Feminismo de equidad vs Feminismo de género

Mie 7·5·2008 · 5:41 23

La “ideología de género” es “un término acuñado por los obispos”. Este disparate -uno más de los muchos que publica ese panfleto- apareció ayer en una noticia de Público. Mal que les pese a los becarios del señor Escolar, el término “ideología de género” fue acuñado por Christina Hoff Sommers, Doctora en Filosofía, que lo utilizó en su libro “¿Quién robó el feminismo?” (1994).

En esa obra, Sommers distingue entre el “feminismo de equidad”, que lucha por la igualdad de oportunidades desde una perspectiva liberal y con el que la autora se siente identificada, y el “feminismo de género”, que utiliza el victimismo para imponer las tesis de lo “políticamente correcto” y negar el derecho a la discrepancia.

“Me he animado a escribir este libro porque soy una feminista a la que a no gusta en que se ha convertido el feminismo”, declaraba la Doctora Sommers. Esta autora ha calificado a las más conocidas representantes del feminsmo de primera hora -como Elizabeth Cady Stanton, Mary Wollstonecraft y Maria Edgeworth- como la “First Wave” (Primera Ola) del feminismo, frente a un “feminismo de género” que ella considera reaccionario y autoritario.

En “La guerra contra los chicos” (2006), la Doctora Sommers explica que la ideología de género sostiene “la idea de que chicas y chicos son lo mismo y que la masculinidad y feminidad son, simplemente, un asunto de condicionamiento social”.

Esto es precisamente lo que denunciaba la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sobre la Educación para la Ciudadanía, cuando señalaba que en dicha asignatura se plantea “que el sexo no define al hombre y a la mujer como tales, sino que es fruto de una determinada concepción cultural o de un accidente biológico; es decir, que a los seres humanos no los define como personas el sexo, sino la opción sexual elegida”.

Lejos de admitir que les han pillado utilizando la escuela como un ámbito para el adoctrinamiento ideológico obligatorio, el diario afín al PSOE muestra su disgusto por el hecho de que esos jueces no hayan sido adoctrinados mediante la EpC. Por supuesto, esos jueces son unos señores malísimos porque no se han dejado lavar el cerebro, no como los eruditos becarios progres de Público, que hacen afirmaciones gratuitas sin molestarse en comprobarlas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.600

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces y trackbacks:

Comentarios:

  1. Elentir…..se agradece la claridad de tu exposición en los antecedentes de la “ideología de énero”.

    Si me permites te usaré como fuente y cita para diversos foros.

    Un saludo.

  2. No necesitas mi permiso, es más, te agradezco que me hagas ese honor. ;)

  3. Muy buen post, Elentir. Sobre lo que explicas en él ¿te sorprende que Preescolar publique inexactitudes como esta en su folletin partidario? No les queda otra: atacar a los obispos, atacar a Rouco, atacara a FJL, ministerio de desigualdad, EpC, Chiquilicuatre… todo esto es lo mejor que puede ofrecernos este principio de legislatura.

  4. H

    ¡Machista!, que eres un machista. Más EpC y menos leer.

  5. Os recomiendo leer esto

  6. No parece un obispo. Buen post.
    Saludos.

  7. Pablo el herrero

    Estupenda entrada Elentir, no sólo pedagógica al respecto de este apartado del feminismo, sino también de denuncia de la perversión informativa típica de un partido perverso.
    La EpC es pura ideología, y habrían de ser sus contenidos de tendencia liberal o religiosa, y sería igualmente rechazable.

    Nuestros hijos no van a la escuela para ser adoctrinados bajo idea alguna.

    En lo que refiere al feminismo de género, decir, que es la variante más hembrista de esa ideología, completamente misoándrica y antivarón. Una ideología estigmatizadora del varón; discriminatoria (un mismo acto delictivo, es delito si lo hace un varán a una mujer y falta si lo hace una mujer hacia un varón) y ello además de la defensa de la discriminación positiva, cuotas etc, para las mujeres por el sólo hecho de serlo; pero también explotadora de los hombres (que se lo pregunten al 90% de los padres separados); en suma, una ideología totalitaria, que ha convertido la palabra de la mujer en prueba de facto para condenar a un hombre, no sucediédole nada a dicha mujer por acusar en falso (hay están como prueba más del 70% de las denuncias falsas por maltrato y más del 90% por abuso sexual a los hijos). En otras palabras, allí donde le feminismo ha impuesto su jurisprudencia, no existe el estado de derecho para la media humanidad masculina.

