La sentencia del 11-M y la “verdad incómoda” que ocultan los medios afines al Gobierno

Este miércoles me he pasado toda la tarde preguntándome si por la mañana me habría equivocado de juicio al encender la radio para escuchar la lectura de la sentencia sobre el 11-M. Leyendo los titulares de los medios afines al Gobierno uno tiene la sensación de haber asistido a un juicio en el que no importa que el autor intelectual de esa masacre se haya ido de rositas o que las víctimas se sientan desconentas y hasta indignadas con el fallo judicial. Nada de eso. La principal preocupación de los medios afines al PSOE es exculpar a ETA.

A primera hora de la tarde de ayer, la edición digital de El País titulaba en grandes letras: “Ninguna prueba apunta a ETA”. En estos momentos, en su portada, ese mismo medio afirma: “El fallo del 11-M condena a los islamistas y descarta a ETA”. La misma tónica es la que se ve en los titulares del diario Público (“El fallo descarta la implicación de ETA y condena a los islamistas”) y de El Periódico de Cataluña (“El tribunal descarta la participación de ETA”), y no digamos en Elplural, donde se cita en titulares a su propio director, que por arte de magia da por desaparecida a la banda terrorista vasca: “Enric Sopena en 59 Segundos: ‘ETA ha desaparecido totalmente'”.

De forma significativa, en las informaciones que acabo de enlazar no aparece ni una sola referencia a Al Qaeda, y eso a pesar de que la sentencia publicada ayer ha absuelto a “El Egipcio”, que era el supuesto nexo entre los autores del 11-M y la organización terrorista que encabeza Osama Bin Laden. La tesis de Al Qaeda, de hecho, ha sido uno de los caballos de batalla de esos medios, así como la vinculación entre los atentados de Madrid y la Guerra de Iraq, otro extremo que ha quedado descartado por la sentencia, y que también han silenciado.

Sin ir más lejos, la Cadena SER empezó difundiendo la misma noche del 11-M la existencia de unos supuestos cadáveres de terroristas suicidas, lo que pretendía establecer una conexión metodológica entre las técnicas terroristas de Al Qaeda y los autores de los atentados de Madrid. Sin embargo, la información resultó ser un bulo que difundió masivamente José Luis Rodríguez Zapatero. Cosas de la vida, El País titula que el tribunal “desmonta todos los bulos amparados por el PP”, pero no dice ni pío sobre las mentiras difundidas por su propio grupo mediático el mismo día de la masacre, unas mentiras que la sentencia también echa por tierra.

El silenciamiento del fracaso de la “tesis Al Qaeda” no es el único dato importante del juicio que silencian los medios afines al Gobierno. El brazo mediático del PSOE también tapa el descontento de las víctimas con la sentencia. La única excepción es El Periódico, que sólo menciona la presentación de un recurso por parte de la asociación que preside Pilar Manjón. La edición digital de El País ni siquiera ha recogido esa información, relegándola a la edición impresa de hoy. Caso llamativo es el de Público, que “maquilla” la información hasta tal punto que los titulares silencian el recurso de la señora Manjón (más bien arrojan la idea de que esta víctima está entusiasmada con la sentencia) y hay que leer la letra pequeña -ya en el cuarto párrafo- para poder enterarse del anunciado recurso a la sentencia.

Después de todo lo que ha llovido en torno a la negociación política entre el Gobierno y ETA, y partiendo de que los cuatro medios antes citados se han mostrado favorables a ese diálogo en todo momento, uno percibe cierto tufillo en todo este “maquillaje” de titulares que se olvida de la “tesis Al Qaeda” y pone sordina -cuando no un tupido velo- sobre la opinión de las víctimas. Si como dijo Pepiño Blanco anteayer, la sentencia del 11-M representa nada menos que “la verdad”, ¿qué necesidad tienen de disfrazarla? ¿O es que acaso hay aspectos de esa “verdad” que les resultan incómodos?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.