Aragorn hizo de vigilante fronterizo y en su reino no se convocaban elecciones

Si el separatista Viggo Mortensen viviese en Gondor llamaría ‘facha’ al Rey Aragorn

Soy seguidor de la obra de J.R.R. Tolkien desde mi adolescencia, y en todos estos años ya he visto muchos intentos de instrumentalizar políticamente al escritor británico.

J.R.R. Tolkien: un gran escritor católico que plasmó sus valores cristianos en sus obras
‘Namárië’: la más espectacular versión de la canción de despedida escrita por Tolkien

Mortensen se columpia en una carta en la que arremete contra Vox

El último de ellos lo protagoniza hoy el actor Viggo Mortensen, que hizo el papel de Aragorn en la trilogía cinematográfica de “El Señor de los Anillos”. El diario socialista El País publica una carta suya titulada “La torpeza política y mediática de Vox”, motivada por un vídeo publicado por Vox en noviembre que mostraba a Santiago Abascal a caballo con la banda sonora de esa trilogía. Algunos medios interpretaron que Vox presentaba a Abascal como Aragorn, y esto ha llevado a Mortensen a columpiarse en la citada carta. En ella, el actor llama a Vox “partido xenófobo de ultraderecha” y la tacha de “ultranacionalista y neofascista”, y critica que “se utilice el personaje de Aragorn, un estadista políglota que aboga por el conocimiento y la inclusión de las diversas razas, costumbres y lenguas de la Tierra Media, para legitimar a un grupo político antiinmigrante, antifeminista e islamófobo”.

Lo que de verdad defiende Vox

Para empezar, Mortensen falta descaradamente a la verdad. Vox no es neofascista, ni racista ni rechaza la diversidad lingüística. Antes bien, es un partido de corte liberal-conservador, que tiene en sus filas a seguidores de diversas razas –uno de sus dirigentes es mulato, de hecho– y que incluso tiene a miembros tan políglotas como Iván Espinosa de los Monteros. En ningún documento de Vox se rechaza la diversidad racial, ni la diversidad lingüística. Tampoco es un partido “antiinmigrante”: se opone a la inmigración ilegal, no a todo tipo de inmigración. En cuanto a lo de “islamófobo”, si nos atenemos al uso que le dan muchos progres a esa palabra, para criminalizar cualquier crítica al Islam, en eso Mortensen no se equivoca: Vox es un partido crítico con el Islam. Y está bien que lo sea. Lo alarmante sería que fuese un partido islamófilo.

Aragorn: un monarca hereditario en un reino sin elecciones

Lo curioso de la citada carta es que Viggo Mortensen parece querer vendernos a un Aragorn progre: una imagen muy distante del personaje creado por Tolkien. Para empezar, Aragorn es parte de los Montaraces del Norte, un puñado de dúnedains, es decir, descendientes de los antiguos pobladores de Númenor. Aragorn es el heredero de una estirpe real que tiene su origen en Elendil, el antiguo Rey de Arnor, un reino que había desaparecido en el momento en el que transcurren los hechos que narra “El Señor de los Anillos”. Cuando Aragorn accede al trono de Gondor lo hace como descendiente de Elendil, por derecho de sangre. No hay elecciones. En toda la obra de Tolkien no se cita en ningún momento que en los reinos dúnedains de Arnor y Gondor haya nada parecido a una democracia. Son monarquías tradicionales.

La militancia separatista de Viggo Mortensen

Hay que recordar que Tolkien era un escritor católico y paleoconservador, incluso podríamos decir que tradicionalista. Esa forma de pensar se plasma en su obra, que no muestra una sociedad progresista. La Tierra Media no es un mundo feminista: en ella las mujeres muy raras veces van a la guerra. Éowyn de Rohan es una excepción, y de hecho, cuando se suma a la tropa que va en auxilio de Gondor, lo hace disfrazada y fingiendo ser un hombre. En la obra de Tolkien no se da ninguna situación en la que las mujeres de Gondor sean movilizadas para defender el reino. Por otra parte, en la obra de Tolkien las lenguas sirven para comunicarse. No hay nada parecido a la inmersión lingüística catalana, y digo esto porque Viggo Mortensen es socio de la organización separatista catalana Òmnium Cultural, que viene respaldando desde hace décadas las políticas de exclusión de la lengua española en las escuelas de Cataluña. Es el colmo de la jeta que siendo socio de un grupo como ése, Mortensen se atreva a llamar “ultranacionalista” y “xenófobo” a alguien. Trasladando esto a la Tierra Media, lo que defiende la asociación de Mortensen es tan absurdo como si se pretendiese desterrar el oestron en las escuelas de Gondor para imponer el quenya o el sindarin, lenguas minoritarias en ese reino.

