Las desgracias que la escritora gallega plasmó en estos célebres versos

Negra sombra: significado y versiones del más famoso poema de Rosalía de Castro

Hace 16 años recogí aquí este bello poema de la gran escritora gallega Rosalía de Castro, y hace tiempo que quería profundizar un poco más en él.

Loreena McKennitt, “Dante’s prayer”: una bellísima oración surgida desde un infierno
‘Namárië’: la más espectacular versión de la canción de despedida escrita por Tolkien

Un poema sin título aparecido en ‘Follas novas’ en 1880

Empecemos con un poco de historia. “Negra sombra” es como se conoce popularmente a un poema sin título incluido por Rosalía en su poemario “Follas novas” (Hojas nuevas), publicado en 1880. Se trata de una obra intimista en la que podemos conocer a la escritora en su faceta más melancólica. Ésta es la versión original tal como fue publicada en el gallego de la época:

Cando penso que te fuches,
Negra sombra que m’asombras,
Ó pe d’os meus cabezales
Tornas facéndome mofa.

Cando maxino qu’es ida
N’o mesmo sol te m’amostras,
Y eres a estrela que brila,
Y eres o vento que zóa.

Si cantan, ês tí que cantas,
Si choran, ês tí que choras,
Y-ês o marmurio d’o río
Y-ês a noite y ês a aurora.

En todo estás e ti ês todo,
Pra min y en min mesma moras,
Nin m’abandonarás nunca,
Sombra que sempre m’asombras.

Y ésta sería la traducción al español:

Cuando pienso que te fuiste,
negra sombra que me asombras,
al pie de mis cabezales,
vuelves haciéndome mofa.

Cuando imagino que te has ido,
en el mismo sol te me muestras,
y eres la estrella que brilla
y eres el viento que sopla.

Si cantan, eres tú que cantas;
si lloran, eres tú que lloras;
y eres el murmullo del río
y eres la noche y eres la aurora.

En todo estás y eres todo
para mí y en mí misma moras,
ni me abandonarás nunca,
sombra que siempre me asombras.

¿Qué es esa «negra sombra» de la que hablaba Rosalía?

Hay desde hace años un cierto debate sobre el significado de este poema, algo normal tratándose de un texto lírico, muy intimista y cargado de simbolismo. ¿Qué es esa “negra sombra” de la que habla Rosalía?

Para responder a esta pregunta no está de más conocer la vida de la autora y las circunstancias en las que fue escrito el poema. Rosalía fue una mujer que gozó de mala salud. De hecho, falleció de un cáncer uterino a los 48 años de edad, y llegó a dedicarle un libro a su médico en el que firmó como “su eterna enferma”. A eso hay que añadir dos hechos trágicos: la muerte de su hijo Adriano en 1876, antes de cumplir dos años de edad debido a un accidente doméstico en Santiago, y el nacimiento, muerta, de su hija Valentina en 1877, ambos hechos ocurridos unos años antes de la publicación de “Follas novas”, libro escrito en su mayor parte, por cierto, en Simancas (Valladolid), lejos de su tierra a la que tanto añoraba.

Por ello, diversos autores coinciden en que esa “negra sombra” es una evocación del dolor, que no deja de perseguir a Rosalía y que vuelve a reaparecer cuando creía que se había ido (su último embarazo tras la muerte de su hijo, que habría sido un motivo de esperanza y alegría, se tornó en desgracia con el nacimiento de la niña muerta). De hecho, no cuesta percibir en sus versos ciertos signos de depresión, como el hecho de ver el dolor por doquier, en una estrella, en el viento, en un río, en la noche y en la aurora, de forma que su dolor lo amarga todo.

La versión musicada compuesta por Juan Montes Capón en 1892

El poema es triste y brillante, y contribuyó a su popularidad la versión musicalizada, en forma de alalá, hecha por el compositor gallego Juan Montes Capón en 1892, siete años después de la muerte de Rosalía. La pieza fue estrenada ese mismo año en La Habana, donde ganó la medalla de oro del certamen musical convocado por la sociedad gallega Aires d’a Miña Terra, formando parte de una composición titulada “Fantasía para gran orquesta”. Podéis escuchar aquí una interpretación del Orfeón Donostiarra y de la Orquesta Sinfónica JMJ con la partitura de Montes, durante un concierto ofrecido en el Kursaal de San Sebastián el 10 de julio de 2016:

Personalmente, de las canciones basadas en la partitura de Montes, le tengo un especial cariño a esta versión del coro coruñés Cantigas da Terra, publicada en el álbum “Canciones e bailes de Galicia” en 1987, porque es la que llevo muchos años escuchando en mi casa (no os podéis imaginar la cantidad de vídeos que tuve que buscar hasta dar con esta grabación):

En 1985 el cantante ponferradino Amancio Prada lanzó esta versión de “Negra sombra” en su ámbum “Dulce vino de olvido”:

Hace 25 años dos grandes figuras gallegas de la música, Luz Casal y Carlos Núñez, grabaron su propia versión de “Negra sombra”. Núñez la incluyó en su disco “A irmandade das estrlas” (1996) y Casal la puso en su disco “Sencilla alegría” (2004). Consiguieron que esta bella canción en gallego fuese nuevamente un éxito, incluso más allá del Padornelo, ayudando a popularizarla entre los jóvenes, por eso es la versión que hoy más recuerda mucha gente:

Y ya puestos a incluir distintas grabaciones de este tema, no podemos olvidar la versión metalera lanzada por Astator en su disco “O sentir dunha terra” (2000). Rosalía fliparía si la escuchase:

Foto: Elentir. Monumento a la escritora romántica gallega Rosalía de Castro, situado en el Paseo de la Herradura, en el Parque de la Alameda de Santiago de Compostela. El monumento fue construido en 1917. La bella estatua de Rosalía está situada frente a la Capilla de Santa Susana.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Amatista

    Precioso poema! Que bien que le hayas dedicado un artículo.
    Particularmente me parece buenísima la versión de Luz y original la de Astarot. Aprovecho para comentar que cada vez somos más los rockeros votantes de vox que lo decimos abiertamente

  2. Jaime

    Me gusta más el de Cantigas da Terra, qué gran poetisa, una de las más grandes figuras de la literatura española. Qué bueno.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

La invasión rusa de Ucrania ha llevado a dos países nórdicos tradicionalmente neutrales a pedir urgentemente su adhesión a la OTAN para protegerse de Rusia.

Ayer por la tarde, el Rey Emérito llegó al Aeropuerto de Vigo procedente de Abu Dabi, para a continuación trasladarse a la localidad de Sangenjo.

En España ya estamos acostumbrados a que el PSOE mienta, pero que lo haga muchas veces no significa que sus mentiras deban quedar sin respuesta.

En el mundo hay muchos cementerios de coches, pero ninguno es como éste que se puede ver cerca de la ciudad de Düsseldorf, en el oeste de Alemania.

Hoy se cumplen 12 semanas del inicio de la invasión rusa de Ucrania. Dentro de las abundantes pérdidas militares, hay un dato que llama mucho la atención.

Se ha anunciado que esta tarde llegará a Vigo el Rey Emérito de España, don Juan Carlos de Borbón, que tiene previsto pasar unos días en Sangenjo.

Este miércoles, el Parlamento Europeo vivió un momento especialmente vergonzoso en relación con ciertas violaciones de derechos humanos.