Las dictaduras comunistas aplastaron brutalmente estas protestas populares

De Tambov a Hungría: las revoluciones anticomunistas que muchos desconocen

El comunismo es un movimiento totalitario contra el que muchos se rebelaron, unos hechos que hoy son poco conocidos entre el gran público.

La resistencia olvidada: lucharon contra los nazis y después contra los comunistas
Polonia 1970: cuando una dictadura comunista envió tanques a masacrar una protesta obrera

La causa mediática y académica de este desconocimiento

La causa de esa ignorancia se debe, en gran medida, a que la izquierda es hoy la corriente política hegemónica en el periodismo y en el mundo académico. Gran parte de esa izquierda sigue inspirada en el viejo esquema marxista que divide la sociedad entre opresores y oprimidos. Un esquema en el que no parece haber sido para la evidencia de que el comunismo instauró uno de los sistemas más opresores de la historia. Una opresión que fue contestada con rebeliones populares desde sus los inicios de la primera dictadura comunista: la URSS.

Insurgentes de la rebelión anticomunista de Tambov, iniciada en Rusia en 1920 con l apoyo de desertores del Ejército Rojo y campesinos hartos de las requisas impuestas por los bolcheviques (Foto: Heritage Image Partnership).

La revolución anticomunista rusa de Tambov en 1920

La primera gran rebelión anticomunista estalló en Tambov, Rusia, en agosto de 1920, apoyada por desertores del Ejército Rojo y por campesinos hartos de las requisas masivas impuestas por los bolcheviques. Lenin, el primer dictador comunista, aplastó brutalmente esa rebelión con ejecuciones masivas e internamientos en el Gulag, provocando un total de 240.000 muertos.

El régimen de terror creado por Lenin fue a más con Stalin, uno de los mayores genocidas de la historia, que tras haberse repartido Polonia y las repúblicas bálticas por Hitler en 1939, acabó repartiéndose media Europa con Roosevelt y Churchill en 1945, instaurando regímenes títeres que implantaron el terror rojo en Polonia, Hungría, Alemania Oriental, Checoslovaquia, Bulgaria y Rumanía. A la muerte de Stalin, el 5 de marzo de 1953, el comunismo en la Europa oriental pareció entrar en una fase más suave tras los horrores de las purgas estalinistas. Hubo una cierta esperanza de cambio. Era sólo un espejismo.

Un gulag soviético cerca de la ciudad de Molotov (hoy llamada Perm), en la URSS. Las pésimas condiciones de estos campos de concentración dieron lugar a algunas protestas. La mayor y más larga fue la Rebelión de Norilsk, Siberia, en 1953 (Foto: Museo del Gulag, Moscú, vía Alamy y Davis Center).

La Rebelión de Norilsk de 1953

Una de las rebeliones más desconocidas de las ocurridas bajo las dictaduras comunistas tuvo lugar en los Gulags de Gorlag y Norillag, cerca de Norilsk, en Siberia, y fue protagonizada, principalmente, por prisioneros políticos ucranianos, georgianos y de las repúblicas bálticas allí internados, hartos de de las jornadas de 16 horas, de los malos tratos y de las pésimas condiciones en las que vivían. La rebelión se inició con una huelga de 16.000 prisioneros el 26 de mayo de 1953 y duró 69 días, siendo la mayor y más larga de las protestas que se registraron en la red soviética de campos de concentración del Gulag. La dictadura comunista acabó aplastando violentamente la rebelión, ejecutando a 150 prisioneros.

Un tanque soviético en Leipzig, entonces Alemania Oriental, durante la rebelión anticomunista de junio de 1953 (Foto: Das Bundesarchiv).

La revolución anticomunista de Alemania Oriental en 1953

En los países ocupados por los soviéticos, la primera rebelión se inició el 16 de junio en el Berlín Oriental como una protesta obrera. Al día siguiente se manifestaron 40.000 personas en la ciudad, extendiéndose la rebelión a cientos de localidades de la Alemania comunista. Los soviéticos movilizaron a 20.000 soldados para reprimir la protesta, matando a 125 personas e hiriendo a más de 1.800. Gran parte de los fallecidos fueron ejecutados tras las protestas. A esas cifras de muertos hay que añadir a 18 soldados soviéticos que fueron ejecutados por negarse a disparar contra los manifestantes.

