Ignacio Bosque deja en evidencia los disparates del 'lenguaje no sexista'

La RAE planta cara a la absurda mordaza lingüística que promueve el feminismo

El pasado jueves se reunió el pleno de la Real Academia Española. Todos los académicos presentes suscribieron el informe «Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer» de Ignacio Bosque, Catedrático de Lengua Española de la Universidad Complutense. Os recomiendo leerlo, son 18 páginas bien argumentadas y razonadas y con unas enormes dosis de sentido común. Será por eso que ha causado malestar en casi toda la clase política.

UGT y CCOO no cumplen sus propias exigencias lingüísticas

Precisamente Ignacio Bosque deja en evidencia la hipocresía de quienes buscan imponer el llamado «lenguaje no sexista», comprendido en una serie de guías emitidas por diversos gobiernos, universidades y sindicatos que a menudo se contradicen entre sí. El Catedrático, con gran acierto, que «si se aplicaran las directrices propuestas en estas guías en sus términos más estrictos, no se podría hablar». Y para demostrar que incluso los promotores de este disparate lingüístico son incapaces de usarlo en su actividad cotidiana, cita textos de los propios sindicatos que han elaboran algunas de esas guías, cuyas exigencias no cumplen (pongo los enlaces a los documentos que menciona el Catedrático): «el título del informe nº247/2012 de la Federación Regional de Enseñanza de Comisiones Obreras de Madrid (Sector Universidad) contiene dos supuestas infracciones a las pautas que estipula este sindicato: Los defensores universitarios dan la razón a los trabajadores. En sus páginas aparecen asimismo varios usos del masculino en su uso no marcado, y no encuentro en ellas ni un solo grupo nominal desdoblado (ya no somos los únicos en defender […]; la atención a los estudiantes; el legítimo derecho de los empleados públicos, etc.). Lo mismo cabe decir de los documentos de la UGT (un ejemplo, entre otros muchos, es la Carta de derechos de los trabajadores en paro del 2-12-2010). No he sido capaz, por otra parte, de encontrar un solo documento de CCOO o de UGT en el que aparezca la expresión desdoblada empresarios y empresarias.»

La clase política se toma a mal que la RAE la deje en evidencia

En la clase política los elogios al citado informe han sido contados. El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, lo ha elogiado señalando que «está lleno de sentido común», y ha lamentado que «muchas veces no se tiene en cuenta el criterio profesional» de la RAE a la hora de elaborar guías como las antes mencionadas. En la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados sólo Toni Cantó, de UPyD, ha apoyado el informe: PP, PSOE, CiU e Izquierda Unida se han desmarcado de la RAE en mayor o menor medida. No es raro que la mayoría del arco parlamentario se haya sentido fastidiada con el informe de la RAE, pues deja en evidencia a los propios defensores de esas absurdas exigencias feministas, entres los que figuran miembros de los citados partidos. Bosque considera que esas guías se hacen pensando en el lenguaje oficial, y comenta: «se ve como algo enteramente natural que la autoridad, el responsable o el gestor que desdobla usuarios y usuarias o ciudadanos y ciudadanas se olvide de su desdoblamiento cuando ya no esté delante de un micrófono o de una cámara. Una vez abandone la tribuna o el estudio de grabación, dirá que “va a cenar con unos amigos”, sin intención de excluir a las mujeres, o que “tiene que ir al colegio a recoger a sus hijos”, sin que hayamos de suponer que no tiene hijas. Hablará, en una palabra, como todo el mundo.»

Las feministas contestan con exabruptos los argumentos de la RAE

Desde medios feministas la respuesta ha sido puramente histérica. Rafaela Pastor, de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, ha tachado el informe de «aberración» para la Humanidad. No conforme con eso, ha vinculado el lenguaje sexista con «una lacra que en este país se viene cobrando desde 2003 entre 60 y 70 mujeres por año», como si decir «los estudiantes» para referirse a personas de los dos sexos fuese una de las causas de la violencia contra las mujeres. Delirante, en fin. Pero la señora Pastor no se ha detenido ahí: además, ha subido aún más el tono mostrándose «convencida» de que si en el Consejo de Estado, el Tribunal Supremo o la RAE «hubiera habido paridad desde el principio, no estaríamos lamentando los crímenes contra las mujeres», con lo cual está sugiriendo que la presencia mayoritaria de hombres en esas instituciones es la causa de los asesinatos de mujeres. Por desgracia, no es la primera vez que el lobby feminista más radical busca imponer sus dictados ideológicos a toda la sociedad a base de insinuaciones calumniosas como ésa: es la técnica de coacción moral de la que se sirve desde hace décadas.

Desde la Federación de Mujeres Progresistas, la sección feminista del PSOE, Yolanda Besteiro ha afirmado que la RAE «debería modificar y revisar el diccionario para hacerlo más acorde a los tiempos actuales». ¿Y quién decide cuáles son las características lingüísticas de los tiempos actuales? ¿La Federación de Mujeres Progresistas, acaso? La inmensa mayoría de los españoles no aplican en su vida diaria los disparates lingüísticos de esas guías feministas. ¿Les considerarán anticuados desde la FMP? Además, Besteiro ha acusado a la RAE de «querer retrotraer a los tiempos donde el fuego se hacía con piedras». ¿Acaso cree que quienes no seguimos los dictados lingüísticos feministas desconocemos las cerillas?

Es muy de agradecer que la RAE haya tenido un gesto a favor de la razón y del sentido común, que son las mejores cosas a las que de puede apelar ante los disparates de los totalitarios, sea cual sea el disfraz ideológico que usan. Mi aplauso para Ignacio Bosque por ese excelente informe.

