RAF: viaje a la hipocresía y el fanatismo rojo

Ayer vi “Der Baader Meinhof Komplex”, mal traducida en España como “RAF. Facción del Ejército Rojo” (la denominación original era “Fraktion”, es decir, Fracción, no Facción). La película ha provocado malestar entre algunas víctimas de ese grupo terrorista, pero ha sido aún peor recibida por algunos antiguos miembros de la banda criminal -una de ellos, Brigitte Mohnhaupt, puso una denuncia contra la película- y por la extrema izquierda, que ha llegado a atacar la casa de Stefan Aust, autor del libro en el que se basa esta película. El enfado en la ultraizquierda es lógico si tenemos en cuenta que deja al descubierto la hipocresía y el fanatismo tan habituales en los medios marxistas. Veamos algunos ejemplos.

Escena en Roma: varios terroristas fugados tomando algo en la terraza de un café. Allí animan a su abogado a demostrar su valor robándole una cartera a una señora de una mesa próxima (durante la película, los criminales de la RAF denominan “expropiaciones” a sus robos de bancos). Al poco rato, cuando se levantan y se van, el cabecilla terrorista descubre que le han robado el coche, y empieza a soltar tacos y a insultar a los italianos. La hipocresía queda tan de manifiesto que resulta abrumadora.

También vemos dos o tres escenas en las que se observa al cabecilla de la RAF, Baader, conduciendo un Porsche robado. Tanto a mi amigo Maquito como a mí nos pareció gracioso que un tipo que se pierde hablando de la revolución y del anticapitalismo tenga tanta devoción por los deportivos caros.

Sin embargo, lo que más ha incomodado a los antiguos miembros de la RAF son las escenas sexuales, pues dicen -fue lo que motivó la denuncia de Mohnhaupt- que no ocurrieron en realidad. También ha levantado ampollas que se muestre como la RAF mintió a sus propios miembros acerca de los suicidios de los terroristas de su primera célula, unos suicidios que fueron presentados por los propagandistas de la extrema izquierda como asesinatos a manos del Estado alemán.

Por supuesto, en la cinta se nota la pasada cercanía de su director, Uli Edel, al entorno de la RAF. Edel ha reconocido su pasado como “un romántico revolucionario sin remedio, como tantos otros jóvenes de entonces” e incluso sus iniciales simpatías por la banda Baader Meinhof, como también se conocía a la RAF:

“Seguí los comienzos de la RAF con gran interés. Resultó emocionante ver que había gente por ahí dispuesta a llegar a tales extremos. La sorpresa y la enorme desilusión no llegaron hasta 1972, cuando estallaron las primeras bombas y empezaron a producirse muertos y heridos.”

La fascinación por la violencia y posterior decepción del director se aprecia también en el desarrollo de la película y en la perspectiva con que Edel ha tratado los hechos que relata, a pesar de su pretendido gusto por el realismo. Por ejemplo, al comienzo vemos la escena de una asamblea de la extrema izquierda que transcurre entre el ondear de banderas rojas y norvietnamitas y acaba con el público coreando a gritos el nombre de Ho Chi Min, amo de la sanguinaria dictadura comunista de Vietnam: por mucho que se aborde con un fin evocativo, el panorama es de un fanatismo incuestionable tras la caída del Muro de Berlín. También se ve como el grado de alejamiento de la realidad de la RAF va en aumento en las dos horas y media (ufff…) que dura la película.

Hay otros detalles que me llamaron la atención, como la banda sonora -que es una tremenda copiada de la BSO de la saga Bourne-, y además he echado en falta alguna cosa: por ejemplo, la película no dice nada del apoyo y cobertura que recibió la RAF de la Stasi, la policía secreta de la antigua Alemania Oriental.

En fin, personalmente no me ha parecido la gran película que dicen algunos críticos y que ha merecido una nominación a los Oscars. Puestos a elegir entre películas alemanas, me gustó mucho más “La Ola”, que se estrenó hace unos meses en España. No obstante, la considero interesante, aunque he echado mucho de menos que preste más atención a las víctimas y a sus familiares, que aparecen muy de refilón en una cinta que, por el contrario, se centra mucho en los terroristas de la RAF y en los padecimientos que pasaron en prisión. Aproximarse a un fenómeno terrorista de esta forma es, en mi opinión, un error muy gordo.

Os dejo aquí con el trailer:

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Maquito

    Aa mi me ha gustado la visión que transmitieron de la RAF, dejándolos caer del mito anti-sistema. Sobre todo viendo como el líder ante todo sólo conducía coches alemanes, y sobre todo el Porsche 911. En fin un coche muy “popular” :mrgreen:

    A mi lo de Ho Chi Min, no me ha sorprendido, aún recuerdo hace años como una ONG conocida consideraba a Pol Pot un benefactor del pueblo camboyano. 😯

    Eso sí, la película se hace demasiado larga. A ver si este fin de semana veo La Ola.

  2. Precisamente, ayer les dediqué también una entrada a estos tipos. Es cierto que un fallo gordo en la película es que no aparezca por ningún lado el apoyo y la cobertura que el régimen genocida comunista de la República Democrática Alemana y, más concretamente, la Stasi dieron a este grupo. No la he visto aún pero dudo que, asimismo, hayan hecho alguna referencia a las relaciones con el terrorismo palestino.

