Un falso pacifismo que se dirige cínicamente contra la OTAN y no contra Putin

La extrema izquierda reactiva contra Ucrania la estrategia que usó contra Polonia en 1939

El pacifismo puede resultar creíble cuando se dirige por igual a todos los bandos de una guerra, empezando por sus causantes. Pero no suele ser así.

Así es como el Partido Comunista de España justificó la invasión nazi-soviética de Polonia
La mentira del gobierno ruso para justificar la invasión soviética de Polonia en 1939

El apoyo de los partidos comunistas a la invasión de Polonia en 1939

El 23 de agosto de 1939 la Alemania y la URSS firmaron en Moscú el Pacto Ribbentrop-Molotov, por el que se repartieron Polonia, Finlandia y las repúblicas bálticas. El 1 de septiembre, Alemania lanzó la invasión de Polonia, secundada el 17 de septiembre por los soviéticos. Los partidos comunistas controlados por Moscú apoyaron la invasión desprestigiando a Polonia y apelando a un cínico pacifismo que sólo se dirigía contra Francia y el Reino Unido, con el fin de dejar solo e indefenso al país invadido y desmovilizar a sus aliados. En 2017 vimos aquí el ejemplo de la justificación de esa invasión por parte del Partido Comunista de España (PCE), que acusó a franceses y británicos de promover una “guerra imperialista”, pero no a alemanes y soviéticos, que fueron los invasores.

La operación comunista se repitió con las invasiones de Finlandia y Francia

La operación de propaganda comunista de repitió con la invasión soviética de Finlandia en noviembre de 1939, presentando una vez más a los invasores como los buenos y a los invadidos como los malos. En 1940, ante una nueva invasión alemana, la operación se repitió en Francia, con los comunistas franceses saboteando el esfuerzo bélico francés siguiendo órdenes directas de Moscú, ya que por entonces Hitler y Stalin eran aliados y se ayudaban mutuamente. Recordemos que Polonia, Finlandia y Francia eran países soberanos y democráticos, y los comunistas los difamaron para favorecer a unos invasores totalitarios, unas dictaduras que violaban los derechos humanos incluso cometiendo crímenes de genocidio a gran escala.

La movilización de tropas rusas ante Georgia y Ucrania

Es de Justicia hacer ese repaso de la historia ante la reciente y masiva movilización de tropas de Rusia en las fronteras con Ucrania y Georgia, aprovechando la debilidad que manifiesta el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que ayer prácticamente invitó a Putin a invadir Ucrania, dando a entender que no haría nada si los rusos lanzasen una “incursión menor”. Ante este escenario, el gobierno español ha decidido adelantar el envío de una fragata al Mar Negro en el marco de una misión de la OTAN, y ha planteado la posibilidad de enviar cazas a Bulgaria, en un gesto de apoyo a nuestros aliados del flanco oriental de la OTAN ante las maniobras rusas.

Los comunistas critican a EEUU y a la OTAN pero no a Rusia

Esa acertada decisión del gobierno español, anunciada por la ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, va en la línea de cumplir nuestros compromisos con nuestros aliados. Es lo que se espera de un país serio ante las amenazas lanzadas por Rusia contra Ucrania. Sin embargo, ayer el ala comunista del gobierno, entre ellos Enrique Santiago, secretario general del PCE, arremetió contra EEUU y la OTAN presentándolos como los malos en esta situación. El dirigente comunista afirmó que “empujar la OTAN hasta Rusia es un grave error para Europa”, pues “amenaza la paz y es estratégicamente torpe”.

Pretenden que naciones soberanas y democráticas se sometan a la voluntad de Putin

Con esas cínicas palabras, el dirigente comunista se refieren al hecho de que Ucrania y Georgia (países que ya fueron invadidos por Rusia en 2014 y 2008, respectivamente) hayan expresado su deseo de ingresar en la OTAN, un ingreso al que se opone el gobierno de Putin, alegando que eso supondría la instalación de misiles ofensivos en ambos países fronterizos con Rusia. Rusia ha acusado a la OTAN de instalar misiles en Polonia y Rumanía, pero la realidad es que los misiles instalados en ambos países son defensivos, y no de ataque. Su finalidad es proteger a los países de la OTAN de eventuales ataques procedentes de Oriente Medio, y obviamente también de posibles ataques procedentes de Rusia.