    En esos lugares en los que la jurisprudencia feminista ha impuesto sus leyes, para los hombres existe su estigmatización como sexo, el repudio (no solamente de su casa, sino de sus hijos), la explotación económica, y la discriminación e indefensión jurídica.

    En esos valores es en los que la EpC quieren adoctrinar a nuestros hijos… pero tranquilo, nadie se enterará de las palabras de Christina Hoff Sommers… sobre todo las propias mujeres… pues de ocultar dichas palabras se encarga el propio feminismo presente en todos los partidos políticos.

    Un cordial saludo Elentir

    Pablo el herrero

  8. la complementariedad de los sexos significa que yo no puedo captar toda la realidad en mi ser masculino. Hay una parte que se me escapa. Y al revés para ellas.

    Eso quiere decir que la unión entre hombre y mujer es una tarea compleja, una relación dinámica, donde se aprende mucho de como son las mujeres (o los hombres ) a base de sorpresas, y a base de … humillaciones, porque te enseña tus propias limitaciones y debilidades masculinas o femeninas. Por ejemplo, los hombres en general somos mas abstractos, pero no controlamos tanto los detalles, y somos mas brutos (menos sensibles a las necesidades de los que tenemos alrededor) que las mujeres.

    La complementariedad no signfica que seamos los hombres superiores a las mujeres o al reves. Significa que nos necesitamos unos a otros. Es fundamental que las mujeres entren en el mundo laboral-público, y que los hombres entren en el mundo familiar-privado, porque los dos, mujeres y hombres, tienen mucho que aportar. Las mujeres hacen que las relaciones laborales sean mas estables, humanas, y a largo plazo, rentables. Los hombres hacen que el hogar se beneficie de su sentido del largo plazo, de la visión general, mas allá de los particularismos, etc.

    No es cierto, que las mujeres no necesiten de los hombres para sacar una familia adelante. Lo que necesitan es un hombre que las apoye más aún, para poder realizarse como personas completas, ellas y ellos. Jane Haarland, El Siglo de las Mujeres, Edit. Rialp, es un excelente ejemplo de esta teoría. escrita por una Noruega brillante como ella.

    Por último, la complementariedad, incide precisamente en la sexualidad. El sexo femenino no se percibe de la misma manera que el masculino. El hombre, para empezar, puede tener relaciones sexuales con una mujer en coma, pero no al revés. Además la mujer, llega mas tarde al orgasmo que el hombre. El hombre tiene que adaptarse a la mujer, porque la mujer tiene la carga del embarazo, si se produce embarazo.

    Lo ideal para el hombre es que la mujer pueda tener relaciones sexuales con él, cuantas mas mejor. Pero, la mujer tiene el ciclo de la menstruación. Hay días en que es fértil, hay días que no puede tener relacones (menstruación), etc…

    Si el hombre no tiene en cuenta al otro-femenino, e intenta ponerse en su lugar a base de cariño, fidelidad, comprensión, las relaciones sexuales son una descarga de adrenalina y de semen por parte del macho, y la mujer se siente usada antes o después para satisfacer las ansias del varón, dejando a un lado su identidad mas íntima, su identidad femenina. Es muy cómodo para el hombre decirle: tomate esta pastilla (la píldora) y después barra libre al servicio del varón. Pero eso a la larga no funciona, porque la mujer se siente estafada, empiezan los morros, los dolores de cabeza, y muchas rupturas matrimoniales se cuecen en ese querer usar a la mujer para nuestro disfrute.

