Por primera vez son mayoría los gallegos que sólo hablan en gallego 'a veces'

La Galicia oficial es monolingüe en gallego, pero la real es bilingüe y abraza el español

El Instituto Gallego de Estadística ha publicado hoy datos del INE sobre el uso del gallego, correspondientes al año 2011 y que revelan un cambio significativo en los usos lingüísticos de esta comunidad: por primera vez son mayoría los que hablan el gallego sólo a veces (un 45%) frente a los que lo usan siempre (un 44%). El porcentaje de gallegos que hablaban siempre en lengua gallega era del 57% en 2001, con un 30% que sólo lo usaba a veces.

«La Toja no existe» y otras 7 tonterías muy habituales sobre los topónimos de Galicia
Galicia Bilingüe desmonta las trolas de la Normalización Lingüistica con un juego

El uso del español es dominante en la Galicia urbana

Significativamente, el porcentaje de gallegos que sólo usa el español, un 13% en 2001, sólo había caído un par de puntos en 2011: un 11%. Una variación mucho menor que la caída de 12 puntos de monolingües en gallego, ciertamente. En la mayoría de las ciudades gallegas esa tendencia, de hecho, es mucho más acusada. A modo de ejemplo:

  • Ferrol es la ciudad menos gallegohablante: hay un 23% de monolingües en español frente a un 12% de monolingües en gallego, con un 65% que sólo usa el gallego a veces.
  • La Coruña es la segunda ciudad con más hispanohablantes: un 21% de los coruñeses son monolingües en español frente, un 16% son monolingües en gallego y un 63% sólo usa el gallego a veces.
  • Tanto en Vigo como en Pontevedra (ésta gobernada en minoría por el BNG) el español sigue siendo la lengua dominante: los monolingües en español, un 20%, superan a los monolingües en gallego, un 15%. Igual que en Ferrol, la amplia mayoría de los habitantes de las dos ciudades de las Rías Bajas, un 65%, sólo habla gallego a veces.
  • Lugo y Orense con las capitales de provincia con más monolingües en gallego: un 33% y un 34%, respectivamente. No obstante, en Lugo hay un 12% de monolingües en español, en Orense un 11% y en ambas ciudades hay un 55% que sólo usa el gallego a veces.
  • Santiago es la ciudad con más monolingües en gallego: un 44%. Pero incluso así, un 8% se sus residentes sólo habla español y un 48% sólo usa el gallego a veces.

Coinciden los usos lingüisticos, la densidad de población y el envejecimiento

A nivel de comunidad, el mapa del uso del gallego por localidades (izquierda) coincide como un guante con el mapa de densidad de población (centro) y el de envejecimiento demográfico (derecha):

Obsérvese que el gallego es más usado en las zonas con menos densidad de población (el rural) y con mayor envejecimiento. En las zonas urbanas y más jóvenes el español es la lengua dominante con diferencia. Lo que revelan estos datos deja en muy mal lugar a las políticas lingüísticas que vienen desarrollando los distintos gobiernos autonómicos, tanto los del PP como los del PSOE y BNG, bajo el engañoso título de la «normalización lingüística». De poco han servido el desmesurado gasto en promoción del gallego, el uso a nivel oficial del gallego como única lengua -algo inconstitucional, dicho sea de paso-, las políticas para imponer el gallego en la escuela e incluso para privilegiarlo en concursos públicos. Se hicieron ésas y otras cosas con el teórico objetivo de «prestigiar» el gallego, de aumentar su número de hablantes y de conseguir que en Galicia fuesen mayoría los gallegos que hablan lo que el Estatuto de la comunidad define como «lengua propia de Galicia», como si los gallegos hispanohablantes fuésemos un error que se debía corregir, una anormalidad que había que rectificar en nombre de la «normalización».

¿Para qué ha servido la abusiva «normalización lingüística» en Galicia?

Es abusivo intentar cambiar los hábitos lingüísticos de una sociedad en un país democrático a golpe de leyes y decretos, simplemente porque determinados políticos consideran, por motivos ideológicos, que la mayor parte de los gallegos hablamos una lengua que no es la correcta. Además de ser algo estúpido, esa ingeniería lingüística sólo ha servido para amargarle la vida a miles de escolares, a sus familias, a profesionales que se ven discriminados por usar el español y a otros sectores sociales, entre los que cabe citar a los turistas del resto de España que vienen a nuestra comunidad, que es parte de España, y se encuentran con el hecho absurdo de que el español ha sido desterrado de la señalización vial, de los rótulos oficiales y de casi toda la documentación que publican las administraciones públicas, algo que desincentiva a cualquier habitante del resto de España a venirse a vivir a una Galicia cada vez más envejecida.

El gobierno de Feijóo y su TV pública maquillan con descaro los datos

Pero lejos de reconocer este fracaso, lejos de rectificar estas políticas discriminatorias y liberticidas, la Xunta de Galicia ha decidido manipular el resultado afirmando que el informe del INE «revela que un 89,1% da población usa el gallego en mayor o menor medida en su vida diaria». Según la Consejería de Educación, «los datos son positivos y muestran la fortaleza de la lengua propia de Galicia». Y se quedan tan anchos los tíos. En la misma línea, la Televisión de Galicia, que pagamos todos los gallegos hablemos la lengua que hablemos, se unía hoy al autobombo de la Xunta e incluso se atrevía a soltar lo siguiente: «queda casi un 11% que no habla nunca gallego. Algo que parece tener aún mucha influencia en la rotulación de las ciudades.» ¡Pero si la rotulación oficial es toda en gallego! Los gallegos hispanohablantes pagamos impuestos para que a nivel oficial nos traten como extranjeros en nuestra propia tierra, e incluso así la terca realidad bilingüe de nuestra sociedad acaba por imponerse a los deseos identitarios y a los abusos «normalizadores» de la clase política. Pero en vez de reconocer esa realidad, a nivel oficial tratan a los hispanohablantes como un virus al que hay que erradicar. Que alguien me explique, en fin, qué diferencia hay entre esta actitud hostil del PP de Galicia a la lengua que hablamos la mayoría de los gallegos y la que sostienen el BNG o el partido de Beiras, porque cada vez me cuesta más distinguirlas.

