Vox se consolida y dobla en escaños a los partidos de la extrema izquierda

Andalucía: una reflexión sobre el éxito del PP, la subida de Vox y el descalabro izquierdista

Este domingo se celebraron las elecciones al Parlamento de Andalucía, que el Partido Popular ha ganado con una clara mayoría absoluta.

Vox y el consenso progre: ya es hora de dejar de alimentar una torpe confusión
El PP, sin careta: intenta captar el voto de izquierda con la consigna de «parar» a Vox

El éxito del PP y el descalabro de PSOE, podemitas y Ciudadanos

Los resultados del PP son ciertamente sorprendentes: de 750.778 votos (un 20,75%) y 26 escaños en 2018 pasa a 1,58 millones de votos (el 43,13%) y 58 escaños, según los resultados oficiales provisionales. Los datos más llamativos de la jornada son los de los socialistas y los comunistas. El PSOE pierde más de 127.000 votos y 3 escaños, y las escisiones podemitas pierden más de 136.000 votos y pasan de 17 escaños a sólo 7 entre sus dos candidaturas.

En estas elecciones, el mayor descalabro lo sufre Ciudadanos: de 661.371 votos y 21 escaños pasa a 120.870 votos sin ningún escaño. Un final previsible para un partido que se ha ganado a pulso el apodo de “veleta naranja”, intentando captar votos de centro-derecha para hacer políticas progres.

Vox se consolida e incluso sube más de 97.000 votos

Aunque algunos vean malo el resultado, Vox puede celebrar ser el único partido que sube además del PP: gana más de 97.000 votos y añade 2 escaños a los 12 que ya tenía, convirtiéndose en tercera fuerza (en las elecciones andaluzas de 2018 fue la quinta) y dobla en escaños a los partidos de la extrema izquierda. Es el único partido que no ha perdido votos a favor del PP, a juzgar por los resultados. Esto demuestra que Vox tiene un electorado fiel, y además de conservarlo ha logrado ampliarlo, incluso teniendo todos los medios públicos y subvencionados en contra, empezando por Canal Sur, que ha pasado de ser un órgano de propaganda al servicio del PSOE a estar al servicio del PP.

Obviamente, el buen resultado de Vox resulta agridulce por dos motivos. El primero es que no consigue ser llave para gobernar, como sí ocurrió en Madrid y en Castilla y León, debido a la mayoría absoluta alcanzada por el PP en Andalucía. El segundo motivo es que se inflaron mucho las expectativas de Vox, no tanto por el propio partido como por las encuestas. De todas las realizadas desde abril, sólo dos otorgaban 14 escaños a ese partido y lo hacían en la parte baja de la horquilla. Todas las demás daban mejores resultados. Esto debería servirnos de lección a todos. Una encuesta que otorga un buen resultado a tu partido puede ser utilizada como una herramienta de propaganda a tu favor, pero también puede ser un caramelo envenenado para movilizar a tus rivales o desmoralizar a tus seguidores el día de las elecciones porque esperaban algo mejor.

Lo que cabe celebrar y lo que no es como para tirar cohetes

Por supuesto, el tortazo electoral que se han pegado el PSOE, los comunistas y Cs me parece digno de celebrar, pues este revés electoral servirá, tal vez, para desinflar sus posibilidades de éxito en las elecciones generales de 2023.

No obstante, la gente de derechas que se lanza a celebrar con euforia este descalabro de la izquierda debería tener en cuenta algunos datos. Para empezar, los más de 831.000 votos que ha subido el partido de Juanma Moreno han salido de la izquierda, tanto de Ciudadanos como del PSOE y de las candidaturas comunistas que pululaban en torno a Podemos. Y esto ha ocurrido tras un intento del PP de captar votantes de izquierdas con el reclamo de “parar” a Vox. Todo parece indicar que ese intento ha tenido éxito.

Lo que puede pasar con el PP tras estas elecciones

Por otra parte, y como ya señalé aquí el sábado, el PP es un partido que ya difícilmente puede ser encuadrado en el centro-derecha. Ha ido asumiendo dogmas ideológicos de la izquierda hasta sostener lo mismo que ella en diversos ámbitos. Como ya vimos durante el mandato de Rajoy, un gobierno del PP con mayoría absoluta sólo sirve para dejar intactas las leyes ideológicas de la izquierda, e incluso añadir más (como pasó en varias comunidades con las leyes de género). El resultado de ayer servirá para que en Andalucía ocurra lo mismo que en Galicia, donde es el PP el que impone los dictados progres con su mayoría absoluta (y esto lo escribe un gallego, por si alguno no lo sabe).

