El Partido Demócrata de EEUU, Planned Parenthood, el aborto y el racismo

Lun 11·7·2011 · 23:10 23

La National Black Prolife Coalition de Estados Unidos ha puesto en marcha una campaña titulada “Black & Beautiful” (Negro y hermoso), para denunciar el genocidio que se está cometiendo entre la población negra de ese país por medio del aborto. No es la primera campaña de este estilo que se hace en Estados Unidos. Lo que sí me ha parecido novedoso es la respuesta del lobby abortista más poderoso de esa nación: Planned Parenthood ha tachado la campaña de “racista”. La representante demócrata afroamericana Barbara Lee también ha criticado la iniciativa. En fin, no es por fastidiar a la señora Lee, pero en 1876 el Partido Demócrata difundía carteles como éste:

El pasado esclavista y racista del Partido Demócrata

Ya traje aquí ese cartel en agosto de 2010. Bajo el título de “Las dos plataformas”, el cartel incluye el retrato arquetípico de un elegante anglosajón de la época, a cuyo pie se lee: “La Plataforma Democrática es para el hombre blanco”. Y bajo la caricatura de un negro mal vestido pone: “La Plataforma Republicana es para el negro”. El cartel no era algo fuera de lo normal entre los demócratas de la época. En septiembre de 2009 también comenté aquí que el Partido Demócrata era la fuerza hegemónica en los Estados del Sur en los años de la esclavitud, y siguió ostentando el poder allí hasta bien entrada la década de 1930. Precisamente el Partido Republicano nació como una alternativa abolicionista a los Whigs, el otro gran partido que existía en los Estados Unidos en la primera mitad del siglo XIX, periodo durante el cual los demócratas siguieron apoyando la segregación racial en los Estados del Sur. Sin embargo, fueron republicanos, en 1870, los primeros negros electos del Senado y de la Cámara de Representantes, Hiram Rhodes Revels y Joseph Hayne Rainey, respectivamente.

La relación entre el Partido Demócrata y el Ku Klux Klan

Como señalé entonces, en los Estados del Sur el violento Ku Klux Klan actuó en la práctica y durante muchos años como el brazo armado del Partido Demócrata. Precisamente, de la relación entre los demócratas y el Klan puse aquí un ejemplo en agosto de 2009: el de Claude Bowers, considerado un progresista en su época, partidario del New Deal de Roosevelt y miembro más bien radical del Partido Demócrata. Bowers escribió en 1929 un libro titulado “The Tragic Era: The Revolution after Lincoln”, que pretendía desacreditar al Partido Republicano en el Sur y consolidar el apoyo de los votantes sureños al Partido Demócrata. Precisamente en ese libro Bowers hacía gala del racismo que caracterizaba a los demócratas sureños de la época… a pesar de ser norteño. El título de la obra se refería como “era trágica” a la emancipación de los esclavos negros tras la Guerra de Secesión. En su libro Bowers mencionaba a Albert Pike, general confederado al que el político demócrata definía como un patriota sudista que defendía su estilo de vida frente al dominio de los negros y de los nordistas. Entre sus elogios a dicho general, Bowers mencionaba que Pike era uno de los fundadores del Ku Klux Klan y líder de ese grupo en Arkansas. Además, Bowers atribuía la violencia del Klan a negros que -según él- se disfrazaban con las famosas túnicas y capuchas blancas.

Precisamente, el mismo Partido Demócrata que defendió la esclavitud y la segregación racial es ahora el partido abortista por antonomasia en los EEUU. Que ese partido haya presentado a un mulato, Barack Obama, a las elecciones presidencias es, ciertamente, toda una paradoja histórica.

Planned Parenthood, un lobby abortista fundado por una racista

En cuanto a la Planned Parenthood Federation of America (PPFA), su fundadora fue Margaret Sanger, a la que me referí aquí el pasado viernes. Esta señora nunca ocultó su racismo y su desprecio por las capas más débiles de la sociedad. En una carta a Clarence Gamble fechada el 10 de diciembre de 1939, Sanger escribió: “El más exitoso sistema para educar al negro es apelar a su religión. No queremos que se corra la voz de que queremos exterminar a la población negra, y el pastor es el hombre que puede erradicar esa idea, si alguna vez se le ocurriera a alguno de los miembros más rebeldes.”

