Santiago Abascal ha dado un buen paso en Valladolid para superar ese reto

Ocho años de Vox: la repercusión que ya ha tenido y el gran reto que tiene por delante

El 16 de enero de 2014 Vox hizo su presentación en público. Ese día empezó una dura travesía del desierto que duró casi cinco años.

Pablo Casado abre la puerta a hacer una «gran coalición» con el PSOE si gana el PP
Los hechos que vienen señalando con quién prefiere pactar Pablo Casado para gobernar

Y es que el nuevo partido no logró despegar hasta 2018, que fue cuando logró entrar por primera vez en un parlamento autonómico, el de Andalucía, con nada menos que 12 escaños. Nada hacía pensar entonces que Vox llegaría a tener, un año después, nada menos que 52 diputados, convirtiéndose en la tercera fuerza del Congreso de los Diputados. Un gran resultado que incluso podría mejorar en próximas elecciones generales, según apuntan diversas encuestas.

Vox: un motivo de esperanza y que podría llegar a gobernar

La primera vez que Vox apareció mencionado en Contando Estrelas fue la víspera de su presentación. Entonces dije que el nuevo partido era un motivo de esperanza para los que nos habíamos quedado sin voz en las instituciones. Mantengo esa afirmación, e incluso podría remarcarla: Vox ya no sólo es un motivo de esperanza para muchos españoles, sino que se está convirtiendo en una alternativa que, a medio plazo, podría llegar a gobernar.

Rompiendo el consenso perverso que estableció el PP con la izquierda

Por supuesto, no va a ser un camino fácil, pero parte del recorrido ya está hecho, empezando por aspectos que parecían impensables hace unos años. Antes de que Vox llegase a las instituciones, el resto de los partidos nos habían acostumbrado a un consenso progre en el que cosas como la ideología de género, el aborto, el multiculturalismo y los disparates del estado autonómico no eran motivo de discusión, simplemente porque el PP, empeñado en limitar su discurso a la economía, había decidido plegarse a los dogmas de la izquierda en los demás asuntos públicos. Lo más que llegaba a decir, cuando la izquierda planteaba nuevos frentes en su ofensiva ideológica, es que tal o cual tema no era urgente, que era una cortina de humo o que no interesaba a los españoles. Una actitud vaga y a la defensiva que acabó convirtiéndose en deserción.

Sin duda, los demás partidos tienen motivos para estar enojados con este “intruso” que se les ha colado en el ruedo político, porque Vox ha tenido la virtud de romper con ese consenso perverso que estaba limitando no sólo el pluralismo político, sino también nuestras libertades. El PP nos había metido en un círculo vicioso que consistía en pedir nuestro voto para que no gobernase la izquierda, y luego hacer con él las mismas políticas que la izquierda, llegando a dejar intactas las leyes ideológicas del PSOE como hizo el gobierno de Rajoy.

El importante reto que tiene Vox por delante

Uno de los mayores retos que Vox tiene ahora por delante tiene que ver con una de las razones de la aparición de ese partido. Como he señalado, si Vox surgió es porque muchos españoles de derechas nos habíamos quedado políticamente huérfanos, debido a que el PP se dejó arrastrar por una izquierda cada vez más radicalizada, en una absurda búsqueda de un centro político cuyas coordenadas se desplazaban a medida que el extremismo izquierdista arrastraba consigo el mapa político. La aparición de Vox ha servido para acentuar cada vez más la traición del PP a los planteamientos conservadores, un fenómeno que se extiende a muchos de los socios del Partido Popular Europeo.

A estas alturas, lo que va quedando cada vez más claro es que el PP se siente más cómodo con un partido socialista como el PSOE, capaz de pactar con lo más inmundo de nuestro mapa político (desde comunistas a proetarras), que con un partido conservador como Vox. La explicación a ese fenómeno es muy sencilla, por mucho que algunos les cueste entenderla: el PP se ha convertido en un partido progre y socialdemócrata más, por mucho que a algunos de sus dirigentes les guste presumir de “liberales”. Ni siquiera Isabel Díaz Ayuso, que tanto dice defender la libertad, ha tenido la decencia de derogar unas leyes de género que lesionan derechos fundamentales.

Ese reto que tiene por delante el partido de Abascal es hacer comprender al electorado español que ya sólo queda un partido de centro-derecha en España: Vox. Los demás se han ido de viaje al centro-izquierda o incluso más allá. Si no cambia la actual deriva de la política española, a este paso en unos años acabaremos teniendo un escenario político como el de Polonia, donde el gran partido de la derecha es el socio de Vox (el partido Prawo i Sprawiedliwość, Ley y Justicia, que gobierna ahora mismo en ese país) mientras el socio polaco del PP se alía con la izquierda y la ultraizquierda, con las que coincide al 100% en su defensa de los dogmas progres, igual que ya le ocurre al PP en España.