Ante ese escenario, con un PP que no va a tener el menor interés por derogar los disparates de la izquierda, Vox va a estar en el sitio donde hace falta: una oposición que sea firme y sin tapujos frente a un PP claramente progre. Andalucía permitirá demostrar, al igual que Galicia, la diferencia que hay entre tener al PP con mayoría absoluta y dejando intacto todo el legado de la izquierda, y Castilla y León, donde el PP tiene la presión de Vox. Veremos ahora si el reclamo del PP para “parar” a Vox fue sólo un truco para ganar votos o si el PP se cree en verdad esa consigna y sigue desarrollándola, poniendo ese rechazo a Vox por encima del propósito de echar a la izquierda del poder. En el segundo caso, aunque Sánchez pierda las próximas elecciones, su proyecto ideológico seguiría intacto, como lo hizo el proyecto de Zapatero tras la victoria de Rajoy.

Foto: @JuanMa_Moreno.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Teros

    Una excelente análisis Elentir, yo también creo que el éxito del PP se debe a que le han votado gente de izquierda para únicamente joder a VOX

    Por desgracia eso hará que no se hagan verdaderas reformas sino solo gestión sin tocar nada del entramado de izquierda.

  2. escoces

    Muy buen analisis especialmente la ‘entrega’ progresiva, perdonen la redundancia del PP hacia el ‘progresismo’ comunista de la nueva izquierda comunista del país. Cambiando de tema, pocos ciudadanos les estan mostrando preocupación por la situación economica de España que tarde o temprano sera intervenida por los ‘hombres de negro’. Sigue el despilfarro en gasto publico tanto por los politicos (los tropecientos ministerios feministas en el gobierno) como en obras publicas. Un clasico ejemplo es la ciudad de Vigo con un alcalde que no deja de sorprendernos todos los días con un gasto nuevo en un capricho personal.

  3. Marcial

    Como afiliado y votante de Vox no calificaría los resultados del partido como buenos aunque los de la izquierda sean los que sean. Se esperaba mucho más, pero ya advertí en otro comentario que observaba en mi provincia pocos asistentes a los actos.

    En mi localidad el trabajo del coordinador y de su equipo ha sido muy bueno y ha llevado a casi duplicar los resultados y a casi desbancar al omnipresente PSOE, pero también los ha duplicado el PP. Aviso para las municipales. Y para Vox: que tomen nota y extraigan consecuencias.

  4. Begoña

    Un gobierno PP con mayoría absoluta es una perdida de cuatro años de derogación de los ideológicos de la izquierda.

    Esa agenda 2030 a la que pertenece Bonilla, mal explicada y a la que la gente no presta atención, será la ruina para Andalucía y por ende para España si gana feijóo

    Al final las andaluces han votado: asilo de inmigrantes irregulares, leyes viogen, memoria histórica, chiringuitos sindicales, agenda 2030, mano anchas al islamismo, gestos e inseguridad ciudadana, etc….

    Ellos sabrán

  5. escoces

    Politica y mas politica. Insisto. Sera la economía lo que dictara el futuro tanto de las autonomicas, ayuntamientos y las generales. Nadie le esta dando importancia a los acontecimientos de los tipos de interes, el bajon de las bolsas y un largo etcetera. ¡Se acabara el dinero¡ Y no hablemos de la actual guerra atros de Rusia en Ucrania.

  6. wladimir

    asi es…

    esto es pura politica…como el reclamo del PP para “parar” a Vox fue sólo un truco para ganar votos o si el PP se cree en verdad esa consigna y sigue desarrollándola..claro si el PP es muy afin a la izquierda progre..

    por supuesto anque Sánchez pierda las próximas elecciones, su proyecto ideológico seguiría intacto…en eso nada cambia todo sigue como siempre…

    un gobierno del PP con mayoría absoluta sólo sirve para dejar intactas las leyes ideológicas de la izquierda…ellos se han sumado al tren del progresismoi…

  7. Jandro

    Santiago Abascal tiene muchísma clase y ayer estuvo muy elegante insistiendo en que lo que es bueno para España es bueno para Vox, como si fuera bueno que ganase el PP en Andalucía con mayoría absoluta. Pienso que lo hizo por cortesía pero que él no lo concibe (espero que no) como algo realmente bueno.

    El PP viene a tomar el relevo para continuar con la agenda y los andaluces en mayoría han decidido sustituir un socialismo por otro. Ahí está la muestra, y es que una proporción nada desdeñable de votantes del PSOE votaron ayer por el PP. Probablemente, no por convicción, sino ante el miedo a Vox. Y, seguramente, con razón, porque ven peligrar las redes clientelares y las prebendas de las que gozan. Y es que ese voto es completamente comprensible; lo inaudito es que haya gente que comparte los ideales de Vox y ayer votara al PP. Esa es la parte que pone a prueba mi esperanza de que podamos salir adelante como sociedad.

    Ante la diferencia con las expectativas, ayer se dijo mucho que toca hacer autocrítica y no sé qué más cosas. Y es que a veces parece que muchos de los propios votantes de Vox no se han enterado de nada. Ayer se puso de manifiesto como nunca cuán dependiente es aún la gente de los medios de comunicación del establishment y cuán modelable es todavía el futuro de los ciudadanos al capricho de los que los manejan. Estamos lejos de una emancipación efectiva de la dictadura de los medios subvencionados y tenemos que ayudar a cambiar eso. Esa es la conclusión principal que hay que extraer de ayer.

