Mónica García pidió que les hagan ecografías a los menas y no a los fetos

Surrealista: una diputada de ultraizquierda dice que el latido de un feto no indica que está vivo

Los partidos abortistas llevan año recurriendo a la mentira para negar la humanidad de los hijos por nacer, a fin de blanquear las leyes que permiten matarlos. Ahora ya no se conforman con eso.

Argumentos científicos en contra del aborto
El aborto ha matado ya a más de 2,3 millones de hijos por nacer en España: así serían hoy

Se mostró molesta porque una mujer se haga una ecografía donde ella elija

Este jueves 12 de diciembre, durante la sesión plenaria de la Asamblea de Madrid, se produjo un debate sobre el aborto en el que la diputada Mónica García Gómez, exdiputada de Podemos y ahora diputada de Más Madrid, hizo una sorprendente declaración que dejó estupefactos a no pocos miembros de la cámara. García contestaba en ese momento a Gádor Joya, diputada de Vox, doctora en Medicina, especialista en Pediatría y conocida activista en defensa de los derechos humanos de los hijos por nacer. La diputada de ultraizquierda se mostró muy molesta con la iniciativa Ambulancia Vida, que ofrece ecografías gratuitas a las madres que van a abortar para que puedan conocer la realidad sobre la vida que llevan en su vientre, y que lo hace además “con la autorización oportuna”, como ya señaló la Consejería de Sanidad.

“Ustedes consideran que por tener latido ya tienen vida. Pues no”

Como se está viendo desde hace años, los partidarios del aborto están haciendo una polémica campaña contra las ecografías, pues ofrecen una prueba científica inapelable sobre la verdad del inicio de la vida, y eso choca con las afirmaciones anticientíficas que vienen haciendo ellos para justificar la legalización del aborto. En este caso, la diputada de ultraizquierda recurrió abiertamente a la demagogia: García sugirió hacer ecografías a las madres, a las mujeres violadas y a los menas, los menores inmigrantes no acompañados (a los que la izquierda abandera frente a las críticas por su frecuente protagonismo en actos de delincuencia), pasando por alto que todos ellos ya han nacido y, por tanto, no es necesario recurrir a una ecografía para verles. Por si su intervención no había sido ya bastante disparatada, la diputada de Más Madrid dijo sobre el ecógrafo: “sólo se lo ponen a aquellos fetos que ustedes consideran que por tener latido ya tienen vida. Pues no, señora Gádor”.

Lo más chocante: la diputada que dijo eso es médico anestesista

Ante las risas y comentarios de algunos diputados, García contestó: “no, señores, léanse la ciencia” y añadió que “la ignorancia se cura leyendo, pero la ignominia no tiene cura”. Lo más chocante es que, según su ficha en la web de la Asamblea de Madrid, García es médico anestesista, con una Licenciatura en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid. Es por ello que la diputada Almudena Negro, del PP, contestó a García recordándole su condición de médico, y añadiendo: “donde no hay vida es donde no hay latido, no donde lo hay, a ver si es que yo me he enterado al revés”, y le reprochó también que no respete “el derecho de las mujeres a hacerse ecografías donde les dé la real gana”. Podéis ver aquí el vídeo:

¿Tomará alguna medida el Colegio Oficial de Médicos de Madrid?

Las declaraciones hechas por la diputada de extrema izquierda deberían tener consecuencias inmediatas. El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid debería aclarar si va a tomar alguna medida ante la declaración de Mónica García. La existencia de vida en un feto humano es algo constatable en detalles como la división celular -ya hablé de ello aquí-, la temperatura corporal y los latidos de su corazón, que indican la existencia de circulación sanguínea: es un signo vital clarísimo. Recordemos que el corazón de un hijo por nacer aparece a los 18 días de la concepción y empieza a latir a los 21. Esto no es algo que nos enseñe la religión o alguna pitonisa en sus horas libres: es algo que ha demostrado la ciencia. Lo que ha negado la diputada de ultraizquierda no es algo opinable: es una evidencia científica, y el Colegio de Médicos debería aclarar si esta persona está capacitada para ejercer como médico cuando hace declaraciones en las que niega abiertamente una evidencia científica. Negar esa evidencia es tan absurdo como afirmar que la Tierra es plana. Personalmente, no me gustaría ser tratado por una médico que es incapaz de reconocer la existencia de vida en un signo vital tal claro como los latidos del corazón.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alfonso

    Hay mentiras y mentiras. Tu ignorancia es culpable y manifiesta una maldad a sabiendas. Defiende la vida, mujer, y sé madre si aun no lo eres

  2. Drociano

    El fanatismo es una grave desviación de la racionalidad. Para el fanático no existe otra cosa que el objeto de su fanatismo. Es inútil dialogar con ellos.

  3. Jandro

    Cuando la diputada del PP le replica que donde no hay vida es donde no hay latido, la de Más Madrid hace gestos de que latido y vida no van necesariamente unidos. Y tiene razón: puede no haber latido y haber vida, como la ciencia muestra inequívocamente en los seres humanos que aún no han desarrollado el corazón.

  4. Alvaro

    Pero… ¿No es médico anestesista? Pues entonces está mentira la ha proferido en ejercicio de su especialidad.

