Un ejemplo más del resultado de ceder ante los caprichos del separatismo

Cataluña: esto es lo que ocurre cuando se da alas durante décadas a una secta de lunáticos

Quienes no han vivido en una comunidad española afectada por el virus del fanatismo separatista considerarán extraño lo ocurrido ayer en Barcelona.

Manifestación de Barcelona: ¿importa más la hispanofobia que las víctimas?
Hispanofobia: el odio a España fomentó y facilitó el trabajo al islamismo en Cataluña

Separatistas revientan un homenaje a las víctimas de los atentados del 17-A

Durante el homenaje a las víctimas de los atentados islamistas del 17 de abril de 2017 en Cataluña, una piara de separatistas se dedicó a insultar a las víctimas, a la Policía y a España, reventando el acto incluso en el minuto de silencio. Significativamente, esos fanáticos no tuvieron ni un solo reproche para los extremistas islámicos que cometieron esos crímenes.

Este bochornoso espectáculo no es ninguna novedad. El 26 de agosto de 2017, unos días dspués de aquellos 16 asesinatos, el separatismo convirtió una manifestación contra los atentados en una protesta contra España. Era algo previsible para cualquiera que conozca a los movimientos separatistas de cualquiera de las regiones españolas. España se ha convertido en su obsesión y todo les vale para instigar el odio hacia ella. Incluso unos atentados islamistas ante los que el separatismo tiene, precisamente, mucho que callar.

El separatismo convirtió Cataluña en un foco de radicalismo islámico

Recordemos que la hispanofobia llevó al separatismo catalán a dar prioridad a la inmigración musulmana frente a la hispanoamericana (simplemente porque ésta hablaba español y era más reacia a aprender el catalán) y a convertir a Cataluña en uno foco de radicalismo islámico. Hoy ese problema ha engordado hasta convertirse en una bola cada vez más grande y que tiene, entre otras cosas, efectos como un auge del 32% de las violaciones en esa región. Es lo que pasa cuando das prioridad a los inmigrantes procedentes de un entorno cultural que trata a las mujeres de una forma miserable.

La responsabilidad de cuatro partidos nacionales en esa deriva

Pero para ser justos hay que decir que la culpa de esto no es exclusiva de los separatistas. Grandes partidos nacionales (UCD, PSOE, PP y Podemos) han dado alas durante años al nacionalismo catalán, cediendo una y otra vez a sus caprichos a cambio de captar su apoyo político, olvidando que lo peor que se puede hacer con unos totalitarios es intentar apaciguarlos y claudicar ante ellos. El resultado es una Cataluña en la que el separatismo ha impuesto una dictadura lingüística, convirtiendo esa región en una de las más corruptas de Europa. Una corrupción que el separatismo ha intentado esconder debajo de sus banderas, dando lugar a un proceso secesionista cuyo fin no sólo era enfrentar a los españoles y romper la unidad de España, sino también dejar impunes a los políticos separatistas implicados en graves casos de corrupción.

Sólo un partido entiende que la única solución es la firmeza contra el separatismo

Lo que vimos ayer es el resultado de todo eso. Y obvia decir que la insana deriva del separatismo en Cataluña no se va a corregir aplicando las mismas recetas de claudicación ante los separatistas, unas recetas que Pedro Sánchez está aplicando hasta unos extremos que son humillantes para España y degradantes para nuestro Estado de Derecho. Sólo hay un partido parlamentario, Vox, que ha entendido que para solucionar esto hay que actuar con firmeza contra el separatismo. Los demás siguen instalados en la ilusión de que una secta de lunáticos como la que se vio ayer en Barcelona puede ser un aliado válido para cualquier gobierno de España. ¿Cuánto más tendrá que deteriorarse Cataluña para que algunos reconozcan sus errores?

---
Foto: Efe.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. Teros

    Y lo peor de todo es que quien ahora tiene mas visos de ganar, es bastante blando con esta gente y quienes lo han provocado.

  2. wladimir

    es verdad..

    darles tantas oportunidades a estos sujetos que viven en una dimension fuera de toda realidad solo ha conducido a esto...y es lamentable...ya es hora que alguien les ponga un alto y me parece que solo VOX puede hacerlo...

  3. JuanM

    Comenzando con Jordi Pujol y, siguiendo la espiral de odio que inició el "Molt honorable" toda la patulea de la burguesía catalana con la inestimable aportación de todos los andaluces, extremeños y sobre todo aragoneses convertidos al nazionalismo (de los más fanáticos), Cataluña es una región de terror nazi.
    La delación y ostracismo al que someten al crítico con el independentismo es brutal. Desde conocidos de años, hasta familiares, son señalados y marginados cuando expresan alguna crítica.

    Lo desgarrador de toda esta situación es cuando se sigue creyendo en el resto de España que Cataluña ha sido o es una región emprendedora y trabajadora. UNA AUTÉNTICA MENTIRA. Aquí, quienes se han dejado la piel para que esta región fuera en algún momento próspera han sido los emigrantes de otras regiones, sobre todo andaluces y extremeños. Eso y todas las prerrogativas que desde "Madrit" se les ha concedido en detrimento de otras regiones (ya desde Franco),

    Basta ya de seguir promocionando esa imágen de abnegación y responsabilidad de esta gentuza. Sí, vale, muchos catalanes son buena gente, pero aquí siempre gobiernan los mismos y eso gracias a la cobardía de "Madrit" que siempre han pensado (ya desde Franco) que dándoles dinero y competencias quedarían satisfechos y asumirían ser parte de España.
    Cataluña es una región de delincuentes, donde ahora han encontrado cobijo y simpatía los fanáticos musulmanes.

  4. Lunaa

    ¿Y quién asegura a los separatistas esa chorrada que dicen, quizá la "inteligència" de los Mossos, esos que dijeron que las explosiones de "la madre de Satán" eran simplemente bombonas de butano?. Esto es una absoluta traperada y me sobra en este vídeo gentuza como Ada Colau, responsable del atentado porque se negó a poner bolardos en las Ramblas pese a los avisos reiterados de expertos en atentados de Interpol y otras entidades competentes.

    Esta infamia deriva de la "rauxa", una visceralidad irracional que es completamente opuesta al "seny" catalán. Y me duele especialmente porque uno de los últimos recuerdos que tengo de mi hermano es que se fue al lugar del atentado a consolar y confesar a las víctimas.(Era sacerdote)

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.