La escalofriante historia de Abel, un superviviente en la España del aborto

En un hospital público presionaron a los padres de este niño para que lo matasen

Dom 17·2·2013 · 18:55 25

El niño de este vídeo se llama Abel. Hace 4 años personal de una maternidad pública intentó impedir su nacimiento, presionando a sus padres para abortar tras decirles que el niño nacería con espina bífida. En el hospital dieron a sus padres sólo media hora, y “ahora mismo”, para que decidiesen entre la vida o la muerte de su hijo.

Gallardón sigue aplazando y sigue sin dar nuevos detalles sobre su Ley del Aborto
Aborto: el PSOE e IU muestran su desprecio por los discapacitados
La moral abortista: salvar a lobos y matar a niños discapacitados antes de que nazcan

Cuando su padre preguntó al personal sanitario cómo harían eso, se lo dijeron sin rodeos: al niño le clavarían una aguja directamente en el corazón. Esa forma de ejecución, conocida como aborto por inyección intracardíaca, consiste en clavar una larga aguja en el corazón del niño para introducir en él cloruro de potasio o algún otro líquido que le cause, de forma inmediata, un paro cardiaco. Este método para matar a seres humanos inocentes e indefensos se utiliza desde hace tres décadas, generalmente cuando la víctima tiene unas 16 semanas de edad. Luego se induce el parto para que la madre dé a luz a su hijo ya muerto. A esta salvajada es a lo que los abortistas llaman “derecho”, disfrazándola con el eufemismo de interrupción voluntaria del embarazo.

Enfadados por la decisión de los padres de respetar la vida del niño

El padre de Abel explica en qué consiste eso que algunos defienden bajo el título de elección: “para los médicos éramos jueces, nosotros: bastaría decir ‘sí’ para que a nuestro hijo lo mataran”. El personal que les atendió acogió con enfado la decisión de los padres de no matar a Abel. Intentaron convencerle de que nacería con un 80% de malformación, que podría ser ciego, sordo, mudo, incluso un “vegetal”. La respuesta de los padres de Abel a las presiones del personal sanitario fue rotunda: “Nosotros no somos quién vara decidir la vida de nadie, aún más la de nuestro hijo.” Su padre cuenta la despreciativa respuesta de una de las enfermeras: “Ustedes y sus creencias”. Resulta espeluznante que la defensa del más primario de los derechos humanos sea, para algunos, un asunto de creencias, y que en un país que se considera civilizado y avanzado exista la posibilidad de decidir la muerte de un ser humano bajo la mera sospecha de que padecerá alguna minusvalía, o por la simple voluntad de sus padres.

¿A qué espera el gobierno de Rajoy para frenar esta matanza?

Desde aquí mi agradecimiento al equipo de Derecho a Vivir en Barcelona, que fue el que contactó con los padres de Abel, y a HazteOir.org por difundir la historia del pequeño en su canal de Youtube. Este vídeo se proyectó ayer durante el V Encuentro Nacional de Derecho a Vivir, en el que se dieron cita delegados y voluntarios de esta plataforma para buscar la mejor forma de conseguir que más pronto que tarde el aborto sea abolido en España. De la consecución de ese objetivo dependen las vidas de miles de niños como Abel: nada menos que 118.359 en 2011. Me pregunto a qué narices espera el gobierno de Rajoy para poner freno a esta matanza.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.600

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Enlaces y trackbacks:

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El niño de este vídeo se llama Abel. Hace 4 años personal de una maternidad pública intentó impedir su nacimiento, presionando a sus padres para abortar tras decirles que el niño nacería con espina bífida. En el hospi……

Comentarios:

  1. Juana de Arco

    Haría falta el nombre del hospital para denunciarlo ¿sabes que hospital es?

  2. Ni idea. Lo sabrán en DAV Barcelona.

  3. Juana de Arco

    Habria que preguntarles porque creeran que es un montaje, y es demasiado horrible para dejar al hospital en el anonimato

  4. ¿Y quiénes “creerán” eso? ¿Los mismos que creen que un niño no nacido no es un ser humano? A mí lo que crean o dejen de creer ésos ya no me quita el sueño. Qué les zurzan.

