El Gobierno polaco les distingue por su labor de promoción de Polonia

Polonia premia a los miembros del grupo español de recreación ‘Poland First to Fight’

Ayer Polonia celebró su Día de la Independencia, recobrada hace 99 años al término de la Primera Guerra Mundial. Con ese motivo se celebró una recepción en la Embajada polaca en Madrid.

Un homenaje conjunto hispano-polaco a la Policía Nacional y a la Guardia Civil
El gobierno de Polonia apoya a España frente al golpe separatista en Cataluña

Durante esta recepción, la Embajadora de Polonia en España, Marzenna Adamczyk, hizo entrega de la condecoración “Bene merito” a Alberto Gómez Trujillo, presidente de la Asociacion Histórico-Cultural Poland First To Fight, entidad fundada en 2008 y que tiene como fin dar a conocer la historia de la lucha de Polonia en defensa de la libertad, principalmente mediante recreaciones históricas, pero también mediante conferencias y exposiciones. La condecoración “Bene merito” es una distinción honorífica que el Ministerio polaco de Asuntos Exteriores entrega a los ciudadanos de la República de Polonia y a los ciudadanos extranjeros “en reconocimiento de sus méritos en la promoción de Polonia en el extranjero”. Alberto lleva años conjugando su amor por España con su amor por Polonia, contribuyendo a acercar a ambos países mediante una intensa labor divulgativa. Tengo el honor de contarle entre mis amigos, por lo que esta condecoración hace que me sienta especialmente orgulloso de él. ¡Felicidades, Alberto!

En el acto de ayer, la Embajadora de Polonia también hizo entrega a 21 miembros de Poland First to Fight de sendos Diplomas de Honor por la Promoción de Polonia en el Mundo, una distinción que concede el Ministro de Asuntos Exteriores de Polonia con carácter anual desde 1970 “por contribuciones sobresalientes a la promoción de Polonia en todo el mundo”. Desde 1999 estos diplomas se conceden también a ciudadanos extranjeros que “contribuyen a la creación de una imagen reconocible y objetiva de Polonia en Europa y más allá”. Al tratarse de una asociación formada por ciudadanos españoles y polacos, entre los 21 galardonados con este diploma ayer en la Embajada hay ciudadanos de ambos países. En esta entrada muestro algunas fotos del acto publicadas ayer por la Embajada polaca en su cuenta de Twitter y otras que me ha enviado la asociación Poland First to Fight. Bajo estas líneas, vemos una imagen del público asistente a la recepción, incluyendo personas ataviadas con trajes tradicionales polacos.

Los miembros de Poland First to Fight asistieron a esta recepción con uniformes usados por combatientes polacos en la Segunda Guerra Mundial y también en la lucha contra la ocupación soviética en los años de la postguerra. Estos uniformes son los que usan en las recreaciones históricas mediante las cuales esta asociación escenifica distintos episodios de la guerra, como la invasión germano-soviética de 1939 o el Levantamiento de Varsovia de 1944. Precisamente, ayer en la recepción los miembros de Poland First to Fight contaron con la presencia de Jerzy Radlodski, veterano del Armia Krajowa (principal organización de la resistencia polaca en la Segunda Guerra Mundial) y de la 1ª División Acorazada Polaca, condecorado con la orden de Polonia Restituta y miembro de honor de esta asociación española (aparece en la siguiente foto, a la izquierda).

Como nota final, soy uno de los galardonados con el Diploma de Honor por la Promoción de Polonia en el Mundo, aunque no pude estar ayer en Madrid para recoger el diploma. Como miembro de la asociación, seguramente soy el que menos ha hecho para merecer el diploma, aunque el día que me dieron la noticia me sentí muy emocionado. Recibir una distinción como ésta de una gran Nación como Polonia es un grandísimo honor. Mi enhorabuena a mis compañeros de Poland First to Fight por esta distinción y mi profundo agradecimiento por tenerme entre ellos. Esta distinción es un estímulo para seguir estrechando lazos entre nuestra Patria, España, y Polonia, cuna de héroes como Juan III Sobieski, Tadeusz Kościuszko, Ignacy Skorupka, Witold Pilecki y Jerzy Popiełuszko, y de santos de la talla de San Maximiliano Kolbe y San Juan Pablo II. Una Nación digna de admiración.

¡Larga vida a Polonia! Niech żyje Polska!

P.D.: Podéis ver aquí una serie de fotos del acto que me ha enviado Poland First to Fight:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. pacococo

    Muchas felicidades. Sin duda te mereces el diploma.

  2. El mérito es de los demás, que dedican a esta labor mucho más tiempo y energías que yo. Mi “mérito” es tener la suerte de que me cuenten entre ellos. A partir de ahora tendré que hacer esfuerzos para merecérmelo…

  3. Alberto

    Aunque sólo fuera por la actividad en este blog, ya sería merecido.

  4. Muchas gracias, Alberto. 😉

  5. wladimir

    Un premio bien merecido…

    ademas esta es una forma de aprender y entender la historia y el porque nuestros parientes y padres fueron a la batalla y las razones por que se dieron estas guerras…

    exelente…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La invasión rusa de Ucrania ha llevado a dos países nórdicos tradicionalmente neutrales a pedir urgentemente su adhesión a la OTAN para protegerse de Rusia.

Hoy se cumplen 12 semanas del inicio de la invasión rusa de Ucrania. Dentro de las abundantes pérdidas militares, hay un dato que llama mucho la atención.

Hay muchos museos militares estatales en el mundo, pero también se pueden encontrar museos privados con contenidos muy interesantes.

Entre el 8 y el 11 de mayo, se celebró en Camp Ādaži, Letonia, una nueva edición de la competición acorazada anual Iron Spear de la OTAN.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la URSS fue conocida por emplear a sus tropas como simple carne de cañón, enviándolas al frente incluso sin armas.

El pasado fin de semana, el Puerto de Vigo recibió la visita de un visitante poco habitual por estas cosas: el Servicio Naval de la República de Irlanda.