Una impresionante labor humanitaria que no hay ningún sueldo que la pague

Ángeles de camuflaje: conmovedoras imágenes de los militares aliados desplegados en Kabul

Se ha discutido mucho sobre los motivos que llevan a alguien a hacerse militar. A menudo, los que eligen ese camino son el blanco de opiniones muy injustas.

Occidente debe escuchar este llamamiento de la resistencia afgana: no repitamos 1944
RCH871: la impresionante foto de un C-17 de la USAF que salvó a cientos de afganos

Quienes prestan servicio en las Fuerzas Armadas y de Seguridad lo hacen, a menudo, por servir a su Patria y ayudar a hacer un mundo mejor, para lo que a menudo hay que recurrir a los ejércitos. Estos días se está comprobando en Afganistán hasta qué punto un militar puede marcar la diferencia, poner un poco de humanidad donde no la hay, proteger a los más débiles y dar consuelo a los que lo necesitan. Militares y policías de muchos países han contribuido durante 20 años a la misión en Afganistán, y estos días los que están desplegados en Kabul ayudando en la evacuación están demostrando ser auténticos ángeles de la guarda con uniformes de camuflaje. Aquí va una serie de fotos que lo demuestran.

Una mirada cargada de cariño. Un joven marine estadounidense de la 24th Marine Expeditionary Unit (MEU) ofreciendo una botella de agua a una niña afgana este viernes 20 de agosto en el Aeropuerto de Kabul.

Una carita que lo dice todo. Un agente de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional de España ofreciendo bebida a una niña afgana en el Aeropuerto de Kabul.

Repartiendo sonrisas en medio del caos. Un marine estadoundense del Special Purpose Marine Air-Ground Task Force-Crisis Response-Central Command (SPMAGTF-CR-CC), unidad que tiene su base en Morón (España), jugando con unos niños afganos en el Aeropuerto de Kabul.

“Tuve sed, y me disteis de beber”. Un marine estadounidense del 24th Marine Expeditionary Unit (MEU) hidratando a un niño afgano durante la evacuación en el Aeropuerto de Kabul.

Cuidando y curando. Una ayudante médico de los marines de EEUU perteneciente a la 24th Marine Expeditionary Unit (MEU) haciendo un examen médico a afganos a punto de ser evacuados en el Aeropuerto de Kabul, este viernes 20 de agosto.

“Por una sonrisa, un cielo”. Un marine estadounidense de la 24th Marine Expeditionary Unit (MEU) con un bebé afgano en su regazo. Seguramente este hombre ha dejado a miles de kilómetros a su familia para hacer esta misión.

Un operador de la Fuerza Aérea de EEUU con un bebé afgano en brazos en el Aeropuerto de Kabul, este viernes.

La tranquilidad de saberse salvados. Soldados de la 10ª División de Montaña del US Army escoltando a una familia afgana en el Aeropuerto de Kabul.

La salvación. Personal del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) y del Ala 31 del Ejército del Aire de España formando un perímetro en las inmediaciones de un A400M español en el momento de envarcar a españoles y afganos evacuados en el Aeropuerto de Kabul.

Un momento que ningún militar olvidará. Un soldado del Ejército Británico con una niña afgana en brazos. La mirada del soldado lo dice todo.

Una mirada de madre. Una sargento de la Gendarmería Turca con un bebé afgano en brazos. El niño se separó de su madre durante una estampida en el Aeropuerto de Kabul.

Una mantita de primera clase. Un niño afgano durmiendo en el interior de un avión, cubierto con la chaqueta de camuflaje de un aviador de primera clase de la Fuerza Aérea de EEUU.

Ángeles con camuflaje Flecktarn. Un militar alemán con un niño afgano en brazos, en el momento de embarcarle en un Airbus A400M de la Luftwaffe.

Un aviador de la USAF con un niño afgano en brazos en un punto de control de acceso al Aeropuerto de Kabul, este viernes.

En brazos de un PJ. Un pararrescatador (PJ) de la USAF con un niño afgano en brazos en un punto de control de acceso al Aeropuerto de Kabul, este viernes.

Ángeles con MARPAT. Dos mujeres marines del 24th Marine Expeditionary Unit (MEU) con bebés afganos en brazos en el Aeropuerto de Kabul, este viernes.

A todos los militares que estáis haciendo esta labor, seáis de donde seáis, GRACIAS, DE CORAZÓN.

Fotos: DVIDShub.net / US Marine Corps / George Allison / La Moncloa / @COIN_V2 / @FernandoHValls.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. JuanM

    Impresionantes imágenes. Admirable la labor que haces, Elentir. Vaya mi gratitud.

  2. Tomcat10

    Magnífico articulo. No hace falta decir nada mas.

  3. Yo me limito a publicar las fotos. El mérito es de esos militares. Me siento orgulloso de todos ellos, sea cual sea la bandera que llevan en el brazo.

  4. Alejandro

    Gracias Elentir.

  5. Drociano

    Fantástico reportaje!!

  6. Amador

    EL SOLDADO ES EL MAYOR AMANTE DE LA PAZ. Su corazón no es una bala, ni una granada: es un músculo con mucho sentimiento…. GRACIAS, soldados.

  7. Luis A. Recinos

    Parafraseando a un comentarista que escuché ayer en Fox News, pero cuyo nombre se me escapa, el problema no son quienes calzan botas, portan uniforme y están en el campo, sino los que visten traje y corbata, y toman las decisiones políticas. A los primeros les toca limpiar la porqueria producida por los segundos. Y las fotos lo demuestran. Gracias por publicarlas.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.