El arzobispo de Madrid asume el discurso del Gobierno sobre esa basílica

Preocupantes declaraciones de Omella y de Osoro en relación al Valle de los Caídos

Después de varios días de inexplicable silencio, por fin la Conferencia Episcopal ha hablado sobre la ley de manipulación de la historia anunciada por Carmen Calvo.

¿Memoria democrática? Carmen Calvo anuncia su ley usando una foto de estalinistas polacos
El Cerro de los Ángeles, testigo del terror rojo en España: así atacó un monumento a Cristo

La Conferencia Episcopal omite esas declaraciones en su web y en su vídeo

El sábado, el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE); el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid; y Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid y portavoz de la CEE, estuvieron en Roma en un encuentro con el Papa Francisco. A la salida de esa reunión, los prelados ofrecieron una pequeña rueda de prensa ante medios españoles. En ella, tanto Omella como Osoro hicieron declaraciones sobre la citada ley, pero la Conferencia Episcopal no las incluyó en su vídeo de la rueda de prensa. La CEE tampoco incluyó esas declaraciones en la noticia sobre el encuentro publicada en su web.

«Un lugar donde volvamos a recuperar la fraternidad, la reconciliación, la paz»

Las declaraciones en cuestión fueron recogidas por la revista Ecclesia, que cita estas palabras de Omella en relación al Valle de los Caídos: “es un tema que concierne más a la Iglesia de Madrid, al obispo de Madrid, pero en la CEE estamos dispuestos a ayudar. Pedimos que haya un diálogo de la sociedad y con la Iglesia, con la CEE y con la diócesis de Madrid”. Según Ecclesia, “para el cardenal un tema aún más importante que este (aunque lo sea porque hay muchas personas que llevan heridas en el corazón) es el tema del COVID y la gente que se queda sin trabajo”. Ecclesia también cita estas palabras de Osoro sobre el Valle de los Caídos: “Que ese lugar sea un lugar donde volvamos a recuperar la fraternidad, la reconciliación, la paz… que volvamos a lo que es fundamental y dejemos de vivir de adverbios y de adjetivos”.

El arzobispo de Madrid asume el discurso del Gobierno sobre el Valle de los Caídos

Estas palabras han provocado perplejidad entre algunos católicos españoles este fin de semana. Cuando Omella dice que la CEE está dispuesta a ayudar, ¿se refiere a ayudar al Gobierno que pretende echar a los monjes de su abadía y que incluso abrió la puerta a un posible derribo de la Cruz? Desde luego, la epidemia es un asunto muy serio, pero no puede servir como excusa para no hacer frente a un grave ataque contra la libertad religiosa como el que pretende hacer el Gobierno. En cuanto a las palabras de Osoro, el Valle de los Caídos es desde sus orígenes un lugar para la reconciliación y la paz. Precisamente por eso fueron sepultados en su interior combatientes de ambos bandos de la Guerra Civil. Con esas palabras, lo que hace Osoro es asumir el discurso del Gobierno, como bien señala hoy Infocatólica.

Las declaraciones del cardenal Omella hoy en la COPE

Esta mañana el cardenal Omella estuvo en el programa de Carlos Herrera en la COPE. La grabación de la entrevista se puede escuchar aquí (la parte en cuestión está en el minuto 12:44). El presentador preguntó al cardenal por la citada ley, por la anunciada expulsión de los benedictinos y sobre la Cruz, y concretamente le preguntó a Omella: “¿a una comunidad benedictina se la puede echar así como así de su casa?”

Ésta fue la respuesta del cardenal: “Todo eso a veces se dice, luego a la hora de la verdad hay que mirar cómo jurídicamente se puede llevar a cabo. Yo de esos temas tan polémicos, que no son esenciales en este momento… En este momento lo que más nos preocupa a nosotros es salir de la enfermedad, es el tema de educar a los jóvenes y educarlos bien… Que vengamos con esos temas que nos dividen, que nos retrotraen a momentos difíciles… Yo sé que que hay muchas heridas en el pasado de nuestra historia de España, pero que nos pueden distraer en este momento de lo esencial. Yo le diría a los políticos: ¿por qué no aparcan ciertas cosas?”

