Mateusz Morawiecki ha sido muy previsor, todo lo contrario que Pedro Sánchez

El ejemplo de Polonia frente al coronavirus: lo que el Gobierno español debió hacer y no hizo

Mientras el Gobierno de España sigue sin tomar medidas serias con 3.000 contagiados, otros gobiernos europeos se han tomado mucho más en serio la epidemia del coronavirus.

Sánchez evita declarar el estado de alarma y sigue improvisando frente al coronavirus
El Gobierno de Sánchez deja en evidencia que no actuó antes contra el coronavirus por el 8M

El Gobierno polaco se tomó en serio el problema cuando aún no había ningún contagio confirmado

Polonia tomó sus primeras precauciones en los aeropuertos el 25 de enero, obligando a los pasajeros de vuelos procedentes de China a cumplimentar un formulario para permitir a los servicios de emergencia contactar con ellos. El 28 de enero el Ministerio de Sanidad de Polonia manifestaba su alerta ante la situación de China. El 19 de febrero, más de 1.000 personas habían sido monitorizadas en los hospitales polacos, mientras 12 seguían hospitalizadas y 13 en observación. El 27 de febrero, 47 personas estaban hospitalizadas y 55 en cuarentena en sus hogares, habiendo sido monitorizadas un total de 1.570 personas, sin que todavía se hubiese confirmado ningún caso de coronavirus en Polonia. A pesar de ello, el Gobierno polaco no restó importancia al problema: ese mismo día, el ministro de Sanidad de Polonia, Łukasz Szumowski, señalaba que esperaba que los primeros casos confirmados llegasen en los días siguientes.

El Gobierno español sólo se tomó en serio el coronavirus cuando ya había 30 muertos

El 31 de enero el coordinador de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, declaró: “España no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado”, añadiendo que “la epidemia comienza a remitir”. El 13 de febrero se produjo la primera muerte por coronavirus en España. El Gobierno español no emprendió ninguna acción seria hasta el 9 de marzo, 25 días después de que se produjese el primer muerto en España, y cuando ya había 1.231 contagiados y 30 muertos.

Una rueda de prensa ofrecida por el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki (derecha) y el ministro polaco de Sanidad, Łukasz Szumowski, el 10 de marzo, seis días después del primer contagio confirmado de coronavirus en su país. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no compareció en rueda de prensa hasta seis semanas después de conocerse el primer contagio en España (Foto: Polskie Radio / PAP / Piotr Nowak).

El Parlamento polaco aprobó una ley de lucha contra el coronavirus antes del primer contagio confirmado

Entre el 1 y el 2 de marzo, el Sejm (Parlamento polaco) debatió una ley especial para la prevención y erradicación del coronavirus, que fue aprobada por 400 votos a favor, 11 en contra y 7 abstenciones, un consenso poco habitual que demuestra el sentido de unidad nacional con el que los polacos han decidido afrontar esta amenaza, gracias, en buena medida, a que el Gobierno ha incorporado a la oposición al esfuerzo de lucha contra el coronavirus, lo que ha facilitado que ambos aparquen sus diferencias para hacer frente a esta crisis.

La ley aprobada por el Sejm incluye facilidades a las empresas para que sus empleados trabajen desde sus hogares, y establece ayudas a los padres que se viesen obligados a quedarse en casa a cuidar a sus hijos ante un posible cierre de guarderías y escuelas. Hay que decir que el primer caso confirmado de coronavirus en Polonia se detectó el 4 de marzo en Zielona Góra, lo que demuestra la previsión del Gobierno y el Parlamento polacos. Muy al contrario, seis semanas después del primer contagio, en España aún no hay una ley similar, ni tan siquiera se ha anunciado la tramitación de una norma así en el Congreso de los Diputados.

Una actitud muy diferente ante la misma amenaza

Dos días después del primer contagio en Polonia, y con 5 personas infectadas, el Gobierno polaco anunciaba que 13 laboratorios del país ya estaban haciendo pruebas y 1.299 personas ya habían sido sometidas a cuarentenas. Ayer Polonia registró el primer fallecido, una mujer de 56 años en Poznań, además de un total de 49 personas contagiadas. En circunstancias similares, el Gobierno español seguía restando importancia a esta epidemia. Por el contrario, ayer Łukasz Szumowski, ministro de Sanidad de Polonia, declaró: “la amenaza del coronavirus no es hipotética. Puede ser una infección grave, especialmente para las personas que son más débiles que nosotros”.

El 8 de marzo, 37 días después del primer contagio en España, con 674 contagiados y ya 17 muertos, el Gobierno socialista autorizaba grandes manifestaciones feministas en varias ciudades españolas. La de Madrid reunió a 120.000 personas, entre ellas varios ministros. El 10 de marzo, con 18 contagiados y ningún muerto en Polonia, el Gobierno polaco prohibía las reuniones públicas para no propagar el coronavirus (Foto: Europa Press).

Polonia prohibió las reuniones públicas con 18 contagiados: España aprobó manifestaciones con 674 contagiados y 17 muertos

Antes de esa primera muerte, el martes 10 de marzo, con 18 contagios, el Gobierno polaco prohibía las reuniones públicas y cancelaba los espectáculos deportivos. La medida fue anunciada por el primer ministro Mateusz Morawiecki en rueda de prensa sólo 6 días después del primer contagio. Al contrario de lo ocurrido en Polonia, donde el primer ministro ha hecho ya varias ruedas de prensa en los días siguientes a confirmarse el primer contagio en ese país, el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, no compareció ante los medios hasta 6 semanas después del primer contagio en España. Así mismo, 37 días después del primer contagio, con 674 personas contagiadas y ya 17 muertos, el 8 de marzo el Gobierno español autorizaba grandes manifestaciones feministas en varias ciudades españolas (la marcha de Madrid reunió a 120.000 personas, entre las que estaban varios ministros del Gobierno), facilitando así un medio de propagación masivo para esa epidemia.

