Uno de los fundadores del lobby, Bernard Nathanson, reveló todas sus trampas

Google veta anuncios provida a petición de un lobby abortista que falseaba estadísticas

LifeNews informaba ayer de la decisión de Google de vetar anuncios de centros provida que ofrecen ayuda a las mujeres embarazadas para que no aborten. Con este veto Google cede ante una campaña del lobby abortista ‘Naral pro choice’ para censurar esos anuncios. Con esta decisión la compañía californiana no deja más ‘elección’ a la mujer embarazada que la de abortar. Pero lo más llamativo es el argumento dado por Google para este veto.

Firma: Pide a Google que deje de vetar anuncios provida
Google no permite decir “abortar es matar” en sus anuncios, pero sí admite abortorios
Nathanson: adiós a un “rey del aborto” que se volvió provida
Elena Valenciano recurre a estadísticas manipuladas para defender el aborto

Google censura resultados para satisfacer los deseos del lobby abortista

Según Google, sus políticas de anuncios requieren que sean “fehacientemente soportables”, así como veraces y exactos. Naral lanzó su petición de censura a Google tachando de “engañosos” los anuncios provida, afirmando que cuando introduces la expresión “abortion clinic” en el buscador, el 79% de los anuncios son de centros de ayuda a las mujeres embarazadas para que no aborten. En resumen: Naral no quiere que a las mujeres se les ofrezcan alternativas al aborto porque para Naral la única ‘elección’ aceptable es abortar. En su web ofrece listas de abortorios pero no hay ni una referencia a centros que ayudan a mujeres embarazadas a tener a sus hijos. Y es que por cada niño que nace, quienes están detrás de Naral pierden una clienta.

Uno de los fundadores de Naral fue Bernard Nathanson, ‘el rey del aborto’

Las tácticas que ha usado Naral para presionar a los legisladores contra los derechos de los niños por nacer fueron descritos por uno de los fundadores de esa organización, el doctor Bernard Nathanson, propietario del Center for Reproductive and Sexual Health (CRASH), el abortorio más grande del mundo. Él mismo aseguró ser el responsable de la muerte a 75.000 niños y niñas por nacer. Se le llegó a conocer como “el rey del aborto”. En 1972 dimitió de sus cargos en Naral tras ver la muerte de un bebé nonato por aborto provocado mediante imágenes de ultrasonido.He abortado a los hijos no nacidos de amigos, colegas, conocidos e incluso profesores. Llegué incluso a abortar a mi propio hijo, declaró.

“Tras 3 ó 4 años de estudiar al feto me hice provida”, dijo Nathason. “Cuestioné el aborto con conferencias e hice dos películas. En una se veía un aborto real, un niño de 12 semanas aspirado hasta la muerte. Se veía cómo le succionaban brazos y piernas, se rompía el tórax, etc., era muy fuerte. Los proabortistas dijeron que era un montaje. Yo les he animado siempre a que, si piensan así, que hagan ellos su propia película de un aborto real, con sus propias imágenes. Nunca lo han hecho, porque saben muy bien lo que se vería.” Su película, “El grito silencioso”, incluye imágenes de un aborto que él mismo perpetró cuando era propietario del citado abortorio.

Confesó que se inventaban las estadísticas y manipulaban encuestas

Tras abandonar Naral, Nathason reconoció que en dicho movimiento se inventaban sin más las estadísticas que usa para promover la legalización del aborto provocado, engordando las cifras de muertes por abortos clandestinos: “Hablamos de 5.000 a 10.000 muertes al año… Confieso que yo sabía que las cifras eran totalmente falsas… Era una cifra útil, ampliamente aceptada, así que ¿para qué molestarnos en corregirla con datos veraces?” En su libro “Aborting America” (1979) expuso las trampas y mentiras que lanzaron desde Naral para conseguir la legalización del aborto en EEUU. En una carta escrita por él resumía estas trampas:

“Nuestro primer gran logro fue hacernos con los medios de masas; les convencimos de que la causa proaborto favorecía a un avanzado liberalismo y sabiendo que en encuestas veraces seríamos derrotados, amañamos los resultados de supuestas encuestas y los publicamos en los medios; según ellas el 60% de los norteamericanos era favorable a la implantación de leyes permisivas del Aborto. Fue la táctica de exaltar la propia mentira y conseguimos un apoyo suficiente amañando el número de abortos ilegales que se producían anualmente en EEUU. Esta cifra era de 100.000 aproximadamente, pero la que reiteradamente dimos a los “media” fue de 1.000.000. Y una mentira lo suficientemente reiterada la hace verdad el público.

