El propio partido propició su imputación con su denuncia falsa contra Calvente

El artículo legal que puede echar al traste la defensa de Podemos frente a su exabogado

Tras la imputación ayer de Podemos por varios delitos, el partido de Pablo Iglesias ha recurrido a dos torpes estrategias de defensa que le pueden salir muy mal.

Podemos es imputado y ataca a la Justicia: esto decía cuando eran imputados sus rivales
La portada de El País tras la imputación del PP y la que lanza tras la imputación de Podemos

La primera estrategia de Podemos: atacar al juez

La primera de esas estrategias de defensa ha consistido en atacar al juez, unos ataques que empezaron ayer y han continuado hoy. Sin duda alguna, ésta ha sido la mayor torpeza de Podemos. Se trata de la vieja falacia ad hominem, que consiste en negar la validez de una afirmación no argumentando su falsedad, sino atacando al que la dice. Se trata de algo muy visto: es la típica excusa del colegial que dice que un profesor le ha castigado porque le tiene manía. Parece mentira que un partido político que está actualmente en el Gobierno de España recurra a una defensa tan burda.

La segunda estrategia: acusar a su abogado de revelación de secretos

Por otra parte, Podemos ha solicitado la nulidad de la causa apelando al deber de secreto profesional de su exabogado. Según publica Europa Press, “la documentación aportada por el denunciante habría sido obtenida vulnerando el deber de sigilo y confidencialidad que acarreaba el ejercicio de las funciones de su cargo”. El Código Deontológico de la Abogacía señala en su Artículo 5.8: “La obligación de guardar el secreto profesional permanece incluso después de haber cesado en la prestación de los servicios al cliente o abandonado el despacho donde se estaba incorporado, sin que esté limitada en el tiempo”. Sin embargo, Podemos ha pasado por alto el punto siguiente.

La excepción legal que Podemos no tuvo en cuenta y que ampara a su exabogado

Y es que el Artículo 5.9 del citado Código Deontológico señala: “Solamente podrá hacerse uso de hechos o noticias sobre los cuales se deba guardar el secreto profesional cuando se utilice en el marco de una información previa, de un expediente disciplinario o para la propia defensa en un procedimiento de reclamación por responsabilidad penal, civil o deontológica”. El 23 de julio, el abogado José María de Pablo señalaba un ejemplo de esa excepción: “si un cliente denuncia a su abogado por negligencia al no haber recurrido una resolución que le perjudicaba, el abogado puede defenderse aportando el email -afectado por el secreto profesional- en el que el cliente le daba instrucciones para no recurrir.”

El propio Podemos propició su imputación con su denuncia falsa contra Calvente

José María de Pablo añadía entonces que Podemos “despidió a su abogado y, para justificar el despido, le acusó de acoso sexual y laboral. Y ese fue el error del partido. Porque, para defenderse de esa acusación y acreditar que su despido se debió a su oposición a determinadas prácticas ilegales del partido, el art. 5.9 del CD permitía a este abogado revelar y probar la existencia de esas prácticas ilegales”.

El 29 de julio, unos días después de que José María de Pablos publicase esos apuntes legales en Twitter, la Justicia archivó la denuncia de Podemos contra su exabogado por acoso sexual. El exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, señaló el 1 de agosto: “El ‘caso Dina’ es un montaje y como yo podía desmontarlo, me destrozaron la vida con una falsa acusación sexual”. Todo parece indicar, ciertamente, que se trató de una falsa acusación de Podemos para justificar su despido, una forma de actuar puramente mafiosa y que deja a ese partido en una situación penal muy delicada, y ya no sólo por el hecho de que Calvente les pueda denunciar ahora por un presunto delito de denuncia falsa.

Y es que al haber denunciado a su exabogado, ha sido el propio Podemos el que ha abierto la puerta a la citada excepción del Art. 5.9 del CD de la Abogacía. Con su intento de taparle la boca a su exabogado como fuese, el propio partido de extrema izquierda ha facilitado su imputación. Y ahora, en vez de negar la documentación aportada por Calvente, se limita a decir que su abogado no debió aportarla. Desde luego, en términos judiciales, la cúpula de Podemos va de cráneo.

Foto: Eduardo Parra / Europa Press.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Alvaro Diaz-Mella

    La soberbia es uno de los peores pecados capitales.

    Gran artículo, Elentir.

  2. Luis Carlos

    Siéntate al borde del río y verás flotar el cadáver de tu enemigo. Esto no siempre se cumple pero sí el suficiente número de veces para que se popularice el dicho. No hace falta ni astucia ni fuerza cuando el otro cae por sus propias meteduras de pata, o a manos de otro que también se la tenía jurada. Es lo que le pasa a los jefes tóxicos que se creen mucho más inteligentes de lo que realmente son y no se dan cuenta que sus artimañas pueden fracasar y ponerles en peor lugar aún.

    Saben que es el fin de Podemos, y por tanto les interesará retrasar al máximo la convocatoria de nuevas elecciones.

    Me pregunto cuánto tardará en caer el psicópata narcisista de Falconetti. Gente poderosa lo debe mirar con malos ojos porque aunque les interese que España pierda precio para especular les interesa que este suba cuando vuelvan los años de las vacas gordas y los socialistas están “destrozando la mercancía”, causando un daño al verdadero valor que tardará demasiado en recuperarse.

  3. Luna

    Desde luego que esa acusación falsa le ha venido en bandeja al abogado, pero dudo yo mucho que la obligación de confidencialidad persista cuando el secreto implique verse inmerso forzosamente en la complicidad con un delito fiscal grave.

  4. wladimir

    A ver..a ver..

    Don Pablo Iglesias ,el noble “marques de galapagar”.no es el mismo que anrtes decia que “los escraches son el jarabe democratico de los de abajo” y ahora resulta que…

    a este sujeto no le gusta probar de su propia medicina…ahora se le atraganta,no le sienta el jarabe denocratico”..si cuando la cosa es contra ellos resulta que el juez es malo o la parte demandante los esta acusando falsamente,o que esto es un ataque a la democracia….y con esa denuncia falsa,van por buen camino…

    como dice el dico “el que juega con fuego se quema”,”con la vara que mides seras medido y una cuarta mas”,”te fijas en la paja del ojo ajeno pero no en la viga en el tuyo” y “no escupas para arriba”….

    Total..ellos solitos se han tropezado y enredado en su oscura y pegajosa telaraña politica y legal….y en su enredo se las veran para salir de ahi…si es que pueden…

    Total,ellos son socialistas-progres y ya sacaran algo de la manga o del sombrero para salirse con la suya….

  5. Felipe

    Deseando que los metan a todos en la cárcel y se hunda el partido.

  6. Felipe

    Que vuelvan a la cloaca de la que nunca debieron haber salido.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.