Justifican el asalto a una catedral invocando la libertad de expresión

Pussy Riot: ¿no quedábamos en que tu libertad acaba donde empieza la del otro?

Tres de las chicas que aparecen encapuchadas en este vídeo fueron condenadas ayer a dos años de cárcel por “acciones provocadoras y humillantes en un templo religioso”. Las autoras fueron un grupo de rockeras que se hacen llaman “Pussy Riot”, y el lugar que asaltaron fue una catedral de la Iglesia Ortodoxa en Rusia. Desde luego, dos años de cárcel me parece una pena excesiva, pero discrepo totalmente de quienes defienden a las asaltantes invocando la libertad de expresión e incluso la libre manifestación artística.

Asaltar una iglesia es una clara agresión a la libertad religiosa

Cuando un grupo de personas encapuchadas asalta un templo religioso para montar una bronca en su interior, ofendiendo gratuitamente a los creyentes y agrediendo su derecho a profesar libremente su religión, entonces no estamos ante un ejercicio de la libertad de expresión, sino ante un clarísimo abuso de ella. Una de las asaltantes ha alegado que si en la catedral asaltada hubiesen cantado “Madre de Dios, protege a Putin” en vez de “Madre de Dios, echa a Putin” no habrían sido enjuiciadas. Es una pobre defensa a la vista del vídeo. Y es que para manifestarse contra Putin -algo legítimo- han recurrido a un medio ilegítimo como es agredir la libertad religiosa de terceros. Es una actitud tan criticable como la de aquellos que consideran que su libertad de manifestación les da derecho a cortar calles como y cuando les dé la gana, vulnerando con ello la libertad de circulación de los demás.

¿Aceptarían Sting o Madonna que reventaran así uno de sus conciertos?

Si las asaltantes querían provocar su detención para hacerse las víctimas, y hay que reconocer que no pudieron hacerlo de mejor forma, porque sabían que iban a contar con el apoyo de cantantes como Sting, Madonna, Björk y los Red Hot Chili Peppers, que han salido en su apoyo. Me pregunto si éstos y otros cantantes hablarían de libertad de expresión si en vez de una catedral, los alborotadores de turno hubiesen reventado uno de sus conciertos, montando una trifulca y ofendiendo a esos artistas y a sus seguidores. Si aceptan la idea de que la libertad de expresión concede a cualquiera el derecho a agredir la libertad de los demás, entonces deberían asumir las consecuencias y aceptar, dócilmente, que cualquiera pueda interrumpir sus espectáculos. ¿O es que pisotear la libertad ajena sólo es aceptable cuando los pisoteados son cristianos y la bronca se monta en una iglesia?

La intolerancia a la religión no le da derecho a nadie a asaltar iglesias

Hago esta última pregunta porque cierta izquierda parece haber asumido que para conseguir sus propósitos vale todo, y no es así. El año pasado en España otro grupo de izquierdistas asaltó una capilla católica en la Universidad Complutense de Madrid, ofendiendo y humillando a los creyentes que ejercían su derecho a la libertad religiosa en ella. Esa agresión anticatólica provocó la condena de más de 900 catedráticos y profesores universitarios, pero la izquierda no dudó en salir en apoyo de las asaltantes. Da la sensación de que algunos se han creído que las más elementales normas de convivencia no rigen para ellos, simplemente porque desprecian a quienes profesamos una religión. Esa izquierda parece creer que su intolerancia a ciertas religiones -digo a ciertas porque con los musulmanes no se atreven a meterse- les concede derecho a pisotear la libertad religiosa de los demás, y no es así, de la misma forma que el hecho de rechazar ideologías totalitarias como el marxismo no nos da derecho a otros a asaltar sedes de Izquierda Unida, por poner un ejemplo.

La técnica Gordillo: justificar un asalto desprestigiando al asaltado

La diferencia entre España y Rusia es que aquí está saliendo gratis agredir a los creyentes, y en Rusia el que la hace la paga, con más rigor del que sería deseable. Insisto en que la pena me parece desproporcionada, pero me niego a presentar a estas rockeras, que no han mostrado ningún arrepentimiento por su asalto, como unas mártires de la libertad de expresión. Me niego a aceptar también que se justifique ese asalto con críticas a la Iglesia Ortodoxa. Si hiciera eso tendría que aceptar, por ejemplo, que los condenados por allanamiento de morada sean tratados como mártires de la libertad de circulación siempre que la izquierda considere que el dueño de la propiedad ha hecho algo criticable. A este paso no me extrañaría que viésemos algo así. Ya hemos visto a la izquierda justificar una agresión desprestigiando al agredido en el caso de Sánchez Gordillo: muchos energúmenos no han dudado en defender el robo a un establecimiento de Mercadona lanzando todo tipo de acusaciones contra la empresa propietaria, en una aplicación al ámbito de los supermercados del viejo argumento de la violada como culpable de la violación por llevar minifalda. Y es que cierta izquierda desprecia esa máxima de que la libertad de uno acaba donde empieza la de otro. Algunos creen que su libertad les da derecho a ciscarse en las libertades ajenas, asaltando iglesias, supermercados o bancos, cortando calles o haciendo lo que les dé la gana porque, a fin de cuentas, su ideología les hace superiores a los demás. Ya va siendo hora de que caigan de la burra.