Básicamente, lo que vienen a decir Rusia y sus aliados comunistas es que sus países vecinos no tienen derecho a defenderse y deben comportarse como simples vasallos de Moscú. Como ya señaló aquí la periodista polaca Małgorzata Wołczyk, Rusia pretende imponer su voluntad a Polonia y a las repúblicas bálticas, incluso dictándoles qué tamaño deben tener sus ejércitos (el adecuado para que no puedan defenderse de un ataque ruso, obviamente) y con qué países deben mantener alianzas (recordemos que en 1999 Rusia ya se opuso a la entrada de Polonia, Hungría y la República Checa en la OTAN).

En 2021 Rusia justificó la invasión soviética de Polonia en 1939

Así pues, la extrema izquierda, y los comunistas en particular, están repitiendo la estrategia de falso pacifismo que usaron en 1939 para apoyar las ambiciones expansionistas de Moscú. Lo hacen, una vez más, echando mano del lema de “No a la guerra”, con el mismo cinismo que exhibieron con su rechazo a que británicos y franceses apoyasen a Polonia tras la invasión germanosoviética. No es la guerra lo que rechazan, sino el derecho de países soberanos y democráticos a defenderse de un ataque de Moscú, que es hoy la capital desde la un déspota pretende pisotear a sus vecinos, igual que lo hizo Stalin con Polonia y Finlandia.

Espero que nadie se escandalice por comparar al actual mandatario ruso con el dictador comunista, pero debo recordar que en 2021 el Ministerio de Exteriores de Rusia justificó la invasión soviética de Polonia e 1939 calificándola como “liberación”, una macabra mentira que tapa el genocidio cometido por Stalin contra el pueblo polaco, mediante masacres como la de Katyn y deportaciones masivas de polacos a Siberia. Es necesario recordar esto porque Rusia no sólo tiene aliados entre la extrema izquierda: también tiene otros apoyos en el resto del mapa político, incluso entre algunos que creen que Putin es el gran defensor de la civilización cristiana occidental, cuando en realidad no es más que un tirano que pretende someter a su voluntad a naciones libres y democráticas, en una tosca reedición del zarismo con adornos comunistas.

Foto: Soldados alemanes y soviéticos confraternizando en Brest, donde sus fuerzas se encontraron durante la invasión conjunta de Polonia, en septiembre de 1939 (foto coloreada por Mirek Szponar).

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. wladimir

    esto…

    es exacatamente como dice el dicho…los que olvidan la historia estan condenados a repetirla…lo que esta sucediendo en Ucraniaen el 2022 acaso,no es similar (guardadas las proporciones) a lo sucedido en Polonia en 1939?..y una vez a Rusia le permitan invadir a Ucrania ya no habra quien la detenga….

    a ese sujeto..Putin hay que darle un alto…o sino Europa Occidental (y el mundo) lo lamentaran despues…

  2. Aguador

    Esto lo recuerda Stephen Koch en su libro “El fin de la inocencia”, que es algo así como (entre otras cosas) “la vida, pasión y muerte de Willi Münzenberg”. La intelligentsia europea, vendida toda a Stalin, mientras éste y Hitler eran “amiguitos”, aplaudió con las orejas la invasión de Polonia, mientras que en 1941, cuando Hitler invadió Rusia, dejaron de aplaudir, siempre a las órdenes del Kremlin. Parece mentira que hayan pasado 83 años y sigamos en lo mismo…

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.

El gobierno de Sánchez está inventándose cada poco tiempo nuevos motivos para hacer que las mujeres se sientan víctimas de la sociedad e incluso de la naturaleza.

Este martes, el Consejo de Ministros aprobó la reforma de la actual ley del aborto que ha promovido la comunista Irene Montero, ministra de Igualdad.

En el mundo puedes encontrar faros de los más variados tipos en multitud de costas e islotes, pero donde uno no espera verlos es en mitad de un desierto.

El P-51 Mustang es uno de los cazas más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y también uno de los mejores que hubo en aquellos años.

Hoy en Galicia se celebra el Día de las Letras Gallegas, una jornada en la que se suele ignorar, por sistema, la lengua materna de la mitad de los gallegos.

Todos los totalitarios tienen una cosa en común: su odio a la Libertad, que les lleva a querer dictarnos, por la fuerza, lo que podemos leer y lo que no.

En la historia de las infraestructuras hay construcciones hoy abandonadas y que nunca llegaron a cumplir el fin para el que fueron hechas.