Medios separatistas manipularon los hechos y Sánchez no dijo ni una palabra

Así intentaron tapar una agresión separatista a una mujer: su agresor ya ha sido condenado

Últimamente se ha hablado mucho en España de delitos de odio. Casualmente, ayer se dictó condena contra uno de ellos ocurrido hace tres años en Barcelona.

Un separatista agrede a puñetazos a una mujer a la que llamó «extranjera de mierda»
Separatistas niegan que la agresión de Barcelona fuese por política… pero se mofan de la agredida

Un separatista le dio un puñetazo y le gritó «extranjera de mierda»

El 25 de agosto de 2018 pudisteis leer en Contando Estrelas que un separatista agredió a una mujer a la que llamó “extranjera de mierda”. Los hechos ocurrieron en el Parque de la Ciudadela de la Ciudad Condal. La mujer, de origen ruso y con nacionalidad española, volvía de hacer unas compras junto a su marido y sus tres hijos cuando recogió del suelo varios lazos amarillos separatistas para tirarlos a la basura. En ese momento, un individuo le dio un puñetazo en la nariz, tirándola al suelo, y le gritó “extranjera de mierda, vete a tu país”.

El agresor ha reconocido los hechos y ha sido condenado a dos años de prisión

En una vista de conformidad, en la que el agresor ha reconocido los hechos, la Audiencia de Barcelona ha condenado al agresor por un delito de lesiones con el agravante de discriminación por motivos xenófobos e ideológicos, y le ha impuesto una pena de dos años de prisión -suspendiendo su ingreso por falta de antecedentes-, el pago de una indemnización de 5.200 a la víctima y el pago de las costas, así como una prohibición de acercarse a la agredida durante 7 años.

Pedro Sánchez no condenó la agresión ni se solidarizó con la agredida

Esa agresión sirvió para retratar a algunos políticos y medios de comunicación. Pedro Sánchez, que ya era presidente del gobierno, no dedicó ni un solo mensaje a la agresión, ni tan siquiera para mostrar su solidaridad con la agredida. Por entonces, su permanencia en La Moncloa ya dependía del apoyo de los separatistas y no quería incomodarles condenando una cobarde agresión que claramente tenía un móvil separatista vinculado, además, con la xenofobia.

La mentira de La Vanguardia para tapar el móvil político de la agresión

Unas horas después de la agresión, uno de los medios afines al separatismo, el diario La Vanguardia, se lanzaba a negar el móvil político de la agresión, dando por buena la versión del agresor y afirmando en su entradilla: “Un hombre recriminó a los pequeños por “ensuciar la ciudad” y le gritó a la agredida, de nacionalidad rusa, que volviera a su país”. En el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona ha quedado probado que la versión de ese diario era mentira, desde el momento en el que el propio autor de la agresión ha aceptado la pena solicitada por la Fiscalía y la acusación particular.

TV3 dio voz al agresor para presentar a la agredida como la culpable

A su vez, el canal autonómico TV3, controlado por el separatismo, calificó la agresión de mero “incidente”, omitiendo toda referencia al puñetazo propinado por el agresor a la mujer e intentando presentar el asunto como una simple pelea, al afirmar que agresor y agredida “se han acusado mutuamente”.

Al día siguiente de la agresión, TV3 dio por buena la versión del agresor, afirmando que el caso “no tiene motivaciones políticas” y que fue “una pelea por una cuestión de civismo”, presentando a la agredida y a su familia como los malos porque “tiraban los lazos al suelo” y él “les recriminó que ensuciaran la ciudad”. Una manipulación rastrera que convertía a la víctima en la culpable.

Arropado por el separatismo, el agresor tuvo el cuajo de denunciar a la agredida

Hay que recordar que, alentado por la campaña montada por el separatismo para tapar la agresión y por las citadas manipulaciones de La Vanguardia y de TV3, el agresor tuvo la colosal jeta de denunciar a la agredida ante la Policía catalana, todo ello mientras en las redes sociales activistas separatistas negaban la agresión a la mujer e incluso se mofaban de la agredida. El 29 de agosto, tras la detención del agresor por parte de la Policía Nacional y al ver desmontados sus bulos, los separatistas montaron una rabieta en la red.