Manifestantes polacos en la revolución anticomunista de Poznań en junio de 1956, con un cartel en el que se lee “Żądamy chleba” (Pedimos pan) (Foto: Instytut Pamięci Narodowej).

La revolución anticomunista polaca de Poznań en 1956

En 1956 estallaron rebeliones anticomunistas en otros dos países ocupados por los soviéticos. Ambas se produjeron en países fervientemente católicos. La primera revuelta estalló en Poznań, Polonia, el 28 de junio, y la protagonizaron los obreros de las industrias locales, hartos de las malas condiciones de vida y también de la falta de libertad. Esa mañana, una multitud de 100.000 manifestantes se reunió en la Plaza de Adam Mickiewicz, cercando los edificios del gobierno y la sede del partido único de la dictadura comunista.

El intento del régimen comunista de reprimir la protesta dio lugar a que los manifestantes pasasen a la ofensiva. Asaltaron la sede del partido único, la prisión de Młyńska y el campo de prisioneros de Mrowino, liberando a muchos presos y capturando los depósitos de armas que encontraron allí. Para reprimir la protesta, la dictadura comunista polaca envió a más de 10.000 soldados y 400 tanques. La sublevación anticomunista fue finalmente sofocada el 30 de junio. La represión se saldó con 57 muertos y unos 500 heridos.

La gran manifestación anticomunista de Budapest el 23 de octubre de 1956, con la que se inició la Revolución Húngara, portando una bandera polaca y banderas húngaras ante el Monumento a József Bem.

La Revolución Húngara de 1956 y el primer derribo de una estatua de Stalin

A pesar de haber sido sofocada, la rebelión polaca de Poznań tuvo una importante repercusión en un país que mantiene históricos lazos de hermandad con Polonia: Hungría. Tal día como hoy, el 23 de octubre de 1956, una multitud de 200.000 húngaros se manifestaron en Budapest, portando una bandera polaca y banderas húngaras sin el escudo comunista hasta el monumento a József Bem, un patriota polaco que había apoyado la Revolución Húngara de 1848. Durante la protesta se cantó un himno que se hizo popular en aquella revolución: la “Nemzeti dal” (Canción Nacional), prohibida por el comunismo y cuya segunda estrofa decía:

Esclavos hemos sido hasta ahora,
nuestros condenados antepasados,
quienes libremente vivieron y murieron,
en suelo de esclavos no pueden descansar.
¡Al Dios de los húngaros
le juramos que esclavos más
no seremos!

Una parte de la multitud de dirigió el Parque de Városliget, donde había una enorme estatua de Stalin hecha de bronce y erigida en 1951. La estatua medía 8 metros de alto y estaba situado en lo alto de un monumento cuya altura llegaba a los 10 metros. A pesar de las grandes dimensiones, la estatua del genocida fue derribada y decapitada, siendo cubierta con pintadas insultantesa.

Manifestantes húngaros destrozando la estatua de Stalin que estaba en el Parque de Városliget de Budapest, y que fue derribada por la multitud el 23 de octubre de 1956, en el comienzo de la Revolución Húngara (Foto: Fortepan Adományozó).

Los intentos de la dictadura de reprimir la protesta dio lugar a que ésta se volviera violenta, estallando una revolución que puso en entredicho al régimen comunista. Sin apoyos internacionales, los insurgentes se vieron finalmente desbordados el 4 de noviembre por una intervención militar soviética con más 31.000 soldados y 1.100 tanques. A pesar de verse superados en número y en medios, los insurgentes lucharon heroicamente. Las tropas enviadas por la URSS se toparon con una fuerte resistencia, sufriendo casi 700 bajas. La revolución fue finalmente aplastada, con 2.500 húngaros muertos, 20.000 heridos, 21.000 internados en campos de concentración y unos 200.000 que huyeron del país. Si bien hoy en día esta revolución es la más conocida de las citadas en este artículo, muchos países occidentales la han olvidado en parte por la mala conciencia de no haber hecho absolutamente nada para apoyar al pueblo húngaro.

