En 2020 la página de Facebook de su partido, Saskaņa, publicó elogios a Stalin

El socialista letón Cilevičs: atacando a España desde el partido heredero de una dictadura

La aprobación del informe Cilevičs ayer contra España en el Consejo de Europa tiene un fondo esperpéntico si tenemos en cuenta a su autor.

La puñalada a España de los socios del PP, PSOE, Cs y Podemos en el Consejo de Europa
De tiranos a socialdemócratas: así se disfrazó el comunismo de la antigua Europa marxista

La derrota del bolchevismo en Letonia y la ilegalización del Partido Comunista

Para ponernos en contexto y que los lectores españoles de Contando Estrelas no interpreten lo ocurrido como algo representativo del pueblo letón, creo que no está de más conocer un poco la historia reciente de ese país. El 7 de diciembre de 1918 Letonia se independizó de una Rusia que había caído en manos del comunismo. La primera reacción de la Rusia bolchevique fue invadir Letonia. Gracias al apoyo de Estonia y sobre todo de Polonia, los letones lograron derrotar a los bolcheviques y conquistar su libertad. Uno de los últimos episodios de esa derrota comunista fue la Batalla de Daugavpils de 1920, que fue uno de los momentos finales de la Guerra Polaco-Soviética con la que Polonia frenó el avance del comunismo sobre Europa Central. El Partido Comunista de Letonia (LKP), a las órdenes de Moscú, fue ilegalizado en esa república báltica tras haber colaborado con los invasores bolcheviques.

La invasión soviética de 1940 y la represión comunista

En el Pacto Ribbentrop-Molotov de agosto de 1939, Hitler y Stalin se repartieron Polonia, Finlandia y las repúblicas bálticas. En base a ese acuerdo, la URSS se vengó de su derrota de 1920 invadiendo otra vez Letonia el 15 de junio de 1940. Esta vez los polacos no pudieron acudir en ayuda de sus amigos letones porque Polonia había quedado ocupada por alemanes y soviéticos unos meses antes. Un mes después la invasión, la URSS organizó una farsa electoral a la que sólo pudo presentarse un partido títere de Moscú: el ya citado LKP, que se presentó como “Bloque de Obreros del Pueblo”, sabedor de la impopularidad del comunismo en el país. El nuevo Parlamento, controlado por ese partido único, votó la anexión de Letonia a la URSS el 21 de julio de 1940. Los comunistas iniciaron una durísima represión en la que miles de letones fueron deportados a la URSS. Los soviéticos mataron a casi 300.000 personas en un país que no llegaba a 2 millones de habitantes.

El proceso de rusificación de Letonia por parte de la dictadura soviética

Durante la ocupación, la dictadura soviética llevó a cabo un plan de rusificación para diluir el espíritu nacional letón, que incluía el asentamiento de rusos en Letonia. El plan llegó a ser denunciado incluso por algunos comunistas letones en 1972, que señalaron: “La primera tarea principal es transferir desde Rusia, Bielorrusia y Ucrania a tantos rusos, bielorrusos y ucranianos como sea posible, y reasentarlos permanentemente en Letonia”. Como consecuencia de ello y de las deportaciones de letones, si en 1935 había unos 206.000 rusos en Letonia (el 8,8% de la población), en 1989 ya eran 905.000 (el 34%). Aunque muchos rusos abandonaron el país tras la independencia de Letonia en 1990, la minoría rusa aún sigue siendo una cuarta parte del país y vota por mayoría a la izquierda.

El origen comunista de Saskaņa, el partido del socialista Cilevičs

El socialista Boriss Cilevičs, autor de ese informe contra España, forma parte de esa minoría rusa en Letonia. Nació en Daugavpils, ciudad cercana a la frontera con Rusia en la que los rusos son más de la mitad de la población, siendo en resto, en su mayoría, letones y polacos. En Letonia los principales partidos son Nueva Unidad (socio del PP español), Saskaņa (socio del PSOE), Alianza Nacional (socio de Vox), For! (socio de Cs) y la Unión Rusa de Letonia (socio de ERC).