Omella añadió: “Serenemos la sociedad y busquemos lo que de verdad preocupa en este momento a la gente. ¿Tanto le preocupa a la gente que los benedictinos tengan que salir o no salir de ese monasterio? Si están allí para rezar. Ciertamente que se equivocarán en muchas cosas y en algunas cosas que han dicho, como se equivocan todos los humanos, pero están allí para hacer el bien. Como todos los demás, quiero decir a la sociedad. Busquemos lo que nos une. Yo creo que la concordia y la reconciliación es posible. ¿Por qué no buscamos esos caminos?”

¿Los obispos deben evitar los «temas polémicos»?

Estas palabras me parecen tanto o más preocupantes que las del cardenal Osoro. Primero, porque parece que el arzobispo de Barcelona tiene miedo de los “temas polémicos”, una actitud habitual de esa parte de la sociedad que muestra un cierto miedo a contradecir a la izquierda. La Iglesia sostiene planteamientos cada vez más polémicos en el mundo actual, especialmente aquellos referidos a la cultura de la vida frente a barbaridades como el aborto y la eutanasia. Lo que se espera de un cardenal es que tenga fortaleza para defender los valores cristianos frente a un pensamiento dominante que los aborrece, aunque eso le suponga más de un disgusto y ser señalado por unos cuantos intolerantes. La misión de la Iglesia no es caer simpática ni parecer “guay”, sino guiar a los hombres hacia la salvación eterna, aunque eso dé lugar a incomprensiones.

Dice que los benedictinos se equivocan pero no se atreve a decirlo sobre el Gobierno

Por otra parte, de un obispo se espera que tenga claro aquello que debe defender, sea compartido o no por la mayoría de la gente. Ante un Gobierno que ataca la libertad religiosa, amenazando con expulsar a unos benedictinos de su abadía e incluso abriendo la puerta a derribar la mayor Cruz del mundo, el deber del presidente de la CEE es defenderse, y no dar a entender que eso no le preocupa a la gente -como si ver atacada a esa comunidad benedictina y ver amenazada esa Cruz no nos importase a los católicos-, e incluso criticar a los benedictinos, diciendo que se equivocan. Esa es la parte de la declaración del cardenal que más perplejo me ha dejado. Y es que Omella no tiene el valor de decir que el Gobierno se equivoca, pero sí lo dice sobre los benedictinos, tal vez porque sabe que a él no le van a replicar.

Recordando el valor de San Juan Pablo II y de Jerzy Popiełuszko

A la vista de esas declaraciones, mucho me temo que la comunidad benedictina del Valle de los Caídos no va a recibir ayuda de nuestros obispos, que parecen más preocupados en mantener a toda costa un clima de cordialidad con el Gobierno -incluso a pesar de las provocaciones de éste-, tal vez para no perder esa gran fuente de ingresos que es la casilla de la Iglesia Católica en el IRPF.

Desde luego, es muy triste ver que la tibieza de cierta parte de la clase política -ésa que es tan mimada desde los medios de comunicación de la CEE, la COPE y Trece TV- se está contagiando a nuestra jerarquía eclesial, que salvo honrosas excepciones, parece tener como máxima preocupación no meterse en líos y no hacer nada que incomode a una izquierda que es cada vez más intolerante, precisamente porque quienes deberían tener el valor de hacerle frente no dejan de ceder ante ella, dando como resultado que se sienta cada vez más crecida y prepotente. Mucho tienen que aprender algunos del valor que caracterizó a San Juan Pablo II y a Jerzy Popiełuszko frente a la dictadura comunista que padeció su Polonia natal.

