Las comunistas Ione Belarra e Irene Montero se retratan ante la invasión rusa

Las órdenes de Dimitrov desde Moscú y su similitud con el discurso de dos ministras

Las órdenes llegaron a los partidos comunistas ocho días antes de que Moscú pusiese en marcha a su ejército para la invasión del lado oriental del país.

La alianza de comunistas y nazis prorrusos que luchan juntos contra Ucrania en Dombás
La significativa coincidencia de comunistas y neonazis ante la invasión rusa de Ucrania

Las consignas dictadas por Georgi Dimitrov a los comunistas desde Moscú

Georgi Dimitrov fue muy claro en sus instrucciones, puestas por escrito y a las que hoy tenemos acceso: La estrategia de los partidos comunistas en todos los países en guerra en esta etapa de la guerra es oponerse a la guerra, exponer su carácter imperialista; donde haya diputados comunistas disponibles, votar en contra de los créditos de guerra, explicar a las masas que la guerra no les traerá más que adversidad y ruina“. La estrategia ordenada por Dimitrov tenía un propósito claro: antes de que Moscú ordenase la invasión, quería que Occidente tuviese miedo de acudir en auxilio del país invadido, que no le proporcionase ninguna ayuda y le dejase indefenso, y que de esta forma Moscú tuviese el camino libre.

Que una dictadura invada a una democracia, por imperfecta que sea, es algo que sabían que generaría solidaridad con los invadidos, así que Dimitrov calificaba como “fascista” al país invadido, una consigna que los comunistas repetirían sin cesar. En línea con esas órdenes de Moscú, tras iniciarse la invasión y mientras los invasores cometían toda clase de crímenes de guerra, una dirigente comunista española se dedicó a clamar contra la guerra, negando el carácter democrático del país invadido, culpando a los aliados de la guerra, afirmando que aquel país había sido “creado artificialmente” y acusándole de ser una “base para ataques militares” contra el régimen de Moscú. En el colmo de la desfachatez, esa dirigente comunista llegó a afirmar que los invadidos “han conquistado su libertad” gracias al invasor.

Unas consignas que sirvieron para encubrir crímenes de guerra y de genocidio

Seguramente, a los lectores de Contando Estrelas les resultará familiar lo que acabamos de leer, porque parece un calco de las consignas que están lanzando los partidos de extrema izquierda ante la invasión de Ucrania (y no sólo ellos: también una parte de la derecha, que parece dispuesta a dejar que los comunistas la pastoreen). Pues bien: lo que acabo de relatar ocurrió hace 83 años. Georgi Dimitrov (1882-1949) fue el secretario general de la Internacional Comunista entre 1934 y 1943. La directiva en cuestión la envió a los partidos comunistas el 9 de septiembre de 1939, y Dimitrov la escribió en la entrada de su diario el día anterior (su diario fue publicado por la Univesidad de Yale en 2003; ver página 117).

Como algunos ya se habrán dado cuenta, el país invadido era Polonia, y los invasores fueron la Alemania nazi y la URSS, actuando como aliados en virtud del Pacto Ribbentrop-Mólotov que habían firmado el 23 de agosto de 1939. La Unión Soviética invadió la parte oriental de Polonia el 17 de septiembre de ese año. Hoy sabemos que tanto la invasión alemana como la soviética estuvieron jalonadas de crímenes de guerra y de genocidio contra el pueblo polaco.

El discurso adoptado en España por el «partido prorruso» Podemos

Me he acordado de las instrucciones de Dimitrov leyendo las palabras pronunciadas ayer por dos ministras comunistas españolas, Ione Belarra e Irene Montero. Su partido, Podemos, ha recibido durante años el apoyo de los medios de propaganda del Kremlin. Podemos ya se opuso a las sanciones europeas contra Rusia por la invasión de Ucrania de 2014, y ese mismo año el diario ruso Pravda calificó a Podemos como “partido prorruso”. Casualmente, hoy Podemos está aliado con una marca electoral, Izquierda Unida, controlada por el Partido Comunista de España (PCE), cuya dirigente Dolores Ibárruri fue la que escribió en 1940 aquellas palabras justificando la invasión de Polonia.

