La extrema izquierda está promoviendo discursos antiblancos y antisemitas

Racismo comunista: un cáncer ideológico que está infectando algunas democracias

La izquierda suele asociar el racismo con la derecha, pero en varios países existe desde hace décadas un racismo de inspiración marxista que va en aumento.

Los Panteras Negras: una organización racista implicada en asesinatos, torturas y violaciones
La repugnante deriva racista y cristianófoba de Black Lives Matter que los medios ocultan

La ultraizquierda cambia la lucha de clases por la lucha de razas

En las últimas décadas, y ya desde antes de la caída del Muro de Berlín, la tesis marxista de la lucha de clases, que hablaba sobre burgueses opresores y proletarios oprimidos, está siendo aplicada a otros ámbitos para crear nuevas clientelas políticas para los grupos comunistas. Ya lo hemos visto en el caso de la ideología de género, surgida de la izquierda y que considera que las mujeres están oprimidas por los hombres. También hay, desde hace años, un nacionalismo marxista que habla de naciones oprimidas y opresoras, identificando generalmente a los países europeos entre las segundas. Este discurso es el que aplican movimientos separatistas de ultraizquierda en España y otros países.

En esa obsesión de cierta izquierda por agrupar a las personas en colectivos de opresores u oprimidos también se incluye la raza como otro elemento de confrontación. Hace dos años ya expliqué aquí que una parte de la izquierda está aplicando ya la tesis de la lucha de clases a las razas, promoviendo la idea de que existe una raza opresora (los blancos o europeos) y razas oprimidas (las demás). De hecho, grupos izquierdistas hablan de personas “racializadas” para referirse a las supuestamente oprimidas por su raza.

Eldridge Cleaver -dirigente de la sección internacional del partido de los Panteras Negras- y su mujer Kathleen, junto a un cartel del FBI reclamando su captura. Cleaver estaba condenado a 30 años de prisión como violador en serie. Esa organización comunista y racista se vio implicada con frecuencia en robos, violaciones y asesinatos, incluso de miembros del propio partido.

El precedente del partido racista y comunista de los Panteras Negras

Este racismo comunista no es nuevo. Ya surgió en Estados Unidos en la segunda mitad de la década de 1960 con el partido de los Panteras Negras, una organización marxista y racista que apoyó a las dictaduras comunistas de Corea del Norte, China y Vietnam y que exigía privilegios legales para la población afroamericana, como la exención del servicio militar y la liberación de todos los presos de raza negra recluidos en las cárceles del país.

Los Panteras Negras se convirtieron en una organización puramente criminal. Ya sólo en 1969, 348 miembros de los Panteras Negras fueron detenidos por cargos de robo, violación y asesinato. La escisión del partido en 1971 acabó en una auténtica batalla mafiosa entre sus dos facciones, en la que se llegó a asesinar a una madre embarazada y a su hijo por nacer por ser la esposa de un disidente expulsado. Lejos de abominar de esa organización mafiosa, en 2016 el comunista español Pablo Iglesias -que más tarde llegó a ser vicepresidente de España- elogió a los Panteras Negras como una “referencia de dignidad”.

Terroristas del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización criminal comunista y antisemita, en una marcha realizada en la Universidad de Belén el 8 de diciembre de 1994 (Foto: Awad Awad).

El FPLP: comunismo antisemita en Palestina

Al mismo tiempo que los Panteras Negras surgían en EEUU, en Oriente Medio apareció otro grupo comunista y racista: el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), que bajo la etiqueta del “antisionismo” ha ejercido un antisemitismo puro y duro, plasmado en atentados como el perpetrado contra una sinagoga de París en octubre de 1980, con cuatro personas asesinadas.

A pesar del antisemitismo del FPLP y de su condición de organización terrorista (está clasificado como tal por la Unión Europea), en septiembre de 2017 el eurodiputado español Javier Couso, de la coalición comunista Izquierda Unida, invitó al Parlamento Europeo a una conocida dirigente del FPLP, Leila Khaled. Una vez allí, en una conferencia pública Khaled justificó el secuestro de aviones por terroristas del FPLP, mientras el eurodiputado comunista le aplaudía. Casualmente, Izquierda Unida está aliada con otro partido de ultraizquierda, Podemos, cuyo líder es el antes citado Pablo Iglesias. Otro partido español de ultraizquierda, el BNG, suele invitar al FPLP a sus mítines todos los años.

Manifestantes de Black Lives Matter en Londres. Este movimiento racista y comunista surgió en EEUU y en 2020 provocó una grave ola de terrorismo callejero en ese país.

El movimiento racista y ultraizquierdista de Black Lives Matter

Otro grupo ultraizquierdista y racista muy activo hoy en día -y también muy violento- es Black Lives Matter. El año pasado, uno de sus dirigentes, Shaun King, animó a derribar todas las estatuas dedicadas a Jesucristo tachándolo de “blanco europeo”, a pesar de que en realidad era un judío nacido en Judea, en el continente asiático. Claro que para el dirigente del BLM viene a ser lo mismo: King también ha sido acusado de antisemitismo por su apoyo a Louis Farrakhan, líder de la organización Nación del Islam y conocido antisemita. En julio de 2020, el Jewish Journal denunció el creciente antisemitismo de BLM, con episodios como el ataque a un vecindario judío y a una sinagoga en Los Ángeles.

Miembros del sindicato estudiantil comunista UNEF, que ha provocado una gran polémica en Francia al llevar a cabo reuniones en la que se prohíbe la asistencia de personas blancas (Foto: AFP).