En el capítulo 29 de su “Autobiografía” (págs. 366 y 367) Sanger también relató una conferencia que dio para el Ku Klux Klan, con estas palabras tan reveladoras: Para mí siempre un grupo entusiasta era un buen grupo, y por lo tanto acepté un invitación a hablar para la rama femenina del Ku Klux Klan en Silver Lake, Nueva Jersey, una de las más extrañas experiencias que tuve en la docencia. (…) Al final, a través de ilustraciones simples yo creía que había logrado mi propósito. Me ofrecieron una docena de invitaciones para hablar con grupos similares.” A pesar del conocido racismo de su fundadora, la PPFA aún da el nombre de Sanger a sus premios anuales.

La PPFA concentra sus abortorios entre las minorías raciales

Alguien podrá pensar, ingenuamente que ese lobby abortista desconoce la militancia racista de su propia fundadora, y que en la actualidad dicha organización no comparte esas tesis. El caso es que, como denuncian desde BlackGenocide.org, el 78% de los abortorios de la PPFA están en comunidades minoritarias. Los resultados que da ese curiosa concrentración del poderoso lobby abortista entre la comunidad negra son ciertamente sorprendentes: si bien los negros son el 12% de la población estadounidense, concentran el 35% de los abortos. Desde dicha web apuntan: “Somos la única minoría en los Estados Unidos que está declinando en población. Si la tendencia actual continúa, en 2038 el voto negro será insignificante.

En 2010 se lanzó una campaña titulada “Planned Parenthood aborts afro-americans”, en la que se denunciaba que la población negra de EEUU se ha reducido un 25% desde la legalización del aborto en 1973. En esa campaña se advertía que “Planned Parenthood se dirige a las mujeres y niñas afroamericanas mediante la concentración de sus centros de aborto en los barrios urbanos. En el proceso, han logrado con éxito matar la esperanza y el futuro de la próxima generación de afroamericanos.”

El escándalo de los donativos racistas para la PPFA en 2008

En febrero 2008 se produjo un escándalo en Estados Unidos cuando empleados de la PPFA fueron grabados aceptando de forma entusiasta donaciones para abortar a bebés negros. Las grabaciones de los telefonistas de la PPFA, hechas de forma totalmente legal, demostraban que la PPFA aceptaba motivaciones racistas en su búsqueda de fondos. La respuesta del lobby abortista fue amenazar con una demanda a los autores de la investigación si no entregaban los originales y cualquier copia de las grabaciones. A ese intento de intimidación le siguió un acto descarado de censura: la PPFA consiguió que Youtube suprimiese sin dar ninguna explicación cuatro vídeos que denunciaban lo ocurrido, vídeos que ya habían recibido más de 160.000 visitas y cuyo contenido no contravenía los términos de servicio del portal multimedia de Google.

¿Y éstos son los que acusan de racismo precisamente a quienes denuncian el uso del aborto con fines racistas?

Entradas relacionadas:

- El aborto, medio de control social con fines racistas
- Un muy explícito cartel lanzado en 1876 por el partido de Obama
- También llamaron derecho a la esclavitud

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.600

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces y trackbacks:

Comentarios:

  1. ¡Hombre! Mira por dónde aparece Albert Pike, masonazo grado 33, furibundo anticatólico —a los católicos de los estados del sur los llamaban «amigos de los negros»—, relacionado con Mazzini —el jefe de los carbonarios, de los Illuminati de Europa e instigador de innumerables conjuras contra los tronos y el papado— y muy probablemente, según se desprende de su libro Morals and Dogma of the Ancient and Accepted Scottish Rite of Freemasonry, luciferino o satanista: una «pieza», vamos.

  2. Muy buen apunte, Javier. Ciertamente, Pike era un tipo siniestro. El libro que citas, de hecho, documenta las relaciones entre la masonería y el satanismo. Precisamente se ha convertido por ello en una obra muy incómoda para los masones.

    Eso sí, da la casualidad de que Pike es el único general sudista que tiene un monumento en Washington DC. Pero no en cualquier rincón de la ciudad: en el centro mismo de la urbe. Y el monumento no es precisamente pequeño:

    En fin, un monumento a uno de los fundadores del KKK en pleno centro de Washington DC… flipante.

  3. Pues buscando más sobre la estatua de marras, aquí hay un artículo masónico de lo más curioso, que explica la simbología de la estatua (masónica) y en donde se embrolla la Historia en un ejercicio típico de «desmemoria histórica», muy de ellos:
    http://www.masonicinfo.com/pikestatue.htm

    Respecto a la actitud de Google (borrado de vídeos) es preocupante. Conozco el caso de un blog de apologética católica al que le pasó lo mismo, en este caso por el lobbie rosa; ahora pueden ser más graves las consecuencias porque si se tiene un teléfono Android, si le borran a uno la cuenta le dejan sin contactos y con el teléfono fastidiado.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]