El lanzamiento de un C-2 Greyhound desde la catapulta 4 del USS Harry S. Truman

Unas imágenes que muestran el riesgo que implica operar catapultas en portaaviones

Se suele decir que la cubierta de vuelo de los enormes portaaviones de la Armada de EEUU es el lugar de trabajo más peligroso del mundo.

El significado de los distintos colores del personal de vuelo en los buques de guerra
El vistoso detalle español de las gorras del destructor USS Carney de la Marina de EEUU

De entre los marinos que trabajan en esas cubiertas de vuelo, posiblemente uno de los puntos más peligrosos es la zona de las catapultas de vapor que sirven para lanzar los aviones de ala fija. Los portaaviones de la clase Nimitz disponen de cuatro, dos en la proa y otras dos en la pista oblicua del barco. Estas catapultas están numeradas de estribor a babor: la catapulta 1 está situada en la proa a estribor, la 2 en la proa a babor, la 3 en la parte interior de la pista oblicua, y la 4 en la parte exterior de esa pista, junto al extremo de babor de la cubierta de vuelo.

La catapulta 4 es la que tiene al personal de cubierta de vuelo más cerca. Podemos hacernos una idea de lo cerca que tienen los aviones quienes operan esa catapulta con un interesante vídeo publicado hace dos semanas por Rob Roy, un piloto de un avión de transporte Grumman C-2 Greyhound. El vídeo se titula así: No puedo acercarme más a un lanzamiento de catapulta. Fue grabado a bordo del USS Harry S. Truman durante un lanzamiento del C-2 que pilota Rob desde la catapulta 4. La grabación se la hizo un colega desde la zona de servicio situada junto a la catapulta, y muestra hasta qué punto los aviones pasan cerca de los operadores de la cubierta de vuelo:

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    ademas…

    el personal a bordo tiene que despejar la pista de restos y pequeñas piezas,una explosion de combustible al cargar los tanques de las aeronaves…

    tambien tiene que cuidarse de los propios aviones en los despegues y aterrizajes (pueden ser atropllados en las pistas o empujados al agua fuera de cubierta o ser absorbidos por las tomas de aire de los cazas en los despegues o cortados y golpeados por las helices de los aviones de carga o helicopteros,et)….

    son accidentes poco comunes y escasos pero posibles….

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.