Santiago Abascal rechaza desde Valladolid el chantaje del PP

La única forma que tiene Vox de salir triunfante de ese reto es no dejarse chantajear por el PP, que pretende mangonear a Vox igual que viene mangoneando a sus votantes con el mantra del “voto útil”, que sería mejor calificar como el voto del miedo: o votas al PP o viene la izquierda, para al final tener con el PP lo mismo que con la izquierda. El mensaje lanzado ayer por Santiago Abascal en Valladolid es la clave para romper con ese chantaje:

Dice Mañueco que quiere los votos de VOX gratis. Se lo decimos alto y claro hoy, y lo diremos durante toda la campaña. Si alguno quiere que le regalemos gratis los votos al PP, que no nos vote. Si alguno espera que le entreguemos los votos gratis a Mañueco para impedir la alternativa al socialismo, que no nos vote; si alguien quiere un cambio de rumbo, que VOX forme parte, o lidere o apoye un gobierno que cambie las cosas: que nos vote”.

Ése es el camino. Si el PP quiere seguir sometiéndose a los dogmas de la izquierda y quiere seguir repartiéndose las instituciones con el PSOE como ha hecho hasta ahora, el camino de Vox no puede ser regalarle nada al PP. Lo que más nervioso puede poner al PP, lo que más le puede sacar de quicio, es que Vox consiga abrir los ojos a cada vez más gente sobre lo que es en realidad el partido de Casado. Le deseo a Vox todos los éxitos posibles en ese empeño.

Foto: Vox. Acto público de Vox de cierre de campaña en Madrid el 8 de noviembre de 2019.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Teros

    Si logra llegar al Gobierno Abascal, la imagen que tiene subido en un palet en un banco sin que nadie le haga caso, será icónica.

  2. calatravo

    Buenos días,

    En general, totalmente de acuerdo, Elentir. Además, añadiría algunos otros retos, quizás más pequeños pero, creo, urgentes.
    El primero sería la selección de personal. Véase el caso de UPyD y CDs: al panal de rica miel, etc. Vox debería ser extremadamente exigente en la formación de los cuadros del partido. Las prisas no son buenas y es preferible andarse con pies de plomo.
    Otro sería el de evitar salir a contestar o reaccionar ante todas y cada una de las ocurrencias de los otros partidos; más vale callar y actuar que estar dando titulares altamente manipulables por los medios de comunicación sistémicos.
    Por último, y más complicado, creo, es el de poner de manifiesto y convencer al electorado conservador de que el PP tampoco mantiene el ‘mérito’ de la gestión económica. El último gobierno del PP se estrenó subiendo los impuestos ‘más de lo que pedían los comunistas’ (¡Jé, jé, los adelantamos por la izquierda!, Montoro dixit). El ejemplo de Madrid, en lo económico, no es extrapolable al resto de España.

  3. wladimir

    es verdad…

    que el 16 de enero de 2014 Vox hizo su presentación en público. Ese día empezó una dura travesía del desierto que duró casi cinco años…asi como los profetas que se levantan y predican como escasos oyentes….surgio VOX…

    y este partido efectivamente hizo camino,se enfrento como caballero andante de reluciente armadura a terribles enemigos,en defensa de las causas justas y el pueblo…y ha alcanzado niveles que jamas se les hubiera creido que llegaran…pero ahi esta superando las espectativas..siendo la Tercera fuerza,miembro de la Bancada opositora de Derechas que a veces parece guiar mas que el PP…

    y ahi contra viento y marea avanza VOX…y de seguir esa senda no me extrañaria que pudiese convertirs en el autentico partido lider de la derecha y ser el partido que pueda alcanzar la cima..convirtiendo a Santiago Abascal como el Presidente de la nacion…me siento completamente seguro de ello…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El gobierno de Sánchez está inventándose cada poco tiempo nuevos motivos para hacer que las mujeres se sientan víctimas de la sociedad e incluso de la naturaleza.

Este martes, el Consejo de Ministros aprobó la reforma de la actual ley del aborto que ha promovido la comunista Irene Montero, ministra de Igualdad.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Hoy en Galicia se celebra el Día de las Letras Gallegas, una jornada en la que se suele ignorar, por sistema, la lengua materna de la mitad de los gallegos.

Todos los totalitarios tienen una cosa en común: su odio a la Libertad, que les lleva a querer dictarnos, por la fuerza, lo que podemos leer y lo que no.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.