A los pocos días Ada Colau dijo que quitar lazos amarillos era una «agresión»

La alcaldesa de Barcelona, la ultraizquierdista Ada Colau, tardó 24 horas en condenar la agresión y cuando lo hizo fue dando por buena la mentira de La Vanguardia, al tiempo que pedía “prudencia antes de hacer interpretaciones partidistas que sólo generan confusión y crispación”, en referencia a un mensaje escrito en Twitter por la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, pidiendo a Sánchez que defendiese a los catalanes atacados por el separatismo. Unos días después, Colau tachó de “agresión” el hecho de quitar lazos amarillos, con lo cual daba a entender que la agredida era la agresora.

El ocultamiento mediático del móvil separatista del ya condenado

Curiosamente, han sido escasos medios los que se han hecho eco de la condena del agresor y la amplia mayoría han disimulado de forma evidente el móvil separatista de la agresión, presentando lo ocurrido como un delito con motivaciones xenófobas e ideológicas, pero sin precisar de dónde procedía la xenofobia y cuál era la ideología del agresor. Imaginad lo que estarían publicando los medios si el agresor fuese de Vox. Desde luego, en España tenemos un periodismo que provoca vergüenza ajena.

Pedro Sánchez y el separatismo quedaron retratados

Este caso ha servido para comprobar hasta qué punto el separatismo es capaz de mentir y manipular, algo que ya viene dejando claro con su falsicación de la historia desde hace décadas. Además, sirvió para retratar a Pedro Sánchez, que no condenó la agresión, demostrando que los delitos motivados por el odio le importan un pimiento cuando los cometen la izquierda o el separatismo: un sectarismo intolerable en un presidente del gobierno, que debería condenar toda agresión sea cual sea el móvil de la misma.

Pero sobre todo, ese caso evidenció hasta qué punto una ideología totalitaria ha corrompido moralmente a parte de la sociedad catalana, que consideró trivial o incluso digno de burla que un hombre dé un puñetazo a una mujer si lo hace para beneficio del separatismo. Cataluña apesta cada vez más a dictadura, y quienes provocan ese pestazo son los separatistas, que ya han rebasado todos los límites de lo que es tolerable en una democracia.

Foto: Efe.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. El Peregrino Gris

    Y aunque fuera verdad que la agredida estuviera tirando lazos, es un exceso propinar un puñetazo solamente por ensuciar la calle…

    ¿El agresor no tiene madre?

  2. Alejandro

    Gracias Elentir, desconocía la noticia.
    En Cataluña hay una mafia separatista infecta y malvada.
    El periodismo en España está al mismo nivel que en la Unión Soviética…

  3. Peperoni

    El agresor? Que dices? Era una monja de clausura transexual que se dedica a la confeccion de lazos amarillos en su convento monserratino entre laudes y rosas.

    La rusa, una homofoba aspanyola de marca mayot la increpo al grito de “muere lazo amarillo” mientrar recogia las obras de arte de la monja y los tiraba a la basura. Hecho que todo el mundo conoce como un genocidio cultural recogido en el convenio de blanes de 1522 patrocinado por la ONU, la TIA y el conocido calimocho el TIO LA BOTA.

    La monja trans, que en ese momento vestia como un leñador de bosque de sequoyas se le encendio la justa ira y disciplino a la rusa de forma moderada.

    Mucho mejor que la youtuber del Rufian que solo dijo esa poesia Hayku a la pregunta de que hay que hacer:
    – Matar

    Musica para los oidos de los orcos y los uruk hay forkos.

  4. wladimir

    esto es de esperarse…

    de parte de estos separatistas ultraizquierdistas…nada justifica una agresion de esta naturaleza…

    pero lo peor del caso fue el espaldarazo quje recibio este agresor de parte de los entes separatistas…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.