Foto: Conferencia Episcopal Española.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Ginés

    No puedo tener peor opinión de varios de nuestros obispos. “No se puede servir a dos señores” y ellos no sirven ni han servido nunca a Cristo.

    Omella es un nacional-socialista, Osorio es un marxista y, todos ellos, unos cobardes.

    Que dejen la Iglesia y se metan en política o se unan a alguna ONG. Para obispos no valen.

  2. Luis Carlos

    Esto parece una novela de ciencia-ficción donde políticos y personas relevantes son reemplazados por clones o impostores. Estamos hablando de los planes de destruir el mayor crucifijo del mundo, violando acuerdos internacionales. Un escándalo incluso fuera de sus fronteras.

  3. Luna

    Mire Vd, Eminencia: Para mí es mucho más importante ser católico que seguir las cantinelas inconsecuentes de muchos obispos -entre los que le incluyo- Y como esto es así, me importa bastante poco lo que diga sobre este tema. Luego se preguntará por qué no les sigue nadie. Si lo hace pregúntese a dónde le íbamos a seguir, dése cuenta de que no va a ninguna parte y que al fin y al cabo da lo mismo si no le acompañamos.

    Sobre tibios y cobardes ya se ha escrito demasiado, no es necesario saber más. Explíquenos ahora si verdaderamente se puede conseguir más “reconciliación” en el Valle de los Caídos y si la profanación de tumbas ayuda mucho a esto, pero no me haga confiar en quienes quieren derribarlo y son herederos históricos de asesinos quemaconventos con vocación de expropiadores… Al fin y al cabo ¿Qué me impide confiar en los “Nacionales”, qué aspecto del Magisterio me lleva a seguir a comunistas o socialistas?

  4. Luna

    Y otra cosa: Monseñor Omella es Cardenal-Arzobispo de Barcelona (en donde le llamamos “el Obispo” a secas por pura costumbre.) Esto quiere decir que lo es del Padre Custodio Ballester, a quien no he visto defender en este abuso judicial con que intentan llevarle a prisión bajo el pretexto de que citó algunas líneas de su tesis para cura, aprobada con buena nota.

    Mójese, Mn.Omella. Cumpla con sus atribuciones.

  5. pacococo

    Cuando las cosas llegan a ciertas alturas, al parecer y según lo dicho por sus eminencias (poco eminentes) El papa está muy al tanto de lo que ocurre, luego si conoce y estos salen con esas historias es porque acepta.

    Pues como digo, al llegar a esas alturas, ya lo dejo en las manos de Dios y no digo nada, Él sabrá lo que nos conviene y si permite una CEE de ese estilo, será por algo. Así que aceptemos y recemos.

    ¿Acaso podrán convertir la Cruz en un obelisco masónico si Dios no lo permite?

  6. In aqua veritas

    No hay que exagerar, amigos: ni Monseñor Omella es nacional-socialista ni Monseñor Osoro marxista. Lo que son uno y otro, en mi opinión, es acomplejados. No quieren chocar con las autoridades civiles para no aparecer ante ellas y en los medios como “intolerantes” o “franquistas” (y supongo que también para no perder ventajas). Eso mismo explica que la CEE esconda esas declaraciones.
    Por lo demás, D. Carlos Osoro, el que se adjudicó una licenciatura en Ciencias Exactas que no tenía, demuestra a la vez su ignorancia histórica y su inclinación al pasteleo: como bien dice Elentir en su entrada, que me parece en su totalidad de una clarividencia admirable, el monumento del Valle de los Caídos se erigió precisamente para “recuperar la fraternidad, la reconciliación, la paz”. Por eso fueron enterrados allí muertos de los dos bandos. Proponer que allí se recuperen a partir de ahora esos valores es “comprar” la visión de la izquierda más sectaria, la que entre 1934 y 1939 asesinó a 7.000 sacerdotes y religiosos y a no sé cuántos miles de seglares por el delito de ser católicos.
    Y en cuanto al Cardenal Omella, lo primero, debería comprender que al pueblo católico sí le preocupa que los benedictinos se vean obligados a salir del monasterio por orden no de los superiores de su orden, ni de su obispo ni del Papa, sino de un gobierno social-comunista; lo segundo, debería darse cuenta de que si ese recién manifestado proyecto de expulsión de la comunidad, derribo de la Cruz, etc. nos divide a los españoles, mucho más nos dividirá cuando deje de ser mero proyecto para ser realidades consumadas, ya lo verán; lo tercero, debería entender que esa tibieza cobarde ante los “temas polémicos” no es lo que Jesucristo y los apóstoles nos enseñaron; y lo cuarto, debería dejarse de “brindis al sol” del progresismo y decir concretamente en qué se han equivocado los monjes del Valle.
    Cada vez veo con más claridad que la Iglesia española o la sostenemos los laicos, con la fuerza del Señor, o se va al garete.