    Porque de eso se trata cuando mienten tan descaradamente: de ANESTESIAR la conciencia de quien sea tan incauto de prestarles oídos.

    PD: no es este el primer caso de anestesista de ultraizquierda como abanderado de la incultura de la muerte. Baste recordar al Dr. Montes, alias “Doctor Muerte”, director del servicio de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés, sus sedaciones terminales (calificadas como mala praxis médica por el Colegio de Médicos), su impunidad judicial y el apoyo fanático de la izquierda que le puso como paradigma de la “muerte digna” cuando las secciones terminales las había aplicado Montes a gente que había ido a urgencias para curarse y seguir vivos.

    Un saludo.

  5. Luna

    De las dos falacias contenidas en esta frase:
    «Ustedes consideran que por tener latido ya tienen vida. Pues no» la primera y más oculta es la que gana el concurso del batiburrillo de ellas que dijo esta ¿anestesista?.

    No sólo porque ella lo sabe también y así lo habría de considerar para no caer en prevaricación médica, sino porque es evidentemente así para el común de los mortales (que por serlo, algo sabemos todos sobre la vida y sobre la muerte). Pero sobre todo porque lo toma como la única consideración que hace un pro vida, ocultando en una pretendida ignorancia un extenso número de ellas y con un contenido que en forma alguna puede rebatir sin caer en absurdos mayores.

    Sí, “absurda”. Es la única palabra que veo cuadrar a la perfección con esta salida tan desafortunada. Hace tiempo que el rojerío se está dedicando a provocar situaciones inadmisibles para que pasen como normales a base de que no haya otras, es una estrategia basada en desvirtuarlo todo hasta el punto en que ninguna réplica tenga sentido entre un contrasentido tan enorme. Y si la practican será porque con la verdad no pueden vencer, o porque no la emplean, no les interesa. la rechazan.

    La flagrante demagogia de interponer menas y madres violadas es una simple estupidez. No sólo porque también podemos añadir a los parados, a los culpables de los ERES falsos, a Puigdemont y a Bob Esponja, sino porque va y resulta muy probable que una mena embarazada o una mujer violada recurran a esta ambulancia para saber si ha quedado encinta; no se les iba a negar esta ayuda (y las que de este acto pudieran llegar). Ambulancia vida está para socorrer y ayudar, no para dar muerte como única respuesta, es una libertad de buena acción que no quiere admitir la izquierda, que lamenta hasta que tengan permisos. Como si no los tuvieran también los abortorios.

    Cuando se lamenta la legalidad después de haber rechazado la moral y la ética, sólo queda la conveniencia al descubierto, está muy claro que por ella se mueven. Pero no es la conveniencia de unos la norma que debe regir en ningún parlamento de todos. No es nuestra necesidad ni el interés de todos y no mantiene ya ningún elemento que pueda obrar en el bien común.

    También se quejaban de las ayuda millonarias de Amancio Ortega para la prevención y tratamiento del cáncer, y aun pretendían que fueran rechazadas, no es necesario decir más.

  6. Felipe

    Almudena Negro está en el partido equivocado. Defender la vida del nasciturus en un partido abiertamente abortista contradice su mensaje. No se puede defender la vida prenatal por un lado y la legalidad del aborto por el otro.

  7. Luis Carlos

    Como ya he dicho varias veces en el pasado, si la sociedad acaba rechazando el aborto sería el fin de la revolución sexual de los 60, uno de los principales ganchos de la izquierda para captar nuevos adeptos. Saben que tienen las de perder porque en un empate técnico el beneficio de la duda sigue el principio de humanidad, no hacer algo si supone lastimar un ser humano. No se atreven a promoverlo en los grandes medios de comunicación como el cine porque se arriesgan a un boicot brutal, sin necesidad de ninguna campaña.

    Si la tecnología médica permitiera en un futuro la ectogénesis, matrices artificiales donde gestar embriones de animales, e incluso de seres humanos..¿cuándo sería inmortal matar a un bebé dentro de dicha matriz?

    Anne Bonny y Mary Read fueron mujeres piratas, personajes históricos reales, que se libraron de la ejecución por estar embarazadas. ¿justificarían retrasar la ejecución si sólo fuera un mes de vida?

    Supongamos que un médico racista realiza mala praxis con mujeres embarazadas porque son de origen extranjero, de forma que pierden a sus hijos. ¿debería ser juzgado por asesinato o sólo por lesiones y daños morales, según el tiempo de gestación?

  8. Luis Recinos

    Interesante argumento el de la diputada García. Entiendo que:1) el latido del corzón no significa vida. 2) El corazón de la diputada García late, ergo,3) la diputada García no tiene vida. Y si no tiene vida, ¿está muerta acaso? ¡Vaya confusión a la que son capaces de llegar los progresistas!

  9. Héctor

    Brillante!!! No se espera menos de un politico!
    y si esa premisa es correcta, entonces también será que estar en paro cardiaco no indica Estar muerto? OMG! Corran al cementerio! En una de esas sus familiares están vivos !! 😂😂😂
    Lo que si aplica según su lógica es lo Siguiente:
    Tener cerebro no significa que esa diputada piense, y tener lengua y hablar no significa que lo que hable sea cierto…
    que alguien le avise porfa! 😂😂😂

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.