  5. Juana de Arco

    Digo que difundamos el nombre del hospital, al menos les haremos buen daño a los de esa maternidad, que imagino conocen muchos en cuanto salga dicho nombre, y puede que los señalen.
    Con el vídeo y el testimonio de esos padres, se pueden llevar a los tribunales a esa gentuza.
    Podriamos ir aprovechando estas cosas que se salen de lo que no sabemos,ni vemos, ni tenemos padres victimas que testifiquen.
    Este caso lo veo muy bien para entrullar a esos asesinos/as

  6. Álvaro

    Se inyecta cloruro potasio, el corazón siente que la sangre se espesa, al niño le falta oxígeno y empieza a sentir agobio. Es la sensación de un ahogado atado a una piedra; utiliza todos sus recursos para evitarlo, las convulsiones son movimientos reflejos, el feto ya ha desarrollado todos los sensores de dolor, pero no ha desarrollado (lo haría dentro de unos meses si le dejaran vivir) el mecanismo de defensa del colapso, del sock que hace a los adultos quedarnos inconscientes ante un trauma avenido. Pero el movimiento compulsivo se irá apagando según la agonía vaya llegando a su fin. El corazón quedará negro, inútil, como el de la madre. El médico cobrará sus 500€ de comisión, porque es lo único que le motiva, no es tonto y sabe cómo reacciona el feto al dolor, pero 500€ por intervención… le merecen la pena.

  7. “Ustedes y sus creencias”

    Me viene, en un caso así, una enfermera con esto y los nervios de mi mano derecha se activan peligrosamente. O me tendrá que aguantar toda clase de insultos. Y eso que soy pacífico.

    Lo que me pregunto es qué creencias tiene esta enfermera ¿tendrá como Dios al Doctor Menguele? Me imagino. En fin, es realmente triste que el matar se considere un derecho incluso superior al de la vida.

    Por cierto, que aunque se sepa el nombre del hospital seguramente no pasaría nada. Vivimos en una sociedad enferma que acoge estos casos como mínimo con indiferencia, si no con satisfacción.

    Saludos.

  8. Juana, ¿esperas que les condenen por eso en un país en el que esas salvajadas se hacen al amparo de la ley? Esto es España, no Irlanda ni Malta. En esos países no les habría salido gratis presionar a unos padres para un fin tan abyecto.

  9. luisa carrasco

    Lo cierto es que ese tipo de presiones parecen estar a la orden del día. Ya me han contado varios casos similares (muchos de ellos, además, han terminado con la inmensa alegría por parte de los padres de tener a hijos completamente sanos). El más cercano es el de mi sobrino Ángel, que, como sabes, será intervenido en unas horas.
    Como mi padre es ginecólogo (aunque ya jubilado), durante los embarazos tanto de mi hermana y míos, como los de mis cuñadas, acostumbra a acompañarnos al hospital cuando hemos tenido que hacernos alguna ecografía o revisión importante. Pues bien, en la única ocasión que mi cuñada fue sola a hacerse una ecografía el año pasado, cuando había cumplido casi de seis meses de embarazo, el médico que la atendió detectó una «anomalía grave» y no contento con preocuparla o asustarla, le insistió en la de problemas que le traería ese niño a ella e incluso a sus hermanos y que si había pensado en llevar a mis sobrinos (entonces de 1 y 4 años) a algún centro de Educación Especial para que se fueran acostumbrado a «la clase de hermano» que iban a tener… La pobre, aunque se llevó un mal rato, le soltó cuatro verdades al tal médico, pero no hay derecho a tratar a nadie así, por muy mal que pinte la cosa.
    Ciertamente, Ángel está teniendo algunos problemas de salud (que Dios quiera que se vayan solucionando), pero eso no le impide tener el mismo derecho a la vida que cualquier otro ser humano nacido o en gestación.
    En fin, duele pensar la clase de monstruos (ellos sí que lo son) en la que se han convertido algunos médicos. Dios quiera que la vida les haga reconocer su error y puedan ayudar algún día a impedir que otros lo comentan.

  10. Rajoy no moverá un dedo. El maestro de la política del avestruz, el cnidario de los políticos, el calamar supremo, el hombre zoo no moverá un dedo. Y si no os gustan sus principios… tiene otros.

  11. Alfonso

    Los energumenos abortistas no tienen escrupulos morales, Leroy Carhart ha añadido 2 nuevas victimas a su larga lista de asesinatos : http://www.lifesitenews.com/news/wapo-columnist-concern-over-woman-killed-in-abortion-39illegal-violation-of
    Debido a que el bebe abortado tenía la asombrosa edad gestacional de 33 semanas sospecho que el motivo de infanticidio era eugenesico como en el caso de Abel.
    Yo ya había leido bastante de este medico abortista antes, Leroy Carhart según sus propias palabras se jactaba de matar bebes,tanto sanos como discapacitados, de 36 semanas o más de gestación. Se suele nacer a las 37-42 semanas de gestación. Pero lo más terrorifico de Leroy Carhart es que habia confesado en el pasado de rematar a los bebes nacidos de fallidos abortos tardios despues de su nacimiento. Una ley federal fue aprobada por el Congreso federal de Usa para impedir estos crimenes. Por cierto una ley similar a esta de Illinois fue rechazada 2 veces por el entonces senador estatal Obama.