Polonia tardó 6 días en tomar medidas fronterizas: España tardó 17 días

Ese martes 10 de marzo, el presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda, dirigía un discurso a los polacos por televisión, afirmando: “En una emergencia, es importante comportarse de manera responsable. No podemos ceder al pánico, pero tampoco podemos exponer a nuestros conciudadanos a ningún peligro”. Y añadió: “Pido a todos mis compatriotas, a todos los ciudadanos, que recuerden ante la amenaza del coronavirus que sólo mediante una acción conjunta podemos combatirlo efectivamente. Nuestras armas son conocimiento, razón e higiene”. Ese mismo día, el Gobierno de Polonia establecía exámenes sanitarios en las fronteras con Alemania y la República Checa. Habían pasado seis días del primer contagio confirmado en Polonia. El Gobierno español sólo tomó una medida fronteriza, prohibir los vuelos desde Italia, el 10 de marzo, cuando España ya llevaba 1.695 contagiados y 36 muertos.

Polonia cerró las escuelas con 25 contagiados: el Gobierno español aún no las ha cerrado con casi 3.000 contagiados

El 11 de marzo, un día antes de esa primera muerte, cuando Polonia llevaba 25 personas contagiadas, el primer ministro Mateusz Morawiecki volvía a comparecer ante los medios para anunciar el cierre de escuelas, universidades, cines, teatros y museos durante dos semanas para evitar la propagación del coronavirus. La diferencia de previsión entre uno y otro gobierno es evidente: en España, con casi 3.000 contagios y 84 muertos, el Gobierno socialista de Pedro Sánchez aún no ha tomado esa decisión y este miércoles se limitaba a recomendar a las comunidades autónomas que se cancelen las clases en las zonas más afectadas.

El ministro polaco de Sanidad, Łukasz Szumowski (en la foto), es Doctor en Medicina, cardiólogo y electrofisiólogo, y trabajó como médico durante años antes de ser ministro. El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, es licenciado en Filosofía y ha hecho toda su carrera profesional en las filas del Partido Socialista (Foto: PTWP).

La buena gestión del Gobierno polaco deja en evidencia la pésima gestión del Gobierno español

Hay que decir que Szumowski, el ministro de Sanidad de Polonia, es Doctor en Medicina, cardiólogo y electrofisiólogo. Ha trabajado en el Instituto de Cardiología en Varsovia, y ha dirigido un laboratorio de electrofisiología y una clínica de trastornos del ritmo cardíaco. Ha sido profesor de Medicina y ha publicado 150 artículos médicos a escala nacional e internacional. El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, es licenciado en Filosofía y ha dedicado toda su carrera profesional a la política en las filas del Partido Socialista. Esa diferencia puede explicar en gran medida la tranquilidad con la que el Gobierno español se ha tomado este problema. Pero sin duda, y aunque el Gobierno español se escude falsamente en la ciencia, los efectos de las decisiones políticas tomadas por uno y otro demuestran la buena gestión de Mateusz Morawiecki, que fue previsor y se tomó en serio esta crisis antes incluso de que se confirmase el primer contagio, y la pésima gestión de Pedro Sánchez, que no se tomó en serio la amenaza del coronavirus y prefirió retrasar cualquier medida para no desmovilizar las marchas feministas del 8 de marzo, poniendo sus intereses políticos por encima de la salud pública, con efectos nefastos.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro

    Creo que solo faltaría comparar cuántos ministros contagiados hay en ambos países.

    Un saludo.

  2. De momento en España ya hay dos: Irene Montero (Igualdad) y Carolina Darias (Política Territorial). Además, Pablo Iglesias está en cuarentena.

    En Polonia, que a mí me conste, no hay ahora mismo ningún ministro contagiado. Creo que la más alta autoridad de Polonia que se ha visto afectada ha sido un general del Ejército polaco, que se contagió en una reunión militar en Alemania:
    https://www.usnews.com/news/world/articles/2020-03-10/top-polish-general-has-coronavirus-defense-ministry

  3. Luna

    ¿Sabéis qué pasa? pues que el problema es real y al socialismo sólo se le ocurren ideas (y muy rápidas) cuando se trata de los problemas que inventan ellos como pretexto para imponer algo “solucionándolos.”

    El coronavirus es pesado y yo también con esto: Se está sobredimensionando su influencia y empeorando sus resultados con esto en los planos social y económico, aquí hay algo que no está nada claro y huele muy mal. Creo que es una nueva modalidad de la guerra fría mediante un uso destilado de la posverdad que consiste en exacerbar lo que es cierto para que tenga un alcance desastroso.

  4. Julio Tuñón

    Posiblemente esto cuando pase atrás dejará tierra quemada, puede ser desolador a nivel social y económico, pero la falta de previsiones, de interés, de dejadez, de importancia conlleve en bloque a toda la oposición política nacional a pedir la dimisión inmediata del presidente del gobierno y convocar nuevas elecciones.

  5. Robert from Poland

    Minister Helf Care Szumowski worked as a volontear Doctor in India with Mother Teres for Free.

  6. Zygmunt Bukowicz

    Elmundo.es: Interior no descarta cierre de las fronteras. 😄😄😄😅😅
    Zaiste, refleks szachisty w tej Hiszpanii mają!

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.