La rectora de esa institución fue candidata del PSOE al Congreso en 2008

La Universidad de Granada aplica la teoría de la minifalda ante la violencia ultraizquierdista

El ataque a la libertad de expresión ocurrido ayer en la Universidad de Granada ya ha tenido una respuesta por parte de esta institución académica pública.

Macarena Olona y el violento ataque de la ultraizquierda contra la libertad de expresión
Entre los fanáticos que acosaron a Macarena Olona había un grupo de nostálgicos de Stalin

Este mediodía, en su canal oficial de Twitter, la Universidad de Granada ha publicado un comunicado en el que afirma lo siguiente: "La UGR condena rotundamente los hechos que tuvieron lugar en el día de ayer: tanto los de quienes boicotearon el ejercicio de la libertad de expresión, como los que quienes, con su comportamiento provocador hacia los manifestantes, obligaron a intervenir a la policía y dieron lugar a escenas violentas que nunca deberían tener lugar en una Universidad. La Universidad de Granada ha luchado durante muchos años por el poder de la palabra y la libertad de expresión y así seguirá haciéndolo".

El comunicado es una absoluta vergüeenza, equiparando a los matones de ultraizquierda que ayer se dedicaron a insultar, amenazar y agredir a quienes querían asistir a una conferencia en dicha institución, con los propios agredidos, algunos de ellos personas de avanzada edad que fueron agredidas por esos matones. Un comunicado tan miserable es algo impropio de una institución que se dice democrática y respetuosa con la libertad de expresión, pero es una muestra más del grado de degeneración moral al que las universidades públicas están siendo arrastradas por la izquierda, ya desde hace años.

Con ese ruin comunicado, lo que hace la Universidad de Granada es aplicar, sin más, la teoría de la minifalda, según la cual tan culpable como el violador es la mujer violada por "ir provocando". Curiosamente, la misma izquierda que se escandaliza, con razón, ante ese argumento, lo aplica sistemáticamente a aquellos casos en los que la propia izquierda se dedica a agredir a los que no opinan como ella. Si te agrede la izquierda es porque "provocas" y ya está. Y para la izquierda, "provocar" es discrepar. Así que si no quieres ser agredido, lo que tienes que hacer es callarte. Pues a muchos no nos da la gana de callarnos.

En el momento de redactar estas líneas, la bochornosa nota de la Universidad de Granada está recibiendo una avalancha de críticas, con más de 2.600 contestaciones y más de 1.500 tuiteos citados, muchos de ellos poniendo a caldo -con toda razón- a esa institución. Con ese comunicado, la Universidad de Granada no defiende la libertad de expresión, sino que nos la niega a todos aquellos que no comulgamos con la izquierda, al condenarnos por el mero hecho de pretender ejercer nuestros derechos sin que una banda de matones comunistas vengan a agredirnos. Casualmente, la rectora de esa universidad, Pilar Aranda, fue candidata del PSOE al Congreso en 2008. Todo aclarado.

No te pierdas las novedades y contenidos que te interesan. Recibe gratis el boletín diario en tu correo electrónico:

Comentarios:

  1. JuanM

    Así es, no nos callaremos. Y a lo que me resisto es a asociar la violencia a la ultra izquierda, como disociándola de la izquierda sin más. Tan culpable o más es el que la instiga como el que la ejecuta. En España la violencia la instiga el PSOE. Zapatero: "nos interesa que haya tensión en la calle". Los ejemplos son muchos más, por supuesto. Con sus leyes educativas empujando a la sociedad a su embrutecimiento, con sus apoyos a movimientos disolventes de la nación española cuando no con sus propias manos saqueando los bolsillos de los españoles y llevándolos a estado de auténtica pobreza que es caldo de cultivo de violencia.
    Y, por supuesto, con su manipulación de los medios de comunicación que usan para manipular sus atropellos, presentándolos, como la tipa esta de la universidad de Granada: provocaciones de la "ultraderecha", derecha o pensionistas.
    Eso es, ha sido y será la izquierda en España, cuya patente la tiene el PSOE.

  2. wladimir

    pues...

    si la ultraizquierda piensa en acallarnos con estas amenazas...se equivocaron,estan errados en sue calculos..si con esto piensan que se van a imponer con sus ideologias pues estan nuevamwente equivocados....

    la teoría de la minifalda, según la cual tan culpable como el violador es la mujer violada por “ir provocando”. Curiosamente, la misma izquierda que se escandaliza, con razón, ante ese argumento, lo aplica sistemáticamente a aquellos casos en los que la propia izquierda se dedica a agredir a los que no opinan como ella...

    yo dirian que en todo caso los provocadores son ellos,les gusta agredir y decir que eso es democracia..pero si alguien se defiende...entonces piden libertad,
    tolerancia,comprension y hacen ver como el culpable y responsable al que no piensa como ellos...

Opina sobre esta entrada:

Debes iniciar sesión para comentar. Pulsa aquí para iniciar sesión. Si aún no te has registrado, pulsa aquí para registrarte.