Polémica en Francia por el racismo en el sindicato comunista UNEF

Volviendo a Europa, estas últimas semanas el sindicato estudiantil comunista UNEF ha provocado una polémica en Francia por organizar reuniones “no mixtas” que prohibían la asistencia de estudiantes blancos. Una dirigente del sindicato justificó esa exclusión racista con este argumento: “Organizamos encuentros para que las mujeres puedan expresar la discriminación que pueden sufrir, y organizamos encuentros para que las personas afectadas por el racismo puedan expresar a qué son sometidas”. Además, en vez de condenar esa actitud racista, confirmó que esos vetos racistas se llevan a cabo desde 2010.

El hecho ha provocado un terremoto político en Francia, incluso dentro de la propia izquierda. El ministro francés de Educación, Jean-Michel Blanquer, ha tachado la posición de la UNEF de “acto racista” y “profundamente escandaloso”, al tiempo que ha anunciado iniciativas legales para poner freno a esa clase de discriminaciones. Desde la oposición de centro-derecha se ha pedido al ministro del Interior que disuelva la UNEF, calificando su posición racista como “antirrepublicana”. Esta semana la polémica ha aumentado cuando una candidata regional del Partido Socialista en la Isla de Francia, Audrey Pulvar, ha defendido que a un hombre o una mujer blanca “podemos pedirle que guarde silencio, pedirle que sea un espectador silencioso”.

El racismo de extrema izquierda en España

Esta misma semana, en Barcelona (España), un dirigente de raza negra del partido conservador Vox fue víctima de un plante parlamentario en el que una diputada de ultraizquierda le mostró un cartel con una esvástica en el Parlamento regional catalán. Las críticas contra personas negras por apoyar a Vox han sido constantes, como si tener una raza te obligase a suscribir ciertas ideas políticas. Por otra parte, el año pasado, el diario ultraizquierdista Público difundió un artículo exigiendo a las “feministas blancas” reconocer los “espacios no mixtos”: “las personas negras necesitamos espacios para debatir de forma segura. Esos espacios deben ser libres de personas blancas”. Algo puramente delirante.

Mientras llama “racista” a la derecha por cosas como criticar el Islam (algo que no tiene nada de racismo), la izquierda está intentando trasladar a España el mismo discurso racista de la izquierda francesa y americana. Un cáncer ideológico que amenaza con infectar nuestra democracia, apelando al “antirracismo” para introducir en nuestra sociedad discursos de odio claramente racistas que se dedican a señalar a personas como “opresoras” o “privilegiadas” por el color de su piel. El racismo es basura, sea del tipo que sea, y el racismo comunista es tan odioso y tan repulsivo como el racismo nazi.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 5.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Luis Carlos

    La vida de muchas vueltas. Hace dos mil años los latinos, el imperio romano, eran la superpotencia dominante, y los rubios de ojos azules del norte de Europa eran los bárbaros, el tercer mundo, que querían emigrar a las regiones más prósperas. Tras la caída del imperio romano cuando llegaron los visigodos, sin los papeles de inmigración en regla, las relaciones con los latinos no fue buena. Ambas comunidades vivían separadas, con sus propios códigos legales. El matrimonio mixto estaba prohibido, pero poco a poco se empezó a hacer la vista gorda con esto último, y con el tiempo hispanogodos e hispanolatinos se fundieron en una sola comunidad, los españoles. ¿Os acordáis de las películas de Robin Hood y de los conflictos entre sajones y normandos? ¿y quién se acuerda de eso ahora?

    El racismo está mal, pero si de verdad queremos erradicarlo entonces lo que debems hacer es defender el respeto a la libertad humana. El sueño de Martin Luther King no sólo era respeto y dignidad para la comunidad afroamericana, sino también era un sueño de mutua confianza y reconciliación. Si hoy estuvieran vivos Martin Luther King y Malcom X lo que le diría a las nuevas generaciones es que no se aparten de Dios, que vuelvan a rezar, que se preocupen por la salvación de sus almas, en vez de tomar como modelos a seguir a los raperos de la MTV o los personajes de Grand Thief Auto.

    Si no hay respeto a la dignidad humana, el que se rebela contra la autoridad una vez con poder se puede convertir en un nuevo tirano, a veces aún peor que el anterior.

  2. Luna

    Resulta curioso cómo el marxismo cultural estuvo ensayando cuál de las dos salidas resultaría más efectiva cuando a través de los tentáculos de la new-age por los que filtra gran parte de sus mensajes iba transmitiendo la idea de que las razas no existen, intento extremadísimo de promulgar el antiracismo (que nos recuerda mucho a eso de que “el sexo no existe, sólo el género, que se escoge, etc.)

    Al parecer ganó la opción racista porque ataca a la realidad de forma más efectiva que la otra. En fin, una paradoja más del marxismo y una nueva foto de la distopía a la que ha llegado.

  3. pacococo

    Pero como de costumbre, avanzan porque hay traidores. En esto del racismo, vemos como muchos blancos le hacen el juego a los del BLM y similares.

    Uno puede ser comunista y luego si conviene, cambiar y convertirse en capitalista, de hecho en la transición todos cambiaron, pero lo que no se puede hacer es cambiar de raza, así que los blancos que apoyan el terrorismo negro ¿qué son? ¿Y qué se supone que les van a hacer cuando la sociedad se derrumbe? Porque si número apreciable de blancos apoyan el terrorismo negro, no importará cuantos negros se opongan, la sociedad caerá.

  4. Luis Carlos

    De hecho yo recuerdo de un video de un policía, de color, comentando que había más afroamericanos entre la propia policía que entre los manifestantes de BLM.

  5. Yomismo

    Insultan y desean la muerte a una chica en Barcelona por llevar una mascarilla con la bandera de España

    https://www.elcatalan.es/insultan-y-desean-la-muerte-a-una-chica-en-barcelona-por-llevar-una-mascarilla-con-la-bandera-de-espana

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.