La Isla Mínima

Esta tarde he visto esta película de cine negro estrenada la semana pasada, dirigida por Alberto Rodríguez, producida por la Warner y ambientada en la España de 1980.

No soy aficionado al cine negro, pero esta vez decidí hacer una excepción porque esta película ha sido muy bien acogida por la crítica. Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez se meten -y muy bien- en el papel de dos policías con ideas políticas muy distintas, destinados a investigar la desaparición de dos chicas en una zona rural del sur de España. La ambientación es excelente, la fotografía de matrícula de honor -hay momentos, como cuando uno de los policías se queda cara a cara con dos aves, que son como para hacer un cuadro-, y la historia está muy bien hecha… y lo que es mejor: deja cabos sueltos. Sinceramente, me cansan un poco las películas policiacas que dejan todo resuelto. La realidad, lamentablemente, no suele ser así.

Ciertamente, estamos ante una película muy buena, pero puestos a ponerle reparos, el director pudo ahorrarse ciertas escenas bastante escabrosas… A la película, cinematográficamente hablando, se le puede dar un sobresaliente, pero me he vuelto a casa con el estómago revuelto. Os desaconsejo que vayáis a verla si vais con niños o si sois personas muy sensibles.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.