Esa compañía se acoge a una ley que la equipara con plataformas neutrales

El totalitarismo de Twitter: ¿aceptarías que censurasen lo que comentas por teléfono?

Además del posible pucherazo en las elecciones en Estados Unidos, hay un hecho que ha marcado gravemente estos comicios: la censura en las redes sociales.

Así es Gab, la alternativa a Twitter que no censura a nadie por discrepar del socialismo
La Declaración de Independencia de EEUU es censurada por Facebook por ‘discurso de odio’

La escandalosa censura de Twitter al presidente Trump en plena noche electoral

Ayer, el primer mensaje publicado por Donald Trump en su cuenta de Twitter denunciando un fraude electoral fue censurado por esa red social, algo insólito y gravísimo. Los seguidores del presidente de EEUU se encontraron con que no podían compartir el mensaje, que aparecía con este aspecto:

En las horas siguientes, Twitter ha censurado de igual forma otros cuatro mensajes de Trump (aquí, aquí, aquí y aquí).

Twitter trata con más hostilidad a Trump que a un dictador

Es la primera vez que esto ocurre en una red social, y para más señas en una noche electoral. En Twitter hay cuentas de multitud de políticos y muy rara vez esa empresa ha hecho nada semejante, ni siquiera con mentirosos compulsivos como Pedro Sánchez. Ni siquiera un dictador como Nicolás Maduro recibe un trato tan hostil por parte de Twitter (la última vez que le censuró algo fue en marzo y se trató de un bulo sobre el coronavirus).

El precedente de la censura de una noticia del New York Post

Este caso de censura, que deja seriamente tocada a esa red social, tiene además el precedente de la censura por Twitter de una noticia desfavorable para Biden en el New York Post, un caso que tuvo unas evidentes motivaciones políticas y por el que esa empresa ha recibido una avalancha de críticas. A mediados de octubre, el CEO de Twitter, Jack Dorsey, llegó a reconocer que esa censura “estuvo mal”, pero lejos de evitar que la situación se repitiera, lo ha vuelto a hacer.

Twitter ha reconocido el sesgo izquierdista de esa compañía

El sesgo político de esa empresa ya ha quedado fuera de toda duda: recordemos que el propio Dorsey reconoció en 2018 el sesgo izquierdista de su compañía. Ese mismo año, grabaciones hechas con cámara oculta a empleados de Twitter revelaron que esa red social se ceba especialmente con los seguidores de Trump y los usuarios de derechas. Estos ataques contra la libertad de expresión hicieron reaccionar a la administración estadounidense.

Trump firmó una orden para limitar la censura en redes sociales

En mayo, Trump firmó una orden ejecutiva para frenar esa censura política en las redes sociales. Actualmente, Twitter, Facebook y otras redes sociales se amparan en los beneficios de una ley de 1996 que protege a esas plataformas digitales de ser demandadas por los contenidos que se publican en ellas. Básicamente, lo que esa legislación implica es que a Twitter no se le puede responsabilizar por los mensajes de sus usuarios, de la misma forma que una empresa telefónica no es responsable de lo que digan sus usuarios al hablar por sus móviles, pues se considera neutrales a esas plataformas.

Sin embargo, a la hora de censurar lo que publican sus usuarios, Twitter y Facebook están actuando como medios de comunicación, violando la neutralidad que es exigible a las plataformas digitales que se benefician de su actual situación. La lógica de la orden ejecutiva de Trump era clara: si actúas como un medio censurando tus contenidos, debes ser tratado legalmente como un medio y no como una plataforma neutral, y por lo tanto debes hacerte responsable legalmente de todo cuando se publica en tu red. Eso llevaría a Twitter y Facebook a serios problemas legales ante la imposibilidad de controlar todo lo que escriben sus usuarios. Por ello, Trump se convirtió en un enemigo a batir por esas grandes y poderosas empresas tecnológicas.

