Los 'especialistas' citados por el diario son personas afines al Partido Socialista

La descarada trampa de El País para culpar a Vox del sangriento fracaso de una ley del PSOE

El pasado 28 de diciembre se cumplieron 15 años de la aprobación de la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG), creada por el PSOE y que liquidó la igualdad entre hombres y mujeres en España.

¿Te han dicho que Vox va a desproteger a las mujeres? Es mentira: esto dice su programa
Los artículos de la Ley de Violencia de Género que liquidan la igualdad ante la ley en España

El fracaso de una ley ideológica que prejuzga el crimen sin importar su móvil

Según las estadísticas oficiales, en 2019 hubo 55 mujeres asesinadas en España a mano de sus parejas masculinas, 4 más que en 2018. Se trata de la cifra más alta desde 2015, cuando fueron 60 las asesinadas, pero es una cifra inferior a las 57 asesinadas en el año de entrada en vigor de esa ley (2005), y también a las 76 asesinadas en 2008, cuando esa ley llevaba tres años aplicándose. De hecho, a juzgar por las estadísticas, cabe deducir que esta ley ha servido de poco para evitar los asesinatos de mujeres. Algo comprensible, si tenemos en cuenta que se trata de una ley ideológica que prejuzga cualquier crimen cometido por un hombre contra su mujer como “una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres”, con indiferencia de cuál haya sido el móvil real del crimen: celos, trastornos mentales, embriaguez, etc.

El objetivo real de la ley no era proteger a las mujeres, sino sembrar la discordia entre sexos

Los creadores de la LIVG deberían saber que toda ley que obvia la realidad y prejuzga los crímenes con absurdas premisas ideológicas está llamada necesariamente a fracasar, y en este caso, además, ha fracasado generando desigualdad e indefensión entre todos los hombres acusados de maltrato, y violando su derecho constitucional a la presunción de inocencia. Al final, lo que queda claro es que la LIVG no se creó para proteger a las mujeres, sino para promover una lucha entre sexos, proyectando la tesis izquierdista de la lucha de clases en la relación entre hombres y mujeres. Tras la caída del comunismo y el fracaso del marxismo, la izquierda necesitaba a una clase oprimida a la que salvar, para justificar así su propia existencia, y decidió convertir a las mujeres en su nuevo proletariado, aunque el efecto fuese sembrar el odio y la discordia entre hombres y mujeres y tratar a las demás víctimas de la violencia intrafamiliar (hombres, niños, ancianos y mujeres asesinadas por otras mujeres) como víctimas de segunda clase.

Vox ha salido en defensa de la igualdad ante la ley pisoteada por la LIVG

Hay que decir que si la LIVG fracasó en su teórico propósito de proteger a las mujeres, la izquierda tuvo un notable éxito al imponer su discurso de odio, que incluso ha sido asumido por la derecha acomplejada, que hoy en día maneja conceptos ideológicos izquierdistas como “violencia de género” sin someterlos a la más mínima discusión. En España, de todos los partidos del arco parlamentario sólo Vox reclama que se derogue la LIVG y que se proteja a todas sin discriminaciones. Su discurso ha ido calando también entre algunos votantes de izquierdas que han sido víctimas de la LIVG (especialmente hombres que han sufrido denuncias falsas, pero también sus actuales parejas, hijos y otros familiares que han vivido con ellos un calvario judicial). Vox se está limitando a defender un derecho a la igualdad ante la ley recogido por el Artículo 16 de la Constitución.

El País calumnia a Vox y le culpa del aumento de mujeres asesinadas

La izquierda y sus medios afines han reaccionado con virulencia al hecho de que un partido político se atreva a señalar el fracaso de la LIVG y pida su derogación por ser injusta y discriminatoria. La izquierda política y mediática usa el mote de “negacionista” para criminalizar al que critica esa ley; tratándose de un adjetivo que se ha usado desde hace décadas para calificar a los que negaban el Holocausto, no cuesta mucho comprender que lo que pretenden es presentar a cualquiera que discrepe como un nazi. Se trata de una forma miserable y calumniosa de silenciar cualquier discrepancia, aunque nada puede extrañar de una izquierda que ha sido capaz de todo para silenciar a los que opinan distinto durante el último siglo. En un nuevo ejemplo de esa criminalización, hoy el diario socialista El País, un medio afín al PSOE, culpa a Vox del aumento de mujeres asesinadas. Se trata de una burda calumnia que ese periódico justifica atribuyéndosela a “especialistas”. ¿Y quiénes son esos “especialistas”?

