Afirmar lo mismo que la Biología ya es motivo de censura en el Reino Unido

Dictadura de género: un profesor expulsa a un alumno por decir que hay dos sexos

La imposición de la anticientífica ideología de género en muchos países occidentales está llegando a unos extremos propios de una novela distópica. Tenemos un nuevo ejemplo llegado del Reino Unido.

La ideología de género contra la biología: así es como intentan demoler nuestra democracia
Ideología de género: LGTB piden que Canadá no reconozca que existen hombres y mujeres

Según ha denunciado el Doctor Adrian Hilton en su blog, un profesor expulsó de clase a un alumno de un centro educativo de Escocia por afirmar que hay dos sexos, hombre y mujer. El propio alumno grabó la escena de la surrealista discusión que tuvo con el profesor por el motivo de su expulsión:

Expulsado de clase por afirmar lo mismo que la Biología

El profesor reprochó al estudiante que su opinión “no es muy inclusiva”, añadiendo que “ésta es una escuela inclusiva”. En un momento de la conversación se escucha al profesor afirmando lo siguiente: “decir que no existe nada que no sea masculino o femenino, no es inclusivo”. Ante la insistencia del alumno en afirmar que existen dos sexos, el profesor reprocha al joven “elegir hacer un problema de esto. Tuviste la oportunidad de guardar silencio. Claramente se te dio la oportunidad de no insistir y elegiste hacerlo. Acto seguido, y ante la insistencia del muchacho en afirmar que existen dos sexos, el profesor le invitó a expresar su opinión “en tu propia casa, no en esta clase”, como si en una escuela no tuviese cabida toda opinión que concuerda con lo que la Biología demuestra: que existen dos sexos definidos por los cromosomas XY (hombres) y XX (mujeres).

“No todas las políticas son científicas”, afirmó el profesor ante las objeciones del alumno

“¿Así que tú tienes que expresar tu opinión en clase pero mi opinión tiene que quedarse dentro de mi casa?”, le preguntó el joven. “No estoy dando mi opinión. Estoy declarando cuál es la política de la autoridad escolar nacional”, dijo el profesor. Es decir, que hay una política oficial que contradice abiertamente a la Biología, y en consecuencia el que pretenda decir lo mismo que la Biología se tiene que callar so pena de ser expulsado: ¿esto es lo que entienden por democracia? Lo más pasmoso es que cuando el alumno alegó que “eso no es científico en absoluto”, el profesor contestó: “No todas las políticas son científicas”. Es decir, que el propio profesor reconoce que su opinión no es acorde con lo que la ciencia demuestra, pero la impone apelando a la política. Y luego vendrán hablando de la Inquisición: ¿cómo llamamos a esto entonces?

“¿Cómo puede ser inclusivo expulsar a un estudiante por expresar una visión científica del sexo?”

“Impactante, ¿no es así? Esta es una escuela “inclusiva”, y eso parece significar que solo hay una opinión que es aceptable en la escuela, comenta Adrian Hilton, señalando una paradoja cada vez más frecuente en todos los ámbitos infestados por la ideología de género: y es que en nombre de la inclusión, se está excluyendo y censurando a todo el que no suscribe las tesis anticientíficas de dicha ideología. “¿Cómo puede ser inclusivo expulsar a un estudiante por expresar una visión científica del sexo?”, se pregunta el Doctor Hilton, que denuncia que esto es simplemente un ejemplo de la ideología de género “que se inculca en las mentes de los niños”. Hilton también denuncia: “Los cristianos británicos que creen en (y se atreven a argumentar) el orden natural de “hombre y mujer” van a tener dificultades en los próximos años. La opresión puede comenzar con un estudiante excluido de la clase; pronto avanzará hacia una ortodoxia oficial del Estado y un cumplimiento obligatorio bajo pena de despido del trabajo, o arresto y juicio sumario por transgredir las leyes de “odio”. ¿Quién hubiera pensado que la cuestión del hombre y la mujer, la naturaleza del matrimonio y la verdad sobre la persona humana se convertirían en el fundamento de la persecución cristiana?”

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Maqui

    Esto empieza a parecerse más a “1984” de George Orwell.

    Y mientras tanto, el número de personas con síndrome de Down en España desciende estrepitosamente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-06-20/sindrome-down-nacimientos-espana-eugenesia_2077609/

  2. bilbaino

    Al menos no lo quemaron en una hogera como a Servet por defender la existencia circulación sanguinea.

  3. A Miguel Servet lo mataron los calvinistas en Suiza, país que hoy tiene una legislación que criminaliza a todo el que discrepa del lobby LGTB:
    https://www.actuall.com/criterio/familia/cruda-realidad-suiza-aprueba-criminalizar-la-homofobia-la-transfobia/

    ¿Algunos estarán esperando a que quemen a un disidente en la hoguera para poder protestar contra estos atropellos contra la libertad de expresión?

  4. Luis Recinos

    Y pensar que esto ocurre en Inglaterra, cuna del pensamiento liberal contemporáneo. El colmo.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La capital de Ucrania es hoy noticia a diario por la invasión rusa de ese país iniciada hace ahora tres meses, en la que ha sufrido frecuentes ataques aéreos.

Rotunda respuesta de Juan García-Gallardo, procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, a las manipulaciones y mentiras de La Sexta:

A comienzos de marzo, España envió a Ucrania lanzacohetes Instalaza Alcotán 100 y C-90, con 1.370 proyectiles para ambos.

Si algo se puede decir de la izquierda es que es una mezcla de miseria moral y cinismo, y que acusa a los demás de sus propios vicios y perversiones.

Los partidos de la coalición socialista y comunista que gobierna en España han protagonizado este martes un momento vergonzoso en el Congreso.

La construcción de túneles ha sido históricamente una tarea peligrosa y que ha registrado muchos accidentes con víctimas mortales.

La invasión ordenada por Putin e iniciada el 24 de febrero cumple hoy ya tres meses. Un buen momento para hacer un balance de lo ocurrido hasta ahora.