Reconoció que fomentaron el anticatolicismo para favorecer sus intereses

También jugaron la carta de fomentar el anticatolicismo para promover el aborto, como hace la izquierda en España: “Vilipendiamos sistemáticamente a la Iglesia Católica, calificando sus ideas sociales de retrógradas; y atribuimos a sus Jerarquías el papel del “malvado” principal entre los opositores al Aborto Permisivo.”

Y los medios daban difusión a esas mentiras y manipulaciones: “Los medios reiteraban que la oposición al aborto procedía de dichas Jerarquías, no de los católicos; y una vez más, falsas encuestas “probaban” reiteradamente que la mayoría de los católicos deseaban la reforma de las leyes antiaborto. Y los tambores de los medios persuadieron al pueblo americano de que cualquier oposición al aborto tenía su origen en la Jerarquía Católica y que los católicos probaortistas eran los inteligentes y progresistas. El hecho de que grupos cristianos no católicos, y aún ateos, se declarasen Pro Vida, fue constantemente silenciado.

El tercer paso: negar las evidencias científicas sobre el no nacido

Y tras las cifras falsas y los ataques a la Iglesia Católica, llegó la censura y descalificación de evidencias científicas: “La tercera táctica fundamental fue denigrar o ignorar, cualquier evidencia científica de que la vida comienza con la concepción, declaró Nathanson. ¿Os suena esta estrategia? Basta con ver los burdos argumentarios de los abortistas españoles para encontrarnos con las secuelas de esas rastreras prácticas puestas en marcha por Naral.

Lo último: censurar a quienes ayudan a las mujeres para que no aborten

Hoy la organización que él fundó continúa con sus prácticas rastreras, negando toda secuela perjudicial del aborto en la mujer, negando la humanidad del hijo por nacer, y ahora también imponiendo la censura a centros que ofrecen ayudas a las mujeres para que no maten a sus hijos no nacidos. Y en el colmo de la burla a la razón y a la verdad, Google justifica esta censura apelando a la “veracidad”.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 2.900

Comentarios (Facebook):

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

  • […] LifeNews informaba ayer de la decisión de Google de vetar anuncios de centros provida que ofrecen ayuda a las mujeres embarazadas para que no aborten. Con este veto Google cede ante una campaña del lobby abortista ‘Naral pro choice’ (fundada por el ex ginecólogo abortistas Nathanson y despues padre del movimiento ProVida) para censurar esos anuncios. Con esta decisión la compañía californiana no deja más ‘elección’ a la mujer embarazada que la de abortar. Pero lo más llamativo es el argumento dado por Google para este veto. Google no permite decir “abortar es matar” en sus anuncios, pero sí admite abortorios.  Google censura resultados para satisfacer los deseos del lobby abortista. Outono.net […]

Comentarios (Blog):

  1. Jandro

    Gracias por el resumen-recuerdo de la actividad de Bernard Nathanson, toda una referencia para desenmascarar las sucias prácticas de los abortorios.

    En cuanto a esta triste noticia, ¿no se prepara ninguna alerta en CitizenGO, o incluso en Change.org, para exponer nuestro malestar a Google ante una claudicación tan obscena?

  2. En Change.org no les veo lanzando una campaña contra Google por esto. Change es un portal progre.

    En cuanto lancen una en CitizenGO lo anunciaré aquí.

  3. Maria Gonzalez Saudino

    No hay ignorancia: hay maldad. Ahí está muy activa la masonería que es sinónimo de satanás. Esto no es una leyenda urbana. El fin único de esta secta diabólica es la destrucción de la Iglesia, de la familia natural; del humanismo cristiano y de cualquier valor de caracter espiritual propio del ser humano. Si no rectifican, campaña cpntra google ynnuebo buscador.

  4. No me extraña eso nada de Google.

  5. rzayas

    Pues aquellos que usamos Google apps en nuestras empresa y/o universidades (ej. Univ de Navarra) deberíamos dejar de usar dicho producto (que tiene beneficios para ellos)

    Yo ya estoy buscando otra alternativa.

  6. CitizenGO ya ha lanzado su alerta sobre este veto en Google:
    http://www.citizengo.org/en/6771-demand-google-stop-banning-pro-life-ads

    La añado a la entrada.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación. [Abrir emoticonos] [Configura tu icono personal]