  7. Martín Doncel

    Un día, seguramente no muy lejano, la epidemia pasará. Pero si los socialistas echan a los benedictinos, como pretenden, ya nunca volverán. Y desaparecerá para siempre una Abadía católica.
    Igual ocurrirá con la Basílica, y con el monumental Vía Crucis. Y por desgracia, seguramente, con el mayor símbolo de fraternidad, de reconciliación y de paz, que tiene la humanidad: la cruz de Cristo. Que no busque otro el Cardenal Osoro, porque no lo hay.
    Qué lástima, que unos cardenales de la Iglesia Católica, sean incapaces de defender la cruz, cualquier cruz, con valentía, frente a todo y a todos, con ofrecimiento si fuera necesario de su propia vida.
    Qué diferente sería España, si nuestros pastores, se pusieran al frente de su grey para defender la ley de Dios y los derechos del pueblo cristiano. Seguramente conventos, templos y seminarios volverían a estar llenos. ¡Qué diferente sería de la actual desolación!
    “Si tuvierais fe como un grano de mostaza…” ¿Acaso la tienen?.

  8. Yo tampoco creo que Omella sea un nacional-socialista y Osorio un marxista. Coincido con In aqua veritas en que son simplemente unos acomplejados, un mal que por desgracia está afectando a amplios sectores de la Iglesia en la actualidad.

  9. Simbad

    Tenemos un episcopado penoso. Las declaraciones de Omella y Osoro son pésimas. La pregunta es: ¿qué les preocupa verdaderamente a los obispos españoles? Lo que preocupa es que la jerarquía eclesiástica española parezca no apoyar jamás a los suyos frente al gobierno, que ceda constantemente ante el gobierno, salvo en lo que se refiere a un puñado de asuntos -inmatriculaciones, IBI, clases de religión- que significan, al cabo, cuotas de poder. La Iglesia española vuelve a bajarse los pantalones, de forma oficial, notoria y pública y ya ha declarado que le importa un huevo el Valle y la Cruz. Patético.
    Vaya desde aquí mi apoyo a D. Santiago Cantera, prior del Valle que es quien se ha manifestado muchas veces en contra de la profanación de la tumba de Franco y ahora en estos momentos delicados en contra de este gobierno estafador.

  10. Marcial

    Más que acomplejados: son unos cobardes. Llevan muchos años siendo unos cobardes.

  11. wladimir

    Ciertamente…

    estas declaraciones son preocupantes y aun mas siendo expresadas por autoridades del clero catolico del nivel que ellos representan…

  12. Blanca

    Hasta que no vino Zapatero a revolver el cotarro, el Valle de los Caídos siempre había sido un lugar de paz y reconciliación. han sido los marxistas y comunistas los que han sembrado el odio, aunque la mayoría de los españoles no queremos que esa basílica se toque.
    Lo de la CEE es de vergüenza; la basílica no depende de Osoro, sino directamente del Vaticano, lo que viene a ser peor todavía. Se nota que han venido bien catequizados por Francisco.
    Tendremos que ser los católicos de a pie los que paremos esta salvajada de destrozar Cuelgamuros.