Entradas relacionadas:

El asalto a una capilla en la UCM, ¿cuestión de pluralidad de cultos?
¿Hacia una Bücherverbrennung laicista?

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Elentir, no estás en nada 8)

    Lo de Sanchez Gordillo y lo de estas tipas, son “actos simbólicos”. Ahora a los delitos de todo tipo se les llama así según el lumbreras Sanchez Gordillo y su banda de catetos pero listos sujetos.

    Pienso que todo este caos a nivel mundial, liderado por politicos y jueces, terminará, no sin antes hacer el mayor daño posible. La alegria es que ni uno solo de estos quedará impune en el Juicio del que nadie escapa, y en el que la Justicia es JUSTA de verdad. Los años pasan para todos y el final llega sin remedio. No tengamos prisa, pero recemos.

    A propósito de este tema, me gustaria que leyeras un libro en el que podrás entender todo esto que viene sucediendo. Se titula “Así se vence al demonio”, basado en testimonios y hechos reales actuales, que estan a la orden del dia y estan sudediendo a diario. Aparece incluso Juan Pablo II además de obispos y sacerdotes, y personas de a pie.

    Se trata de que si más gente lo leyera, y el clero actuara mejor, las cosas serian diferentes. Si embargo este libro va unido (yo uno ambos por su común tema), a otro “La Virgen que veneró Juan Pablo II”, un libro que puede llevar a la conversión incluso de personas del clero. 🙂

  2. Orinoco

    Pues yo, Elentir, estoy con ellas. No apruebo ni mucho menos los métodos que han empleado (Desconocía que hubiesen ocupado el templo, pensaba que la Iglesia Ortodoxa, incomprensiblemente, les había dejado tocar ahí); pero estoy convencido de que si no hubiesen criticado a Putin con sus canciones no les habría pasado nada. En Rusia está prohibido criticar a Putin, y al que se atreve lo encarcelan o directamente lo hacen desaparecer. Y estoy pensando en Politovskaya, Jodorkoski y estas mismas chicas; que ni son las primeras ni serán las últimas.

  3. Acabo de ver esta entrada tuya. Aporto la mía

    Las chicas punk Pussy Riot: de la profanasión de una catedral a la cárcel
    http://actualidadyanalisis.blogspot.ch/2012/08/las-chicas-punk-pussy-riot-de-la.html

  4. El Tíol Bastón

    La gente es desaforadamente extremista, y cuando no se pasa por un lado lo hace por el otro. Pero dentro de esta imposibilidad física de quedarse en la moderación, onfieso que a mí me gusta más la solución que le dan las autoridades rusas a este tema que el que le están dando las españolas. Y eso que los jefecillos hoy en Rusia son los herederos del hiperfuncionariado soviético.

  5. Luna

    ¿Álguien sabe de quien sea -y de la religión que sea- que haya interrumpido un concierto de rock para celebrar un rito en el escenario? Y creo que sería menor atentado, pese a la incongruencia de la situación.

    Aparte de esto, me he quedado un poco confuso con esto: Dice Elentir:”Una de las asaltantes ha alegado que si en la catedral asaltada hubiesen cantado “Madre de Dios, protege a Putin” en vez de “Madre de Dios, echa a Putin” no habrían sido enjuiciadas. Es una pobre defensa a la vista del vídeo. ” ¿Es que el rito ortodoxo incluye un himno gregoriano para pedir la protección del espía?. Ya está visto que cualquier excusa es buena.

  6. Orinoco: comparar a estas tías con Politovskaya es como comparar a Sánchez Gordillo con Cáritas… Si estas tipas querían criticar al déspota ruso tenían muchas formas legítimas de hacerlo. Asaltando una catedral y ofendiendo a los creyentes sólo han conseguido ponerle la cosa en bandeja a Putin. Es lo que suele pasar cuando algunos se creen que el fin justifica los medios. En esto, por cierto, tanto Putin como esas rockeras parecen estar de acuerdo.

  7. Alfonso

    Lamento no coincidir, pese a discrepar ideologicamente con Pussy Riot, con creencias politícas delirantes:acusar al juez de estalinista mientras se acude a la vista con una camiseta con el lema del stalinismo español del 36: No Pasaran.
    Todo el juicio farsa tiene una pinta de una tramoya montada por el putinismo, además la ortodoxia rusa cismatica se ha caracterizado por su sumisión al poder:
    http://santaiglesiamilitante.blogspot.com.es/2009/01/la-iglesia-ortodoxa-rusa-y-el-comunismo.html
    Pero lo interesante es que mientras Occidente apoya a este grupo punk, justamente, se olvida de un caso similar mucho más sangrante:Linda Gibbons. http://www.aceprensa.com/articles/la-nica-mujer-en-la-carcel-por-el-aborto/

  8. Samdro

    Hasta el llamador de mi casa suena mejor. Estas cosa se hacen para buscar publicidad gratuita, cuando no se tiene un mínimo de talento…

  9. Contento

    La publicidad que estas impresentables han querido obtener de forma gratuita, pude costarle la ruina definitiva si el gobierno ruso les hace cumplir los dos años de condena de forma intregra.
    La cárcel no es la casa de estas niñas donde se quejan porque sus papás les obligan a seguir una normas.
    Esta juventud es la que “enaltece la libertad”. ¿Qué sabrà esta gente lo que es la libertad?