Del «prohibido prohibir» a la docilidad ante la censura

Lo más llamativo de la actual censura de Twitter y Facebook es la docilidad con la que es asumida por muchos usuarios, especialmente los progresistas. Muchos de ellos han crecido rodeados por lemas como “prohibido prohibir”, pero a la hora de la verdad, y tal vez pensando que la medida afectará solamente a sus oponentes ideológicos, aceptan sin rechistar que un censor o un caprichoso algoritmo puedan censurar lo que comentan con sus amigos en las redes sociales.

Teniendo en cuenta que esas empresas tecnológicas se benefician de un status que corresponde a plataformas neutrales como operadoras telefónicas y de internet, la situación es comparable a que sonase un pitido en tu teléfono o se interrumpiese la llamda cada vez que dices algo “incorrecto”, o que tus emails apareciesen con tachaduras o no llegasen a su destino si escribes opiniones que no le gustan al censor de turno. ¿Cómo hemos llegado al extremo de que tanta gente considere normal esta situación puramente totalitaria?

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    ¿Podré reclamar que me devuelvan mi cuenta de Facebook porque considero que he sufrido una sanción injusta y arbitraria, basada en algoritmos que son relativamente fáciles de engañar, y que ya han dado muestras de meter la pata en el pasado? Como cuando censuraron unas citas de san Agustín, o la declaración de la independencia de EE.UU. Un meme muy gracioso habla de un anuncio de venta de un pórtatil que dice “vendo HP negra” y sale que el mensaje viola sus normas.

    A mi en twitter me han sancionado 12 horas por compartir un enlace que denunciaba la corrupción moral de la familia de Biden. Apelé y me dieron la razón, pero no pude volver hasta terminar el plazo a pesar de que en teoría ya me habían levantado el castigo.

    Lo que tenemos no es un simple mal perder. Se ha detectado irregularidades y hay que tomar medidas, porque no hablamos de que gobierne uno y no otro, sino que equivale a un golpe de estado. Los planes de Trump contra el estado profundo puede suponer un cambio de régimen, un ante y después equivalente a la segunda guerra mundial.

    Sabiendo de la corrupción de las élites, ¿no iban a atreverse a intentar amañar las elecciones no sólo para defender sus propios intereses, sino porque saben que se pueden enfrentar a la justicia y perder todo lo que tienen? Parece que Trump en su segunda legislatura tiene planes más ambiciosos y podríamos ver dentro de unos meses una caza de brujas que ríete de McCarthy, pero lo de la isla de las orgías de Jeffrey Epstein sería sólo la punta del iceberg. Algunos hablan de círculos satanistas y de rituales de tortura y sacrificios con un nivel de crueldad comparable al de las niñas de Alcasser.

  2. wladimir

    Cierto…

    esta red y otras estan completamente sesgadas a la linea de de Izquierda..y es dificil que uno pueda colocar un mensaje que no sea censurado o borrado de la red o incluso que lo retiren del sistema…

    me imagino que ahora se sentiran muy felices de tener a un gobernante que comparta la misma idelogia que ellas tambien…y con el cual colaboraron en la campaña difundiendo mensajes falsos a su favor y atacando o censurando los mensajes de los contrarios….

    al final ellos son socialistas y entre ellos se entienden a las mil maravillas…

  3. juan

    No hay que olvidar que la inmensa mayoria de los periodistas del mundo están en esa onda, o sea salvar la izquierda con sus mensajes emocionales y censurar ó incluso silenciar los mensajes de la derecha contemplen los mensajes que contemplen. ¿qué solución tiene esto? por lo que veo NINGUNA. El caballero DON DINERO lo cubre. Y este está por cubrir esos mensajes emocionales sin querer ver más allá del texto. El típico león con piel de cordero. Nosotros lo estamos viendo a diario en nuestros políticos ,empresarios, eclesiásticos,etc-etc.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.