Negra sombra

Cando penso que te fuches,
Negra sombra que m’asombras,
Ó pe d’os meus cabezales
Tornas facéndome mofa.

Cando maxino qu’es ida
N’o mesmo sol te m’amostras,
Y eres a estrela que brila,
Y eres o vento que zóa.

Si cantan, ês tí que cantas,
Si choran, ês tí que choras,
Y-ês o marmurio d’o río
Y-ês a noite y ês a aurora.

En todo estás e ti ês todo,
Pra min y en min mesma moras,
Nin m’abandonarás nunca,
Sombra que sempre m’asombras.

(Rosalía de Castro, “Follas novas”, 1880)

Comentarios:

  1. Nunca he puesto aquí la traducción a este poema, así que la pongo aquí, aunque sea con casi nueve años de retraso:

    Cuando pienso que te fuiste,
    negra sombra que me asombras,
    al pie de mis cabezales,
    vuelves haciéndome mofa.

    Cuando imagino que te has ido,
    en el mismo sol te me muestras,
    y eres la estrella que brilla
    y eres el viento que sopla.

    Si cantan, eres tú que cantas;
    si lloran, eres tú que lloras;
    y eres el murmullo del río
    y eres la noche y eres la aurora.

    En todo estás y eres todo
    para mí y en mí misma moras,
    ni me abandonarás nunca,
    sombra que siempre me asombras.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Se ainda non te rexistraches, pulsa aquí para rexistrarte.