  12. Alfonso

    Los aborteros, un ejemplo de filantropia y antirracismo: La Sierra University’s Edward C. Allred Center honors notorious abortionist
    http://advindicate.com/?p=2560

  13. sofia saxe ivanovna

    Eso. Saber sus nombres y apellidos.Hospital.
    Se busca personal para rodar en Baeza, “La sombra roja”,se necesita: médico desnaturalizado,gorrona vestida de blanco con lunarcitos rojos. Diablo cojo newyorkino.

  14. Pilar

    Ese tipo de abortos, por desgracia esta a la orden del dia, yo estuve mucho tiempo atendiendona una chica mexicana, en mi faceta de apoyo a red madre , que de la noche a la mañana desaparecio, dejo de coger el telefono y a la vuelta me llamo. Por 500€ aborto en Sevilla su hijo de 7 meses de embarazo , y sin ninguna malformacion.
    Creo que nunca se recuperara, la segui viendo pero desaparecio, y realmente estaba hecha un trapo por que era muy consciente de que era su hijo( sabia que era niño).
    En su caso el instigador fue el novio, y fue el que busco al asesino.
    Mientras que estas personas sigan impunes, como el doctor Morin, esto no tiene arreglo. Me he alegrado mucho cuando he visto que la fiscalia tambien recurre.
    Primero hay que conseguir que le condenen, y luego la derogacion de la Ley. Una cosa va con la otra, si no se aplica la ley , aunque sea mala, que vamos a conseguir, hay que ser realista, hay que conseguir que vivamos en un Estado de derecho,
    Y ¡¡¡Vivan nuestras Creencias!!!
    Y que suerte hatenido ese niño de tener esos padres.

  15. Casi siempre es el novio, o el marido, el que presiona a la mujer para abortar. Ya me lo han contado personas que trabajan en asociaciones de ayuda a mujeres embarazadas. El aborto se ha convertido en un método legal por el que el muchos hombres eluden su responsabilidad y cargan a sus parejas con el cargo de conciencia de haber matado al hijo que llevaban en el vientre. Y las feministas defendiendo eso como si fuera la panacea de los derechos de la mujer…

  16. Antón

    Defendo o dereito destes padres a te-lo seu fillo, pero non entendo que se pretenda impoñer este inferno a quen non quere, que é o que moitos dos comentaristas defenden.

  17. ¿Ti chamas “inferno” a que un neno teña a oportunidade de vivir? Máis ben o inferno é que algúns pensedes que hai dereito a matar a seres humanos inocentes e indefensos polo mero feito de teren unha minusvalía. É unha vergoña que esa forma de pensar, propia de nazis, se esté impoñendo nun país que se di democrático.

  18. Antón

    Perdona pero os nazis mataban a xente en contra do criterio dos seus pais, incluso chegaron a matar a nenos epilépticos, a túa comparativa é sensacionalista. Por certo, eu fun voluntario durante moitos anos, catro, con rapaces con minusvalía intelectual, así que prexulgas a xente coa que falas.
    En calqueira caso aconséllote que vaias a un centro de profundos coma o de Laraño para que vexas o que son algunhas desas enfermidades (que non teñen nada que ver con outras coma a Síndrome de Down, onde o discapacitado pode acada-la autonomía) e a situación na que se ven as familias; necesítase un traballador por cada tres internos, o custo é inmenso e as subvencións son limitadas. Mira ti, agora sí que me podes chamar nazi por aludir a economía, pero non deixa de ser irónico que un goberno que retira a atención sanitaria a milleiros de persoas para aforrar décimas no PIB impoña un custo económico e emocional tan grande a pequenas familias. Se os católicos militantes vos fixésedes cargo destas cousas pois vale, peró aquí polo menos as asociacións son laicas e pagadas polas familias e a administrción.

  19. Eu tamén estiven de voluntario nun dos centros vigueses que axudan a minusválidos: centros católicos, por certo. O que me parece moi hipócrita pola túa parte é apelar ó teu voluntariado para lavar a túa defensa de que se mate ós nenos e nenas minusválidos antes de nacer, como se as súas vidas non fosen dignas de seres respetadas. O que demostras é que non aprendiches nada no teu voluntariado. Semella que máis que darte de conta de que estabas axundando a personas, tomaches como un estorbo ós minusválidos, e igual que os nazis, agora pensas que o mellor é “eliminar” ese estorbo.