  8. escoces

    Aunque insisto en lo de la econommia, estoy de acuerdo en el resto referente a la politica del PP y Vox. Abascal es el cortafuego del futuro del pais. No cabe duda.

  9. FaramirGL

    Una verdadera pena lo de la campaña andaluza, con todo lo que se han esforzado candidatos, afiliados y simpatizantes de VOX.

    Pero, en mi opinión, debimos ser menos agresivos hacia el PP, no porque no sean un fraude, sino porque así no le ganamos más votos. La mayor parte de la gente se conforma con este sucedáneo socialista de Moreno Bonilla.

    En cualquier caso, hemos logrado éxitos impensables en muy poco tiempo y hay que estar contentos con lo conseguido. Por no hablar de que el PP tendrá que demostrar que puede hacer algo decente con esa mayoría absoluta y no mostrarse, también para su electorado, como una nueva versión del PSOE (que es lo que son).

    Perseverancia.

  10. JuanM

    Pues para la mayoría de la prensa, incluida una “liberalísima”, se diría que el perdedor ha sido VOX. Alguna “cronista” hasta le pide autocrítica a la señora Olona después de aumentar diputados con toda la prensa criminalizando a VOX, y el “liberalísimo”, no frontalmente en contra pero sí sibilinamente escorado al PP.

  11. Hispania2014

    Como afiliado de VOX, quisiera dejar mi punto de vista. Extraer algo positivo de cualquier experiencia es una lección de vida, pero en el caso de las elecciones andaluzas de ayer me cuesta mucho trabajo aplicar dicha máxima. Y me ocurre porque lo esencial es que, desde el punto de vista parlamentario, VOX va a ser irrelevante. Negar esto es engañarse. No obstante, yo creo que lo hubiera sido independientemente de cualquier cosa que VOX hubiera podido hacer. Digo esto porque ya he leído y escuchado un buen número de críticas hacia la candidata, hacia el jefe de campaña, hacia la cúpula de VOX por no haber elegido “a alguien de la tierra”… Como digo, nada que dependiera de VOX hubiera alterado sustancialmente lo de ayer. Y esto es así porque el español sociológicamente de derechas quiere vivir tranquilo y tiende a conservar lo que hay a poco que no sea un desastre. Y por ello el andaluz, que obviamente es muy español, decidió ayer votar en masa a ese jefe de planta de El Corte Inglés que se hace llamar Juanma Moreno. En mi opinión, no hay lugar para mayores elucubraciones. VOX viene a cambiar de rumbo el destino de nuestro país, pero al español medio la épica sólo le atrae cuando el agua le llega al cuello y ese momento no está lejano, pero todavía no ha llegado. Es en cualquier caso una gran pena que haya sido en Andalucía, donde todo comenzó para VOX, donde se haya producido este inesperado tropiezo. Porque además de la ocasión perdida de conformar un Gobierno en Andalucía, con el peso político y demográfico que dicha Comunidad tiene, el mayor riesgo de lo sucedido ayer es el espaldarazo que va a provocar a un PP dirigido por un nacionalista gallego del que no cabe esperar nada bueno. En cualquier caso y en mi humilde opinión, el mayor riesgo que ahora mismo corre VOX es el de empezar a buscar culpables en la propia formación. No diré que no hubiera aspectos que no puedan ser mejorables en futuras elecciones (a mí no me gustó Macarena en ninguno de los debates, la vi encorsetada y falta de reflejos), pero, insisto, el problema de lo sucedido no está en VOX, sino en el perfil sociológico del español medio. VOX -se ha cansado de repetir una y otra vez Santiago Abascal- es una herramienta. Esa herramienta debe de estar preparada para ser usada por los españoles, algo que va a suceder muy pronto debido a la catástrofe económica en ciernes y que se agravará exponencialmente después del verano. Hace unas semanas, en la pista central de Roland Garros, se leía en inglés y francés la siguiente cita: “La victoria pertenece a los más tenaces”. No nos volvamos locos por tanto, no desistamos y, como nuestro gran Rafa Nadal, esperemos preparados nuestro momento.

  12. Agamemnon

    O Marcial Cuquerella es un trasunto tuyo, Elentir, o te ha copiado un párrafo entero de este artículo en su canal de Telegram sin citarte.

  13. Agamemnon, gracias por el aviso. Pues sí, ha fusilado un párrafo entero, incluso copiando las negritas, aquí:
    https://t.me/cuquemar/681

    En fin… 🙄

  14. Jandro

    FaramirGL: aunque podría parecer buena estrategia para no “asustar” a un potencial votante, no dar al PP la caña que merece puede enfadar y disuadir a muchos otros.

    En mi opinión, aunque podamos darle vueltas a si hubiéramos puesto un poco más de énfasis en esto o en aquello, habría opiniones para todos los gustos y nos estaríamos engañando, porque en el mejor de los casos los resultados no serían significativamente diferentes.

    Vox lo está haciendo básicamente muy bien y su único problema (que no es pequeño) es lo que desinforman de él los medios subvencionados.

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.