Manifestantes con banderas polacas manchadas de sangre y portando el cadáver del joven Zbigniew Godlewski, de 18 años, asesinado por los comunistas durante la brutal represión de las protestas obreras en Gdynia, Polonia, en 1970 (Foto: Instytut Pamięci Narodowej).

Las otras rebeliones: de la Primavera de Praga a Solidarność

La de Hungría no fue la última rebelión anticomunista de la Europa sometida a ese régimen totalitario. Como ya he contado aquí, en 1968 los soviéticos aplastaron una nueva protesta en Praga, Checoslovaquia, por medio de tropas y tanques, y en 1970 hubo un nuevo estallido en Polonia, también reprimido a sangre y fuego por los comunistas. Finalmente, a comienzos de la década de 1980 el sindicato católico Solidarność organizó nuevas protestas en Polonia, reprimidas por la dictadura comunista con la imposición de la Ley Marcial (1981-1983), durante la cual 56 personas fueron asesinadas y miles de opositores fueron encarcelados.

Manifestantes con una bandera checoslovaca manchada de sangre, ante los tanques y blindados soviéticos que intentaban alcanzar la sede de Radio Praga durante la Primavera de Praga de 1968.

Dedico esta entrada a todos los que se rebelaron contra el comunismo y en defensa de la Libertad, especialmente a los que fueron asesinados, heridos y encarcelados por ello.

Foto principal: la estatua de Stalin derribada en Budapest el 28 de octubre de 1956, al comienzo de la Revolución Húngara.

¿Quieres que Facebook y Twitter decidan por ti lo que debes leer de este sitio? Suscríbete gratis al boletín diario del blog:

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

NOTA: Debido al cambio de URL de http a https, algunos comentarios publicados antes del 9.2.2020 en el blog pueden haberse perdido. Lamento las molestias.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. LuisCarlos17f

    Con todo el daño que ha hecho el comunismo, y sin embargo no se habla de ello, sino que los medios de comunicación nos hablan de la inquisición, o de la caza de brujas de McCarthy, poniendo en evidencia cuáles consideran la amenaza prioritaria contra nuestra libertad.

  2. wladimir

    aqui le añado otra mas:

    como resultado de Represiones estalinistas en la Republica Popular de Mongolia ( https://en.wikipedia.org/wiki/Stalinist_repressions_in_Mongolia) se dio el alzamiento popular conocido como el Levantamiento armado de 1932 en Mongolia o el Levantamiento de Khuvsgul (https://en.wikipedia.org/wiki/1932_armed_uprising_in_Mongolia)

  3. Gracias, Wladimir, no conocía este Levantamiento de Khuvsgul. Una cosa más que aprendo.

  4. wladimir

    le agrego otro:

    un movimiento insurrecional de los pueblos centroasiaticos primero contra la opresion Zarista y posteriormente contra la represion y colectivizacion sovietica y este movimiento se extendio hasta aproximadamente 1933…

    Revuelta de los Basmachi (https://en.wikipedia.org/wiki/Basmachi_movement)

    le comento que ademas del intento Ruso de invasion de Polonia (fallido) y la entrada del comunismo en la Republica Española y la intervencion Sovietica en La Guerra Civil Española el otro intento (exitoso) de manipulacion y control de otro estado fuera de Rusia fue el de Mongolia a un alto costo…

    despues los comunistas lo intentaron de nuevo en Africa, Oriente Medio, Sureste Asiatico, Cuba, Nicaragua y Bolivia (guerrillas) y en Chile (por elecciones democraticas) ademas de la penetracion China Maoista en Camboya (Khmer Rojo) y Peru (Sendero Luminoso)…

  5. wladimir

    al levantamiento armado de 1932 tambien entre los campesinos y monjes budistas rebeldes tambien era conocido como “La Guerra de Shambhala”…

    hubo rumores de que este alzamiento fue apoyado por noveno Panchen Lama y los japoneses bajo la Profecia budista que dice:

    “para cuando el mundo entre en una era de guerra y maldad, y todo esté perdido, el rey de Shambala Rudra ,saldrá de su ciudad secreta con un gran ejército para eliminar y repeler la maldad y comenzar una nueva era de pureza”…

    y asi muchos rebeldes pensaron que la rebelion de 1932 precisamente era la profecia materializada…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.