Cilevičs pertenece a Saskaņa (Armonía, en Letón). La historia de este partido es muy interesante. Como ya os conté aquí, el Partido Comunista de Letonia (LKP), que actuó como la delegación letona del PCUS durante la ocupación soviética, fue ilegalizado en 1991. Antes de su ilegalización, en 1990, una parte de sus miembros fundaron el Partido Laborista Democrático de Letonia (LDDP), que en 1995 se rebautizó como Partido Socialdemócrata de Letonia (LSP) y en 1999 acabó integrándose en el Partido Socialdemócrata de los Trabajadores de Letonia (LSDSP). En 2002, una escisión del LSDSP formó el Partido Social Demócrata, que en 2010 se fusionó con dos formaciones socialistas rusófilas: el Partido de la Armonía Nacional (TSP) y Nuevo Centro (JC), dando lugar a Saskaņa. Cilevičs fue uno de los fundadores del TSP en 1994.

En 2020 la página de Facebook de Saskaņa publicó elogios a Stalin

Los antecedentes comunistas de Saskaņa y sus orígenes en el partido único de la dictadura soviética explican algunas cosas. Por ejemplo, en junio de 2020 hubo una polémica en Letonia por los elogios a Stalin publicados en la página de Facebook de Saskaņa, con mensajes que homenajeaban al dictador y genocida comunista “por el buen trabajo realizado en Rusia bajo su liderazgo”, y alegando que “la represión social y las condiciones de vida en la Letonia democrática se han deteriorado considerablemente en comparación con la época de Stalin”. Este mismo año, uno de los dirigentes de Saskaņa, Jānis Urbanovičs, criticó la propuesta de Alianza Nacional para retirar monumentos al Ejército Soviético. A día de hoy muchos letones consideran a Saskaņa como un títere del Kremlin.

¿Una venganza contra España por contribuir a la defensa de Letonia frente a Rusia?

No es extraño que los separatistas catalanes buscasen el apoyo de un partido rusófilo para que elaborase un informe claramente sesgado sobre una sentencia que Cilevičs reconoció que ni siquiera leyó. Recordemos que desde 2017 España tiene un contingente militar en Letonia para contribuir a la defensa de ese país frente a la creciente presión de Rusia. Además, desde 2006 España viene contribuyendo a la misión de Policía Aérea del Báltico (BAP) con el envío de cazas a las repúblicas bálticas para ayudar en su defensa aérea frente a las frecuentes incursiones de cazas rusos. Sé, por una fuente local, que en Letonia están agradecidos por esa ayuda española, pero el partido rusófilo Saskaņa no debe estarlo, ya que igual que lo estuvo el ilegalizado Partido Comunista de Letonia, es un partido al servicio de Moscú.

Un apoyo rusófilo que contradice la falsa narrativa del separatismo

Lo irónico es que el separatismo se haya buscado en Letonia el apoyo de un partido rusófilo y heredero de la dictadura soviética, teniendo en cuenta que allí sí que ocurrieron dos invasiones extranjeras (ambas rusas) contra un país independiente, que incluyeron deportaciones y masacres de la población local y políticas de imposición lingüística de una lengua extranjera. Es lo mismo que viene denunciando falsamente el separatismo sobre Cataluña, donde nunca hubo una invasión española, donde el español se asentó con el paso de los siglos como lengua vehicular, donde nunca se deportó a población local y donde el catalán pudo ser utilizado con gran profusión incluso bajo una dictadura como la franquista.

Foto principal: Sociāldemokrātiskā partija “Saskaņa”. El socialista leton letonia Boriss Cilevičs, autor del informe contra España en el Consejo de Europa.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. C. S.D.

    Genial articulo que hace comprender el porque ha tenido que ser este letón el que hiciera el informe, así como deja meridianamente claro el apoyo que los catalanes han recibido de Rusia.:

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.