a 13 de septiembre de 2017.

Manuel Almenar Belenguer (APM).
Raimundo Prado Bernabéu (AJFV).
Ignacio González Vega (JJpD).
Concepción Rodríguez González (FJI).

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Sharovarov

    ¿Los de “Jueces para la Democracia” se lo han pensado bien? Se ponen en riesgo de que les llamen “fascistas”. ¡Precisamente a ellos!, ¡jajajajaja!

  2. Sharovarov

    ¡Un momento!, me acabo de dar cuenta de que que ahora son “JJpD” (Juezas y Jueces para la Democracia) ¡Jajajajaja!

  3. pacococo

    Esto no es más que recordar lo que han dicho todos los filósofos desde que se inventó la Filosofía, que nadie está obligado a obedecer a un gobernante ilegítimo y en este caso se han convertido en ilegítimos cuando han legislado en contra de leyes superiores.

    Pero está bien que se recuerde. Desgraciadamente el sistema entero que hay en España es ilegítimo pues todos incumplen las leyes que prometieron cumplir. De modo que el Sr Picodelmonte lo único que hace es seguir el ejemplo. Pero claro, los demás lo hacen discretamente y él lo hace vía boletín oficial. Y hay una diferencia.

  4. Sharovarov, no me había dado cuenta… Por lo visto, cambiaron el nombre hace unos meses. Qué complicada es la vida de los súbditos de la corrección política, pobriños. Debe ser soporífero oírles hablar con tanto desdoblamiento de género en las palabras…

  5. Luna

    No me cabe ninguna duda sobre las intenciones de Puigdemont y sus compinches. Llevan meses trabajando con esmero para conseguir algo que sea de todo punto inaceptable. La convocatoria del referéndum ilegal parecía la consumación del acto, pero la ley de transitoriedad (y robo, golpe de estado, prevaricación y otras hierbas) con la que han perfeccionado este despropósito consigue que sea de todo punto irreparable. Este desafío tiene como objeto el imposible legislativo y jurídico para ser intervenidos y luego venir con las milongas de que si nos reprimen y demás. Hasta aquí no digo nada que ignore nadie, pero ¿Os habéis fijado en que este mismo imposible se fija también para el propio pueblo catalán? Por supuesto, a todos los catalanes nos viene mal. No hay nadie que vea que esto pueda seguir adelante de ninguna de las maneras: Ni por la vía judicial, ni por la legislativa ( de la ejecutiva mejor ni hablar con estas cartas sobre la mesa). Pero es que tampoco la económica, social, administrativa… Nada puede tener curso en esta tesitura. No es posible obtener algo así sin un estudio muy concienzudo de cómo conseguir la inviabilidad más absoluta.

    Cuando los jueces dicen esto (y con toda la razón del mundo) no hacen más que darles un sobresaliente a la política de destrucción masiva que luce esta estrategia. Tiemblo al pensar en esta voladura controlada, que cederá paso a algún nuevo partido del que hoy no oímos hablar. Recuerdo cómo amaneció Podemos tras los “indignados” del 11-M, así, como quien no quiere la cosa y pasaba por ahí. Una vez dinamitado todo el espectro de las izquierdas, tras el derribo de CIU, ¿Qué se nos va a ofrecer como “única alternativa?” Lo tengo muy claro: Algo que se acuñaría hace ya meses (o años) en el seno de la misma logia en que se reúnen los principales actores que han deambulado por el escenario actual.

    Con toda esta parafernalia buscan también un cambio radical de voto que no está relacionado con el independentismo (que ellos mismos se han cargado de la manera más drástica). Quien gana en todo este juego es la izquierda más trasnochada.

  6. Ya he publicado en el AD hoy de que a los catalanes no se les ha informado de la plétora de problemas que supone el separatismo, especialmente en el siglo XXI. No habrían suficientes empleados públicos (igual que Brexit) para negociar la separación durante años sino décadas para poder ser una nueva nación (hipotético) dentro de Europa y el mundo. Solo tocaron el tema del Club de futbol de Barcelona que no podría participar en la liga de España. ¿Y el resto? Desde espacios aéreos a la energía eléctrica. Solo dos ‘pequeños’ dentro de cientos de miles de acuerdos bilaterales. Ademas, al igual que Brexit están empezando con el pie izquierdo de conflicto entre ambas partes, estado y autonomía. Con bronca no se llega a ninguna parte en cualquier ámbito de negociaciones, sean publicas o privadas. Piensen en una comunidad de vecinos que no se lleven bien. Insisto, el pueblo catalán no se entera de la verdad porque el gobierno catalán no quiere informar ni organizar discusiones democráticas dentro de Cataluña. Solo manifestaciones y propaganda de ‘España nos roba’.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.