Según informa Libertad Digital, ayer Belarra criticó a “los partidos de la guerra que envían armas” (entre ellos sus socios de gobierno del PSOE) y dijo que “hay que apostarlo todo por la diplomacia, por la paz”. Coincidiendo con su compañera de filas, Montero afirmó que “la única forma efectiva y eficaz de pararle los pies a Putin, de ayudar a los hombres y mujeres de Ucrania”, es apostar por “la diplomacia de precisión, la altísima política”, y dijo que para “evitar la vulneración de derechos fundamentales necesitamos diálogo, negociación y paz, y eso es lo que vamos a defender, estemos donde estemos y cueste lo que cueste”.

Se oponen al envío de armas a Ucrania para que pueda defenderse

Aunque ahora disfracen su posición con críticas fingidas a Putin, los dirigentes de Podemos se vienen oponiendo al envío de armas a Ucrania para que pueda defenderse del invasor. De hecho, Podemos ha usado la misma retórica mentirosa que Putin, llamando “neonazi” al gobierno de Ucrania. El cínico “no a la guerra” de Belarra y de Montero parece especialmente dirigido a que Ucrania no tenga recursos para defenderse del invasor. Cuando hablan de “diplomacia”, lo que en realidad parecen recetar a Ucrania es ceder ante los deseos de Putin con una rápida rendición. Podemos se ha tirado años hablando del “derecho de autodeterminación de los pueblos”, pero a la hora de la verdad, pretenden que Ucrania agache la cabeza y se someta a un tirano para tener paz.

Ante la invasión de Ucrania, los partidos comunistas ni siquiera se han molestado en utilizar argumentos distintos a los dictados por Dimitrov en 1939 para justificar la invasión soviética de Polonia. Han repetido el recetario soviético de consignas como si nada, tal vez esperando que nadie se acordase de lo ocurrido hace 83 años y que nadie buscase las consignas utilizadas entonces por los comunistas para justificar la agresión de Moscú contra Polonia. Para su desgracia, en 2017 publiqué un artículo contando lo ocurrido. La duda que me queda es: ¿vuelve a haber otro Georgi Dimitrov que les dicta hoy las consignas?

Foto: Efe.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. FaramirGL

    Cuanto antes ilegalicemos a estos malnacidos en España y en toda Europa, mejor.

  2. Aguador

    Hasta cierto punto es natural que Polonia, que tanto sufrió los excesos de los nazis y los comunistas, haya ilegalizado en su Constitución ambas ideologías. Menos natural parece que en España se legalizara el PCE, a pesar de las noticias que empezaban a correr (reveladora fue la visita de Solzhenitsyn en 1976 a España, y no menos la reacción del comunismo patrio a esa visita). Supongo que a Carrillo le encantaría que le llamaran “garante de la democracia” por no intentar, muerto el “dictador” Franco, un golpe de Estado o así, como es costumbre entre los comunistas. A estas alturas de la película y salvo un movimiento europeo en contra, no creo que nadie se atreva a ilegalizarlos. Y si fuera así, yo tengo claro quién los financiaría.

  3. MirloNegro

    El comunismo y sus lugartenientes sólo traen pobreza, hambre, destrucción y miseria.
    No se explica que dependamos de terceros países, para nuestra supervivencia. En los años “yeye”, no dependíamos prácticamente de nadie y éramos autosuficientes. Había excepciones, como comprar cereal a Argentina. Y siendo autosuficientes, fuimos la octava potencia mundial.
    Estos de Podemos sólo son los amigos cobardes del régimen genocida de Putin. Espero que las medidas que tomó Borrell y la UE, se cumplan a rajatabla.
    ¡¡¡Viva la Democracia y viva la Libertad¡¡¡

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.