  10. Álvaro

    Curiosidad: en el altar se ven 4 chicas y algún músico haciendo el paripé abajo. ¿Por qué no juzgan a todos?

  11. Los demás huyeron. De hecho ahora mismo están buscando a las demás integrantes del grupo.

  12. Muy acertada la referencia de Elentir al asalto de los “indignados” (esa misma gente, meses después, acaudilló la “indignación”) contra una capilla en el campus de Somosaguas de la Universidad Complutense, con la gran complicidad del mismo rectorado. Irrumpieron en una misa y la montaron muy parda. Pero cuentan con el respaldo del rector.

  13. ravenous

    Mas allá de las formas, yo apoyo a estas chicas, porque su reivindicación es muy válida. El punto que ellas hacían eligiendo una iglesia para su protesta (que es un punto que reflexionando también debería indignar a los católicos y cristianos) es que Putin y su aparato llevan años politizando los “escenarios” (si los puedo llamar así) de la iglesia ortodoxa rusa (iglesias, misas, etc) con fines electorales. Putin “viste” su quasi-dictadura con los símbolos de la iglesia para dotarse descaradamente de legitimidad. Las chicas estas denuncian (con toda la razón) que Putin se apropie de la liturgia de la iglesia con fines electoralistas y deciden que si Putin hace sus “actos” en las iglesias, ellas también tienen derecho a hacer los suyos. A mi personalmente no me gustan este tipo de actos de protesta circense, pero entiendo sus motivos y creo que es muy peligroso aplaudir la sentencia que las condena a 2 años de carcel viniendo de quien viene.

  14. Lo que buscaban esas chicas es un pretexto para cargar contra una religión que la izquierda odia de forma visceral. Si hubiesen querido protestar podrían haberlo hecho en la calle, pero prefirieron protestar ofendiendo a los creyentes. A mí esa forma de actuar me parece tan intolerante en sus motivaciones como la de Putin.

    Dicho sea de paso, aquí va una muestra de lo que entienden por respeto las seguidoras de las Pussy Riot:

    Esto ocurrió el 17 de agosto en Ucrania. En la foto se ve a unas feministas talando una cruz de madera erigida en Kiev en memoria de las víctimas de la represión política soviética. En fin, lo dicho: las Pussy Riot son otro producto de la basura totalitaria de la extrema izquierda.

  15. sofia saxe ivanovna

    ¿Por qué no darles una oportunidad? Prestemos ojos nuevos para analizar los sucesos.
    Esta y otras generaciones nacieron y se formaron bajo el adn sangriento desde Lenin-que asesinó tanto como Hitler. Mientras, las potencias occidentales, le ayudaban.En Ucrania y Kubán morían de hambre: seis millones de personas.Fuera de Hitler, para las miopes potencias no existía más enemigo y engordaban a la inmensa rata roja que corroía las entrañas de los hijos verdaderos de la Madre Rusia.
    Stalin que manipuló a Roosevelt como una muñeca de trapo. Y de aquí, amputar el espíritu, matar la sensibilidad.todo se mide en metros cuadrados,
    Y como decía el maestro Solzhenitsin¿Preguntadle a un tumor canceroso por qué se agranda? ¿Y dónde estaban los Patriarcas? Comían lo que les echaban los jerarcas comunistas y sus compañeras e hijos no carecía de nada.El pueblo sabía de su venta y comercio.
    Y los staretz en los pueblos a escondidas hablaban de Dios y su Madre. Y se envíaban Biblias y Santos Rosarios. Más el pueblo sigue enfermo.No es una ofensa A LA iGLESIA, es que no tienen conocimientio de ella, y si saben del precio de los primados.
    Rusia aún no sabe de la libertad responsable. Y en el tiempo que se aproxima veremos al dictador de la kgb:putine ir contra Israel y Europa.
    Unna oportunidad y una espera.

  16. ¿Las integrantes de Pussy Riot no son responsables cuando asaltan una catedral y ofenden a los creyentes? ¿Tampoco lo son cuando dicen que no se arrepienten de ello? ¿No son responsables esos miserables que talan una cruz en Ucrania?

    En fin, me niego a pasar por ese aro. Pase que esas tipas hayan conseguido el apoyo de ciertos gobiernos, pero me niego a apoyar a unas tías que no muestran el menor respeto por las creencias ajenas.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.