Eurostat revela la buena marcha de esos países con gobiernos conservadores

El éxito económico de Polonia y Hungría: una dura lección para la élite progresista europea

Hoy en día Polonia y Hungría son dos de los países más denostados de Europa, tanto por los progresistas de izquierda como por los de derechas.

Polonia y Hungría se desmarcan del apoyo de la UE al aborto y la ideología de género en la ONU
Victoria de Hungría y Polonia frente al pulso de la UE: George Soros evidencia su derrota

Al hablar de una derecha progresista me refiero a aquella que evita la batalla de las ideas contra la izquierda y se refugia en la economía. Afirma que lo importante es que haya empleo y riqueza, y deja a un lado los valores. Esa derecha ha desistido de ofrecer un discurso alternativo a la izquierda en temas como el aborto, la ideología de género, la defensa de la familia, la inmigración ilegal, el multiculturalismo, la corrección política y el alarmismo ecologista, y la excusa que pone para ello es que lo realmente importante es la prosperidad. El mensaje que parece transmitir es que debemos preocuparnos de crear riqueza y empleo y dejarle a la izquierda el monopolio en cuestiones ideológicas y morales.

Polonia es el país de la UE con menor tasa de paro: un 3,2%

Hoy Eurostat ha publicado la tasa de paro europea de enero de 2021: un 8,1%. Los datos por países se pueden consultar pulsando aquí (PDF). Hay un dato muy llamativo, y es que Polonia es el país con menor tasa de paro de la Unión Europea: un 3,2%. Hungría, tiene una tasa de paro del 4,9%, siendo el sexto país de Europa con menor porcentaje de desempleo. En el lado opuesto de la lista, el desastre lo encabeza España con un 16% de paro.

Los datos de paro femenino en Polonia y Hungría

Siguiendo con los datos de Eurostat, Polonia es también el país de la UE con menor tasa de paro femenino: un 2,9% (es, de hecho, menor que su tasa de paro masculino, que es del 3,3%). En Hungría el paro femenino es del 5,2%, siendo el quinto país con menor desempleo entre las mujeres en la UE, junto con Bélgica. En la España feminista con Gobierno socialista y comunista el paro femenino es del 18,1%, el mayor de la UE y 4 puntos por encima del paro masculino. Pero no os preocupéis, porque en España tenemos un Ministerio de Igualdad que nos cuesta 451 millones de euros al año y que se dedica a cosas que considera “urgentes” como analizar los colores de los juguetes para liberar a las niñas del color rosa impuesto por el malvado patriarcado opresor.

La tasa de paro juvenil de España supera a la de Hungría y Polonia juntas

En cuanto al paro juvenil, las cifras de Polonia y Hungría son más modestas: un 14,3% y un 15,3%, respectivamente. No obstante, ambos países están por debajo de la media europea de paro juvenil, que es de un 17,1%. En el extremo opuesto está la utopía socialista y comunista de la UE: un 39,9% de paro juvenil en España, es decir, más que Polonia y Hungría juntas. Incluso sin que los jóvenes polacos y húngaros sean los que tienen más posibilidades de encontrar trabajo en Europa, a los jóvenes españoles sólo les queda soñar con unas cifras así.

La élite progresista de Bruselas tiene motivos para estar furiosa

El éxito de Hungría y de Polonia es una dura lección para la élite progresista europea. Bruselas lleva años demonizando a los gobiernos de esos dos países, presentándolos como algo parecido a dictaduras por el mero hecho de que tanto Viktor Orbán como Mateusz Morawiecki están sosteniendo unos valores que son una respuesta frontal a los dogmas ideológicos progresistas. Pocos gobiernos europeos logran en las urnas el respaldo que tienen el partido Fidesz en Hungría y el partido Prawo i Sprawiedliwość (socio de Vox) en Polonia, lo que demuestra que sus ciudadanos están notablemente satisfechos con sus gobernantes, algo que no se puede decir de España.

En ningún otro caso Bruselas ha dedicado tantos esfuerzos a invadir la soberanía nacional de sus países miembros como lo ha hecho con Hungría y Polonia. Y ahora resulta que además de seguir defendiendo con orgullo su independencia, lo hacen con un claro éxito económico. La élite de Bruselas tiene motivos para estar furiosa. El éxito económico de esos dos países demuestra que no sólo es legítimo llevar la contraria a los dogmas de la izquierda, sino que además se puede hacer eso sin renunciar a la prosperidad económica, con lo cual, además, se viene abajo el gran mantra de la derecha progresista, basado en la idea de concentrarse en la economía y renuncia a discutir con la izquierda. En resumidas cuentas: otra Europa es posible, más respetuosa con la vida prenatal y con la familia, amante de su Patria y defensora de sus raíces cristianas.

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Sil

    Y eso que son fachas. A ver si aprenden los progres de aqui.

  2. pacococo

    Hay que reconocer que en Polonia están como aquí en los 60, poco paro pero muchos emigrantes que aportan buenas divisas. Pero eso no implica nada, el paro es el que es y funcionan muy bien.

    Entre la bajada de renta aquí y la subida allí, pronto nos adelantarán. El problema no es que ellos suban, el problema es que bajamos.

  3. José Ramírez

    Efectivamente, que nos adelanten y el peso europeo sea más conservador. España no tiene futuro.
    Un país ocmunista jamás puede triunfar y España hasta puede que DESTRUYA a todo este tinglado de putrefacción franco-alemán.
    Muchas gracias por el artículo y por permitir la compartición en GAB.

  4. Gino

    En estos países los medios de comunicación no están en manos de los social comunistas. Así que los políticos no tiene en contra la opinión publica en todo lo que deliberan o comentan. Eso hace que el labor es mas fácil, llega a mas gente y se transforma en votos

  5. Luis Carlos

    Me temo que el problema no es que sean unos ignorantes sin mucha idea de economía, sino que hunden la economía de forma intencionada para acabar con la clase media, debilitar a las masas y chantajearles con las ayudas del estado a condición de que sean obedientes. Quieren monopolizar la economía y evitar que otro les quite el puesto si demuestra ser mejor gestor.

  6. Jandro

    ¡Cuánta envidia me dan en los aspectos más fundamentales! Ahora, también en su economía. Cada vez me asalta más la tentación de ir aprendiendo polaco o húngaro. Pero no, hay que cambiar las cosas aquí y ahora hay motivos para estar esperanzados gracias al contrapeso que ha supuesto Vox a toda esta deriva en España.

  7. Niemen

    Kocham Hiszpanię i chciałbym żeby nasze kraje ze sobą współpracowały.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.