"Tienen el poder de llevar la guerra al mundo o de construir la paz"

Una carta de la Madre Teresa por la paz

Tal día como hoy, en 1997, moría la Madre Teresa de Calcuta, una de las personas más brillantes y buenas de las que vivieron en un siglo arrasado por el mal y por las guerras. El 2 de enero de 1991, a las puertas de la Guerra del Golfo, la Madre Teresa escribía a George W. Bush y a Sadam Hussein una carta que viene muy bien leer en estos momentos.

Firma: Señor Obama: No a otra matanza en Siria
Obama pretende armar en Siria a un hatajo de decapitadores y caníbales
¿Tú nunca has visto a un ángel?

Yo no me considero un pacifista. Creo que si un país quiere vivir en paz tiene que estar preparado para la guerra, pues a veces no hay otro camino que ése para recuperar la paz. Eso sí, no soy pacifista pero tampoco un belicista. Me pregunto cuánto dolor se evitaría si hiciesen caso a las palabras de esta gran mujer quienes tienen el poder de parar de poner fin al conflicto en Siria, empezando por Bashar al-Asad y los rebeldes sirios -que no tienen nada que envidiar en salvajismo a su oponente- y también quienes ahora pretenden -sin el aval de la ONU y en un cruce de acusaciones sobre el uso de armas químicas- resolver con bombardeos y durante 90 días una guerra civil iniciada a comienzos de 2011 y que ya ha costado decenas de miles de muertos, entre ellos numerosos civiles, niños incluidos. En lo que llevamos de siglo Occidente se ha visto implicado de lleno en dos guerras, Afganistán e Irak, y en la segunda de ellas también se utilizaron las armas de destrucción masiva -que nunca aparecieron- como justificación para el ataque. A las muertes y el sufrimiento generados en esos países hay que sumar los desplazados, los miles de cristianos que han tenido que exiliarse, las miles de familias de combatientes de numerosos países -entre ellos España- destrozadas por las pérdidas de sus seres queridos, además de miles de jóvenes heridos, quemados y mutilados. La guerra siempre es el último recurso, y me choca que algunos sigan contemplándolo como un medio al que cabe acudir con tantas prisas como está demostrando Obama, paradójicamente obsequiado con el Premio Nobel de la Paz en 2009.

Esto es lo que decía la carta de la Madre Teresa:

Acudo a ustedes con lágrimas en los ojos y con el amor de Dios en el corazón, para rogarles por los pobres y por los que se convertirán en pobres si la guerra que todos tememos estalla. Les imploro con todo mi corazón que trabajen, que trabajen duro por la paz de Dios y por reconciliarse.

Ambos tienen argumentos que presentar y un pueblo que cuidar, pero primero por favor escuchen a Aquel que vino al mundo para enseñamos la paz. Tienen el poder y la fuerza para destruir la presencia y la imagen de Dios, a Sus hombres, a Sus mujeres y a Sus niños. Por favor escuchen la voluntad de Dios. Dios nos ha creado para ser amados por Su amor y no para ser destruidos por nuestro odio.

A corto plazo puede haber ganadores y perdedores m esta guerra que todos tememos, pero ello nunca puede, nunca podrá justificar el sufrimiento, el dolor y la pérdida de vidas que provocarán sus armas.

Acudo a ustedes en nombre de Dios, del Dios que todos amamos y compartimos, para suplicar por los inocentes, nuestros pobres del mundo y aquellos que se convertirán en pobres debido a la guerra. Son ellos los que sufrirán más porque no tienen forma de escapar. Imploro de rodillas por ellos. Ellos sufrirán y nosotros seremos los culpables por no haber hecho todo lo que estaba en nuestro poder para protegerles y amarles. Les suplico por los que se quedarán huérfanos, las que se quedarán viudas y los que se quedarán solos, porque sus padres, maridos, hermanos e hijos han sido matados. Les suplico que por favor los salven. Les suplico por los que quedarán inválidos y desfigurados. Son los hijos de Dios. Les suplico por los que se quedarán sin casa, sin comida y sin amor. Por favor piensen en ellos como si fueran sus hijos. Finalmente, les suplico por los que perderán lo más valioso que Dios nos pueda dar, la vida, que es será arrebatada. Les suplico que salven a nuestros hermanos y hermanas, suyos y nuestros, porque han sido dados a nosotros por Dios para que les amemos y les queramos. No nos corresponde destruir lo que Dios nos ha dado. Por favor, dejen que sus mentes y su voluntad sean la mente y la voluntad de Dios. Tienen el poder de llevar la guerra al mundo o de construir la paz. Por FAVOR ESCOJAN EL CAMINO DE LA PAZ.

Mis hermanas, nuestros pobres y yo estamos rezando tanto por ustedes. El mundo entero reza para que abran sus corazones a Dios con amor. Quizá ganen la guerra pero ¿Cuál será el precio para las personas destrozadas, mutiladas y desaparecidas?

Apelo a ustedes—a su amor, a su amor por Dios y por sus semejantes. En el nombre de Dios y en el nombre de aquellos a los que ustedes harán pobres, no destruyan la vida y la paz. Dejen que triunfen el amor y la paz y que sus nombres sean recordados por el bien que han hecho, la alegría que han repartido y el amor que han compartido.

