Acero Puro (Real Steel)

Hoy he visto la última película del canadiense Shawn Levy, de un género que me encanta: el de historias de robots.

La película ha sido algo mejor de lo que me esperaba, como una especie de «Yo, el halcón» pero con robots de boxeo en vez de culturistas haciendo pulsos y con Hugh Jackman en vez de Sylvester Stallone (aceptando la comparación, el camión del protagonista habría venido muy a menos). Jackman hace el papel que más le pega: tío cachas e irresponsable que es un desastre como persona pero que en el fondo no es un mal tipo. El crío, Dakota Goyo (sí, a mí también me extraña que le pongan «Dakota» a un niño) está bien en su papel, aunque en algunos momentos es algo tópico. Y en cuando a la aparición de Evangeline Lilly (la bella morena de ojos azules de «Perdidos»), pues simplemente aparece, tan guapa y melosa como siempre, ¿hace falta más?

La película tiene mucha acción y es muy entretenida, y en cierto modo bebe del espíritu americano de las películas de Frank Capra (el insignificante capaz de llegar a lo más alto en el país de las oportunidades, si bien esta vez el sujeto es un robot) y en ciertos momentos a uno le da la sensación de estar viendo la versión robótica de la magnífica «Cinderella Man», salvando las insalvables distancias entre la calidad cinematográfica de una y otra, claro… En fin, merece la pena verla si lo que buscas es una peli entretenida para este larguísimo puente.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. crasher

    Nada, pero nada que ver con el excelente cuento de Matheson en el que según dicen se basa. Lo único que toma de él es la idea de que se prohiba el boxeo entre humanos, pero en el cuento es el entrenador (que no tiene ningún hijo) el que se hace pasar por robot. ¿Cómo iba a hacer eso con semejantes maquinotas? Más que a Capra, me recuerda Transformers. Pero lo que está claro es que el espíritu del que no bebe es del de Matheson… Una falsa adaptación, una desilusión. Gato (espectacular, no lo niego) por liebre.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.