Los severos castigos a la desobediencia en el Reino de Gondor

Por otra parte, Òmnium Cultural fue una de las organizaciones que apoyaron el golpe separatista del 1 de octubre de 2017. ¿Se ha parado a pensar el señor Mortensen lo que le pasaría en el Reino de Gondor si respaldase a un grupo que pretende romper la Nación? Le daré una pista: en “El Retorno del Rey” se habla de Beregond, un hombre de armas de la Tercera Compañía de la Guardia de la Ciudadela de Gondor. Durante la Batalla de los Campos del Pelennor, Beregond abandonó su puesto y se enfrentó al Senescal de Gondor para salvar la vida de su hijo Faramir, matando al guardia que custodiaba la puerta de las Moradas de los Muertos y e hiriendo a otros dos soldados de Gondor. Durante el juicio a Beregond, Aragorn le recuerda que por aquellos hechos “el castigo en el pasado era la muerte”, pero le perdona la vida por su valor en la batalla y por salvar a Faramir, aunque le destierra de Minas Tirith. Imaginemos cuál sería la pena por rebelión.

La guardia fronteriza de la Comarca y los Montaraces del Norte

Otro aspecto interesante que le sugiero revisar al actor estadounidense es el tema de la inmigración. En “La Comunidad del Anillo”, cuando Tolkien habla sobre los Oficiales de la Comarca señala lo siguiente: “Un cuerpo bastante mayor, que variaba de acuerdo con la necesidad, estaba dedicado a «batir las fronteras» e impedir que los Extraños de cualquier clase, grandes o pequeños, molestaran demasiado”. Es decir, que la Comarca tenía un cuerpo de vigilancia fronterizo encargado de que los extraños no molestasen: ¡qué fachas! En el propio capítulo 10 del libro, en el que aparece por primera vez Trancos (Aragorn), el propio montaraz reconoce: “He vigilado a menudo las fronteras de la Comarca en los últimos años”. ¡Otro facha xenófobo! En “El Retorno del Rey”, Halbarad, otro de los Montaraces del Norte, afirma: “Poco saben de cómo hemos trabajado en defensa de las fronteras de la Comarca”. Es decir, que los Montaraces hacían de guardias fronterizos para que nadie molestase a los habitantes de la idílica Comarca. Lo mismo que pasa en todos los países civilizados. Gracias a esos guardias fronterizos todos vivimos más seguros, incluso los progres partidarios de abrir las fronteras a todo quisque.

Tolkien simpatizó con el bando nacional durante la Guerra Civil española

Pero si Vox le parece “ultraderecha” y “neofascista” a Mortensen, me pregunto qué dirá sobre el escritor británico que nos ocupa, puesto que Tolkien mostró su simpatía por el bando nacional durante la Guerra Civil española, indignado, como muchos otros católicos de Europa, por la persecución anticatólica perpetrada por la izquierda en España. Y no es que Tolkien simpatizase con el fascismo: de hecho, se opuso claramente al nazismo. Simplemente, se oponía al comunismo. Seguramente, a los ojos del separatista Mortensen, Tolkien fue un facha. Y si al actor le hubiese tocado vivir en Gondor, al Rey Aragorn le llamaría “facha” como mínimo. Que reivindique a ese personaje literario para criticar a Vox es, cuanto menos, para echarse a reír.

Foto: Viggo Mortensen en el papel del Rey Aragorn en la película “El Retorno del Rey”, la tercera parte de la trilogía cinematográfica de “El Señor de los Anillos” dirigida por Peter Jackson.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    El personal del mundo del espectáculo suele ser de izquierdas o al menos los que hablan son de izquierdas. Y dentro de la izquierda, lo normal es ser separatista, el que no lo es tampoco habla. Y si a eso sumamos una ignorancia absoluta o casi, de la Historia, tenemos lo que tenemos.

    En la muy libre USA, los actores republicanos, tienen que asociarse de forma casi clandestina o sin casi. Sólo se permiten actores progres que manifiesten el ideario progre. ¿Y qué más progre que el separatismo? (Esto es retórico, hay un montón de cosas más progres que el separatismo).

    Y consecuencia lógica de la progrez, que como digo implica ignorancia, es acusar a vox de todo. Eso queda muy progre.

  2. Jandro

    Vaya vapuleo se ha llevado Viggo Mortensen por parte de un verdadero conocedor de Tolkien como es Elentir. Recibe mi aplauso. Espero que sepamos separar sus cualidades innegables como actor (incluso aunque no conozca bien a su propio personaje) de la comida de tarro que tiene.

  3. Felipe

    Veamos: es solo un actor. Puede ser malo o bueno, pero solo es un actor. El problema es que aquí, y en todo el mundo, en eso no somos originales, parece que los actores tengan que ser intelectuales. Ellos se las dan de intelectuales, pero no es así en general. Ahí está el problema … y en la gente (masa) que les sigue y les cree.

  4. ♑Felipe

    Tendría suficientes “elipsoides”para hacer y opinar lo mismo en Estados Unidos,donde estudió? quizás en Argentina ó en Venezuela donde vivió hubiera sido posible como en este país llamado ESPAÑA.

  5. Pilar

    Como ya nadie se acuerda de el esta buscando un poco de protagonismo. Pero se ha equivocado de tema, q opine de algo q conoce. Pobrecito.jajajaja

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.