Los tres ‘especialistas’ citados por El País son todos afines al PSOE

En primer lugar, El País cita al forense Miguel Lorente, que fue alto cargo en dos gobiernos socialistas, concretamente director general de asistencia jurídica a víctimas de violencia de la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía entre 2006 y 2008, y Delegado del Gobierno para la Violencia de Género con el gobierno central entre 2008 y 2011. Hay que señalar que cuando él ocupada ese alto cargo del Gobierno de Zapatero se alcanzó la mayor cifra anual de mujeres asesinadas de la última década: 73 en 2010. Un año antes fueron 56 (una más que en 2019), y en su último año en el cargo (2011) fueron 62. Entonces Vox ni siquiera existía.

Otra de las citadas por El País es Lucía Avilés, de la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE), entidad afín al PSOE que fue fundada en 2015 por Mar Serna, exconsejera del gobierno socialista catalán de José Montilla y candidata del PSOE para el CGPJ (hoy es vicepresidenta de la citada asociación). La actual presidenta de la AMJE, Glòria Poyatos, recibió un premio del PSOE de Madrid el año pasado. En marzo de 2016, Poyatos exigió “que se juzgue con perspectiva de género”. El pasado sábado, Lucía Avilés elogió abiertamente la LIVG, alabando la “valentía y esfuerzo” de los legisladores que la llevaron a cabo. Sin embargo, hoy en El País acusa a Vox de que “los agresores ven reforzada su conducta”, por el mero hecho de que Vox pide que se proteja a todas las víctimas por igual. Asusta pensar que esta señora sea jueza…

Finalmente, El País cita a Marisa Soleto, vicepresidenta de la Fundación Mujeres, otra entidad afín al PSOE y uno de los más famosos chiringuitos feministas afines a ese partido: entre 2015 y 2019 recibió 4,9 millones de euros en subvenciones. Para que nos hagamos una idea de la afinidad de esta entidad con el Partido Socialista, la presidenta de honor de su patronato es Carlota Bustelo, militante del PSOE y exdiputada de ese partido. Su presidenta es María Florentina Alarcón, que fue en 2015 fue candidata del PSOE en las elecciones municipales en Boadilla del Monte (Madrid). Entre sus vocales está, además, Elena Valenciano, eurodiputada del PSOE; Beatriz Jiménez de Parga, exmiembro del Comité Federal del PSOE; Marta Pereyra De La Iglesia, exasesora del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid; Angeles Álvarez, exdiputada del PSOE; Soraya Vega Prieto, diputada regional del PSOE en Extremadura; y Munia Braña Fuentes, candidata del PSOE por Oviedo en las últimas elecciones locales.

¿Qué clase de información veraz es acusar a Vox del fracaso de una ley creada por el PSOE, citando para ello a tres especialistas afines al partido que hizo esa ley? Si en el diario del Grupo PRISA tuvieron alguna vez un ápice de vergüenza, es evidente que lo ha perdido por completo.

Foto: El País.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Fernando

    Gente como tú, estudiosa de la infamia progre, cada día es más necesaria. Mi admiración y mi ánimo para que continúes en tu heroica cruzada💪🏼

  2. pacococo

    Sin duda lo único que hacen bien esta gentuza, es la propaganda. Hay que reconocerlo, no tienen rival vendiendo la ‘moto’. Tal vez porque tienen que vender falsedades, tienen que hacerlo muy bien.

    En cuanto a la ley esa, tras quince años, el número de victimas se mantiene constante, luego esa ley no ha servido para nada. Para nada que no fueran los objetivos de enfrentar a los hombres con las mujeres.

    Y tampoco es tan exitosa porque una parte importante de los hombres y las mujeres no están enfrentados ni mucho menos, al contrario, consideran que todas estas leyes de género son tonterías para enfrentarnos.

  3. Jandro

    Unos “especialistas” de una objetividad incuestionable, que recuerda al comité de “expertos” de Bibiana Aído para meter a martillazos el aborto.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.