  3. Precisamente, ayer les dediqué también una entrada a estos tipos. Es cierto que un fallo gordo en la película es que no aparezca por ningún lado el apoyo y la cobertura que el régimen genocida comunista de la República Democrática Alemana y, más concretamente, la Stasi dieron a este grupo. No la he visto aún pero dudo que, asimismo, hayan hecho alguna referencia a las relaciones con el terrorismo palestino.

  4. Sí, las relaciones con el terrorismo palestino sí que aparecen. Es más, se llevan buena parte del la película.

  5. José Sáez

    Bueno, Elentir, no sé si aguantaré dos horas y media, pero veré la película, porque interesante parece. Si tengo ocasión, ya os comentaré algo.

  6. Ara

    Habrá que verla a ver que tal

  7. aln

    También debe estar muy interesante el libro de Bettina Röhl “Divirtiéndose con el comunismo”. Bettina es la hija de una terrorista de la RAF, y cuenta con pelos y señales cómo sus padres recibían subvenciones e instrucciones de Berlín este para sus actividades. Más detalles en la traducción [macarrónica] del Google:

    http://translate.google.com/translate?prev=_t&hl=es&ie=UTF-8&u=http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,1933629,00.html&sl=en&tl=es&history_state0=

  8. Muchas gracias por la información, Aln.

  9. geremias

    Salvando las distancias, supongo que por eso Greenpeace jamas protestara por la carrera nuclear de Iran.¿No?

  10. geremias

    Salvando las distancias, supongo que por eso Greenpeace jamas protestara por la carrera armamentistica nuclear de Iran por ejemplo.¿No?
    Por cierto que estos idealistas juveniles aun cuenta con el apoyo de los intelectuales:
    http://www.soitu.es/soitu/2008/10/13/info/1223904509_986363.html

  11. En la película se refieren a una encuesta hecha en Alemania en los momentos en los que empezaba la actividad terrorista de la RAF (cuando aún no habían cometido ningún asesinato), y los policías comentaban preocupados el dato de que uno de cada cuatro jóvenes mostraban su simpatía por esa banda criminal. Pero bueno, basta con ver lo que ocurre en el País Vasco para darse cuenta de que en España no andamos muy lejos de sufrir esa lacra social.

    P.D.: a propósito del terrorismo en Europa, ¿no decía Zapatero que en el Ulster habían llegado a “la paz” con el diálogo? Pues toma paz:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/03/14/internacional/1237065893.html

  12. koko

    Si no os gusta la pelicula, para que la veis.
    Si os gusta este sistema undiros con el que es lo que va pasar, los capitalistas os van a llevar a la ruina y vosotros encima dando palmas.

    Otro mundo es posible, viva la RAF.

  13. 1º. No soy adivino. No sé cómo es una película antes de verla.

    2º. “Hundiros” es con H. Y ya puestos, si alguien ha llevado de cabeza a la ruina a medio mundo ha sido el comunismo.

    3º. Dar vivas a una banda terrorista constituye un presunto delito de apología del terrorismo. Así pues, tu IP queda archivada por si la requiriese un juzgado. Obvia decirte que estás vetado en este blog. Aquí los amigos de los terroristas no son bienvenidos.

  14. koko2

    Bueno todos los asuntos del porsche y del robo de carteras son política ficción del guionista, no se yo si son fuentes fidedignas. Un porsche es un coche de puta madre, yo también lo expropiaría, que se jodan los capitalistas, jajaja.

    Por otro lado independientemente de lo que haya hecho la RAF decir que parece que aquí los únicos malos son los comunistas, guerra fría y Ho Chi Mihn es un asesino, jaja, ya no se qué barbaridas más hay que oir, a ver señores capitalistas demócratas, las escenas de los niños vietnamitas quemándose eran REALES, eso es terrorismo. Los comunistas no tiraron bombas nucleares sobre población civil, jaja, hay que ver cómo se escribe la Historia, menos mal que algunos estamos por aquí atentos para poner algunos puntos sobre las íes.

    Saludos revolcionarios!

  15. ¿En qué consiste tu “revolución”, en poner patas arriba la ortografía española?

    Por cierto, Estados Unidos comete errores y sus soldados han hecho cosas malas, pero es un país libre y democrático, no una dictadura. Claro que a los comunacas eso os la trae floja, a fin de cuentas siempre defendéis las dictaduras cuando son vuestros coleguitas los que mandan.

  16. Sharon

    En efecto Andreas Baader quien no era revolucionario gustaba de Porsches, Mercedes y darse la buena vida. Puedes para afianzar tus creencias en la revolución leer los que dijo Jean Paul Sartre sobre tu heroe.

    La RAF no fueron mas que viles asesinos, ¿Cual es el mundo posible? tiroteos, bombas, guerrillas, FARCs?? Ven a Venezuela para conocer la Revolución Bolivariana para que te des cuenta el desastre economico, social y real que es! para k te decepciones de la revolucion como hemos hecho miles! Otro mundo si es posible pero sin izquierda ni derechas sino con respeto. Y no soy ninguna Oligarca ni ultraderechista, soy pueblo y vivo en Caracas, una ciudad y un pais qe vive una tragedia llamada revolucion.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.