    Al final, lo que vale, es Romeo debajo del balcón de Julieta, sufriendo el frío y el calor, como en la película de Cinema Paradiso. El mito del porno, de Hollywood, donde ellas se te echan encima, es falso. Somos nosotros, los hombres, los que vamos detrás de la mujer, porque es el hombre el que la deja embarazada, ella es la que carga con el embarazo, la que es instintivamente madre, educadora de las crías indefensas, que son las mas ´débiles al nacer de todos los mamíferos.

    vaya rollo que me ha salido…

  9. La mentira de la ideología de género se puede explicar con una sencilla frase, que de acuerdo con mi experiencia todo el mundo entiende. Cada vez que alguien habla de “problemas de género” o lo que sea “de género”, les contesto:

    “Querrás decir “de sexo”. Género lo tienen las palabras, las personas lo que tienen es sexo”

  10. Claro que no es un obispo, pero es porque los obispos no han estudiado EpC, si no seguro que la nombraban opispa en seguida, incluso aunque ella no quisiera :mrgreen:

    Público no es prensa, es un folleto del PSOE zapatérico dirigido por un tipo con un CI similar al de Parviño Blanco, sectariode organización.

  11. Me parece una noticia muy interesante, y yo con tu permiso tambien te citare y enlazare mañana desde http://www.aragonliberal.es esta noticia … a ver si aprenden a buscar mejor los becarios de publico, que a este paso solo van a encontrar trabajo en el plutal … :lol:

    Un saludo

  12. Encantado, Patricia, te lo agradezco un montón. ;)

  13. Adosinda

    No sé dónde tienes los ojos, Elentir, es un obispo sin duda.

    Te pongo una cousiña para que te rías ( yo me he reído un montón): http://inciclopedia.wikia.com/wiki/Gallego

    Un abrazo.

  14. A ver, a ver… ¿es que fuera de Vigo no llamáis “patatillas” a las… patatillas? :)

    Lo que no dice el artículo es la gran aportación de Vigo al lenguaje deportivo: decir “tenis” en vez de esa cursilada madrileña de “zapatillas deportivas”. :mrgreen:

  15. Christina Hoff Sommers no acuñó el término ideología de género, es una expresión que las personas partidarias de esa ideología utilizan, Elentir. Está en inglés pero se entiende bien:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Gender#Feminism_and_Gender_studies

  16. Montse, la expresión “género” aplicada al sexo de las personas, indudablemente, es cosa de las feministas radicales. Ellas hablan más bien, en todo caso, de la “teoría de género”, pero nunca les he visto utilizar el término “ideología de género”, ya que eso dejaría muy en evidencia sus intenciones y sus formas.

  17. Perspectiva de género es lo que los movimientos feministas utilizan habitualmente. Ideología de género-gender ideology se utiliza en el ámbito anglosajón (el de Hoff Sommers) para indicar cuál es la ideología que cada persona tiene sobre los papeles del hombre y la mujer, es un término académicamente neutro. Vamos, lo que quiero indicarte es que esa autora no creó el concepto, ten en cuenta que género se usa en inglés habitualmente como sustituto de sexo porque sex en inglés es inadecuado.Por tanto, pasado al español todo tiene una connotación distinta, género se usa en inglés de forma neutra.
    Christina Hoff Sommers contrapone feminismo de género al feminismo de igualdad. Creo que no he encontrado ninguna expresión cercana a ideología de género proveniente de ella.

  18. Pues yo sí encontré referencias anoche, pero ahora mismo no tengo a mano el enlace… Visito tantas webs que me pierdo. :oops:

  19. A ver si fue aquí:

    http://www.obispadodesanbernardo.cl/index.php?module=pagemaster&PAGE_user_op=view_page&PAGE_id=954

    “El término feministas de género fue acuñado por Christina Hoff Sommers, en su libro ¿Quién robó el feminismo?, con el fin de distinguir el feminismo de ideología radical surgido hacia fines de 1960, del anterior movimiento feminista de paridad (que cree en la igualdad legal y moral de los sexos). Este feminismo de género, que exige el derecho a determinar la propia identidad sexual, tuvo una fuerte presencia en la Cumbre de Pekín. Las artífices de la nueva perspectiva de género apuntaron la necesidad de deconstruir los roles socialmente construidos, que, según ellas, pueden ser divididos en tres categorías: masculinidad y feminidad; relaciones familiares (padre, madre, marido y mujer); y ocupaciones o profesiones”.

    IMHO el obispo mezcla un poco cosas absolutamente defendibles, como oponerse a las opciones profesionales tradicionalmente masculinas o femeninas, con el feminismo de género.

  20. No, no fue ahí. Fue en un PDF que encontré en Google…

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]