¡Suscríbete gratis a este blog! Ya somos más de 4.000

Comentarios (Facebook):

AVISO: el incumplimiento de las Normas de Participación podrá dar lugar al bloqueo del infractor, de tal forma que sus comentarios quedarán ocultos para los demás lectores.

Enlaces desde blogs, webs y agregadores:

Comentarios (Blog):

  1. Pelayo

    Una consecuencia de la asociación del gallego con la imposición, el fanatismo, el chanchullo y la subvención.

  2. Sin entrar en política, sólo analizando los datos, la conclusión es reveladora: la normalización no funciona para los fines que dice perseguir.

    En mi opinión, de hecho, la normalización provoca una politización del uso del gallego que perjudica al gallego. Si de verdad dicen que les importa el idioma gallego, que lo dejen en paz y que lo dejen de utilizar como arma.

  3. paco prieto

    la culpande todo ésto la tienen QUIENES CEDIERON LA EDUCACION A LAS AUTONOMIAS, que crearon ANTIESPAÑOLES DESDE PARBULITOS, LUEGO CON LA L.O.G.S.E EN LOS COLEGIOS…
    ¡¡qué barbaridad de errores llevan cometiendo los impresentablesd que nos han gobernado, de todas las idelogogias, no se salva ni el gato¡¡¡ ¡¡todos han sido culpables¡¡ Y A LARGA SE PAGA…¡¡vaya si se paga¡¡¡

    en galicia, no conocen quienes FUERON REALMENTE: Casares Quiroga, Portela Valladares,ni tanta gente que, tanto daño le ha hecho no sólo a Galicia, sino a toda España en general.
    y la prueba está en qué votan en los pueblos y aldeas… A LA DESCEREBRADA EXTREMA IZQUIERDA.
    y así les va, nos va y peor aun: ¡¡NOS SEGUIRA YENDO A TODOS EN GENERAL¡¡

  4. Precisamente eso, Pablo, lo he señalado yo desde este blog en varias ocasiones. Tanto dicen amar al gallego y al final se lo están cargando al usarlo como arma política. Y ahora, claro, pedirán más imposición, porque para ellos el medicamento de la imposición nunca es malo, simplemente falla la dosis.

  5. A Galicia oficial non fala galego, senón galegués ou galizo, o deturpado normativo, o das normas da deriva cara ó portugués, non aceptado pola sociedade aínda que tenten impoñelo pola forza coa súa política de inmersión zafia.
    O galego da Galicia real, a lingua da oralidade, é outra cousa moi distinta, traicionada polas diversas instituciós que deberían extinguirse ó non teren dereito a modifica-la fala ou acabaren coela.
    Noraboa polo post.

  6. Pedro Larrauri (Vigo)

    Me hace gracia el concepto de usar gallego «ás veces». Me da la impresión de que aplicando ese criterio la mayoría de los habitantes de Galicia hablamos (a veces) mayoritariamente en inglés (Ok?)
    La gran mayoría de los gallegos que vivimos en Vigo somos castellano hablantes (algunos estudios hablan del 80%, y en uno de la Universidad de Vigo encontraban que el 29% de los vigueses tiene problemas para entender el idioma gallego, y a pesar de eso los políticos locales y autonómicos se empeñan en seguir usando sólo el gallego).
    Creo que la mayoría de los gallegos no consideramos el gallego como lengua propia (aunque lo sea de Galicia porque lo dice el estatuto, pero los territorios no hablan, habla cada persona, por lo que es impropio decir que Galicia tiene una lengua propia). Que seamos la mayoría lo deduzco de aquella encuesta que hizo la Xunta el año 2009 o 2010 sobre el idioma habitual de los niños al llegar al colegio: 60 % castellano, 20% gallego, 20% ambos: pero aquellos datos no gustaron y no se difundieron, y parecen contradictorios con este estudio del IGE.
    Incluso gente que siempre habló gallego se siente incómoda con el neogallego políticamente correcto que algunos políticos y gallegistas han inventado y que ellos y los nacionalistas y los dependientes de subvenciones, profesores y culturetas «da terra» (quizais os demais sexamos da lúa ou de marte e aínda non nos decatamos…) defienden.
    Y por supuesto que el PP gallego, además de la mentira expresa ytraición de Feijóo (que prometió libertad, preguntar a los padres y respetar la lengua materna en la enseñanza), es impositor de una lengua que en la práctica consideran la única oficial de Galicia, la única que hablan en el parlamento, en las instituciones, en la cultura oficial, en la RTVG, etc. Ni siquiera el PP gallego cumple en sus leyes el programa del PP nacional, pero que los políticos mientan ya no soorprende a nadie.
    Un saludo.

Opina sobre esta entrada:

Al pulsar 'Enviar' aceptas las Normas de Participación.