  13. Julio Tuñón

    Aomplejados y estomagos agradecidos del sistema, a estos solo les importa seguir en sus status hoy en día para sguir conservando sus sillones, y de estos si pueden hacia el más alto que hay en el Vaicano, los demás es historia pasada para ellos, no esperemos nada a cambio.

  14. ♑Felipe

    Esto sucede cuando la iglesia se mete en politica,como dice el refrán: “fueron a por lana y salieron trasquilados “

  15. pasmao

    Si la Iglesia católica no viviera tan preocupada por:

    – la X del IRPF

    – las inmatriculaciones (unas lógicas y otras realmente disparatadas)

    – enseñanza concertada (de la que sale una mayoría mas que descreida de alumnos, que ejemplo verán allí)

    – El IBI..

    Igual tenía mas capacidad de poner en sus sitio a los que odian a los católicos y a la Fe católica.

    Ninguno de esos señores ha llegado a obispo por casualidad. Eso ténganlo muy seguro.

    Yo hace tiempo que por cosas cómo esta, y otras, no pongo la X.

    Hablo con el cura de mi parroquia y veo donde se puede ayudar directamente. Si así lo hicieramos todos, otro gallo nos cantaría.

    Un cordial saludo

  16. luis

    Que el Cardenal Omella es nacionalista nos lo aclaran los hechos. Cuando fueron detenidos los independentistas que están en prisión, salió en defensa de ellos protestando por el arresto, pero ¿alguna vez ha dicho algo en defensa de personas agredidas por seguidores de los independentistas?.
    Osoro parece “una gallina”, incapaz de defender la profanación de una Basílica para la cual San Juan XXIII había enviado una reliquia de la Cruz de Cristo, además de conceder indulgencia plenaria en los oficios de Viernes Santo.

  17. Luna

    Pasmao: Has ido a enumerar las obsesiones de los izquierdistas con las que atacan continuamente a la Iglesia. Si miembros de ella hablan del IBI, inmatriculaciones, IRPF o escuela concertada es en respuesta a los ataques que les plantean, que suelen ser jurídicos.

    Recordarás que el invento de la escuela concertada fue del PSOE y que fue este partido quien lo llevó adelante, ¿no?.

    Por otra parte, Iglesia somos todos. Que unos obispos digan no sé qué sobre no sé cuántos no quiere decir que los fieles les secundemos en todo, como cuando Sánchez suelta alguna movida que no seguimos los españoles ni de broma.

  18. pasmao

    Apreciada Luna

    ¿Obsesiones izquierdistas?

    Si hasta ahora ha quedado algo aceditado es la “coincidencia” de intereses entre la izquierda y la jerarquía católica, con nuestros obispos y el Papa al mando y los católicos de a pie sin entender nada.. y cada día mas humillados y desubicados.

    Intereses relacionados con nuestra desmembración cómo nación o en la destriccuón de nuestras fronteras exteriores, para que “acojamos” a to quisque de Gibraltar hacia el Sur.

    Mientras nuestra “exquisita” educación concertada, mayormente católica es una fábrica de descreidos y además separatistas (en las Taifas vascongadas, catalana, navarra, gallega, valenciana, balear…)

    Todo en perfecta sintonía con esa izquierda.

    Francamente si se les hicera pagar el IBI, junto con sindicatos, asociaciones patronales, tec… que también están exentos; así cómo si se revisaran algunas de esas inmatriculaciones ( y NO me refiero a casos obvios cómo la Catedral de Sevilla, Burgos..) fracamente no lo lamentaría.

    No verá en las cadenas rojas de Tv en época de la declaración de IRPF ningúna crítica continuada hacia la X del IRPF.. ¿no le parece extraño?

    No sea tan ingénua y abra los ojos

    Un cordial saludo

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.