Entradas relacionadas:

Así queda el sexista himno del PSOE tras aplicar los dictados de Elena Valenciano
La imposición socialista llega a los recreos
Barbie, prepárate, que van a por ti
Ya somos una sociedad más controlada

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. jarcas

    En tu artículo dices: «son 18 páginas bien argumentadas y razonadas y con unas enormes dosis de sentido común. Será por eso que ha causado malestar en casi toda la clase política». Pero, hombre, por favor, ¿todavía no sabes que la argumentación coherente no le interesa a esa gentecilla apoliticada? Ya lo decía Cervantes, en el inicio de su Quijote, cuando al caballero de la triste figura le parecía la mejor prosa posible aquello que había leído en la mayor bazofia literaria de la época: «la razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece». Pues así andan estos jamelgos politicastros.
    Un saludo.

  2. Pablo el herrero

    Pues aprovechando el escrito de la RAE (yo habría hecho otro escrito del lenguaje sexista impuesto por el feminismo), ¿para cuando el tal Ignacio Bosque va a incorporar en el diccionario de la RAE palabras y conceptos como hembrismo, feminazi, misandria, entre otras? Pues cada vez se utilizan más. Ya va siendo hora, ¿no?

    ¿O es que para la RAE no son buena prueba de uso de dichas palabras las leyes fasciofeministas de divorcio, de discriminación positiva feminista, la ley de violencia de género…?

    Cada vez que leo un texto feminista es todo él una perfecta ilustración de lenguaje sexista, no de carácter machista, sino de carácter hembrista. Y ello me lo dicen cada día más hombres, no pocos en otrora, muy feministas ellos (hasta que el feminismo les victimizó vía leyes hembristas de divorcio) los cuales para nada se sienten representados en tales textos (ya no digamos, los que por nuestro trabajo, nos movemos periódicamente con la epistemología, la semiótica, y otras técnicas del análisis del discurso).

    Así por ejemplo, en dichos textos feministas es repugnante el uso del genérico masculino cuando quieren ocultar la maldad femenina (“cada día hay más casos de maltrato de padres a hijos”, en estos casos la paridad “padres y madres” la silencian, cuando todos sabemos que el mayor número de maltrato incluidos los asesinatos de hijos son realizados por las madres).

    En algunos textos feministas que tocan estos temas de asesinatos de hijos, incluso utilizan el calificativo de “verdugo” cuando el asesinato de ese hijo lo realiza el padre, pero en ningún texto feminista he visto utilizar el calificativo de “verduga” (palabra que tampoco existe en la RAE) cuando es la madre la asesina de su hijo. Por lo visto queda muy “güay” lo de “miembros y miembras”, pero lo de “verdugo versus verduga” no está el lenguaje feminista por feminizarlo. ¡Que curioso!

    …y como esos ejemplos, hasta el “in eternum”.

    Yo sólo conozco un lenguaje sexista:

    EL LENGUAJE HEMBRISTA QUE EL FEMINISMO QUIERE IMPLANTAR

    Feminismo = Fascismo

    Pablo el herrero

  3. Así que ahora resulta que los crímenes en el entorno familiar se producen por culpa del lenguaje… Lo que hay que oir.

  4. pacococo

    Ya he dejado mi opinión al respecto en la entrada correspondiente de Anghara.

    Pero si quiero señalar que al parecer los académicos nofueron del todo unánimes para el comunicado y que incluso muchos lo han hecho con miedo. Miedo que no entiendo demasiado pues el cargo es vitalicio y la mayoría tienen una cierta edad que los situa por encima del bien y del mal. Y es quelas feminazis son terribles.

  5. Anonimo

    Algunas veces les he preguntado a feministas, por qué es obligatorio cuando se refieren a varones usar palabras con terminaciones «femeninas», ejm: por qué se dice futbolista y no futbolisto, o atleta en vez de atleto, periodista en lugar de periodisto, en fin.

  6. Xena

    Más que «mordaza», yo diría absurda verborrea, porque, caramba, los rodeos que hay que dar para hablar «políticamente correcto» 😉

  7. Cuando digo «mordaza» en el título de la entrada no lo hago por capricho. Ved por ejemplo la Ley de igualdad de género de Andalucía, aprobada en noviembre de 2007. Su Artículo 4 menciona los principios generales de actuación de los poderes públicos de esa región, y en su punto 10 señala:

    «La adopción de las medidas necesarias para eliminar el uso sexista del lenguaje, y garantizar y promover la utilización de una imagen de las mujeres y los hombres, fundamentada en la igualdad de sexos, en todos los ámbitos de la vida pública y privada.«

    Estos fanáticos no sólo pretenden, como apunta el informe de la RAE, imponer esta patochada feminista en el ámbito oficial: quieren imponerla también en nuestra vida privada, y para ello se disponen a «adoptar medidas». Me pregunto cuáles: ¿poner una Policía lingüística que nos espíe en nuestra vida privada para comprobar si nuestra forma de hablar se ajusta a sus cánones ideológicos?

    En fin, son unos totalitarios en el sentido estricto de la palabra.

  8. Xena

    Lo sé Elentir, lo sé .. y eso por no hablar del dispendio económico (monetario,me refiero, de economía lingüística no entienden (claro, que de la otra,tampoco)): la Junta de Andalucía se gastó 18000 euros en sus guías ecofeministas

  9. Pirenaico

    Estamos haciendo el ridículo permitiendo que nos impongan un modo de hablar que precniza la estúpida progresía izquierdista en España…..

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.