    Dende logo, pobre defensa é que digas que os nazis non contaban cos pais para matar ós minusválidos. ¡Vaia unha defensa! Vamos, que segundo a túa forma de pensar, que certos pais queran matar ós seus fillos antes de nacer xa lexitima esa salvaxada.

    E fai o favor de non apelar ós recortes sanitarias para defender ti recortes en dereitos humanos para os minusválidos. O teu discurso lembra ós de moitas dictaduras, que pisotean os dereitos humanos pero se defenden dicindo que teñen moi boa sanidade ou educación. Xa o fixo o franquismo e agora faino tamén o comunismo cubano. Ó final, parece que a certas personas os dereitos humanos dos más indefensos impórtanvos un carallo, o único que vos importa é levar unha vida cómoda e non ver a eses “estorbos” incomodando a vosa conciencia.

  20. Alfonso

    Antón te equivocas al decir:”pero os nazis mataban a xente en contra do criterio dos seus pais, incluso chegaron a matar a nenos epilépticos, a túa comparativa é sensacionalista.” De hecho los padres (carta erroneamente atribuida a la abuela del bebe en algunas fuentes) de de un niño ciego y subnormal con sólo dos extremidades, internado a finales de 1938 en la clinica pediátrica de la Universidad de Leipzig; los padres de ese niño solicitarón a Hitler que le garantizase la “muerte por compasión”, cosa que ocurrió seguidamente. A partir de entonces, Hitler ordenó poner en marcha un programa que aplicase los mismos criterios de misericordia” a casos similares. El 18 de agosto de 1939 se dispuso la obligación de declarar a todos los recién nacidos con defectos físicos.

  21. Alfonso

    Antón deberias leer esto: Carlo Gionavardi ha podidode clarar que “la legislación nazi y las ideas de Hitler estan resurgiendo en Europa, en Holanda, a traves de la eutanasia y el debate sobre cómo se puede matar a los niños afectados por patologías”.

    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5469

  22. Alfonso

    Todo está abonado para el retorno del eugenismo genocida si una fuerte Cultura de la Vida no lo frena.

    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=10374

  23. El problema que tiene Antón es que para él, que una persona nazca con una enfermedad es un infierno (Quizá no lo sea para el sujeto), pero no es ningún infierno que un estado permita matar a quienes no gozan de perfecta salud. Lo defino como infierno socialista.

    Antón no considera en ningún momento la legitimidad que pueda requerirse para que un estado pueda disponer un acto en concreto y que jamás la encontraremos para matar a sus ciudadanos. Pero si verdaderamente creyera que esta legitimidad existe, me horrorizo de pensar que en un momento dado podría llegar a la conclusión de que esta potestad puede ejercerse a nivel personal: Estaría ya otorgando la licencia para matar a personas concretas, que serían verdugos para aplicar la pena de muerte a personas inocentes.

    No, Antón: El problema del holocausto nazi y el problema de la pretendida eugenesia no radica en cuestiones de estado sino éticas. No basta que un ente político o jurídico legitime un acto (Aun cuando sea ante al mayoritario consenso) para que éste esté bien.

    Como muy bien dicen los de Abel, “los padres no son jueces” para sentenciar a sus hijos. Y en este reconocimiento está su grandeza. Les admiro, como admiro a su hijo, de quien decían que tendría una limitadísima inteligencia, pero basta un minuto hablando con él para comprobar todo lo contario: Tiene una inteligencia deslumbrante. Con menos de tres añitos ya se le nota, porque habla y razona fenómeno. El 90% del diagnóstico fue una pifia en este caso. Si lo hubieran abortado, no lo habrían sabido nunca.

    Y luego hay otra cosa: Abel y sus padres se quieren con locura, disfrutan cada momento de su vida y la enfermedad nunca ha sido un obstáculo, sino algo que les aúna aún más. O sea, que de infierno, nada. Antón: Que “con-pasión” es esta, en que no tienes tú la misma pasión que ellos?, desde luego, no es la que pueda llevar a aconsejar nada, porque ni siquiera les entiendes.

  24. Dice Antón:

    “Defendo o dereito destes padres a te-lo seu fillo, pero non entendo que se pretenda impoñer este inferno a quen non quere, que é o que moitos dos comentaristas defenden.”

    ¿Acaso el hijo le ha dicho que no quería existir? Dejando de lado que esta decisión (la de existir) no es nuestra ni podemos cambiarla, prima el hijo sobre el deseo de los padres. Nadie ha de imponer nada, sino exigir que lo acepten. La vida no es lo que nosotros queremos por ser agradable, sino lo que nos toca vivir.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]