Que Dios les bendiga, ahora y siempre.

Dios les bendiga,

M. Teresa M. C.

P.D.: el Papa Francisco ha convocado para este sábado día 7 una jornada especial de ayuno y oración por la paz en Siria y Oriente Medio. A los que seáis creyentes, sea cual sea vuestra religión, os animo a participar con vuestras oraciones en esta jornada. Ojalá consigamos evitar, entre todos, que el conflicto en Siria vaya a peor. También os animo a firmar la alerta lanzada por HazteOir.org para pedirle a Obama que no desate otra guerra.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 3.800

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. pacococo

    Elentir, hay una primera cuestión, que en mi humilde opinión, has considerado mal. Colocas en plano de igualdad al gobierno de Siria y a los llamados rebeldes.

    No hay tales rebeldes o al menos son muy minoritarios. Se trata de mercenarios financiados por las monarquías corruptas del Golfo, muchos de ellos engañados diciendoles que van a luchar contra Israel.

    Por contra, el gobierno de Siria, con todos sus defectos, es aceptado por la inmensa mayoría de la gente y la prueba es que los terroristas sólo dominan el terreno que pisan y si no fuera por la información de los satélites useños, estarían liquidados hace mucho.

    No podemos caer en lo mismo que cae el ciudadano, el bien intencionado ciudadano useño: y es pensar que la democracia es la panacea y es aplicable en todas partes. Eso es falso y muy especialmente en sociedades patriarcales y tribales. En Siria aún predomina mucho el concepto de tribu, con lo cual los de una tribu no van a votar a un candidato, por bueno que sea, de otra tribu. Y si una parte de los ciudadanos se autolimitan en la posibilidad del voto, es una democracia inutil.

    La carta es un modelo de carta, pero que cayó en el vacío, lo mismo que caerá en el vacío cualquier iniciativa similar por parte de cualquier religioso, sea una monja o sea el Papa.

    La razón es muy sencilla, los contendientes odian todo lo que signifique católico. Exactamente igual que entonces, no se pueden hacer apelaciones a Dios a personas que son ateas, en el mejor de los casos o directamente odian a Dios.

    Lo único efectivo es la oración y que Dios intervenga directamente, porque los contendientes, especialmente el Sr Obama, no sólo no va a hacer caso de lo que diga el Papa, sino que hará lo contrario.

  2. Israel

    ¡Que complicado es opinar sobre este conflicto!. Personalmente siempre he creído que la paz, en si misma, no es un bien si no va acompañada de justicia. Se puede (o se debe), según el Evangelio, ofrecer la otra mejilla, pero, a veces, con ello sólo consigues retrasar lo inevitable. Por otro lado siempre se ha dicho que “nunca te metas en una guerra si no sabes quien quieres que la gane”.
    Algunos opinan que la paz se podría conseguir con una intervención internacional. Yo creo que se podría conseguir que una de los partes aplastara a la otra, pero ¿la Paz?… No creo. Por otro lado, en este conflicto no se sabe (al menos yo no no lo creo) de parte de quien está la justicia.
    En fin: que comprendo el llamamiento a la paz del Papa Francisco, pero, a la vez, doy gracias a Dios por no ser en estos momentos Presidente de USA o de cualquier otro país (aunque, eso si, les envidio el sueldo).

  3. CRISTINA

    Un punto:Teresa habla de Dios,no del Dios católico,y cuando se metió en un entrevero entre musulmanes y budistas,exigiendso que primero se retirara a los niños,pasando ella misma con los chicos,mujeres y personas minusvalidas,ambos se retiraron con pasmo.Los musulmanes-al menos los de antes-tienen dignidad y un enorme sentido del honor.Y esta mujer que es muy valiente y a la vez piadosa para ellos eleva su orgullo y condescienden a escucharla y obedecerla.<No lo harían ciertamente ante las armas o la prepotencia de otros.Cuidado con el poder que tiene esa mujer arrugada y pequeña frente a un guerrero árabe.La falta de conocimniento de su caracter es lo que ha llevado a guerras equivocadas.Y sobre la pureza de las intenciones de Ashad,la corto con esto:delante de su dilecto amigo-y vendedor de armas-aceptó rápidamente que tenía armas químicas y aceptó tambien deshacerse de ellas.Qué gobernante con la aceptacion de su pueblo se hace de armas quimicas?Para qué las quiere?El gas Sarín se usó en la primer Guerra Mundial y tambien fue el elemento usado para gasear a la gente en los campos de concentracion alemanes.LO siento.No creo en losalegatos de que es un gobernante democratico.Am,ado,sí,pero es costumbre ahi cortar cabezas-lo que no está tan mal,viendolo desde su optica.Pero un arma quimica se puede llevar en la palma de la mano y matar millones.Hay que pensar antes de hablar
    .

  4. Cristina: “Teresa habla de Dios,no del Dios católico”

    He dejado de leer ahí. Pero a ver, ¿es que te crees que la Madre Teresa consideraba que la Iglesia creía en un Dios y ella en otro Dios distinto? En fin… Vaya cosas que hay que leer.

    Por cierto, un apunte: después de cada signo de puntuación, hay que dejar un espacio, sino el texto resulta muy dificultoso de leer.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.